Silvia Delgado*. LQS. Abril 2019 No puedo evitar pensar que hasta el momento no hemos conseguido ni siquiera un poquito de justicia para nuestros viejos. Van muriendo como si nada. Década tras década, sepultura tras sepultura. Puñados de desprecio sobre vuestra memoria. Y caminamos por las calles, ausentes, desenfadados, rebeldes, cansados y a nuestro lado un anciano arrastra su bastón o desea hablarnos en la cola del supermercado o lo vemos leyendo el periódico en un parque o de la mano de sus biznietos y no detenemos el paso para explicarles qué hicimos con sus ideas después de ser tiroteadas,…
Continuar leyendo