El concepto de belleza implica necesariamente su opuesto. La fealdad es la antítesis de lo bello, pero también actúa como referencia complementaria. No habría armonía sin disonancia, equilibrio sin desorden, proporción sin desmesura. Al igual que la belleza, la noción de fealdad ha evolucionado a lo largo de la historia. En el mundo griego, lo feo se identifica con el desorden, el error y el mal. Es la negación de los valores contenidos en la tríada de lo verdadero, lo bueno y lo bello. Para Platón, lo feo es privación, vacío, no-ser, ausencia absoluta. Sólo puede concebirse por contraste con…
Continuar leyendo