Guadi Calvo*. LQS. Abril 2019 “Estos ataques pueden haber violado el derecho internacional humanitario y podrían, en algunos casos, constituir crímenes de guerra” La política de Donald Trump para la cuestión somalí ha encontrado en el bombardeo sistemático de posiciones presuntamente terrorista, la solución para terminar con la insurgencia tanto de al-Shabaab (al-Qaeda) como del Daesh. La aviación norteamericana mantiene una frecuencia de ataques sin precedentes, para el conflicto, incrementando las intervenciones aéreas de manera constate año tras año, desde la llegada de Trump a la Casablanca, produciéndole cerca de 500 bajas al grupo terrorista. Durante el último año de…
Continuar leyendo