Monge, obispo e inquisidor

Y su falta de vergüenza llega al extremo de decir que autorizar el espectáculo en su diócesis significaría “una falta de respeto por la libertad de creencias”. Hay que ser muy cínico, de dimensión episcopal, naturalmente, para mencionar la libertad de creencias, cuando la Iglesia catolicorromana se ha pasado veinte siglos persiguiendo a muerte a quienes profesaban otras creencias

Leer más