Diálogos contra la represión

Redacción. LQS. Junio 2018

El pasado sábado 23, se celebró un acto de Madrileñ@s por el Derecho a Decidir en el popular barrio de Orcasitas. Un acto por la Libertad de Expresión, contra la represión y por la libertad de l@s presos politic@s.

Nuestro amigo y compañero «Pano»  realizo una serie de entrevistas en audio a algún@s de los participantes en el acto, y también a Paul, el padre de Nahuel qué será juzgado durante los días 26, 27 y 28 de junio. Recordamos que Nahuel, fue victima de la operación policial “Ice”, paso en prisión PREVENTIVA dieciséis meses, escuchemos a Paul:

Escucha»paulpadrenahuelmp3″ en Spreaker.

Otra persona entrevistada es Esther de Alcázar, que vino al acto desde Catalunya, para acercarnos la situación política actual de la zona. Miembro de Lucha Internacionalista y parte de las CUP:

Escucha»entrevistaluchainternacionalista» en Spreaker.

Andrés Bódalo también habló con «Pano», contándole su situación actual en su tercer grado penitenciario, además de explicar la explotación y semiesclavitud en el mundo de la recogida de la fresa:

Escucha»bodalo0rcasitasmp3″ en Spreaker.

Por ultimo la entrevista con Nekane, una madre de los jóvenes de Altsasu. Nekane nos habla del juicio, lleno de incoherencias, de la petición de condenas, los recursos, y del castigo añadido a los familiares con la dispersión lejos de casa, y lo que se significan los viajes y las visitas a tanta distancia:

Escucha»entrevistamadrealtmp3″ en Spreaker.

Media hora larga de palabras y opiniones por la libertad y contra la represión.
Gracias «Pano»!
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Anna Gabriel, si hace falta pedirá asilo político

Redacción*. LQS. Febrero 2018

No hace falta que vaya ante el juez, yo no he cometido el delito de rebelión, creo que es necesario que esté aquí para denunciarlo. Es duro dejar mi país y mi familia, no es una elección fácil ni alegre

Anna Gabriel explica en la televisión suiza que, si hace falta, pedirá asilo político

La ex-diputada de la CUP Anna Gabriel se queda en Suiza y mañana no piensa ir a declarar al Tribunal Supremo español. Lo ha anunciado en esta entrevista en el diario suizo Le Temps. Y en otra en la televisión RTS ha explicado los primeros pasos de su estrategia de defensa y de sus intenciones en Suiza, donde prevé instalarse y trabajar. Dice que si la justicia suiza aceptara una petición de extradición de la justicia española, pediría asilo político.

‘No hace falta que vaya ante el juez, yo no he cometido el delito de rebelión, creo que es necesario que esté aquí para denunciarlo. Es duro dejar mi país y mi familia, no es una elección fácil ni alegre’. Y añade: ‘Yo no iré a Madrid. Existe la posibilidad de que el mismo miércoles el juez anuncie que pide mi extradición y será Suiza quien tendrá que decidir qué hace conmigo. He considerado con mis abogados que la extradición sería ilegal porque no hay ninguna base para sostener que yo haya cometido ningún delito y, en cambio, se puede defender con todo fundamento que hay una persecución política. Hay muchas manifestaciones y declaraciones de los tribunales, de la policía, de jueces… que indican que no es un tribunal imparcial y que esto es una persecución política. Y Suiza no acepta la extradición de personas que son perseguidas políticamente, como es mi caso.’

Finalmente, declara que si Suiza aceptara la extradición ‘podría entrar a la prisión aquí en Suiza a la espera de ser extradida.’ Y añade que pediría el asilo si fuera necesario: ‘De momento, no lo he pedido. Si me quedo aquí miraré de retomar mi actividad académica. Soy profesora de derecho en la Universidad de Barcelona y he venido aquí a trabajar y a instalarme. Y si no lo puedo hacer porque me piden la extradición, pediré el asilo político.’

* Nota publicada en Villaweb

Urnas son amores. Derecho a decidir

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

La A.N. ordena la detención del concejal de las CUP, Joan Coma

libertad-dexpressio-lqsomosRedacción/Agencias. LQSomos. Diciembre 2016

El concejal de la CUP, Joan Coma, ha sido detenido en Vic (Barcelona) por los Mossos d’Esquadra por orden de la Audiencia Nacional, según informaba él mismo a través de su cuenta de Twitter.


Joan Coma está acusado por la Fiscalía de un presunto delito de incitación a la sedición en un pleno municipal. Se negó a acudir ante la Audiencia Nacional el pasado mes de octubre en relación con esta acusación cuando fue citado a declarar por ello y hoy ha sido arrestado por los Mossos.

Ya detenido, Coma ha podido enviar un mensaje de voz, difundido por la CUP en las redes sociales, en el que el regidor indica que «hace poco que la Policía me ha detenido y me están trasladando a Madrid contra mi voluntad», mientras asegura estar «bien, tranquilo y muy sereno».
En el mensaje, el concejal asegura que «el problema no lo tengo yo ni nosotros, sino ellos, todos aquellos que quieren ganar en los juzgados aquello que solo se puede resolver democráticamente», y añade que «seremos nosotros, independentistas y no independentistas, los que decidiremos en las urnas el futuro de nuestro pueblo, si hace falta, sin permiso».

#SomJoanComa    #LlibertatJoanComa

La gran mentira sobre el caso Joan Coma
«A nosotros no se nos ocurriría nunca ganar la independencia en los juzgados»
– El Síndic de Greuges denuncia en un informe la “persecució sistemàtica” de la llibertat d’expressió en la imputació de Joan Coma
Un expolicia franquista rere la detenció del regidor de Vic Joan Coma
Clam a Vic per Joan Coma

Un trabajador orgulloso de haber dicho NO a los presupuestos de la Generalitat

cup-no-apoya-los-presupuestos-2016-LQSomosToni Granados*. LQSomos. Junio 2016

Se han escuchado voces en la CUP-CC contra la decisión tomada en nuestros organismos para mantener la enmienda a la totalidad de los presupuestos de la Generalitat de Catalunya. Pues yo me siento orgulloso de lo que entre todos y todas hemos decidido.
Hay muchos motivos para decir no a los presupuestos que nos ha presentado el Gobierno Puigdemont-Junqueras, y expongo unos cuantos del debate que hemos hecho en Lucha Internacionalista:

1. Nos hacen más dependientes y nos atan más al Estado. Aumentan el endeudamiento en más de 8.000 millones y la mayor parte de éste es a cuenta de FLA y del Gobierno central. Nos hacen más dependientes y no más independientes. Tampoco vemos ninguna voluntad política de desarrollar leyes y estructuras de estado comprometidas por la declaración del 9N y en cambio se subordinan a las decisiones del Tribunal Constitucional, que boicotea sistemáticamente las leyes surgidas del Parlamento catalan, algunas tan sensibles como la de la pobreza energética . El Gobierno ha diluído el espíritu de la resolución del 9N.

2.- No son unos presupuestos sociales y las partidas que hay disponibles se pueden utilizar igualmente con la prórroga. Convergencia con el visto bueno de ERC nos quieren hacer creer que los asnos vuelan. Nos dicen que con los presupuestos prorrogados no podrán gastar en gasto social entre 800 y 1.100 millones disponibles para el abaratamiento de los intereses de la deuda, y que irán a reducir directamente el déficit. Pero, ¿por qué? Mas Culell modificó en 3.000 millones los ingresos y el gasto ejecutado en los presupuestos prorrogados de 2012. Entonces era Junqueras, que acababa de pactar «el acuerdo de gobernabilidad de la décima legislatura» con Mas, quien se negaba a aprobar unos nuevos a CiU, y nadie hizo ningún escándalo! Los mismos recursos empleados por Mas Cullell están al alcance de Junqueras. Tampoco nada impide que JxS, con la CUP-CC y hasta con CSQEP modifiquen la ley de estabilidad presupuestaria para permitir un mayor diferencial de déficit.

3. Más privatizaciones y recortes crónicas. Lo que no aceptamos es que con el supuesto argumento de avanzar hacia la independencia (el Presidente ya ha aclarado que los plazos no son inamovibles), Puigdemont y Junqueras nos impongan más privatizaciones, la cronificación de los recortes en la sanidad y educación pública en beneficio de los conciertos privados; la falta de solución para miles de familias trabajadoras que están amenazadas de desahucio, la inexistencia de planes de empleo públicos para apaciguar el paro en los barrios, que golpea especialmente nuestra juventud. Ya hemos visto cómo, a pesar de la resolución del Parlamento que no se cerraran grupos escolares de P3 en la escuela pública, el Gobierno ha las cerrado, mientras votaban con el PP para mantener la financiación en las escuelas de élite que segregan por sexo.

Y señor Puigdemont: ¿como osa acusarnos de desestabilizar el proceso, de votar con los grupos que niegan el derecho a decidir, usted que convirtió Girona en un hazmerreír lamentable con su sustitución a la alcaldía, con el caso Ballesta y los acuerdos con el españolismo más rancio de PP y Cs, y finalmente firmando el acuerdo CiU y PSC en el gobierno actual de la ciudad.? !No, usted no nos puede dar lecciones!

Si el proceso hacia la República Catalana no avanza no es por la CUP-CC sino por qué el Gobierno Puigdemont antepone los intereses de la burguesía catalana a los de nuestro país que quiere romper sus cadenas. Porque no se puede hacer una tortilla sin romper los huevos. La patronal catalana no quiere ni oír hablar de desobedecer las leyes y tribunales del estado, no sea que esta desobediencia contagie también a los trabajadores/as catalanes/as que hemos cargado sobre nuestras espaldas todo el peso de la crisis.

Yo soy trabajador de fábrica y sé que muchos de mis compañeros miran con dudas el proceso que impulsamos para una República Catalana. Y yo les digo «no tienen nada que perder y todo que ganar luchando con nosotros para construir una nueva república». Que incluso es la mejor contribución que podemos hacer a otros pueblos del estado, con el que compartimos muchos lazos afectivos y familiares, para que también ellos se libren de este Estado monárquico, del estado de la falsa transición del 78 y rechazando estas cuentas les dejamos claro que nosotros no olvidamos la sanidad y la escuela de los hijos, de los problemas de vivienda, del paro … todos estos también son nuestros problemas para construir la nueva República Catalana. Como decía en Busqueta en TV3, hay que reivindicar el rechazo a los presupuestos como una expresión de la resistencia de las clases populares. Una república que no demuestre que las cosas pueden cambiar, no llegará nunca.

* Regidor de Girona para CUP-Crida per Girona, militante de Lucha Internacionalista
Catalunya-LoQueSomos

Un sistema justo y social más que independencia

polis693Xavier Caño Tamayo*. LQSomos. Septiembre 2015

En estos días, la región autónoma de Cataluña ha elegido nuevo parlamento. No son elecciones normales. Según el resultado, Cataluña podría iniciar la vía para ser independiente de España. Siempre que la coalición nacionalista que encabeza Artur Mas, presidente de Cataluña, obtenga una mayoría absoluta en el Parlament.

Siempre ha habido independentistas en Cataluña, pero nunca tantos. Desde 2011, el nacionalismo catalán moviliza en Barcelona los 11 de septiembre, Día Nacional de Cataluña, a cientos de miles de manifestantes (en realidad, millones). Fecha que curiosamente conmemora una derrota: la ocupación de Barcelona por las tropas de Felipe V y, con la ocupación, el fin de la monarquía confederal de los Austria en España para dar paso al absolutismo centralista de los Borbones.

Según sondeos fiables, casi el 80% de población catalana es partidaria del derecho a decidir, de la autodeterminación, y más del 40% votaría SÍ en un referéndum sobre la independencia de España. Esas fuerzas movilizan materialmente del 15 al 20% de población desde hace cuatro años. ¿En qué país europeo ocupa las calles la quinta parte de población por objetivos políticos?

Pero el deseo de independencia no ha sido postura tan nutrida los últimos treinta años. Incluso Artur Mas rechazaba en una entrevista en 2002 la independencia de España: “El concepto de independencia lo veo anticuado y un poco oxidado. Yo apuesto por un Estado español organizado sobre cuatro naciones: Castilla, con su área de influencia, Galicia, Euskadi y Cataluña”.

¿Por qué el entusiasmo actual de Mas por la independencia? Porque el 11 de septiembre de 2011 se manifestaron por la independencia de Cataluña un millón de ciudadanos, sorprendiendo incluso a sus convocantes, la asociación Asamblea Nacional Catalana y el Omnium Cultural.

Acaso Mas pensó que la ocasión la pintan calva y no solo se subió al carro del independentismo, sino que se puso al frente. Pero, como han escrito Raventós, Búster y Domènech, “auparse a la ola popular independentista que irrumpió con fuerza en septiembre de 2011 no le permitió a Mas contener el desgaste político por sus políticas de austeridad y perdió muchos escaños en las elecciones autonómicas catalanas de noviembre de 2012”. ¿Busca Mas conservar el sillón presidencial con su nueva identidad independentista?

Además conviene recordar que hay una poderosa burguesía catalana y, aunque algunos miembros se han pronunciado contra la independencia, si ésta arranca, se subirán al carro. Pero no permitirá cambiar este sistema. Con Cataluña independiente o no. Entonces, ¿para qué la independencia?

Félix Millet, destacado miembro de la burguesía catalana e ilustre imputado por varios delitos económicos, sostiene que “en Cataluña somos unas 400 familias, no muchas más, que nos encontramos en todas partes. Núcleos familiares y mismas empresas familiares”. Ellos controlan la economía de Cataluña y buena parte de la de España.

Una independencia liderada por Mas consolidaría definitivamente la hegemonía de esa élite. Porque la única independencia deseable es la del pueblo trabajador de esa gente. Que dejen de meter mano en nuestras vidas y bolsillos. Porque, como escribe Esther Vivas, “Convergencia Democrática de Cataluña, el partido de Mas, será quien corte el pastel” Y recuerda que “Convergència ha privatizado el servicio de empleo catalán, se ha opuesto a remunicipalizar la mayor empresa de aguas de Cataluña, ha recortado millones de euros en sanidad y educación e impuso que la gente pagara un euro por receta, antes que Rajoy. Ese es el verdadero Mas”. Y otras tropelías austericidas. Por eso cabe equiparar a Mas con Rajoy, porque ambos son indudables partidarios de las políticas de austeridad y de los recortes.

Por un lado, está la gente común, que quiere decidir y la mitad de esos quiere la independencia. Y por otro, la élite económica catalana, cuyos intereses representan lealmente Mas y Convergencia desde hace muchos años. ¿Independencia con Mas al frente? No, gracias. ¿Independencia en una Europa controlada por el feroz Eurogrupo y amenazada por el totalitario del TTIP (tratado de libre comercio e inversión entre Estados Unidos y la Unión Europea)? Suena a chiste.

La cuestión no es independencia o no, aunque para un catalán progresista sea grande la tentación de independizarse del neofranquismo, nacional-catolicista españolista del Partido Popular. Porque lo necesario es que el pueblo trabajador recupere la justicia y sus derechos, tan violados. Y eso significa otro sistema. Con independencia o no. Cueste lo que cueste.

* Periodista y escritor, @xcanotamayo. (CCS)

Catalunya-LoQueSomos

En Catalunya ya se araña al régimen del 78

cup-catalunya-loquesomosRedacción. LQSomos. Septiembre 2015

– Las CUP multiplica escaños y se perfila clave en el devenir del proceso independentista.
– Batacazo de Sí Que es Pot, que empeora el resultado de ICV-EUiA en las autonómicas de 2012
– Junts pel Sí, la lista que une a CDC y ERC y las entidades soberanistas, ha ganado estas elecciones, alcanzando 62 escaños

Con la participación más alta de toda la historia en las elecciones autonómicas en Catalunya, se abren nuevas expectativas que apuntan a romper con el régimen hereditario de 1978.

La CUP multiplicará su presencia en el Parlament al pasar de 3 a 10 escaños en las elecciones autonómicas catalanas de este domingo, con lo que se perfila como la formación decisiva para el devenir de los procesos de cambio que se quieran iniciar en Catalunya.
Durante la campaña, el cabeza de lista de la formación, Antonio Baños, dejó claro que su partido «no piensa estar 18 meses negociando con el Estado español», que es el tiempo que estipula JxSí para alcanzar la independencia.
En los comicios autonómicos de 2012, la Candidatura d’Unitat Popular-Alternativa d’Esquerres se presentó por primera vez a las autonómicas consiguiendo tres diputados, David Fernández, Quim Arrufat e Isabell Vallet, tras cosechar 126.435 votos, un 3,48% del total

El PP pierde 130.000 votos, 4 puntos porcentuales de voto y hasta 8 escaños. Además, han visto como ganaba Junts pel Sí y como su gran rival, Ciutadans, se colocaba como segunda fuerza y referente del antisoberanismo.

Tanto Artur Mas como Oriol Junqueras y Raül Romeva han considerado que el pueblo de Catalunya ha otorgado un mandato democrático claro a su candidatura y así lo han proclamado solemnemente entre los gritos de independencia de sus seguidores en el Centre Cultural Born de Barcelona, bajo el logro de 62 escaños.

Catalunya Sí Que es Pot (CSQP), lintegrada por ICV, EUiA, Podem y Equo ha cosechado un ronco fracaso. ¿Ambigüedad? ¿Indefinición? De partir como una de las favoritas ¡Encuestas! antes de la campaña electoral, que la situaban como segunda fuerza en el Parlament, la realidad le ha situado con sus 11 escaños y el 8,9% de los votos en cuarto lugar, empatada con el PP, poco por encima de la CUP y por detrás de Junts pel Sí, Ciudadanos y también del PSC. Y lo que es peor por debajo de los 13 diputados y 9,9% de los sufragios que obtuvo ICV-EUiA en 2012.

En el PSC han superado los peores vaticinios y se han situado en tercera posición, alcanzando 16 escaños y más del 17% de los votos en unos comicios en los que han acusado menos de lo esperado la polarización entre las posiciones independentistas y contrarias a la independencia. No obstante, pierden cuatro diputados y varios miles de votos.

La primera reacción de Ciutadans ha sido exigir la dimisión de Artur Mas de forma inmediata y la convocatoria de nuevas elecciones, después de que la formación naranja haya pasado de 9 a 25 diputados y triplicado el número de votos, llegando a los 700.000.

«Avui certifiquem la defunció de la monarquia borbònica. A partir d’avui no ens maneu, a partir d’avui ens governem. Benvinguda la República Catalana» Antonio Baños, cap de llista de la CUP

Catalunya-LoQueSomos
@LQSomos

Capgirem Barcelona: un reto municipal y rupturista

Capgirem-Barcelona-LoQueSomosRedacción. LQSomos. Febrero 2015

En una rueda de prensa organizada en medio de la Plaza de Catalunya de Barcelona, Pep Castelltort, portavoz de las Trobades Populars Municipalistes, ha dado a conocer el nombre de la candidatura y las bases que la conformarán «Capgirem Barcelona», nombre que ha sido elegido en un proceso participativo abierto en el que han votado 1.400 ciudadanos.

La Candidatura, bajo el nombre Capgirem Barcelona, agrupará a la CUP y a diversas formaciones de la izquierda anticapitalista -con diversos matices propios-, como Lluita Internacionalista -que ya pidió el voto para la CUP en las autonómicas de 2012-, En Lluita, Endavant o Arran; a sindicatos de tendencia análoga, como la Coordinadora Obrera Sindical (Cos), o el Sindicat d’Estudiants, y a formaciones como Pirates de Catalunya y els Verds-Alternativa Verda.

Los nombres de los candidatos, sin embargo, no serán dados a conocer hasta el 28 de febrero en el transcurso de la Cuarta Asamblea Municipalista, auspiciada por la CUP, que culminará un proceso de asambleas por barrios y distritos en las que se elegirán nombres de candidatos.

A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de las formaciones políticas, en la CUP-Barcelona no habrá candidatos que den a conocer su intención de formar parte de la lista, sino que serán propuestos por las asambleas de barrio y de distrito y los nominados dirán luego si aceptan formar parte de la lista o no.

Lo que diferenciará y marcará la candidatura de la CUP-Capgirem Barcelona es la idea de ruptura con el actual modelo de ciudad que ha sido construido en los últimos treinta años por todos los partidos que han formado parte de los gobiernos municipales, es decir, PSC e ICV-EUiA fundamentalmente, pero también CiU en el actual mandato y ERC que formó parte de dos gobiernos municipales.

Otro rasgo distintivo de la candidatura de la CUP es que ha aprobado un código ético muy estricto y restrictivo, que incluye una limitación de mandatos -dos como máximo-, y sueldos muy bajos para sus concejales, además de la obligación de destinar el dinero recibido por las instituciones a fines sociales y no a nutrir a su propia formación.

Pepe Castelltort, como portavoz de la candidatura, ha apuntado la posibilidad de que el diputado David Fernández pueda ser el cabeza de lista, que de momento no hay nada decidido con respecto a los nombres de los candidatos y que, en cualquier caso, si se presentara tendría que dejar su escaño porque la CUP no permite «duplicidad» de cargos. Castelltort también ha explicado que los ejes de la CUP-Capgirem Barcelona serán la apuesta por la «radicalización democrática», un sector público fuerte, la creación de empleo en base a la economía social, vivienda para todos, derecho al espacio público y una «ciudad inclusiva».

Oficialmente, la CUP no se sumó a Guanyem por discrepancias en el Código Ético. En aspectos como el límite de mandatos, de 2+1 en Guanyem cuando la CUP apuesta por solo dos; la limitación de sueldos, la CUP considera elevados los 2.200 euros acordados, Capgirem tiene el tope en 1.800 euros al mes; o el destino de los fondos de la candidatura, que la alianza que Guanyem prevé repartir entre los partidos y Capgirem es partidaria de destinar a movimientos sociales. Con todo, también pesó el rechazo de las bases a integrarse en una candidatura en la que también está ICV, que ha gobernado en el Ayuntamiento de Barcelona y a quien consideran en parte responsable del actual modelo de ciudad.

Catalunya-LQSomos

La desobediencia de las CUP y del Procés Constituent, mi desobediencia

desobLilith Rojo. LQSomos. Octubre 2014

De todo el proceso sobre la consulta en Catalunya lo que siempre me ha motivado ha sido la participación ciudadana y la necesidad de muchas personas de votar, más allá de la pertenencia a colectivos sociales o grupos convencidos del inaguantables déficit democrático que arrastramos desde la noche más negra. Pero votar no como dicen los zafios, envueltos en su bandera constitucional, que nos recuerdan que ya lo hacemos en las elecciones que ellos dictan, sino votar lo que decidamos que hace falta votar. En este caso, como lo sería en cualquier otro que fuera contra los intereses del estado, es justamente eso, la necesidad de someter a las urnas una cuestión en contra de la opinión del gobierno español, plantando una incipiente semilla de rebeldía. Habrá gente que se ha planteado este consultar al pueblo de Catalunya como una fiesta de la democracia, como suelen decir los partidos del aparato del sistema. Otros de una manera muy naif como un paseo a la urna y vuelta a casa, que cuando lleguemos todo estará hecho. Tantos otros confiando ciegamente en líderes que como en el deshojar de una margarita, unos días dicen llegar hasta el final y otros hasta donde la legalidad les deje. Pero también de muchísima otra mucha gente que sabe por lo que quiere votar y que va más allá de un territorio, una lengua y una identidad, va de derechos y de construir una nueva realidad catalana y saben también que eso tiene un precio en trabajo, compromiso y en consecuencias.

El concepto de legalidad es quizá lo más interesante del proceso y hay diferentes modos de interpretar como se llega al borde de la línea trazada por el estado, como marca de donde acaban tus derechos. Los que andan ilusionados con un nuevo futuro pero nunca se han enfrentado a este trazo legal, porque sus vidas han transcurrido plácidas bajo la tutela de los gobiernos de turno, la miran como algo abstracto. Los que están hartos de verse vetados por esa gruesa línea continua desde la dictadura y han puesto su pie sobre ella e incluso han osado traspasarla saben que tras esta raya se apagan las luces, se va el taquígrafo y se abre una puerta a la total certidumbre de que el día que te dejen volver al gran rebaño de la legalidad serás una oveja negra, con marcas que no se pueden ver. Las ganas de seguir luchando dependerán de la cantidad de miedo que hayan logrado inocularte por la pura fuerza y de la solidez de las ideas y principios que te llevaron a traspasar la línea que ellos mueven a su antojo para que no sepas nunca realmente donde estás pisando.

¿Debería ser la legalidad legítima y legal cuándo atropella y vulnera los derechos de las ciudadanas y ciudadanos que dicen proteger? No. ¿Debería ser legítima y legal la desobediencia cuándo en nombre de la ley te dejan en el desamparo democrático y se cae en la injusticia y la violación de los derechos humanos? Sí. No hay más preguntas.

desobedienciaCuestionar la legalidad que ellos establecieron en nombre de pactos manchados de sangre y de constituciones con coronas es lo revolucionario de este proceso, que para mí, llamadme ilusa, no va de vías, ni de uves, ni de camisetas de colores, va de rebelarse contra la prohibición de lo que es legítimo, ético y objetivamente legal. Va de gente que se ha convencido de que está harta de ver desde su ventana el precipicio que le han colocado y que no puede vadear. Y que si algunos lo hacen al grito de ¡in- inde- independencia! no es un canto que nazca del nacionalismo hijo de Pujol, ese grito no retumbaría tan fuerte como lo hace ahora. Ahora es una canción que surge de la situación insostenible que viven las súbditas y súbditos catalanes del nuevo Borbón, como en tantas otras partes del estado, pero con el agravante de discriminación identitaria desde el rancio nacionalismo español, que de tanto llamarnos perros ha conseguido que ladremos y hasta que mordamos una mano que nunca nos dio de comer, tal como ellos aseguran. Ya no es nacionalismo decadente, ni cuestiones históricas, es independentismo del siglo XXI, ese que aunque se empeñen en lo contrario bebe en la ribera izquierda.

Así os digo a todas y todos aquellos que no vivís en Catalunya y que estaréis hasta el moño del tema de la consulta por saturación, a los que militáis en la resistencia ante la abolición y el recorte, que nuestra derrota será una gran victoria para los que siguen dictándonos que los marcos de las fincas del gran decadente cortijo español solo los mueven ellos y siempre a su interés. Y nuestra derrota será también la de todos aquellos que luchan por cambiar las cosas por poner ante el pueblo la verdadera capacidad de decidir, ya sea monarquía o república, sobre los recortes de los servicios públicos, sobre la deuda, la vivienda, la jornada laboral, el paro, la corrupción…. sobre nuestro futuro. Y hacerlo cuando sea necesario, no cuando marque un calendario que no hemos elegido. Puede que seamos vencidos por el enemigo interior, por los que abandonen el barco cuando vean el arrecife del constitucional más cerca y la palabra desobediencia se les atragante en su cobardía política, pero eso no me preocupa porque de cierta gente no esperas casi nada. Sí que espero de todas y todos los que han estado tomando sus propias calles para exigir un derecho, los que tendrán que demostrar a los incrédulos que el timón es suyo, como lo es, y no del presidente de turno, aquél que solo se vio empujado por unos, por otros y por su situación. Ahí se verá que las movilizaciones no eran un brindis al sol sino una determinación firme por el derecho a poder elegir si queremos o no la autodeterminación.

Por eso, más allá de lo que haga Mas, de lo que hagan los políticos que se subieron al barco hacia Ítaca, algunos comprometidos hasta las últimas consecuencias, lo que más me interesa es qué haremos los que hemos construido ese barco, carpinter@s, ensamblador@s, hacedor@s de velas… ¿Nos quedaremos mirando esa nave que hemos creado o se ocupará y se remará con fuerza hacia la desobediencia, empujados por el aliento de los que no pudiendo coger los remos soplarán las velas para llegar a un puerto, donde votar sea un derecho incuestionable y donde todo lo que nos afecta pueda ser decidido?

La legalidad que ellos imponen es ilegal, estamos hartos de decirlo los que no aceptamos ni la ley de Amnistía del 77, ni la Constitución del 78, que siguen amparando el fascismo español y sus crímenes. Pero también podrían decirlo todos los colectivos que han salido a las calles estos últimos años al ver atropellados sus, nuestros, derechos más elementales.

Es tiempo de lucha solidaria y conjunta, de construir futuros de igualdad, justicia y libertad en todos los rincones del estado español. Es hora de la desobediencia social. Si respetamos los deseos y necesidades de los diferentes pueblos y trabajamos tendiendo puentes para avanzar contra el implacable enemigo común, el neoliberalismo fascista, valdrá la pena desobedecer máxime si lo hacemos juntas y juntos, pues así ganaremos.

Más artículos de la autora