Iñaki Alrui*. LQSomos. Febrero 2018 No es difícil hablar de represión en el estado español. Raro es el día que no tengamos el anuncio del procesamiento de un cantante, o la acusación de un delito de odio (¿?) a un tuitero, o el procesamiento a un colaborador del referéndum 1-O, o… España dispone de una amplio Código Penal, salvaje y elásticamente punitivo para reprimir cualquier intento de disidencia, un país que castiga la palabra, la expresión. En esa “Marca España” represiva, cuesta entender todavía más el caso de Alberto Cañedo, exalcalde de Carcaboso, un pequeño municipio de Extremadura. Y cuesta…
Continuar leyendo