Arturo del Villar*. LQS. Mayo 2018 Los historiadores del arte han rebuscado fuentes inspiradoras de Pablo Picasso, que le incitaran a pintar en 1907 Les Demoiselles d’Avignon, considerada la primera obra cubista, con antecedentes llevados hasta el primitivo arte ibérico. No se ha tenido en cuenta, sin embargo, el retrato realista realizado por Juan Carreño de Miranda, pintor de cámara del rey católico de las Españas Carlos II, conocido en la historia con el apodo de El Hechizado. Este óleo se reproduce sin duda con fidelidad la imagen deforme del monarca, tan deshumanizada que parece una caricatura, cosa imposible, puesto…
Continuar leyendo