EE.UU. ¡Tillerson estás despedido!

Guadi Calvo*. LQS. Marzo 2018

La posible nueva jefa de la CIA intervino en las torturas de Abu Zubaydah, detenido en 2002 en Pakistán y mantenido en diferentes cárceles secretas en la actualidad se encuentra en Guantánamo y Abd al-Rahim al-Nashiri, detenido en Dubái en 2002, ambos sospechosos sufriendo años de constantes torturas

A la hora de maximizar recursos el empresario Donald Trump, siguen siendo el mejor, en un solo tweet anunció a tres de sus colaboradores más cercanos intempestiva decisión: “Mike Pompeo, Director de la CIA, se convertirá en nuestro nuevo Secretario de Estado. ¡Hará un trabajo fantástico! ¡Gracias a Mike Pompeopor su servicio! Gina Haspel se convertirá en la nueva directora de la CIA, y la primera mujer elegida. ¡Felicitaciones a todos!” Bueno, lo fuerte de Trump siempre ha sido la especulación, no justamente el savoir-fair.

Si bien era probable, pocos tenían en sus agendas la posibilidad concreta que el presidente Trump se deshaga de manera tan expeditiva de unos de sus colaboradores más importante Rex Tillerson, hasta hace unas pocas horas, Secretario de Estado, una de las carteras más sensibles en la política norteamericana y mundial.

Aunque Tillerson ya había sido advertido el viernes anterior por el jefe de gabinete, John Kelly, cuándo lo llamó para pedirle que interrumpiera un viaje a África y le anunció: “Es posible que recibas un tweet”.

El despido tomó por sorpresa hasta un de los hombres del presidente más importante el general James Mattis, Secretario de Defensa, en gira por Afganistán, un aliado de Tillerson dentro de viscosa estructura de la Casa Blanca.

Trump y Tillerson, desde hace unos meses venían tenido sus choques, en todo lo que se puede chocar con el rubicundo empresario, acerca de temas tan complejos como Rusia, Irán y Corea del Norte o el acuerdo climático de París, al que Tillerson defendía.

En julio se filtró que el secretario de estado, tras una acalorada discusión con el presidente, lanzó en una reunión de trabajo con varios colaboradores su opinión respecto a Trump “es un idiota”, lo que sin duda al presidente no le causó demasiada gracia.

Para el ahora ex funcionario era indispensable profundizar la postura anti rusa, como tan bien lo está haciendo la Primer Ministro británica Theresa May, que acaba de achacarle al presidente Vladimir Putin, la responsabilidad del “envenenamiento” con Novichok, un gas nervioso ruso, del espía Sergei Skripal, “al servicio secreto de su majestad” desde 2004, año en que se conoció que vendía información acerca de la inteligencia rusa a Londres.

Tillerson rápidamente salió a apoyar a May tras la decisión de esta de expulsar a 23 funcionarios de la embajada rusa en Londres. La campaña anti Putin, se profundiza con la amenaza con retirar a la selección inglesa del mundial de futbol que en pocos meses se jugará en Rusia boicoteando el evento, como lo hicieron con los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980 y a una semana escasa de las presidenciales rusas.

Tillerson, además era contrario a la ruptura del Acuerdo nuclear con Irán 5+1, pero intentó un acercamiento con Corea del Norte.

Además de los tres casos mencionados, las políticas erráticas, por los momentos titubeantes, de los Estados Unidos respecto al presumible ciber ataque ruso, Siria, Venezuela, la guerra en Yemen, la disputa entre Arabia Saudita y Qatar, la intervención secreta en Níger, descubierta a partir de la emboscada de octubre último en la que murieron cuatros boinas verdes, la guerra civil en Libia, la incontenible avanzada de al-Shabaab en Somalia, y la de los Talibanes en Afganistán, sumada a la inmanejable relación con el gobierno turco, el pakistaní, el egipcio y el filipino, sin olvidar a China, obviamente, que con un Xi Jinping, fortalecido tras la decisión de la Asamblea Nacional Popular de que acaba de aprobar la reforma de la Constitución que permite al presidente Jinping, su reelección prácticamente indefinida, lo que lo convierte en el mandatario más poderoso desde Mao Zedong. Todas esas materias pendientes era demasiada para el ahora ex “canciller” norteamericano un hombre acostumbrado a cazar en cotos cerrados y que en realidad nada sabe de lo que pasa de verdad en la selva.

En este momento histórico tan complejo, con tantos frentes abiertos para un simple ejecutivo como lo fue Tillerson, que llegó a la dirección ejecutiva de Exxon Mobil Corporation, la que ocupó desde 2010 hasta 2016, cuando asumió la cartera más caliente del mundo, mostró que por el hecho de alcanzar un alto cargo en la empresa privada, no te prepara para jugar en las grandes ligas.

Tillerson, sin duda no dio la talla a la hora de confrontar en arenas mucho más farragosas que la de la especulación y la extorsión de las grandes empresas privadas, y de enfrentar a hombres como el canciller ruso Sergei Lavrov, un verdadero gigante de las relaciones internacionales y la diplomacia.

Trump en una entrevista justificó su decisión diciendo: “Tillerson será mucho más feliz ahora que ha dejado su puesto”. A lo que con mucho de despecho Tillerson contestó: “Trump tiene razón, seré mucho más feliz ahora. Todos los que se van de la Casa Blanca terminan felices”.

Más halcones llegan al nido

Como lo anunció en su tweet Trump remplazó a Rex Tillerson por Mike Pompeo, director de la CIA, hasta hace unas pocas horas y ex congresista del Tea Party, quién tiene una visión mucho más crítica que Tillerson en casos como Irán y Corea del Norte. Además de ser un acérrimo defensor de la tortura o sarcásticamente llamadas “técnicas reforzadas de interrogatorio”.

Pompeo, es un belicista por definición, y será un irracional enemigo de Irán y opuesto a cualquier posibilidad de negociación con Corea del Norte. A pesar de que ya están en marcha los arreglos de la reunión con Kim Jong-un, mientras se aproxima mayo, el mes, en que según Trump tendrá que resolver sobre el acuerdo nuclear con Irán, y si decidirá nuevas sanciones contra Teherán.

La llegada de Pompeo a el Departamento de Estado, abre sin duda la posibilidad de intensificar los conflictos en Medio Oriente lo que haría estallar los pocos focos de estabilidad. Partidario de revitalizar la base de Guantánamo y obsesivamente anti iraní a quien responsabiliza de todos los males de la región.

Henry Kissinger, se refirió a las “habilidades” políticas de Pompeo diciendo: “Tengo confianza en que Pompeo entiende esto y lo hará porque creo que entiende mejor los vínculos políticos”.

Como reemplazo de Pompeo en la CIA, Trump postulará al senado, quien deberá resolver, a la actual directora adjunta, Gina Haspel, quien se convertiría en la primera mujer en dirigir la agencia.

Haspel, tiene un historial por demás oscuro, con acusaciones como de haber estado a cargó de un programa secreto de torturas, a comienzo de la Guerra contra el Terrorismo de George W. Bush tras el 11 de septiembre y a la que Obama puso fin en 2009, aunque no hay evidencia que se haya cumplido esa orden. Ella ha supervisado torturas en la prisión secreta que la CIA tiene o tuvo en Tailandia, la primera que Estados Unidos abrió tras la creación del programa de “rendiciones” y se la responsabiliza de ordenar en 2005 la destrucción de las pruebas como los videos grabados para documentar los interrogatorios. El hecho podría llegar a complicar su confirmación en el Senado, ya que Haspel ascendida en febrero de 2017 al cargo de segunda de la “agencia” no necesitó la aprobación del Senado.

La posible nueva jefa de la CIA intervino en las torturas de Abu Zubaydah, detenido en 2002 en Pakistán y mantenido en diferentes cárceles secretas en la actualidad se encuentra en Guantánamo y Abd al-Rahim al-Nashiri, detenido en Dubái en 2002, ambos sospechosos sufriendo años de constantes torturas. Desde ahogo simulado en el caso de Zubaydah 83 veces en un solo mes, al-Nashiri, tras permanecer años desaparecido y haber sufrido inimaginables torturas, el 5 de febrero de 2009, sus acusaciones fueron retiradas y quedo libre de toda culpa.

Por sus actuaciones en caso de torturas Haspel, fue denunciada por el Centro Europeo Para Derechos Humanos y Constitucionales, que además pidió su y juzgamiento por el Tribunal Penal Internacional.

El iracundo Trump, con estos cambios ha demostrado que cada vez tiene más confundidos los conceptos con que debe resolver la gigantesca cantidad de problemas que pone en riesgo la vida de millones de personas. Creyendo que todo lo puede solucionar como en su famoso reality show The Apprentice con un ¡Estás despedido!

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional
EE.UU.- LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Trump en su laberinto afgano

Guadi Calvo*. LQS. Febrero 2018

El presidente Donald Trump inicia su segundo año de mandato condenado a seguir perdido en el laberinto afgano, tal como lo padecieron sus antecesores: Barack Obama, George W. Bush, quien metió a los Estados Unidos en este dédalo.

Sin encontrar ninguna solución ni diplomática ni militar, Washington, observa pasmado como Kabul sigue perdiendo territorio y presencia en el país. Desde enero de 2015, con la finalización de la misión de la OTAN, ya casi un 50% del territorio se encuentra o bien bajo control de Talibán o en fuerte disputa. Incluso en la propia capital, donde desde principio de año se han producido dos ataques, que dejan en claro, ya no solo la osadía de los hombres del Mullah Hibatullah Akhundzada y del califa Ibrahim, si no su altísimo nivel de entrenamiento.

El sábado 4 de enero, se produjo el primera ataque del año en la capital, en el que 15 personas murieron, cinco de ellas policías, y otras 25 resultaron heridas, después de que un atacante suicida se detonara cerca de un control policial que vigilaban una concentración vecinal en el barrio de Banaee, al este de Kabul. El ataque fue reivindicado por el Daesh, por intermedio de su agencia de noticias: Amaq, que eleva el número de policías muertos a 80, aunque otras versiones responsabilizan al Talibán.
Este pasado sábado 20 de enero,  entre 20 y 40 personas murieron, por el enfrentamiento que se suscitó, tras el intento de toma del Hotel Intercontinental de Kabul. Los combates que se prologaron durante cerca de 19 horas, comenzaron cerca de las nueve de la noche, cuando en la puerta del hotel, un atacante suicida se inmoló, para enseguida entre seis y ocho milicianos ingresaran vestido con uniformes militar, dando inicio a una cacería de huéspedes y personal del hotel, alentados por gritos en pashtún, la lengua más hablada de Afganistán a que los matasen a todos. Es posible que hombres de la red Haqqani, antiguos aliados del Talibán hayan sido quienes han llevado a cabo el ataque ya que esa fuerza se especializa en objetivos urbanos.

Hasta ahora se sabe que entre los muertos aparecen 16 son extranjeros: dos venezolanos, nueve ucranianos, un griego, un kirguizo y los tres restantes todavía no había sido identificados. Los venezolanos según la prensa de Caracas son Adelsis Ramos y Pablo Chiossone, los dos empleados de la aerolínea afgana Kam Air, al igual que la mayoría de los extranjeros asesinados.
En los duros combates que se dieron fundamentalmente en el cuarto y quinto piso del edificio, las fuerzas de seguridad rescataron a 151 huéspedes, de ellos 41 extranjeros, y empleados del establecimiento. Mientras las Fuerzas Especiales, combatían en el interior, un fuerte control perimetral se había armado a las afueras del Intercontinental, con vehículos blindados del ejército norteamericanos, junto a unidades de la policía afgana.

El Hotel Intercontinental, ubicado en los altos de una colina al oeste de la capital, siempre ha sido un objetivo fuertemente vigilado por las fuerzas de seguridad, ya que en allí se desarrollan constantes congresos, conferencias y convenciones tanto privadas como oficiales, además de ser el preferido por la mayoría de los extranjeros que visitan Kabul y el lugar favorito de la clase alta del país para diferentes celebraciones.
Apenas hace 20 días, la seguridad del hotel, que siempre estuvo a cargo de la policía afgana, pasó a ser controlada por una empresa privada. Por lo que se abrirá una investigación sobre las posibles fallas, ya que la embajada de Estados Unidos, había advertido sobre la posibilidad de ataques contra diferentes hoteles en Kabul.

El Intercontinental, ya había sido objetivo de los talibanes en junio de 2011, cuando nueve insurgente, coparon el edificio en el que resistieron por cinco horas, dejando un saldo de una veintena de civiles, dos de ellos extranjeros.
Este año parece seguir la dinámica que tuvo todo el 2017, que fue uno de los años más virulentos que se recuerden desde la invasión norteamericana de 2001, no solo se han producido ataques en la capital, el más importante sucedió en mayo cuando un camión cisterna cargado con una tonelada y media de explosivos, estalló en la zona verde de Kabul, dejando 150 muertos y cerca de 500 heridos (Ver Afganistán: Cuando se disipe el humo, cuando se asiente el polvo), sino que se han librado fuertes combates en diferentes provincias, donde tanto el Talibán como el Daesh, cada vez con más presencia, están en pugna con el ejército afgano, palmo a palmo por el control del territorio.

Las erráticas políticas norteamericanas respecto a Afganistán han llevado a que en estos 17 años de intervención, la cuestión se haya agravado, no solo desde el aspecto de la seguridad y la presencia de insurgentes en todas las provincias, sino que el cultivo de adormidera y la producción de opio y heroína para su “exportación” se hayan elevado vertiginosamente llegando de las 200 toneladas de 2001 a las casi 10 mil en 2017, la producción se ha incrementado en un 87% el último año, con un aumento del 63% de áreas de cultivo. Es esta producción la que financia en más de un 60 % el sostenimiento de la guerra por parte del Talibán.

Pakistán y Rusia culpables del fracaso

Los ataques de este mes en Kabul, a los que hay que sumarles este último domingo dos nuevos choques entre el Ejército afgano y el Talibán, uno en la provincia de Herat donde murieron ocho personas, tras el estallido de una mina colocada al costado de un camino y el otro incidentes en la provincia norteña de Balkh, que dejó una veintena de miembros de la fuerzas de la milicia provincial muertos en un puesto de control, aún no dejan en claro, si forman parte de una estrategia por parte de los hombres del mullah Akhundzada para sentarse con más fuerza a una posible mesa de negociaciones, por la que está bregando Pakistán, (Se ha conocido que una delegaciones de cinco hombres del Talibán se reunieron con autoridades de Islamabad, en procura de una posible mesa de diálogos, pocos días antes de que llegue a ese país, Alice Wells la subsecretaria de Estado de los Estados Unidos, para Asia meridional y central aunque el vocero de la embajada norteamericana negó cualquier relación de la estadía de la señora Wells con los enviados del Talibán) estos ataques son el resultado de una desavenencia interna del Talibán o un boicot orquestado por el Daesh, quien de cerrar un, hasta ahora remotísimo acuerdo con el Talibán, dejaría a la organización de al-Bagdadí, con cerca de 10 mil hombres en Afganistán, como él único objetivo del ejército afgano y el de los Estados Unidos, que se espera , según lo prometido por Trump, envié entre 3 y 5 mil hombres para combatir a los fundamentalistas, que se sumarian a los casi 9 mil que Obama no se atrevió a retirar y allí han quedado.

Pakistán fuertemente castigado por Trump, tras acusarlo de no hacer nada por combatir el terrorismo (Ver Pakistán: El Gran Juego de Donald Trump) está intentado salvar su situación, por lo se apuró a dar un comunicado donde rechaza las denuncias, llegada desde “algunos círculos afganos” que lo apuntan como responsable por el ataque terrorista contra un Hotel Intercontinental.

Otro de los involucrados en el fracaso norteamericano en Afganistán, es otra vez Rusia, ya que una fortísima campaña de prensa, iniciada por el general James Mattis, actual Secretario de Defensa norteamericano, insiste en responsabilizar a Moscú, de suministrar al Talibán, a través de Irán, desde hace ya dos años, equipos y armas pequeñas, ametralladoras medianas y pesadas, con la excusa de que dicho material es usado para combatir al Daesh, que se ha establecido en el este de Afganistán, aunque la acusación señala que armas rusas ya han aparecido en provincias del sur como Helmand y Kandahar.
Trump y su torpeza, desde hace ya un año, no ha hecho más que entrar más profundo en el laberinto afgano, y si lograra alguna vez salir de allí, solo lo podrá hacer empapado de sangre.

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional
Asia global – LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

El “sentido común” de la clase dominante y Davos

Fernando Buen Abad Domínguez*. LQSomos. Enero 2018

El director general de la FAO, informó que más de mil millones de personas padecen hambre en el mundo debido a la “crisis económica y al aumento en el precio de los alimentos”. He ahí, vivimos entre catálogos de aberraciones donde reina la irracionalidad de un modo de producción y un modelo de relaciones de producción que no sólo impide el desarrollo de la especie humana sino que la condena a la miseria y a su desaparición…

Imponerle a la humanidad el “sentido común” de esa inmensa minoría que es la burguesía, es un sinsentido descomunal que reina a sus anchas en un mundo donde: “La súper concentración de riqueza, imparable. Indica que la desigualdad social es una traba para eliminar la pobreza en el mundo. Tiene 1% de la población más recursos que todo el resto”[1] Todo “Patas Arriba” decía Galeano. Al margen de cierto desprecio “popperiano” por el “sentido común” y lejos de algunas disquisiciones cientificistas, entiéndase aquí el “sentido común” como ese principio de cordura que una comunidad fija para delimitar conductas y y hacer valer acuerdos de convivencia. Especie de “leyes” sociales no escritas, sabiduría basada en el ensayo y el error y en cierto carácter conjetural del conocimiento venido de la experiencia común.

Dicho con obviedades a destajo: en un mundo apremiado por el hambre, la pobreza, el desempleo, la exclusión y la humillación debiera ser inaceptable la explotación inhumana de los trabajadores y la producción de bienes suntuarios. Y, sin embargo, la moral burguesa lo acepta, y exhibe, con naturalidad irritante y con desparpajo insultante. En un mundo aterrorizado por la barbarie del belicismo mercantil, bañado con sangre de inocentes y ahogado en lágrimas de amarguras incalculables… no debería aceptarse forma alguna de colonialismo, esclavitud ni explotación por más felices que se sientan sus beneficiaros. En un mundo amenazado en todas sus formas de vida, agobiado por la contaminación de mares, ríos y lagos; depredado en sus bosques y llanuras, sacrificado con herbicidas, insecticidas y plásticos… debiera ser inaceptable el cinismo mercantil de las empresas que han puesto al planeta, su flora, su fauna y su recursos naturales, al borde de colapsos múltiples. “Sentido común”.

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), informó que más de mil millones de personas padecen hambre en el mundo debido a la “crisis económica y al aumento en el precio de los alimentos”. He ahí, vivimos entre catálogos de aberraciones donde reina la irracionalidad de un modo de producción y un modelo de relaciones de producción que no sólo impide el desarrollo de la especie humana sino que la condena a la miseria y a su desaparición. Y aunque esto se ha dicho millones de veces, se ha denunciado en miles de foros, se ha explicado con razonamientos sencillos y complejos… las evidencias no consiguen, por sí mimas, hacerse carne en los pueblos para acelerar una transformación radical de las condiciones de vida predominantes. Y es que el aparato ideológico del “sentido común dominante” incluye el sinsentido de hacer valer más la irracionalidad destructora que la inteligencia creadora que transforme al mundo. Los ricos se reúnen, mientras tanto, y se aplauden sus hazañas.

Así, el “sentido común” de las clases dominantes (dueño del monopolio de la violencia y la muerte) “enseña” que es mejor guardar silencio, quedarse quieto y ayudar al verdugo. Impone una escala de conductas diarias donde la mansedumbre se premia con invisibilidad y sobrevivencia periféricas donde más vale “portarse bien” y “no meterse en problemas” para “ir pasándola” lo mejor que se pueda. Mientras tanto, en un lugar callado e íntimo, se siembran los anhelos más contradictorios para que la víctima sueñe con ser y vivir como es y vive su verdugo. Con sus lujos, manías y conductas consumistas. Son esos los “valores” que se desprenden de la ideología de la clase dominante desparramados a mansalva diariamente por todos los medios, incluidos los “medios de comunicación”, opio de los pueblos.

Ese “sentido común” hegemónico también sirve para inducir aberraciones jurídicas y no pocas “leyes” oligarcas se fincan en la premisa de no molestar a los paladines de la “propiedad privada”, no inmiscuirse con sus libros contables, no saber cómo se manejan las finanzas ni los presupuestos y, desde luego, santificar el uso de la “fuerza armada” contra todo aquello que le quite el sueño a los patrones. Hay que ver la retahíla de leyes, reglamentos y códigos inventados para mantener la “estabilidad” del sistema, para dar “seguridad” y predictibilidad a statu quo, para que no se toque la riqueza de los gerentes, empresariales o gubernamentales ni con el “pétalo de una rosa”. Como harían “los países serios”, si existieran. Mientras tanto la industria de la guerra multiplica sus ganancias; los monopolios mediáticos están cada vez en menos manos; la salud es un negocio obsceno; la vivienda es una mercancía que demuele salarios y anhelos de los trabajadores; el trabajo es más injusto más criminal y peor pagado; la política se ha convertido es un circo de mentiras alevosas y corruptas; las leyes son más seguras sólo para los ricos… la sinrazón y el sinsentido hacen de las suyas. Es el “sentido común” dominante.

Otro “sentido común” dice que “al pueblo lo que es del César”. Que la salud de los niños y las niñas es sagrada y que no se juega con la educación, su salud mental ni con su alimentación. Que hombres y mujeres han de gozar toda la igualdad de derechos que la fraternidad exija y que debe reinar la justicia sin privilegios. Que las condiciones materiales de existencia deben ser suficientes y dignas con equidad y con solidaridad. Que a cada cual según sus necesidades y de cada cual según sus capacidades. Que todos merecemos vivir bien, con higiene y comodidad necesarias y toda la felicidad posible. Que estudiar no es una dádiva, que trabajar no es un dádiva, que divertirse no es una dadiva. Que la riqueza producida por el trabajador no debe concentrarse en unos cuantos y que el derecho a desarrollarnos debe garantizarse con justicia económica, política y cultural. Que no deben existir amos, esclavos ni clases sociales.

Una gran revolución cultural debe desplegar las banderas de un humanismo de nuevo género socialista. Eso es sentido de comunidad. Debe desplegarse en las cabezas, los estómagos y los corazones de los pueblos y debe transformar todo el conocimiento y todos los enunciados para dar a luz una era comunitaria con sentido nuevo. Eso es comunidad de sentido. Sentido común. Que cobre comunidad de sentido el amor y la justicia, que cobre sentido de comunidad todo bien material y todo bien “espiritual”. Que cobre sentido común la comunidad misma como el eje del interés supremo que no hubiera de ser otro que la felicidad inteligente en un mundo de humanos creadores y felices. Sin cursilerías y sin idealismos. Sin capitalismo. No es mucho pedir. De esto no se habla en Davos.

Nota:
1.- La súper concentración de riqueza, «imparable»
*.- Rebelión/Instituto de Cultura y Comunicación UNLa
Más artículos del autor

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

¿Será el 2018 el año del impeachment contra Donald Trump?

Germán Gorraiz López*. LQSomos. Enero 2018

El biólogo Lyan Watson en su obra “Lifetide” publicada en 1.979 afirma que “si un número suficientemente grande de personas (Masa Crítica) adquieren un nuevo conocimiento o forma de ver las cosas, esto se propagará por toda la humanidad”. Para eso es necesario que un determinado número de personas (Masa Crítica), alcance una conciencia más elevada, momento en que el individuo es capaz ya de realizar un salto evolutivo y lograr un cambio de mentalidad, tesis conocida como “Teoría del Centésimo Mono” y que tendría su plasmación en la sorpresa electoral de Donald Trump, candidato en principio totalmente refractario a la disciplina de partido y devenido en la “bestia negra” del establishment neocon.

Así, con el inesperado triunfo de Donald Trump en las Presidenciales de EE.UU., asistimos a la irrupción del llamado “escenario teleonómico” en contraposición al ”escenario teleológico” actualmente vigente y que vendrá marcado por dosis extremas de volatilidad debido a la personalidad paranoica del actual Presidente de EE.UU.

¿Sufre Donald Trump paranoia megalómana?

El psiquiatra español Enrique González Duro en su libro La paranoia (1991*), afirma que “los factores desencadenantes de esta enfermedad se encuentran muy activos en individuos que presentan un acusado narcisismo y que se han visto expuestos a serias frustraciones, hallándose consecuentemente dotados de una baja autoestima. Esto provoca que se dispare en los mismos el mecanismo natural de Proyección, en virtud del cual tendemos a atribuir a otros aquellos impulsos, fantasías, frustraciones y tensiones que nos resultan inexplicables, inaceptables e insoportables en nosotros mismos”.
La personalidad de Donald Trump encajaría plenamente en la descripción medica del trastorno conocido como psicosis paranoica pues su pensamiento es rígido e incorregible: no tiene en cuenta las razones contrarias, sólo recoge datos o signos que le confirmen el prejuicio para convertirlo en convicción y aunque esté aquejado de dicho trastorno delirante sería bastante funcional y no tiende a mostrar un comportamiento extraño excepto como resultado directo de la idea delirante (léase la construcción del Muro con México). En el caso concreto de Trump, estaríamos ante un caso típico de paranoia megalómana, delirio de grandeza que provoca que el individuo se crea dotado de un talento y un poder extraordinarios debido a que las deidades le han elegido para una alta misión (restaurar el White Power en una sociedad en la que la evolución demográfica provocará que la población blanca será minoritaria en el escenario del 2.043).
Por otra parte, el examen grafológico de la firma y caligrafía de Trump realizado por el experto grafólogo Juan José Jiménez, revelaría “una persona autoritaria, incoherente, con una ambición desmesurada y que sólo confía en su círculo familiar”. Asimismo, el citado grafólogo recalca” la diferencia de letra entre la escritura de un texto y su firma (firma heterogénea) y que significa que estaríamos ante una persona incoherente, cuyas reacciones son totalmente imprevistas”.
Finalmente, otro rasgo de su personalidad sería el histrionismo que le impele a “llamar la atención pública y ser temerario en sus afirmaciones sin importarle la opinión de los demás debido a su evidente falta de moralidad”, signos propio de un autócrata en potencia, por lo que convendría recordar la advertencia del considerado padre de la Constitución norteamericana, James Madison, quien llegó a asegurar que “la acumulación de todos los poderes, legislativo, ejecutivo, y judicial, en las mismas manos, y si es hereditaria, autonombrada, o electiva, se puede equiparar a la misma definición de la tiranía”.

¿Es lícito luchar contra un Presidente electo?

Hasta Eisenhower, la CIA fue únicamente la organización de inteligencia central para el gobierno de los Estados Unidos y estuvo detrás de múltiples tareas de entrenamiento de insurgentes y desestabilización de gobiernos contrarios a las políticas del Pentágono, pero los lobbys militar y financiero (ambos fagocitados por el looby judío) no pudieron resistir a la tentación de crear un gobierno de facto que manipulara los entresijos del poder, derivando en la aparición de un nuevo ente (el complejo militar-industrial, en palabras de Eisenhower), refractaria a la opinión pública y al control del Congreso y Senado de los Estados Unidos). En la actualidad, la Compañía se habría transmutado en el llamado Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) y de la hidra-CIA habrían nacido 17 nuevas cabezas en forma de agencias de inteligencia que integrarían la Comunidad de Inteligencia de EEUU ( la Cuarta Rama del Gobierno según Tom Engelhardt) , agentes patógenos de naturaleza totalitaria y devenidos en Estado paralelo, verdadero poder en la sombra fagocitado por el “Club de las Islas” de George Soros y que se habría conjurado contra un Trump partidario de una Geopolítica Primus Inter Pares entre EE.UU. y Rusia (G2).
Dicha trama anti-Trump habría sido diseñada tras una reunión celebrada en Washington en la que participaron cerca de 200 patrocinadores de la campaña electoral de Hillary Clinton encuadrados en la llamada Alianza Democracia (DA), megaorganización fundada por George Soros en el 2.005 y constaría de una primera fase para torpedear el traspaso de poderes Obama-Trump mediante una “revolución patriótica o multicolor” en EEUU. Así, según el portal Zero Hegde, las espontáneas manifestaciones populares anti-Trump habría sido inspiradas por el portal digital MoveOn.org, patrocinado por el ínclito Soros bajo el lema “Levántate y lucha por los ideales estadounidenses” y cuya segunda fase será truncar la carrera política de Trump por métodos legales (Impeachment) o por métodos expeditivos (léase Magnicidio).

La guerra híbrida y la conexión rusa

La nueva doctrina geoestratégica conocida como “Guerra Híbrida” sería atribuible al Jefe de Estado Mayor de las FF.AA. Rusas, Valery Gerasimov quien afirmó que “ cada vez es más frecuente que se dé prioridad a un uso conjunto de medidas de carácter no militar, políticas, económicas, informativas y de otro tipo que estarían sustentadas en la fuerza militar. Son los llamados métodos híbridos”, concepto que se habría puesto en práctica por primera vez con ocasión de las recientes Elecciones Presidenciales en EE.UU. Así, en la web de investigación “Mother Jones” apareció una versión reducida del informe de los servicios de inteligencia de EEUU en el que acusaban directamente al Gobierno de Putin de estar detrás de “supuestos ataques cibernéticos de hackers rusos para desequilibrar la campaña electoral de Hilary Clinton e inclinar la balanza a favor del supuesto submarino ruso, Donald Trump”.
Según el citado documento de los servicios de inteligencia de EEUU, el Departamento Central de Inteligencia ruso (GRU) con sede en Moscú, considerado el “servicio de espionaje más poderoso y efectivo ruso en la actualidad tras asumir las funciones del primigenio Servicio de Inteligencia Exterior (SVR) “,se habría servido del pirata informático Guccifer 2.0 así como de la página web DC Leaks.com y de WikiLeaks para “difundir públicamente información de los correos secretos de Hillary Clinton obtenidos mediante hackeo cibernético”, extremo negado por el fundador de WikiLeaks, Julian Assange.
La primera víctima colateral fue el asesor de Seguridad Nacional de Donald Trump, Michael Flynn tras filtrarse que habría mentido al Vicepresidente Mike Pence sobre sus conversaciones con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislyak, pero Donald Trump habría negado la existencia de la llamada “conexión rusa”, acusando a la Agencia Nacional de Seguridad y al FBI de estar implicadas en la filtración de informaciones perjudiciales para su Administración y de continuar con “su caza de brujas”.

¿Será el 2018 el año del impeachment contra Donald Trump?

La investigación sobre el llamado “Rusiagate” emprendida por el fiscal especial Robert Muller habría provocado las recientes detenciones del ex-jefe de campaña de Trump, Paul Manafort y de su socio Rick Gates , detenciones que tan sólo serían la punta del iceberg de la llamada “conexión rusa “ o “RusiaGate”. Así, un tercer asesor de la campaña presidencial, George Papadopoulos, tras declararas culpable de haber mentido al FBI sobres sus contactos con Moscú, estaría colaborando activamente para desentrañar la madeja de la presunta entente entre el equipo de campaña de Donald Trump y el entorno de Putin.

Mientras ello ocurre, el verdadero Poder en la Casa Blanca estaría detentado actualmente por Rex Tillerson, Secretario de Estado y por el General John Kelly, Jefe del Gabinete quedando Trump como un pajarito enclaustrado en el Despacho Oval de la Casa Blanca que tan sólo pía en Twitter con mensajes incendiarios contra sus némesis particulares ( Irán, la mass media norteamericana y el líder norcoreano, Kim Jong-un), pero dada la evidente soledad de Trump al haber roto los puentes con el Partido Republicano y el desprestigio creciente de la figura del Presidente de EE.UU., caso de no prosperar el proceso de impeachment contra Trump por el “Rusiagate” en el 2018, podríamos asistir a la reedición del Magnicidio de Dallas (1963), tras lo que su Vice presidente Mike Pence asumiría la Presidencia para hacer que EEUU vuelva a la senda de las seudodemocracias tuteladas por el verdadero Poder en la sombra de EEUU (Cuarta Rama del Gobierno de EEUU).

*Analista

Pakistán: El Gran Juego de Donald Trump

Guadi Calvo*. LQSomos. Enero 2018

Si alguien se preguntara la razón de los virulentos ataques del rubicundo presidente Trump contra Pakistán, la respuesta podría ocupar casi una biblioteca, aunque también se podría sintetizar en una sola palabra: China.

En su primer tweet del año, Trump la ha emprendido nada menos que contra Pakistán, escribiendo: «Estados Unidos ha dado ingenuamente a Pakistán más de 33.000 millones de dólares de ayuda durante los pasados 15 años, y lo único que nos han dado ellos son mentiras y engaños, porque ven a nuestros líderes como tontos”. Para rematar iracundo: “Dan refugio a los terroristas a los que perseguimos en Afganistán, y ayudan poco… ¡SE ACABÓ!”. El mensaje ha producido una serie de comunicados y hechos materiales que dejan en claro que la crisis diplomática está lejos de ser solucionada.

Con bastante más mesura, funcionarios de Islamabad, se refirieron al ataque del magnate diciendo que era “completamente incomprensible” y “contradijo los hechos”. Mientras, el Primer Ministro pakistaní, Shahid Khaqan Abbasi, firmó un comunicado donde se habla de “profunda decepción”. Al tiempo, David Hale, el embajador norteamericano en el país, fue llamado el mismo lunes por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán, sin que se supiera los términos de la conversación.

La respuesta más contundente la dio el Ministro de Defensa pakistaní Khurram Dastgir-Khan en su cuenta de twiter diciendo: “Pakistán ha dado a Estados Unidos libre acceso a su espacio aéreo y terrestre, a sus bases militares y a una cooperación en materia de inteligencia que ha diezmado a al-Qaeda durante 16 años, pero no nos dieron nada a cambio, más allá de insultos y desconfianza”.

Con mayor sutileza y contundencia la cancillería China, ya que Beijing tiene mucho que ver en la crisis, contradijo a Trump y reconoció a Pakistán por “los tremendos esfuerzos en la lucha contra el terrorismo” y con sutil picardía milenaria agregó: “La comunidad internacional debería reconocerlo plenamente”.

El enardecido Trump, subido la vara, cumpliendo una amenaza que trasteaba silenciosa desde Washington a Islamabad desde hace meses, recortar la asistencia militar por ahora en 225 millones de dólares y de profundizarse podrían alcanzar los 1.200 millones, además de amenazar con quitarle la colaboración en las arduas negociaciones que Islamabad, sostiene con diferentes varios de sus acreedores como el FMI, el Banco Mundial y el Grupo de Acción Financiera.

Si bien es cierto que Pakistán ha sido esquivo a la hora de sus argumentaciones en su participación en la lucha contra el terrorismo, alcanza con recordar que Osama ben Laden, el día de su muerte fue sorprendido en una casa de seguridad a poco más de un kilómetro de la Academia Militar de Pakistán, en Abbottabad. Conociendo el poderoso Inter-Servicios (ISI), la inteligencia pakistaní, es improbable que semejante “huésped” se hubiera instalado en el país, sin su anuencia.

El ISI, ha utilizado en diferentes momentos a los grupos que dice combatir como el Lashkar-e-Toiba (ejército de los puros), acusado de los atentados en Bombay en 2006, y otras muchas acciones en la frontera con India fundamentalmente en la “Línea de Control” (LOC) en Cachemira o el Tehrik-e-Talibán los talibanes pakistaníes, un regulador político en la compleja interna entre el gobierno y el ejército, casi un Estado autónomo dentro de Pakistán.

El romance entre Pakistán y estos grupos viene de lejos. Es conocido que Pakistán funcionó como centro de abastecimiento, refugio y entrenamiento de los muyahidines afganos en su guerra contra los soviéticos (1978-1992) de donde emergería nada menos que los Talibanes y al-Qaeda. Durante aquella guerra, Estados Unidos dispuso del territorio y los cielos pakistaníes como si fueran propios proveyendo a los muyahidines de sofisticados armamento, aparatos de comunicaciones, logística e información satelital. Muchas versiones mencionan al Mullah Omar, fundador del Talibán, como formado en una madrassa (escuela coránica) Pakistán y que su muerte, debido a una enfermedad crónica entre 2011 y 2013, se produjo en un hospital pakistaní, donde era atendido y que sus restos fueron enterrados allí cerca, cuando era buscado por todos los servicio secretos de Occidente.

En la invasión norteamericana de 2001, tras la caída de las torres en Nueva York, una vez más Pakistán se convirtió en un portaaviones norteamericano instalado en medio de la cordillera del Hindu Kush. Al tiempo también fue víctima de los “desajuste” de la aviación y drones norteamericanos que desde entonces y con dramática frecuencia ha atacado a civiles pakistaníes en su propio país, si bien el número de esas víctimas está muy bien guardado, se calcula que desde 2001 hasta la fecha los muertos civiles podrían alcanzar los 90.000.

China en el Gran Juego

Si bien lo que se conoce como el Gran Juego, que se desarrolló en la región a mediados del siglo XIX, ocupó a la Rusia zarista y el Reino Unido, hoy se sigue desarrollando con otros participantes: Estados Unidos y China.

Sería bueno recodar que Pakistán, donde se libra esta pugna, es el hogar de casi 200 millones de personas y la única nación del mundo islámico que cuenta con armas nucleares, además de tener cuatro fronteras altamente complejas, India, Afganistán y nada menos que Irán y China.

Y es justamente esa frontera con China lo que también rebela a Trump, ya que Beijing, que también tiene una lejana amistad con Islamabad. Hay que recordar que en la guerra afgano-soviética, en el marco de las discusiones por el liderazgo internacional del movimiento comunista, entre otras cuestiones, China operó a favor de los muyahidines y contempló el dejar hacer de los pakistaníes con mucha tolerancia.

Hoy todo aquello es historia antigua y China se ha convertido en la gran locomotora económica para asediar el poder de los Estados Unidos, por ello la creación del Corredor Económico China-Pakistán (CPEC) o la “Nueva Ruta de la Seda”, la primigenia unión Asia con Europa por casi tres mil años, donde países como Pakistán e Irán cumplen roles fundamentales.

Los recortes norteamericanos a la ayuda a Pakistán, están obligando a la nación centroasiática a lanzarse en post de China, que prevé inversiones en el CPEC, por 62.000 millones de dólares. La estrategia económica China, vigorizaría todas las economías de la región ya que se creará una interconexión terrestres y marítima que abarca toda Eurasia y el litoral del Océano Índico, con nuevos ferrocarriles, carreteras, oleoductos y gasoductos y grandes proyectos energéticos y puertos.

Sin duda, Washington no se quedará cruzado de brazos viendo cómo su gran rival termina de arrebatarle quizás el más importante punto estratégico desde los tiempos de Alejandro, por lo que tiene para perturban los planes chinos, muchas y poderosas herramientas y fiel a su estilo, fundamentalmente bélicas. Y para eso cuenta con la colaboración del Primer Ministro Indio Narendra Modi, un furibundo nacionalista de derecha, al que la cuestión de Cachemira, lo podría llevar a una cuarta guerra con Pakistán. Modi, en su afán armamentístico, mostrando una nueva posición, no tuvo inconveniente en dinamitar la tradicional postura de Nueva Delhi en apoyo a los reclamos de Palestina (VER: India, Afganistán: El paseo del Perro Loco) y visitó oficialmente Israel, lo que nunca había hecho antes ningún mandatario hindú. A mediados del año pasado cerró acuerdos de compra de armamento y la construcción en India por parte de Israel de una fábrica de tanques y otras unidades blindadas. Modi también firmó acuerdos comerciales con Estados Unidos a lo largo de 2017, en torno a unos 15.000 millones de dólares en armamento norteamericano, alejándose de la Federación de Rusia, quien fue históricamente su proveedor.

El Pentágono también podría alentar los diferentes movimientos separatistas pakistaníes intentado balcanizar a su antiguo aliado. En Beluchistán, la provincia que representa el 43% de la superficie total del país, hoy en estado de hibernación, existe un fuerte espíritu nacionalista, al que sin duda los sardars (caciques) baluchis, con un renovado apoyo económico y militar, pondría reiniciar su guerra contra Islamabad. Movimientos como el BLA (Ejército de Liberación Beluchistán) el Ejército Republicano Baluchi y el Frente de Liberación de Baluchistán, se podrían reactivar de inmediato, ya que con sigilo siguen operando.

Al tiempo que podría reactivar el movimiento de la etnia musulmana uigur que operó tanto en Pakistán como en China con los nombres del Movimiento Islámico de Turkestán Este (MITE) que Islamabad logró derrotar en 2015 y que en China se autodenominan Mito (Movimiento Islámico del Turkestán Oriental) que mucho más controlado no ha podido ser del todo eliminado y pugna por la separación de la provincia de Xinjiang. Además no hay que olvidar que en toda la región de Afganistán hay aproximadamente unos 10.000 hombres del Daesh, que Washington podría incentivar para que intenten establecer su califato en Pakistán.

Como ese histórico, el “Gran Juego”, que desde hace más de 150 años se viene librando en la región, sigue sin un ganador, aunque haya millones de perdedores.

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional
Asia global – LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Palestina: setenta años de soledad

Guadi Calvo*. LQSomos. Diciembre 2017

La decisión del presidente norteamericano Donald Trump, de cambiar la embajada de su país desde Tel-Aviv a al-Quds (Jerusalén), decretando de hecho que la milenaria ciudad se convierta en la capital de Israel y por lo tanto, nadie más que el enclave sionista tenga derechos sobre ella, es un gesto que sin duda, rezuma aguas negras por todos lados. Pero por otra parte también tiene algo de bueno y es que la brutalidad de la medida, la que solo puede tomar un desquiciado como el rubicundo magnate neoyorkino, deja al descubierto la descarada hipocresía de la comunidad internacional. Una hipocresía que desde hace setenta años permite que Israel avance sobre los derechos y los territorios palestinos sin que jamás, a pesar de la docena de resoluciones de Naciones Unidas, la primera con el número 181 del 29 de noviembre de 1947, hasta la última con el número 2334 del 23 de diciembre del 2016, hayan sido atendidas por los gobiernos sionistas que se suceden en Israel. Resoluciones que, como un eco idiota, repiten la necesidad de que Israel, respete los derechos palestinos.

Miles de presidentes, primeros ministros, altos funcionarios de gobiernos y organismos internacionales, líderes de la opinión pública, intelectuales, artistas y hasta deportistas de primer nivel de todos los países del mundo, se han opuestos desde siempre a las acciones de Israel en Palestina. Millones y millones de personas, de todos los credos en todas las grandes ciudades de todos los continentes, han salido a las calles una y otra vez a protestar por el genocidio que Israel perpetra desde hace setenta años en Palestina… convirtiendo a la causa palestina, en la más reconocida a nivel global.

Así todo: nada. Absolutamente nada de todo esto ha servido, todo ha sido un gesto miserable, una gran actuación de autoconmiseración, como quien cree que lava su conciencia, cuando por la calle arroja unas monedas a una mano mendicante, sin mirarles los ojos y seguir tranquilo habiendo pagado una cuota más de su parcela en el paraíso. Eso hace la comunidad internacional con Palestina, vota una resolución, protesta por una nueva masacre israelí y sigue… sin que jamás se haya concretado una sanción contundente, sin colaborar con los muchos grupos de oposición al régimen sionista que dentro de Israel luchan contra él. Son los propios judíos israelíes silenciados que sufren persecuciones y encarcelamientos por exigir al gobierno que acabe con este estado de cosas, que no solo avergüenza al pueblo judío sino a toda la humanidad.

La sinrazón de Israel, la salvaje arbitrariedad de sus acciones, la barbarie de sus ataques y su violencia, que ha acabado no solo con la vida física de ciento de miles de palestinos, sino con los sueños de toda una nación y un pueblo, han convertido al sionismo en causa y bandera de la misma ideologías que masacraron millones de judíos en Auschwitz, Dachau, Buchenwald, y otros muchos nombres de tan oscura memoria, donde la muerte fue industrializada y combinada con las formas más aberrantes del tormento y la degradación humana.

Palestina vive a diario una Kristallnacht a la vista cómplice de un mundo que esconde su cobardía en códigos, tratados, leyes y resolución que solo sirven para juntar polvo.

El pueblo palestino vive ahora la hora más solitaria de estos setenta años. Traicionada por sus propios hermanos árabes, por todos los musulmanes del mundo que ven como al-Quds, el tercer lugar sagrado del Islam, es mancillada por una resolución firmada con pluma de oro y tinta de sangre.

El hecho es de tal gravedad, que hasta ahora ninguno de sus socios europeos va a acompañar esta medida. El presidente francés Emmanuel Macron, quien se declaró abiertamente contrario a la medida norteamericana dijo: “Es una decisión desafortunada, que Francia no la aprueba y que contradice el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”. Mientras que en las últimas horas, la primera ministra, británica Theresa May, y su secretario de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, se han mantenido distantes de la decisión de Trump.

Más o menos del mismo modo y con una vehemencia tan afectada como vacía, se han expresado los gobiernos de Turquía, Líbano y Egipto. De urgencia ha sido llamada a discutir la situación la Liga Árabe, al tiempo que su secretario general de la, Ahmed Aboul-Gheit, calificó la decisión de: “peligrosa e inaceptable”. Como si el drama palestino hubiera comenzado esta mañana.
Solo Irán ha hecho escuchar sus demandas de manera amenazante y el frente Hezbollah, en voz de su máximo líder Hassan Nasrallah, quien ha llamado a una tercera intifada. Mientras tanto Rusia se mantiene al margen de la provocación de Trump.

El yerno del presidente

La medida de Trump, obviamente fogueada por su yerno Jared Kushner, un judío ultra ortodoxo, un multimillonario inmobiliario, que obligó a Ivanka Trump, la preferida del presidente y a vez su más cercana consejera a convertirse al judaísmo para casarse con ella. Kushner fue designado por Trump para el seguimiento de las conversaciones palestinas-israelíes, que en estos momentos se habrán convertido en papel mojado. Es por lo menos paradójico, sino directamente una burla, que semejante función la tenga a cargo quien es benefactor económico de varios asentamientos israelíes, declarados ilegales por la comunidad internacional. Kushner ha codirigido, hasta enero de este año, la Fundación Charles y Seryl Kushner, creada por sus padres, que ha donado millones de dólares a proyectos relacionados con los diferentes asentamientos en Cisjordania, foco fundamental de las protestas palestinas.

Kushner, poco a poco ha ido ganando espacio en la Casablanca y hoy tiene más influencia sobre el presidente que el propio secretario de Estado, Rex Tillerson, de lo que se desprende que las políticas pro israelíes seguirán en marcha, en oposición a las reclamaciones que se llevan a cabo.

En la última resolución de Naciones Unidas contra los asentamientos ilegales en Cisjordania, en la que extrañamente el entonces presidente Barak Obama no utilizó el derecho de veto, se conoció semanas después que Jared Kushner, intentó influir en el Consejo de Seguridad, para que rechazara aquella resolución. La misma fuente informó que el Kushner, no mencionó el “detalle” de su vinculación con la Fundación pro sionista fundada por sus padres a la Oficina de Ética del Gobierno estadounidense.

Desde que se conoció la cambio ordenado por Trump, millones de ciudadanos musulmanes han salido a expresar su rechazo a las calles desde Beirut a Yakarta, a pesar del silencio de las monarquías sanies del golfo, que no han hecho más que repetir los circunloquios habituales para este caso.

Las protestas en Cisjordania y Gaza ya han dejado hasta ahora cuatro muertos por los bombardeos sionistas, que sin duda es el preámbulo de muchas más muertes. El ministro de defensa israelí, Avigdor Lieberman, un nazi confeso, hizo un llamamiento a los ciudadanos israelíes a boicotear los comercios manejados por árabes, lo que es un reflejo exacto de como los sionistas se posicional frente a esta nueva crisis.

Palestina navega solitaria hacia su desaparición si nadie hace algo lo suficientemente contundente con prontitud.

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional
Palestina – LoQueSomos

El día de la Navidad

Legná ed al Zurc*. LQSomos. Diciembre 2017

El Papa Francisco trasladara la capital de su Estado a Jerusalén

(Roma. 10-dic/07. AVI). El Papa “FRANCISCO” anunciará el próximo día de la Navidad el traslado oficial de la capital del Estado del Vaticano a Jerusalén.

Según fuentes bien informadas de la Curia Romana la sorprendente decisión del Papa Jorge Bergoglio no ha sentado nada bien en el cuartel general del Presidente Donald Trump. Y miembros del colegio cardenalicio temen que las autoridades del Estado de Israel utilicen esta medida como excusa para descalificar al Papa designándole persona “non grata” o algo peor… “terrorista”. En ningún caso, el Vaticano entrará a formar parte de la lista de los “estados gamberros” o de los “paraísos fiscales”.

Pese a ciertas reticencias internas surgidas en la sede de S. Pedro, su Santidad Francisco cree contar con el apoyo incondicional del “Espíritu Santo” y la decisión será tomada este solsticio de invierno -ya sea el día 25, en la ´natividad del señor`; o en el 28, día de ´los inocentes`-, pese al rechazo silencioso de la Virgen María que teme revivir los sufrimientos otrora padecidos en el bimilenario proceso llevado a cabo por el Imperio Romano y jueces israelitas -muy parecidos a los togados israelíes- contra su hijo Jesús, alías “El Cristo” y sus doce incondicionales seguidores.

“Francisco”, máximo Pontífice de la Iglesia actual, tras su reciente visita a Palestina, considera que ha llegado la hora en que la Iglesia “católica, apostólica y romana” vuelva a sus orígenes vernáculos y tienda puentes con el continente asiático, donde habitan la mayor parte de los posibles feligreses de nuevo cuño. Las nuevas vocaciones religiosas hablarán mayoritariamente en árabe, chino, indi, ruso y otros idiomas en el nuevo babel cristiano. Eso sí, el latín quedará como un instrumento lingüístico útil para la permanente inmatriculación de bienes inmuebles y que nadie pueda así desentrañar su contenido recaudatorio y de apropiación de tesoros arquitectónicos.

Un portavoz del anterior Papa el alemán Joseph Aloisius Ratzinger conocido como “Benedicto 16” -que en la actualidad ostenta el título de “Papa emérito”-, ha tildado esta medida como una “humorada” más a la que ya nos tiene acostumbrados… “el argentino”.

Popes Ortodoxos y Pastores Protestantes coinciden en mostrar sus temores a que en este sitio sagrado de Oriente Próximo -escenario habitual de la violencia sionista contra el sufrido pueblo palestino- se arme de nuevo… “la dios es cristo”.

Mariano Rajoy, el minoritario Presidente del Reino de España, aún medita en un monte de eucaliptos de su inhabitada Galicia, cuál será la postura oficial o si adoptará la cautela diplomática del “no sabe si -en estos casos-, es mejor viajar o quedar”. Su ministra de Defensa Dolores Cospedal con la peineta bien alta y prendida la mantilla procesional interrogada por ´Letonia Pres` les ha declarado: “España estará donde nos lleve la OTAN: ya sea al frío frente báltico o a la tierra árida atlántica-norte de Jesús Apóstol”.

Según un portavoz eclesial no es aún el momento de “echar las campanas al vuelo”, pero ha sentenciado: “el traslado de sede a Jerusalén puede conducir a que esta ciudad -de forma abierta y laica-, acoja a la vez la capitalidad: del Estado Palestino, de Israel y del Estado Vaticano. En ella -olvidado el esclavo principio del “ora y labora” gracias al ilimitado apoyo financiero de los USA y de la Unión Europea-, podrán vivir en paz y prosperidad religiosos, herejes, agnósticos y /o ateos de todos los rincones del globo y en ella tendrán cabida de forma “ecuménica” cuantos materialistas dialécticos, exilados, presos políticos catalanes, refugiados y emigrantes con o sin derechos -sin distinción de sexo, etnia o posibles: ¡aquí no habrá ni ricos, ni pobres!- deseen convertir a este enclave en su lugar habitual de residencia. (Agencia Virtual de Información).

Un maraña shakesperiana en Arabia Saudita

Guadi Calvo*. LQSomos. Noviembre 2017

La situación generada tras la purga, sin antecedentes, que desató el príncipe heredero Mohammed bin Salman teñida de un halo anticorrupción (ver: Yemen el Vietnam saudita), contra muchos de sus rivales en la compleja urdimbre de la familia reinante, al parecer no solo ha tomado por sorpresa a muchos de los que hoy están detenidos en el exclusivo hotel Ritzadh’s Ritz-Carlton, sino a algunos gobiernos europeos muy cercanos a la más sangrienta y longeva dinastía de lo que se tenga memoria en los últimos siglos.

Se ha sabido que muchos los detenidos fueron golpeados y torturados tras su arresto mientras eran sometidos a duros interrogatorios para que diesen detalles, no solo de sus cuentas bancarias, sino del funcionamiento de la red de corrupción, que sin duda involucraría a muchos “amigos” occidentales. Las cifras de detenidos, como todo en el reino saudita, no son nada claras, ya que en las primeras horas se habló hablado de unos 1.300 detenidos mientras ahora el número se ha reducido en torno a los 200, todos altos dignatarios, príncipes y magnates.

Creer que una operación de semejante magnitud fue realizada sin el conocimiento y el aval del Departamento de Estado, es más que inocente. Hay que recordar la exitosa visita de Donald Trump, a finales de mayo pasado, en la que fue recibido como un verdadero héroe nacional, a pesar de que provenía nada menos que de Israel, sobre los papeles, el enemigo número uno del reino.

El que sí parece haber sido sorprendido es el presidente de Francia, Emmanuel Macron, quien se encontraba de visita oficial en los Emiratos Árabes Unidos, y antes de continuar viaje a París, hizo una escala en Riad. Allí se reunió con el príncipe Mohammed, a todas luces el hombre fuerte del Régimen, con quien “conversó” particularmente sobre la situación del Líbano y otros temas, que obviamente pasaron por la “guerra contra la corrupción” desatada por el futuro rey.

Es importante señalar que mientras todo esto sucedía, Riad era visitada por otro “ilustre” político francés, el ex presidente Nicolás Sarkozy, un agente claramente alineado a los intereses tanto de Washington como de Tel-Aviv.

La campaña anticorrupción no sólo se centra en la captura de todos aquellos magnates y funcionarios que se han enriquecido de manera ilegal, sino también en la confiscación de dichas fortunas por lo que el reino espera recaudar cerca de 1.250 billones de dólares. Como muchas de esas fortunas se encuentran radicadas en el exterior, Riad prepara una embestida judicial para procurar recuperarlas. Entre los personajes más encumbrados que han sido detenidos figuran nada menos que los hijos del rey Fahd bin Abdulaziz, el rey Abdullah, el príncipe Bandar al-Sultan y el príncipe Nayef.

El clan Sudairi, de la que el Rey Salman forma parte por ser uno de los siete hermanos que dio origen al clan, todos hijos del rey Abdul-Aziz Ibn Saud, fundador del reino moderno. Aunque se calcula que tuvo cerca de cuarenta hijos, estos siete son hermanos de la misma madre la Princesa Hassa bint Áhmed al-Sudairi, de quien toman el nombre y han logrado dominar el reino desde la muerte de su padre el rey Abdul en 1953.

La actual purga fue precedida por otra de características más políticas, si es que ésta tuviera algún perfil que no lo fuera, en la que cayeron clérigos musulmanes, intelectuales, economistas y otras figuras públicas, asociados al gobierno del rey Abdullah, muerto 2015, antecesor y hermano del actual Rey Salman.

En esta última redada han caído, figuras del clan más poderoso del reino los Sudairi; dos hijos del poderoso Príncipe Bandar al-Sultán, embajador en Washington 25 años y jefe del poderoso servicio de inteligencia saudita, quien esta investigado por el acuerdo de armas conocido como al-Yamamah. Un contrato para la compra de aviones de combate de la British Aerospace (BAe), que incluía repuestos, mantenimiento y la construcción de bases locales, que significó la mayor venta de armas del Reino Unido y que fue monitoreado directamente por Margaret Thatcher en 1985. El acuerdo, cuyo precio básico se infló en un 32%, permitió pagarle bajo cuerda a Bandar cerca de 30 millones de dólares, que fueron enmascarados como “servicios de marketing”. Dinero que invirtió comprando propiedades en el Reino Unido, un negocio redondo para Londres. Bandar además fue el hombre clave a la hora de lanzar mercenarios tanto contra Libia, como contra Siria.

Sobre el príncipe Bandar, corren diferentes rumores. Unos afirman que no ha sido detenido y se encuentra en su casa de la ciudad de Jeddah, mientras otros lo dan por detenido.

¿Otra guerra en Líbano?

Una de las muchas aristas de la crisis saudita parece tener origen en Líbano. Recordemos que el Primer Ministro de ese país, Saad al-Hariri, renunció a su cargo a través de un comunicado televisado, justamente desde Riad, el cuatro de noviembre último, donde se encontraba en una visita oficial, argumentando que temía por su vida. Su padre, Rafiq al-Hariri, quien fuera dos veces Primer Ministro, fue asesinado tras haber dejado su cargo en 2005. Del asesinato de Rafiq al-Hariri se ha culpado al presidente sirio Bashar al-Assad, en confabulación con la organización libanesa Hezbollah (Partido de Dios) con grandes apoyos en el sur del país, además de contar con representación parlamentaria y tener el control de varios ministerios. Las acusaciones jamás han podido ser demostradas.

En su cómica renuncia, Hariri denunció que Hezbollah y e Irán son los que tienen el poder en su país. De allí el temor por su vida. Algunos informes señalan que el enojo del Príncipe Mohammed, que ha llevado a la extraña detención de Hariri, justificándola, por la nacionalidad saudita del primer ministro, quien nació en Riad en 1970, se centra en la imposibilidad después de dos años de vencer al pueblo yemení, que solo cuenta con la ayuda de Hezbollah y la República Islámica de Irán, ambos chiitas, como el grupo Houthis, quien ha llevado la dirección de la guerra de resistencia contra Arabia Saudita.

A principio de noviembre un misil houthi alcanzó el aeropuerto Internacional Rey Khalid, próximo a Riad, con un misil balístico, algo que hizo replantearse la guerra al príncipe heredero. El misil utilizado sería un Volcano H-2, una versión yemení del misil balístico soviético R-27 Zyb, con un alcance operativo de entre 800 y 2.000 kilómetros. Algo que conseguirá que de seguir produciéndolo Yemen, se convertiría en una pesadilla para el reino.

La detención del Primer Ministro libanés intentaría provocar la caída del gobierno de Beirut y generar un estado de anarquía que propiciaría abrir una brecha que pudiera terminar en una nueva guerra civil entre los seguidores de Hariri sunitas y Hezbollah de mayoría chií. Todo ello tras algún ataque de falsa bandera de la intervención israelí y declarando una guerra abierta contra Hezbollah. Además se intensificarían las diferencias aunque en la organización liderada por el carismático Sayyed Hassan Nasrallah participan sunitas moderados y miembros de diferentes iglesias católicas y otras creencias presentes en el Líbano. Aunque, según se informa desde la capital del Líbano, la maniobra habría fracasado. El gabinete sigue incólume y un espíritu de unidad frente a las intenciones sauditas se ha apoderado del pueblo libanés.

Por otra parte la presencia de Macron en Riad se debe fundamentalmente para poner en funcionamiento los contratos pendientes con Riad, reino que se había comprometido en 2015 a comprar armamento galo por más de 30 mil millones de euros. Y conseguir cerrar esos contratos antes que se pueda desmadrar la situación y se prohíba la venta de armas. Estos acuerdos, que se encontraban prácticamente cerrados, no han sido cumplidos por los sauditas. Ahora la purga ha afectado a muchos contactos franceses en Riad, que Macron ha intentado volver a activar.

Por otra parte la Unión Europea y particularmente Alemania y Francia, están intentando mantener el acuerdo nuclear con Irán, que además habilita un intenso tránsito comercial con Teherán. Acuerdo con el que la nueva administración estadounidense se ha declarado contraria volviendo a establecer un nuevo bloqueo comercial que Europa tendrá que seguir a pie juntillas como se lo marca Trump.

Un signo de lo crítica de la situación en Líbano es que tanto Riad como Kuwait, han solicitado a sus súbditos abandonen de inmediato el Líbano, mientras existe la posibilidad que los más de 200.000 ciudadanos libaneses afincados en el reino saudita sean obligados a abandonar el país.

La derrota del Daesh en Siria parece no haber hecho escarmentar a sus mandatarios y el objetivo de allanar todo para la dominación norteamericana-israelí de la región sigue en marcha.

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional
Asia global – LoQueSomos

Wellcome gringos

Silvia Delgado*. LQSomos. Agosto 2017

El pueblo venezolano salió a votar y dijo muy clarito lo que quería. Como los resultados no son del gusto del Imperio, por el bien de ese pueblo que no ha votado lo correcto, andan tramando la forma de imponer lo que les convenga mejor.

Hablan de presos políticos, de derechos humanos, de hambre y desconcierto.

No pueden permitir en el corazón de América ese colosal disparate.

Aquí, en el Estado español, si no gustan los que se presentan se ilegaliza el partido y a otra cosa, mariposa. (Batasuna, Euskal Herritarrok, Herri Batasuna…)

Tenemos presos a jóvenes con el delito temible de estar presentes en una riña de bar (Altsasu), a sindicalistas horripilantes que piden paz (Rafa Diez «en libertad desde el día 17»), a chavales combativos que asustan por su libertad (Alfon) y un largo etcétera de personas que han pasado por los tribunales por cantar, escribir, gritar.

Por esto millones de nosotros no aceptamos los resultados que llevaron a Rajoy de nuevo a ganar las elecciones y aunque nuestros supermercados están bien abastecidos, son demasiadas las familias que recurren a la caridad para poder comer, el trabajo que hay es poco y de esclavos, el dinero público desaparece de manera fulminante y definitiva, nos detienen por decir “ay”, por decir “joder”, por decir “me cago en el rey”.

Pienso que sería bueno escribir un tuit a Trump para pedirle que nos ayude con su soldadesca, como lo hicieron antes en Argentina, en Chile, Paraguay, Uruguay, en Irak, en Afganistán.

En Siria están trabajando, no sé si lo conseguirán. Sus métodos son casi infalibles y ya que están tan preocupados por Venezuela, que se preocupen un poco también por nosotros que para eso les dejamos Rota, Torrejón, Morón…

Venga Donald , no aguantamos más, yo ya tengo la bandera colgada del balcón de mi casa: “Wellcome democratic saviors of de worl”.

Más artículos de la autora
* LQSomos en Red