Argot o jerga carcelaria

El argot surge como una lengua propia, una especie de autoafirmación del colectivo al que se pertenece y que confiere un cierto “poder” entre quienes lo ejercen, no es un producto misterioso o esotérico, sino algo necesario para defenderse y sobrevivir en el interior de las cárceles. Se dio en llamar ARGOT CARCELARIO, una especie de lengua secreta o críptica, producto del carácter secreto o marginal del grupo o personas que lo utilizaban

Leer más