Sáhara Occidental: la ONU choca con la firmeza del Frente Polisario

Redacción. LQS. Abril 2019

Gracias a la presión de Francia sobre el Consejo de Seguridad, la ONU se ha convertido en una oficina bajo las órdenes de Marruecos

Durante los últimos años, el informe periódico presentado por el Secretario General de las Naciones Unidas al Consejo se ha convertido en un puñado de elogios y congratulaciones a las autoridades marroquíes al mismo tiempo que ignoraba los excesos y violaciones cometidos por Marruecos en el Sáhara Occidental.

Con respecto a las violaciones de derechos humanos, siempre bajo el dictado de París, el Consejo de Seguridad manda a los saharauis al Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH), una entidad títere rechazada y criticada incluso por activistas de derechos humanos marroquíes y conocida como un parachoques para los sobrepasamientos del régimen marroquí.

Desde 2007, Francia practica esta política de presión sobre los saharauis para imponer la pseudo autonomía como solución en el Sahara Occidental. El Consejo de Seguridad fue en la misma dirección. Engañados por los franceses, los norteamericanos se dejaron llevar por este peligroso juego, por lo que las resoluciones del Consejo de Seguridad se volvieron escandalosamente parciales convencidos de que los saharauis tirarían la toalla y se arrodillarían ante el chantaje de Francia.

Las autoridades de la ONU comenzaron a ver al Frente Polisario como la parte débil en esta disputa a la que podrían imponer las opciones de Marruecos y su mentor francés. Pero sus cálculos resultaron erróneos gracias a la firmeza de los responsables saharauis.

Ante la decisión franco-marroquí de restringir la libertad de movimiento a los saharauis en los territorios liberados, el Frente Polisario se negó a reunirse con los oficiales de la MINURSO fuera de estos territorios. Guterres habló de ello en su último informe sobre el Sahara Occidental.

« Las relaciones entre la MINURSO y las partes siguen siendo buenas a pesar de discrepancias sobre diversas cuestiones. No se han reanudado las reuniones entre los directivos de la MINURSO y del Frente POLISARIO en Rabuni (Argelia), como había sido la práctica de larga data. Se mantiene una comunicación periódica y contacto de trabajo diarios por medio de la oficina de enlace de la Misión en Tinduf y otros medios electrónicos. Siguieron realizándose sin obstáculos las visitas de mi Representante Especial a los campamentos de refugiados y el contacto con la sociedad civil y otros interlocutores pertinentes en la zona de Tinduf » , dijo en el párrafo 52 de su último informe.

« Como medida provisional, mi Representante Especial se reúne con el coordinador del Frente POLISARIO fuera de la zona de la Misión cuando surge la necesidad. Una reunión de esta naturaleza tuvo lugar el 28 de febrero. Esa práctica esimportante para mantener una comunicación eficaz y una buena relación de trabajo en el cumplimiento del mandato de la MINURSO y facilita directamente la función de la Misión en la prevención de los conflictos. Sin embargo, sigue siendo una medida provisional y todavía no se ha atendido mi anterior llamamiento de volver a la práctica establecida de reunirse en Rabuni. Marruecos ha indicado que se opone a la posición del Frente POLISARIO y a la solución provisional », añadió.

De esta manera y llevado por las viejas costumbres, Marruecos quiere dictar a la MINURSO dónde reunirse con las autoridades saharauis.

En este informe, los frutos de la firmeza saharaui son visibles. Se critica ampliamente a Marruecos al mismo tiempo que se felicita, por primera vez, al Polisario por su decisión de destruir su arsenal de minas antipersonales.

* El correo diplomático saharaui (Magazine)

#SaharaLibre #SaharaOccidental
Sáhara-LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Los clamorosos silencios del lobby promarroquí español

Luis Portillo Pasqual del Riquelme*. LQS. Marzo 2019

Lo cierto es que lo que realmente protegen esas “muy cuidadas” relaciones políticas es la ocupación ilegal del Sáhara Occidental, la impunidad frente al genocidio del pueblo saharaui… con napalm, fósforo blanco, bombas de fragmentación y ametrallamiento aéreo…

Con motivo de la reciente visita de los reyes de España a Marruecos, el diario El País publicó el 12 de febrero pasado un artículo de opinión firmado por María Teresa Fernández de la Vega, en su condición de presidenta del Consejo de Estado, titulado “Marruecos y España, unidos en la diversidad”. Formaba parte de un amplio dispositivo propagandístico ideado para complacer al régimen alauita y publicitar las presuntas razones del viaje que emprendían – ¡por fin! – los monarcas españoles al país vecino, después de varias intentonas fallidas (léase “desplantes” de Mohamed VI). En dicho dispositivo publicitario participaban, en diversos medios de comunicación, otros destacados miembros del lobby promarroquí: José Luis Rodríguez Zapatero, en su condición de expresidente del Gobierno, en el diario La Razón; Ana Palacio, exministra de Exteriores y también ‘miembra’ del Consejo de Estado, en El Mundo; Amirah Fernández, investigador del Real Instituto Elcano, en El País; Josep Borrell, actual ministro de Exteriores, a través de declaraciones a diversos medios; o Luis Planas, exembajador en Marruecos, ministro de Agricultura y conspicuo lobbista merecidamente condecorado por Marruecos -como también lo fuera el exministro de Exteriores Miguel Ángel Moratinos– con el Gran Cordón de la Orden del Wissam al Alaoui, por los servicios prestados, como siempre entre bambalinas…
El artículo publicado en El País subrayaba –al igual que los publicados en otros medios- la importancia ‘estratégica’ de Marruecos y los intereses mutuos; cantaba las excelencias del vecino alauita y, sobre todo, las inmejorables oportunidades para los buenos negocios…; destacaba el “momento particularmente dulce” que atraviesan las relaciones comerciales bilaterales y señalaba que va en interés de todos “cuidar el excelente trato político y comercial” para así poder “seguir trabajando en beneficio de la paz, el progreso y la democracia”. En opinión de la firmante, el ‘estratégico’ viaje de los Reyes servía, también, para que las dos Casas Reales “forjen sus relaciones personales”, que –siempre en su opinión- hermanan a sus pueblos, como puede hacerlo también el fútbol con la candidatura conjunta para el Mundial de 2030, sugerida por el presidente Pedro Sánchez en su anterior visita a Mohamed VI.

Rebosante de jabón, lisonjas y florituras, el mencionado artículo eludía y silenciaba –al gusto de Rabat- una cuestión crucial, no solo en la relación de España con Marruecos sino también en el terreno de las relaciones internacionales, el derecho internacional y la justicia universal, y que se pretende ocultar a los lectores y al mundo: la invasión y ocupación militar del territorio saharaui por el ejército marroquí, 43 años de ignominia colonial, la pertinaz represión del ocupante, la sistemática expulsión del Sáhara Occidental de eurodiputados, juristas, observadores, periodistas y estudiantes para impedirles constatar la realidad; la culpabilidad de los gobernantes españoles, la traición de los ‘socialistas’, el abandono de los principios anticolonialistas, el permanente chantaje alauita, la impune violación de la legalidad internacional por un régimen al que se le siguen vendiendo armas con las que se reprime al pueblo saharaui,… y la ejemplar resistencia de un pueblo que lucha pacíficamente por el respeto de los derechos humanos, por su legítimo derecho a su propia tierra, a sus recursos naturales, a su propia vida en paz y libertad, y que ha sido capaz de construir su propio Estado, la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), de cuya proclamación (Bir Lehlu, 27 de febrero de 1976) se cumplen ahora 43 años, con el reconocimiento de más de ochenta países, a pesar de tantas maniobras rastreras en su contra. En resumen, un panegírico falaz y una operación propagandística de un cualificado elenco de aduladores entusiastas del régimen alauita, que silenciaba también la gran deuda de la Monarquía española con el pueblo saharaui y que pretendía vendernos la burra de un Marruecos inocente y sus excelsas relaciones con España.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha fallado reiteradamente que el Sáhara Occidental es un territorio distinto y separado de Marruecos, conforme al estatus de territorio no autónomo –pendiente de descolonización- establecido por la ONU. A pesar de ello, el lobby promarroquí también ha trabajado denodadamente en las instituciones de la Europa comunitaria, con el inestimable apoyo de los funcionarios españoles, llevando a cabo oscuras maniobras para que prosiga el latrocinio de los recursos nacionales saharauis y la violación del derecho internacional, como señalan los propios eurodiputados. ¿No decía el Sr. Felipe González Márquez que en el Sáhara Occidental no había riqueza ni actividad económica alguna? A un expresidente del Gobierno se le supone suficientemente informado, por lo que tales manifestaciones solo pueden calificarse de mentiras o cinismo. O ambas cosas a la vez.

El panegírico de la Sra. Presidenta del Consejo de Estado oculta deliberadamente la verdad, tratando de blanquear así el crimen colonialista de Marruecos, como quiere el Majzén y como se viene haciendo desde que se diera la orden de “encapsular el tema del Sáhara Occidental”. Y ahora, ya no sólo impiden hablar del Sáhara Occidental en el Congreso de los Diputados, ¡en nuestro propio país!, por pavor al rey marroquí, sino que, además, deportan y entregan al enemigo a quienes huyen del régimen alauita perseguidos por el mero hecho de ser saharauis. Un ‘encomiable trabajo’ conjunto de los ministerios de Interior y Asuntos Exteriores (‘Asuntos Marroquíes”) que ha sido inmediatamente denunciado ante la Comisión Europea por la eurodiputada de Izquierda Unida (IU) Marina Albiol.

Que hayan tenido que ser nada menos que la presidenta del Consejo de Estado de España, el expresidente del Gobierno y también consejero estatal, Sr. Rodríguez Zapatero, y la no menos consejera ‘binacional’, Sra. Ana Palacio, los principales encargados visibles de poner alfombra roja a la fanfarria real alauita, puede dar una idea de hasta dónde han llegado el poder y los manejos del lobby promarroquí y en qué opacas y sumisas tareas anda metido el susodicho Consejo de Estado, que todos sufragamos. Si el Departamento español de Exteriores es conocido despectivamente como ‘Ministerio de Asuntos Marroquíes’, nada de extraño tiene que también el Consejo de Estado se dedique, en sus ratos libres, a hacer lobby en beneficio de la monarquía alauita y en contra del pueblo del Sáhara Occidental, en coherencia con los “intereses estratégicos” clarificados por la señora Fernández de la Vega y sus compañeros del lobby.

Al rey marroquí –que siempre quiere más y más ‘pasta’ de la UE- le sobran dineros, palacios, lujos, propiedades y viajes de placer, que muy bien podría dedicar a mejorar la vida de su pueblo, en lugar de pedir dinero y chantajear al vecino

Respecto a la afirmación de la presidenta del Consejo de Estado de que “las relaciones políticas [España-Marruecos] han estado siempre muy cuidadas”, mediante “una política de Estado que protege la estabilidad de nuestra relación”, lo cierto es que lo que realmente protegen esas “muy cuidadas” relaciones políticas es la ocupación ilegal del Sáhara Occidental, la impunidad frente al genocidio del pueblo saharaui (con napalm, fósforo blanco, bombas de fragmentación y ametrallamiento aéreo), la violación del IV Convenio de Ginebra, de las resoluciones de NN.UU, de la jurisprudencia de la UE, de la legalidad internacional. Y todo eso, en última instancia, sí que genera inestabilidad, inseguridad, desafección, odio y descrédito institucional. Como también es cierto que esas relaciones y esa política han sido de subordinación y sumisión de España a las exigencias del Majzén (“la otra rendición de Breda”): primero, se vendió al pueblo saharaui mediante los ilegales e ilegítimos “Acuerdos Tripartitos de Madrid” y, después, se le intenta utilizar descaradamente como moneda de cambio, para hacer buenos negocios, tapar las vergüenzas y humillaciones de los gobernantes españoles y procurar superar los chantajes alauitas. En cambio, lo que sí debiera ser una honesta ‘política de Estado’ es la definitiva, y de una vez por todas, descolonización del Sáhara Occidental -vergüenza pendiente de nuestra inacabada Transición-, que España, como potencia responsable de iure, debiera liderar, en lugar de mirar para otro lado como si nada hubiera sucedido.

Por su parte, la también muy influyente lobista, consejera estatal y ¡simultáneamente! también consejera de la empresa pública marroquí de fosfatos, OCP, Ana Palacio, parece haber abjurado hoy de su firme posición de antaño: “El Sáhara no es moneda de cambio. Nuestra postura sobre el Sáhara está fundada en muchísimas cosas, pero desde luego en ningún caso será moneda de cambio para mejorar nuestras relaciones con Marruecos” (El País, 26/09/2002). La carne es débil y el bolsillo también, pero el Sáhara Occidental y el Pueblo Saharaui no tienen por qué ser moneda de cambio de las intrigas y traiciones de nadie; y mucho menos para calmar las ambiciones expansionistas de la monarquía alauita.

Al rey marroquí –que siempre quiere más y más ‘pasta’ de la UE- le sobran dineros, palacios, lujos, propiedades y viajes de placer, que muy bien podría dedicar a mejorar la vida de su pueblo, en lugar de pedir dinero y chantajear al vecino y a Europa con el terrorismo, el narcotráfico y las pateras. Y lo mismo cabe decir del ingente gasto militar y de seguridad, y de la montaña de prebendas utilizadas para mantener la ocupación militar de la mayor parte del Sáhara Occidental usurpado, mientras un 91 por ciento de los jóvenes marroquíes manifiestan su deseo de abandonar su propio país, aunque sea jugándose la vida en patera (digital marroquí LesEco.ma).

Lo dice muy claro Ignacio Cembrero (elconfidencial.com): «Ese pavor a indisponer a Marruecos explica, entre otras muchas cosas, la doble vara de medir del Ejecutivo socialista, y también del PP, en relación a su defensa de los derechos humanos más allá de las fronteras de España. Hasta el 20 de enero el número de presos políticos, cerca de 500, según dos ONG locales, era muy superior en Marruecos al de Venezuela —273 según el Foro Penal Venezolano—. La gran mayoría de los marroquíes encarcelados no son islamistas, sino jóvenes activistas rifeños víctimas de la represión que padece la región desde mayo de 2017.» “Desde 2014, la inmigración, los problemas de Ceuta y Melilla y la fluidez de la relación política al más alto nivel han ido a peor,…—la económica va viento en popa—“. “La mayoría relativa (un 22%) de los [inmigrantes] que llegan por mar son marroquíes, muchos de ellos jóvenes rifeños. Algunos cuentan al desembarcar a la policía que no tuvieron ningún impedimento para zarpar de la costa del Rif, como si las autoridades de Rabat les quisieran facilitar la salida para rebajar así la presión social dentro del país.” “El 80% [de los menores no acompañados, MENA] son marroquíes que no pueden ser repatriados por la falta de colaboración de Rabat.” “Atenazado por la inmigración y la necesidad de contar con Marruecos en la lucha antiterrorista, el Gobierno español ha multiplicado los gestos hacia el vecino del sur. Se ha batido el cobre en Bruselas para conseguir los 140 millones de euros en ayudas o para que los nuevos acuerdos de asociación y pesca entre la UE y Marruecos incluyan al Sáhara Occidental. Gilles Devers, el abogado francés del Frente Polisario, ya ha anunciado que recurrirá los nuevos acuerdos y, según fuentes jurídicas, tiene todas las de ganar.”

Ese testimonio de un muy acreditado profesional de la información –y hay multitud de tales testimonios- desautoriza de plano las aduladoras lisonjas de los panegiristas del lobby, que no dicen ni una sola palabra de todo lo anterior, lo ocultan, silencian, mienten, intoxican o simplemente desinforman. Como ha señalado Javier Cercas en otro contexto (“El triunfo de los mentirosos”), hay que denunciar una y otra vez las mentiras y los silencios cómplices, la manipulación mediática e institucional, la ocultación interesada de la verdad; en nuestro caso, la responsabilidad de España y Marruecos en la tragedia saharaui. Sería inútil pedir a los cualificados miembros del lobby que no nos vendan las pretendidas bondades de Marruecos ni los suculentos negocios basados en ‘intereses mutuos’; pero ya que no tienen capacidad moral para defender los legítimos derechos del pueblo saharaui, al menos podrían limitarse a describir simplemente la realidad, no a ocultarla o tergiversarla. En palabras del senador Pablo Rodríguez Cejas: “no es admisible que las relaciones de España con Marruecos sean un pretexto para encubrir y silenciar una situación de injusticia, de ocupación por la fuerza, de intransigencia e impunidad por parte de Marruecos, que incumple sistemáticamente las normas básicas del derecho internacional”.

Fútbol y elecciones

Marruecos no puede ser admitido por la FIFA como país candidato para el Mundial de Fútbol 2030. El Mundial es un importante evento deportivo que representa un reconocimiento internacional y un honor –además de cuantiosos beneficios económicos- para el país finalmente designado. Ni Marruecos lo merece ni el mundo puede permitirlo. Marruecos debe ser excluido de ese honor y esos beneficios mientras sea un Estado gamberro que viola impunemente los derechos humanos y la legalidad internacional, persiste en la ocupación manu militari del Sáhara Occidental y en la represión del Pueblo Saharaui, mantiene en condiciones infrahumanas a los presos políticos, chantajea a los gobiernos europeos, impide el acceso al territorio no autónomo del Sáhara Occidental y, en definitiva, constituye un serio obstáculo para la paz en la región.

Quienes promuevan, permitan o autoricen, en su caso, la inmerecida candidatura de Marruecos, serían cómplices de la ilegal e ilegítima ocupación del Sáhara Occidental condenada por la comunidad internacional, de los crímenes que se perpetran cotidianamente por causa de dicha ocupación, y de obstaculizar una verdadera solución a la ilegal ocupación marroquí del territorio saharaui, la última colonia en África. Adicionalmente, aceptar arteramente la candidatura de Marruecos para ese evento deportivo, en su actual condición de potencia ocupante del Sáhara Occidental, podría suponer el desprestigio de la FIFA (respaldando la violación de la legalidad internacional por parte de Marruecos) y el boicot y una campaña mundial de protestas, como ya sucedió con el boicot internacional a la celebración del Mundial 1978 en Argentina bajo la dictadura de los generales, hoy juzgados y condenados.

Hay que seguir trabajando cada día en apoyo de la causa saharaui. Estamos ahora a las puertas de las elecciones generales en España, el 28 de abril; y de las autonómicas, locales y al Parlamento Europeo, el 26 de mayo. Podemos contribuir a solucionar el ‘conflicto saharaui’ votando a aquellos partidos y formaciones políticas que han demostrado su apoyo a la justa causa del pueblo saharaui y a su derecho a la autodeterminación, incluida la opción de la independencia, y que así lo lleven en sus respectivos programas electorales. De esta manera podremos aunar esfuerzos con nuestros representantes electos y reclamarles que cumplan y trabajen por lo que han prometido a sus electores: ¡Justicia y Libertad para el Pueblo Saharaui!

* Doctor en Ciencias Económicas, exprofesor de Estructura Económica Internacional en la Universidad Autónoma de Madrid

#SaharaLibre #SaharaOccidental
Sáhara-LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Asesinado un estudiante saharaui en la Universidad de Agadir

Redacción*. LQS. mayo 2018

Estos actos son el fruto de la inquina sembrada por el Majzén entre la población estudiantil contra los saharauis. El propio ministro de Educación marroquí alimenta el odio

Abdul Rahim Badri, de 24 años, fue asesinado tras unos ataques con armas blancas ocurridos por un grupo de amazigh (bereberes) en la facultad de Letras de la Universidad Ibn Zohr de Agadir.

Badri fue brutalmente agredido a la entrada de la facultad por decenas de individuos armados con ganchos y cuchillos, la víctima no recibió atención médica durante el tiempo que permaneció allí, moribundo, hubo un gran retraso en llegar de la asistencia sanitaria y la ambulancia para su traslado al hospital Hasán II de Agadir, donde fallecería.

El Colectivo de Estudiantes Saharauis ha apuntado a un grupo de estudiantes bereberes que son utilizados por las autoridades marroquíes, como fuerza de choque, para frenar el activismo estudiantil. Los agresores se estuvieron paseando desde el viernes con la cabeza cubierta y portando armas blancas que quedaban bien visibles por su tamaño, de entre 30 y 40 centímetros sin que la Policía hiciera nada. Abdul Rahim Badri, habría sido asesinado «con el beneplácito de las autoridades marroquíes» según la agencia Equipe Media.

El Colectivo de Estudiantes Saharauis sostiene que este asesinato es una venganza contra Badri debido a su activismo político, sobre todo por ser el organizador de un acto con motivo del último aniversario de la creación del Frente Polisario el 10 de mayo pasado. Badri era uno de los estudiantes más activos en la Defensa de los Derechos de los estudiantes saharauis y del derecho a la autodeterminación.

No es la primera vez que ocurren estos enfrentamientos; en enero de 2016 se produjeron otros similares entre grupos bereberes y saharauis en la misma universidad y en la de Marraquech que terminaron con la muerte de dos estudiantes.

Estos actos son el fruto de la inquina sembrada por el Majzén entre la población estudiantil contra los saharauis. El propio ministro de Educación marroquí alimenta el odio. Sin ir más lejos, este sábado 19, en uno de los exámenes, el tema era «Las milicias del Polisario y su supuesta relación con Irán». Quieren inculcar en los marroquíes la idea de que el Pueblo Saharaui y su representante son criminales.

#SaharaLibre #saharaoccidental #independenciaYa #sahara
Sáhara-LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

¿Abril, el mes de la guerra? Sáhara-Marruecos

Guadi Calvo*. LQS. Abril 2018

El próximo día 25 de abril, Francia deberá presentar el informe ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que se cree se prorrogara hasta el 30 de abril de 2019, la presencia del MINURSO en espera que Marruecos y el RASD continúen las negociaciones y puedan detener la escalada de declaraciones amenazantes

Como cada abril, mes en que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU), debe examinar el informe del Secretario General, tras lo que se deciden sobre la continuidad del mandato de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental), el reino marroquí denuncia actividad militar del Frente Polisario (Frente Popular de Liberación de Saguía el Hamra y Río de Oro) en los territorios en disputa desde hace cuarenta tres años.

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD), quien debía tomar el control tras el retiro de España de su territorio en 1976, todavía no ha podido hacerlo. Una espuria componenda entre la monarquía española y la marroquí, en que se han dividido las extraordinarias riquezas del pueblo saharaui, lo han impedido con guerras primero y arreglos políticos desde el alto el fuego de 1991.

Sus ricas canteras de fosfatos, como la de Bu Craa, un yacimiento de 250 kilómetros cuadrados, la explotación más grande del mundo de este mineral, hoy es usurpada por compañías españolas, francesas, israelitas y la alemana Krupp; otra empresa alemana la emblemática Siemens construye con empresas de la familia real marroquí varios parques eólicos, lo que podría explicar la razón por la que ha sido designado como enviado personal del secretario general de ONU, el portugués António Guterres, para el Sáhara Occidental, el ex presidente alemán Horst Koeler. Además existen firmes indicios que el subsuelo saharaui guarda importantes reservas de gas y petróleo por la que entre otras empresas la francesa Total, ha iniciado hace varios años una intensa campaña de búsqueda. A este panorama de la riqueza saharaui hay que sumarle uno de los bancos de pesca más ricos del mundo, a la que la RASD podría acceder desde sus potenciales 1200 kilómetros de costas sobre el Atlántico. Estas riquezas que son explotadas por consorcios fundamentalmente españoles, de los que el ex rey Juan Carlos sería un afanoso accionista, negándole al pueblo saharaui el derecho a acceder a sus ricos recursos mientras se hacina en campamentos de refugiados instalados en la provincia de Tinduf, al sudeste de Argelia.

Tras la retirada española y mientras Franco agonizaba, el rey Hasán II de Marruecos en contubernio con el Borbón, daban lugar a la invasión de la ex colonia española lo que se conoció como “La Marcha Verde”, donde unos 300 mil ciudadanos marroquíes fueron obligados a ocuparlos, al tiempo que los saharauis eran aniquilados por la aviación de Hasán II, iniciado el conflicto que dura hasta hoy.

En 1975, tras el “Acuerdo tripartito de Madrid” España, Marruecos y Mauritania, liquidaron los derechos saharauis a su territorio, 266 000 km², un poco mayor que el Reino Unido, del que Marruecos controla el 80%, mientras que el Frente Polisario solo accede a un poco menos del 20%, ya que los cascos azules administra una zona conocida por los marroquíes como de “amortiguación”, mientras que el Polisario ni duda en denominarla como Territorios Saharauis Liberados.

La zona fronteriza de Guergarat, una tierra de nadie en el extremo sur de la frontera con Mauritania, es donde según Rabat, registró el nuevo “atropello” del Polisario. Con movimiento de tropas en cercanías de la frontera, aunque las investigaciones de ONU, aseguró que no había detectado ninguna incursiones.

Marruecos ha advertido que actuará militarmente en la región si las fuerzas del Polisario no se retiran de la frontera donde se eleva un muro de arena y piedra, de unos 1560 kilómetros de extensión. Además en noviembre último Marruecos ha puesto en funcionamiento un satélite, que le permite monitorear los movimientos del Frente Polisario en las áreas restringidas de Mahbes, Tifariti, Guerguerat y Bir Lahlou.

Según fuentes prooccidentales el Polisario habría amenazado con trasladar sus instalaciones, incluido el Ministerio de Defensa a Bir Lahlou, a unos 250 kilómetros de Es-Semara, una de las áreas reclamadas por los saharauis.
La localidad de Bir Lahlou, tiene un gran valor simbólico para los saharauis ya que allí fue declarada la RASD en 27 de febrero de 1976 y allí también descansas los restos Mohamed Abdelaziz (1947-2016) líder histórico de su pueblo, ex secretario general del Polisario y primer presidente de la República Árabe Saharaui y Democrática.
El actual presidente, Brahim Gali, habría ordenado al Ministerio de Defensa, cambiar sus posiciones y restablecer la artillería pesada para situarse en posición de combate, con la orden de abrir fuego contra quien intente cruzar el muro.

El próximo día 25 de abril, Francia deberá presentar el informe ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en el que se cree se prorrogara hasta el 30 de abril de 2019, la presencia del MINURSO en espera que Marruecos y el RASD continúen las negociaciones y puedan detener la escalada de declaraciones amenazantes. La Republica Saharaui espera desde hace años llegar al referéndum en la región que podría cambiar radicalmente su posición en el conflicto, mientras que Marruecos con el apoyo de las potencias occidentales, consigue postergarlo año tras año.

Por su parte Argelia, prácticamente el único aliado del Polisario tras la caída del Coronel Gadaffi, y que históricamente ha respaldado su lucha, permitiendo la instalación de campamentos de refugiados y asistiendo al Frente política y militarmente, no se ha implicado en estas nuevas acusaciones, y prefirió mantenerse al margen del conflicto ya que, Argel y Rabat, mantiene una vieja disputa fronteriza que los llevado enfrentarse en dos guerras la primera en 1963, conocida como la Guerre des sables (la guerra de la arena) y la segunda en 1976, tras el reconocimiento argelino de la independencia de RASD.

Una guerra posible

Mohamed VI en una seguidilla de declaraciones y amenazas, que se prolongó a lo largo de la última semana dejó en claro que estaría dispuesto a ir a la guerra no solo contra los saharauis, sino contra la propia Argelia, un país con el que comparte una frontera cerrada de 1560 kilómetros, y militarmente mucho más poderoso. El autócrata alauita dijo que no se quedará de “brazos cruzados” mientras que continuará estimulando el desarrollo de “las provincias del sur”.
La diplomacia marroquí denunció este último domingo al Consejo de Seguridad de la ONU que los combatientes del Frente Polisario habían entrado en la ciudad nororiental de Mahbes en vehículos militares, donde levantaron tiendas de campaña, cavaron trincheras y han fortificado posiciones con sacos de arena, violando el acuerdo de 1991.
Nasser Bourita, ministro de asuntos exteriores y cooperación del reino, adelantó que su país podría volver a la guerra contra el Frente Polisario, para “defender sus legítimos derechos Nacionales con todos los medios a su disposición, incluida una guerra relámpago para desalojar al Frente Polisario de la zona de amortiguación.
Mientras que Brahim Ghali, el presidente saharaui, declaró que el Ejército de Liberación del Pueblo Saharaui (SPLA) estaba listo para responder con firmeza a cualquier intento de la ocupación marroquí de los territorios liberados.

Marruecos además ha informado a Argelia, que está listo para intervenir militarmente si el Polisario continúa en su postura. Amenazas a las que Argel, respondió que estudian todas las posibilidades, lo que incluye un enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos (FAR) y las fuerzas del Frente Polisario, que sin duda involucrara a Argelia. Tanto Marruecos como Argelia cuentan con el mismo número de hombres, unos 150 mil, aunque se cree el ejército argelino está mejor preparado y mejor armado.

Por otra parte la diplomacia saharaui, sufrió un duro golpe este último martes tres, al conocerse la muerte, tras una larga enfermedad, del veterano diplomático Ahmed Boukhari, representante permanente en las Naciones Unidas, quien por estos días tendría que desarrollar funciones claves para la RASD.
Nadie sabe con certeza si la escalada de declaraciones bélicas, es solo para posicionarse diplomáticamente o podría pasar a los hechos, como ya se ha dicho, en cualquier momento, por lo que solo queda preguntarse ¿si será abril el mes de la guerra?

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional
Sáhara-LoQueSomos
Marruecos – LoQueSomos
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

18-J: ¿Día del Alzamiento Nacional o de la colonización de la propia España?

Mikel Itulain*. LQSomos. Julio 2017

Le dediqué hace unas fechas varios capítulos a un suceso no nuevo en la historia de España, pero que ha marcado profundamente el devenir de esta durante el siglo XX y hasta el tiempo presente. Me refiero a la guerra de África, un fenómeno ya viejo porque las incursiones e invasiones y el establecimiento de colonias era una constante en el pasado de esta nación. Decía entonces que La guerra colonial que desató España contra Marruecos tras la pérdida de Cuba y otras colonias, como Puerto Rico, Guam y Filipinas, a finales del siglo XIX, tenía como objetivos, entre otros, mantener el carácter imperial de un país que perdía poder a nivel internacional y, a su vez, también continuar con el estado de privilegio y corrupción de unas clases militares y económicas que se enriquecían con la guerra. Las potencias europeas se repartían África y España entró en la puja, permitiéndole intentar hacerse con el control de la zona norte marroquí, una zona montañosa donde estaban Ceuta y Melilla; el sur quedaría en manos de Francia. Esta campaña de invasión comenzaría en 1909.

Ramón J. Sender, uno de los grandes novelistas españoles de todos los tiempos y también de la literatura mundial, narró esta contienda a la que no iban los hijos de los más pudientes, que pagando cierta cantidad -entre dos mil y seis mil reales- podían librarse total o parcialmente de ella, escribiendo una obra maestra relatando tales hechos y mostrando el verdadero horror de lo que sucedía y se ocultaba.

De lo que no eran tan conscientes los españoles era de que ese mismo horror les iba a llegar a ellos con toda su crudeza. Cuando los militares destinados en aquel continente, los africanistas, aplicaron los mismos métodos de terror que allí ejercían sobre sus paisanos.

Es cierto que hubo protestas ante la movilización de reservistas que eran obligados a ir a combatir a tierras extranjeras, especialmente en Cataluña, desencadenando la Semana Trágica y reprimidos con dureza, pero también es cierto que las denuncias sobre el maltrato y crímenes contra los habitantes de África fueron menores, muy menores; incluyendo a la izquierda española. Luego, eso que no denunciaron sobre lo que se hacía sobre otros no considerados de importancia, caería como una tormenta sobre ellos mismos. Si es que, cuando uno es ajeno al sufrimiento del prójimo, no puede pedir que los demás sean condescendientes con el propio.
Ese año de 1909 en que se originan los conflictos bélicos, significa el punto de arranque de la carrera de los militares africanistas. Una empresa para supuestamente restaurar la «grandeza» de España, confundida esta con la «grandeza» particular.

Respecto a la presencia de cuadros de «moros» en la sublevación de 1936, cabe recordar que con el fin de que las cabilas (tribus locales) no se uniesen a la revuelta contra la invasión española, estas eran subvencionadas, agasajando y sobornando a los caídes (notables locales). Estos movían a gente del lugar para constituir grupos armados, denominados harkas, que combatían a quienes defendían la independencia de su país de los europeos. Luego estos mercenarios, los legionarios y el resto de africanistas, creados y mantenidos con el dinero de todos los españoles, harían una matanza tras otra en la península.

Otro problema añadido y endémico en España venía del carácter de casta, casi aristocrática, de una clase militar, que se sucedía en linaje familiar. Este mundo cerrado, privilegiado y poderoso, hacía que viesen a la población en su conjunto con desprecio y superioridad. Conociendo a los miembros de las clases populares con la denominación despectiva de «catetos». Tal circunstancia no sería un asunto menor en el modo tan cruel y despiadado con que actuaron los insurrectos tras el 17 y 18 de julio, prolongando una guerra civil a propósito para infligir un mayor castigo, que continuaron durante muchos años después tras el fin de los combates y la derrota del Gobierno legítimo.

Una de las características de los soldados que sirvieron a la insurrección de 1936 era su obediencia ciega, conseguida mediante la anulación de la personalidad por medio de métodos brutales basados en la disciplina, el castigo sin piedad y el esfuerzo físico extremo. Entre los africanistas el sometimiento y veneración a un líder era la regla, de ahí que sus jefes fuesen denominados como caudillos. Tras la victoria, después de la cruel guerra civil, nombraron a uno de los suyos como caudillo, no solo para comandar a la tropa, sino que lo extendieron para dirigir al conjunto de la sociedad.

Progresivamente, el poder político se fue concentrando en manos de una sola persona, el general Franco, quien al fin tuvo ocasión de ejercitar su concepto colonial del mando sobre todos los españoles. (1)

Pocas veces se tiene en consideración que sistemas brutales como los fascistas italiano y alemán, o clerofascistas como el de España, son en realidad extrapolaciones y aplicaciones de los regímenes coloniales que estos estados llevaban a cabo en otras naciones, pero ahora llevado a cabo en sus propios países. Y no se tiene mucho en cuenta porque nos haría pensar que lo que era malo para otros también debía serlo para nosotros, aunque esto, mezquinamente hablando, no sea del todo cierto mientras nosotros no fuésemos los afectados. Pero lo fuimos, por esos azares de la justicia, la injusticia y la revancha que suceden de vez en cuando en la aparente pero no real inescrutabilidad de la vida. Tampoco era tan extraño que todo esto sucediese, aunque algunos tercamente no quisiesen verlo. Ocurre cuanto tanto poder y medios pones o dejas poner en aquellos que son los más crueles, despiadados y carentes de cualquiera de los escrúpulos. Al final sucedió lo que podía haber sucedido, no lo que tenía que suceder.
Si muchos de los españoles miraron hacia otro lado mientras otros seres humanos eran violentados, robados, violados, humillados y asesinados, como finalmente les ocurrió a ellos, ¿qué ayuda y con qué legitimidad podían pedirla ante los desmanes que ahora sufrían?

Referencias-Notas:
1.- Gustau Nerín. La guerra que vino de África. Crítica. 2005. p. 51.
*.- ¿Es posible la paz?
@MikelItulain

Poeta boricua en Marruecos: Víctor Hernández Cruz

Francisco Cabanillas*. LQSomos. Julio 2017

Aquí estamos en el mes de Ramadán; yo estoy en
ayunas con la familia, claro, yo no tengo religión. Soy secular, pero
Heinrich Heine, el poeta judío/alemán, dijo: «si no tienes arte, entonces
mejor que tengas religión,.” Algo así; pues yo escribo que, según Fatima
Marnissi: «escribir es una antigua manera de rezar.»
Bueno, la creación es suficiente misterio para mí.
VHC (2017)

No conozco a ningún poeta de la generación nuyorican -aquellos jóvenes puertorriqueños que, en la segunda mitad de 1960, se tiraron a las calles del Spanish Harlem, el Bronx, el Lower East Side, a forjar una música-política-poesía-teatro que los pusiera en el mapa de la identidad y el idioma que forjaban: ¡nuyorican!; no conozco a ninguno tan trashumante como Víctor Hernández Cruz (1949), autor de uno de los primeros poemarios, Snaps (1969), sobre el que el poeta beat, Allen Ginsberg, dijo: “poesy news from space anxiety / police age inner city” / “poesía noticias de ansiedad espacial / época policial citadina.”

A vuelo de pájaro; itinerario. De la montaña en Puerto Rico al Loisiada de Nueva York (1954), durante el gran éxodo de 1940-50 que llena la ciudad del norte de boricuas desplazados por la industrialización isleña. Abandona la ciudad de los rascacielos y se instala en Berkeley, California (1968), de donde se muda a San Francisco (1973). Hasta 1975, viaja como trovador por el país. Regresa a la montaña en Puerto Rico (1989). Durante quince años (2000-15), va y viene entre Puerto Rico y Marruecos, donde empieza una familia; España, de Madrid a Algeciras, se suma a sus geografías poéticas. Se instala en Marruecos (2014). La muerte de Juan Goytisolo (junio de 2017) lo sorprende en medio de la lectura de una de sus novelas: Makbara (1980).

Poemarios: Papo Got His Gun (1966); Doing Poetry, Other Ways (1968); Snaps (1969); Mainland (1973); Tropicalization (1976); The Low Writings (1980); By Lyngual Wholes (1982); Rhythm, Content & Flavor (1989); Red Beans (1991); Panoramas (1997); Maraca (2001); The Mountain in the Sea (2006); In the Shadow of Al-Andalus (2011); Beneath the Spanish (2017).

to leave the shapes you got the same i can- /
not do that to crush & to twist them i will /
dejar las formas que tienes igual no
puedo hacer eso a aplastarlas y a torcerlas voy
Snaps

I

Francisco: ¿No creo que haya muchos puertorriqueños donde vives en Salé, Marruecos ?

Víctor: Tengo una amiga boricua que era profesora de español de mi esposa Amina en el Centro Cervantes de Rabat, la capital de Marruecos; ella es de Mayagüez y es la única persona boricua que conozco en este Marruecos donde ya entrando y saliendo llevo más de veinte años.

Francisco: ¿Cómo se mueve un poeta de la diáspora nuyorican, “trashumante peregrino,” como diría Luis Palés Matos, en el espacio de una cultura lejana-cercana a la boricua como la marroquí?

Víctor: Bueno yo estoy aquí por razones prácticas. En la isla [Puerto Rico] mi padre y mi madre ya han muerto, los enterré, solo tengo primos allá y un tío que no veía mucho. No puedo vivir en Nueva York, ciudad de mi crianza; es muy caro el costo de vida allí. Me cansé de vivir en la isla, que es un ‘crime scene’ /escena de crímenes.” El Jones Act [ley colonial de 1917] controla los barcos que entran a la isla con casi todos los productos comerciales que maneja la economía, el costo es elevado y ese costo se lo pasan a los residentes de la isla; los vegetales y las frutas son importados de California, no son frescos ni buenos. Yo llevo con Amina [esposa] más de dos décadas… Marruecos es un país agrícola, se cuidan ellos mismos, también con la pesca y los animales… Y en Marruecos no hay armas de fuego en la calle. Sí hay crimen, sí hay pillos, sacan cuchillos, pero no es el terror de la isla y de los países latinos.

Americanos, como en Honduras, El Salvador, Guatemala, México… Estamos envenenados por la influencia Norteamericana, eso de gangas [pandillas], ¿de donde viene?

Yo soy persona realista, no sufro de ideales ni dogmas, pues me vine a vivir con mi familia marroquí; no estoy aquí porque sea un sitio exótico. La gente se parece a la gente de mi isla; yo soy un extranjero que parece nativo, soy un moro entre los moros, soy anónimo entre la muchedumbre, ya entiendo un poco el dialecto árabe de Marruecos, se llama darija, me defiendo…

Francisco: Por el momento, ¿cuál dirías que es el parecido más dramático entre las dos culturas?

Víctor: Más allá del mestizaje que compartimos… La clase popular me parece, como en la isla, en Puerto Rico, debido al peso de la situación colonial, con una falta de opinión; aquí es por la religión, la gente tiene más uniformidad, no hay tantas observaciones privadas… La gente aquí parece un disco pegado, se repite; bueno, es una cultura acostumbrada a la rutina y no a la improvisación. Sabrás que los musulmanes rezan cinco veces al día…

Es como que nadie se desvía de eso, bueno, hablo de la gente de clase trabajadora; lo mismo sucede en la isla, ya que la clase trabajadora está más ahogada con la religión y la economía… son más estrictos. La clase alta no, muchos ricos aquí salen de vacaciones durante la época de Ramadán para no someterse a las restricciones del mes sagrado.

Aquí y en países del Medio Oriente pasan las telenovelas de América Latina, especialmente las mexicanas… Parece que esto del amor, romance… Tenemos una sicología similar. También hay igual protocolo de los saludos; en Puerto Rico entras a un cafetín (bar) y los hombres se dan la mano en saludo. Se saluda a todos los presentes: maestro, artesano, mendigo. Es muy predominante aquí, ¿seremos todos de Andalucía?

La gente del norte, en regiones de Tetoun, Tánger, muchos hablan el español; a la región norte llega la televisión española y yo cojo las estaciones de España en la banda AM de mi radio. Escucho español todo el día. Y como entre los españoles hay una obsesión con el soccer… le llaman cora aquí. Yo detesto los deportes, especialmente el fútbol, tanto frenesí, me parece a mí que a la bola le dan una patada y se va para el carajo, la coja quien la coja por casualidad… Me explican algunos aficionados al deporte que hay un programa, cierto plan, pero yo no puedo concentrarme… Y tanta violencia… Hace poco mataron a tres jóvenes en un partido de cora en Casablanca.

El nacionalismo, los deportes, las religiones, todas exhiben actitudes de fascismo. Cada vez que logran un gol se revuelcan como si estuvieran experimentando orgasmos… Yo mantengo lo popular, los deportes, lo militar, los dogmas ideológicos, las religiones, a distancia para poder escuchar mis pensamientos. Contemplar…

Francisco: ¿Qué es lo mejor de la cultura marroquí?

Víctor: Que son un pueblo amable y hospitalario; si eres de afuera te acomodan rápido. Como los latinos, las familias se pasan en broncas y bochinches. Una cosa que he observado: las peleas entre los hombres se van todas por la boca. Se desahogan, hay menos violencia. A este nivel, América Latina y Puerto Rico… ni hablar… Sabes, en Puerto Rico te matan por mirar a alguien mal, como pasó con un muchacho en la Fiesta de San Sebastián: tropezó con uno y le entraron a tiros.

Los Estados Unidos son un país inundado con armas de fuego, siempre sale un loco “disparao” disparando. Esas malas costumbres las vemos también por toda la América hispana. Pero los seres humanos son animales violentos… Con el vaquero del norte y las armas abundantes, las consecuencias son más graves. Yo estoy en paz en mi país adoptivo; hay calma, en estos días de Ramadán aún más. Yo aprovecho para escribir y leer.

Francisco: El título de tu próximo libro, que acaba de salir, Beneath the Spanish / Debajo del español, se siente como una piedra de Sísifo que Marruecos tiene que cargar…

Víctor: Bueno, Marruecos está debajo o al sur de la península, debajo del Mediterráneo. Siento a veces el cuchicheo del español del norte y como te dije me entra por la banda AM de mi radio.

Este título se debe también a que el español fue mi primer sonido, de escucharlo y hablarlo, en un Puerto Rico que hoy en día baila como un sueño de niñez, perdido pero brillante en mi memoria. Los sentidos son más agudos cuando uno es joven… Yo cierro los ojos y lo veo, lo oigo también, fragancia de guayaba que me asalta, mezclándose con aromas de tabaco…

De niño me metía al chinchal donde mi abuelo tabaquero trabajaba. Ni el español ni las imágenes puedo borrar. El español parece que es un sonido metido en mis huesos; el español es un jinn [espíritu en la tradición marroquí] que siempre anda conmigo, le hace la guerrilla al inglés, jode la sintaxis del idioma de Shakespeare…

Francisco: Creo que Beneath the Spanish es el tercero de tus poemarios envuelto en el contexto sur-de-España-Marruecos. Tu nueva geografía poética. Poesía que se nutre en parte de lo que Marruecos te ha obligado a conocer de España. De Madrid a Algeciras: ¿cuál es la imagen que capta ese descubrimiento del sur peninsular?

Víctor: La relación con Marruecos en el libro es que fue escrito aquí, en el exilio, pero trata poco con Marruecos. Soy un aficionado a la historia. Vengo de una isla pequeña que, por donde quiera, se ve el mar, el agua… siempre pienso en barcos, en la época de la conquista, el período colonial…

Desde ese punto vuela la imaginación. Mi poesía es personal pero siempre toca el destino colectivo, la mezcla de etnias, el rompecabezas migratorio, el bilingüismo… Los poemas son estudios de fragmentos, de la deformidad, son cuadros cubistas. Nosotros en el Caribe sufrimos de ‘edadmedianismo’ le pondré; los problemas políticos datan de esa época, los Middle Ages nunca se acaban… Aún vivimos en el Viejo San Juan, forrados de arquitecturas neo-clásicas y del barroco…

La mentalidad de la gente es igual, tal vez somos tribu todavía, no hemos avanzado a la Nación/Estado. ¿Pasó la revolución industrial por estos Lares [Puerto Rico]? ¡Qué lentitud en todo! En eso sí somos como los marroquís, una lentitud como miel que cae en una atmósfera sin ley de gravedad… Y aquí, en Marruecos, estoy en un reinado, la Edad Media… Estamos en otra zona del tiempo, pensemos en el choque de la conquista… Unos patriarcas que interrumpieron en una zona matriarcal… Los taínos estaban adorando a la madre diosa… Luego ese calor y la lluvia…

El Caribe es una región acuática, si han leído Cien Años de Soledad… ¿No llovió durante cuatro años y algunos meses? La conciencia en un vaivén, la sangre de la conquista, la esclavitud, el colonialismo… muchos estarán con una mentalidad parecida a un plato de huevos revueltos…

Yo sí… Cuando estuve en Puerto Rico pasé un año en que llovió todos los días. Mejor meternos a sapos o a buruquenas [cangrejos]. Aun así, mira a ver si no se asomó el modernismo en nuestro español americano, antes que irrumpiera [el llamado Modernism] en el inglés del norte.

Las Américas, más campestres; el norte, ya industrializado… Esta época de finales de 1800, con José Martí de Cuba, pasa rápido por América Central: Rubén Darío…

El Modernism del norte surge con las obras de T.S. Eliot, The Waste Land (1922), los primeros poemarios de William Carlos Williams en 1919, la obra de Ezra Pound; una generación y media después de que los experimentaran los latinos de las Américas, más avanzados, con economías más atrasadas…

Francisco: Cuando pienso en tu obra, las referencias culinarias, Red Beans / Habichuelas coloradas (1991), así como las musicales, fundamentan una poética abierta epistemológicamente al conocimiento de todos los sentidos. ¿Qué dice el poeta de la comida marroquí?

Víctor: Añoro la comida de la isla, el sofrito, ese aroma a recao [culantro]. Mira que el sofrito es de origen yoruba, de Nigeria, pero aquí en el norte nunca he visto un plátano verde, ni he encontrado habichuelas coloradas ni frijoles negros. De la comida marroquí lo más interesante es que todo es fresco y de cosecha local, nunca estás lejos de donde creció el vegetal o la fruta que te comes. Los franceses, que estuvieron aquí y se fueron en el 1955, acostumbran a comer ensaladas…

La gente vieja de esa época es más como los puertorriqueños; como nosotros, vivieron un colonialismo. Entre ellos se encuentran altos niveles de analfabetos, especialmente entre las mujeres del campo que nunca las mandaban a la escuela; son estas viejas las que perpetuán el machismo, algo similar pasa en la isla.

Permítanme esta observación: los que más practican el Islam aquí son los viejos.
Y en el norte, en España, las iglesias están llenas de viejas; pues que se junten los viejos de Marruecos con las viejas católicas para que se sequen los dos. Pero aquí también hay muchos jóvenes obsesionados con la religión; es como si quisieran ser como sus abuelos. Marchan hacia atrás y no hacia delante. Ante la falta de poesía, teatro, baile, la religión se convierte en función social; es algo que hacer.

El cuscús es sabroso y alimenta bien, pues le ponen muchos vegetales; le ponen calabaza, que es oriunda de nuestra América. A mí me gusta el que hacen con pasas dulces, también le ponen ciruelas a algunos tajines de cordero o de res.

Aquí hay estaciones con sus platos preferidos; en el invierno hay un vegetal como una hoja verde que le llaman bacula, le echan un poco de harra, que es como el chile mexicano o el pique de Puerto Rico… en el frio, te calienta los huesos.

La repostería es tremenda y diversa; una comilona de pan, comen más pan que un bobo. Hacen el pan baguette francés. Aquí se juntan los gatos de la repostería francesa, ideas bereberes (amazigh), aun lo español con lo árabe… La repostería empieza y no acaba… Buen café, aun en los Cafés populares.

Francisco: ¿Cómo ven los marroquíes a un puertorriqueño diaspórico, poeta que escribe mayormente en inglés, que al cabo de muchas idas y venidas se asienta en su país (Marruecos), establece familia y respeta la religión?

Víctor: Más o menos yo estoy anónimamente aquí, no llamo la atención hacia mí mismo. Sí di una charla e hice una lectura de mi poesía en la Universidad Mohamed V en el departamento de inglés; también leí mi poesía en el Centro Cervantes de Rabat. Pero no tengo proyecto con el ambiente marroquí; no soy un Juan Goytisolo ni un Paul Bowles. Nunca conocí a ninguno de los dos; cuando llegué a Marruecos estaba todavía vivo Paul Bowles en Tánger. Me imagino que podría ir a la Medina vieja y encontrarlo, pero no soy persona fanática; con esos escritores es mejor dialogar a través de sus libros.

Paul Bowles tradujo a muchos cuentistas de la tradición oral, gente que decía cuentos como fue el caso de Mohamed Mrabet, tremendo sonero de cuentos, a lo mejor analfabeto; era también pintor. Hay varios libros de las traducciones de Paul Bowles publicados por Black Sparrow Press de Santa Barbara, California. Son surrealistas y mágicos, fuera de lo normal; gente que desaparece por espejos, árboles que hablan, encuentros con jinns [espíritus], a mí me gustan mucho.

Goytisolo escribió una solicitud a las Naciones Unidas para convertir la Plaza Fna de Marrakech en patrimonio oral de la humanidad; algo muy apreciado por los vecinos de la Medina antigua. Sus escritos están llenos de personajes marroquís.

Claro, Paul Bowles y Juan Goytisolo eran escritores pudientes, Goytisolo de la burguesía de Barcelona; cómodos, vivieron sus vidas como les daba la gana.

Muy buena escritura la de los dos, aunque me gusta más Goytisolo, sus experimentos con la prosa, una prosa/poesía, mezclada…

Yo que soy de la clase trabajadora puertorriqueña he escogido una profesión de los ricos. Como declaró Virginia Woolf en su ensayo ‘A Room Of One’s Own,’ una mujer escritora y por ende un escritor necesita casa y dinero para poder contemplar. En los países latinoamericanos antes escribían los médicos y los abogados, como Manuel Zeno Gandía en Puerto Rico, doctor en medicina que estudio en España y que cuando regresa a la isla escribe La Charca. Algo así como hizo el poeta norteamericano de madre puertorriqueña William Carlos Williams; escribía poesía y prosa y era pediatra.

Mi papá, durante el periodo que regresé a Puerto Rico, me dijo: “Vitin, esto de escribir poesía, eso es un hobby, ahora tienes que buscarte un trabajo, una profesión.”

En esto de escribir hay que tener tiempo libre para estudiar… experimentar. Algo así como lo que dijo el poeta Stanly Konitz: “poets need contemplative time/ los poetas necesitan tiempo contemplativo.” Practicar, escribir, reescribir.

Por eso yo estoy en contra de que el premio Nobel se le diera a Bob Dylan; me gustan sus canciones, era yo joven cuando llegué a Berkeley, California, en el 1968 y encontré sus canciones por todo el aire. Pero escribir poesía y prosa es una dedicación de toda una vida. Es leer y releer, escribir y reescribir, estudiar, coger notas, mantener un diario, comunicarse con otros poetas: balance de lo que vives con lo que lees-estudias. Sentir las palabras con el paso y el pesar del tiempo, crecer; no creo que Bob Dylan llevara una vida así. Claro, las canciones son palabras escritas en papel… El premio Nobel debe ser reservado para escritores de toda la vida; para mí en Dylan hay mucho ‘glitter’ [brillo].

Yo estaba rezando y abogando por que el Nobel 2017 le fuera concedido al poeta Sirio de lengua árabe, Adonis, que hoy en día tiene 87 años y que está exiliado en París. Ya no sé si le alcanzará, pero se lo dieron a Bob Dylan y mira lo que les pasó.

El escritor verdadero es humilde, sabe la dura labor de los años que se pasan para escribir bien; es susceptible a su audiencia y a sus lectores. Nada de eso demostró Dylan, que es un hombre de show biz, un artista reconocido en la historia; eso del dinero… él que anda por los 90 millones que le dieran uno más, qué le importa a él. Para mí fue un error de la academia suiza. Pero a mucha gente le cayó bien.

Yo, en calma y tranquilidad, observo el mundo desde mi exilio; no me meto en políticas locales, me cuido y soy padre de mis hijos. Hombre de familia; para estar en el exilio como yo estoy hay que tener mesura.

Yo ya estoy templado; me enseñaron las calles [de Nueva York], donde se tiene que medir todo, y rápido. En este país musulmán me intereso en saber lo que hacían en las mezquitas; le pedí a mi cuñado Said que me enseñara el proceso de rezar y me fui a la mezquita con él. Pasé unos seis meses sintiendo cómo es un musulmán. Cuando todavía vivía mi padre fui a la iglesia con él en Puerto Rico, él era Bautista. La siguiente semana de regreso a Marruecos estaba en el servicio del viernes en una mezquita…

Yo soy así, adquiero identidades, puedo incorporar; estoy templado, no soy activista como están reclamando ahora muchos poetas, cuido de mis responsabilidades, padre, esposo, escribo de mi cultura y mi isla y mi Nueva York desde la distancia, forrado de otros idiomas, otros espacios.

Soy mestizo y mi naturaleza es incorporar, mezclarlo todo, cristianos y moros, arroz con habichuelas juntos. Mi cultura mestiza… Crecer, reunir, soy un cuadro cubista a lo Juan Gris, a lo Pablo Picasso. Entren que caben todos.

Francisco: Como poeta dionisíaco que has sido —para muestra, un botón: Snaps (1969), el poemario más melómano de la época épica de la poesía nuyorican (1968-76)—, ¿qué te parece la “música marroquí”?

Víctor: A mí me gusta toda clase de música, desde la clásica hasta el jazz y claro la música de clave cubana, el son montuno; hoy la denominan como salsa pero no me gusta la salsa comercial. Me gusta la buena tradición e improvisación de Eddie Palmieri; yo le escribí un poema a Eddie en mi juventud, escuchando su álbum Azúcar Pa’ Ti, del 1965. Ya yo notaba su importancia; yo estaba en las calles de Manhattan con una radio portátil que compré para disfrutar del programa de Symphony Sid, que era de las 11 de la noche hasta las tres de la mañana.

En ese programa Sid mezclaba todavía el jazz con la música latina; podías escuchar a John Coltrane, My Favorite Things, y después a Johnny Pacheco o Tito Puente, la Lupe y después a Nina Simone. Con esa combinación de jazz y música latina crecí, también con el rhythm and blues afroamericano, y en mi casa con los boleros de mi mamá, Los Panchos, Johnny Albino y su Trió San Juan. Los boleros eran como los blues, les llamaban también “tragedia.”

Yo he cargado mis discos cubanos y boricuas con la clave a todas las geografías donde he vivido; aquí también en Marruecos los oigo.

Hay mucha música del mundo árabe aquí; del Líbano salen un montón de pop singers. Aprecio a la gran cantante egipcia Oum Kalthum; ella hace canción de la poesía clásica árabe, casi con una orquestación de música clásica, pero con ritmo rico, impulso de mucho sabor. Los cantos de ella tienen siempre una introducción larga, como si la música marchara hacia el principio de las hermosas palabras. También está Fairuz, del Líbano.

Son mundos nuevos para mí; cuando murió la cantante Oum Kalthoum, al entierro en Cairo asistieron 4 millones de ciudadanos, ¡imagínate cuánto la veneraban! La estación 2sM toca mucha música pop de América y Europa, que si Justin Bieber, Shakira, rap, mucha es porquería.
Me fascina mucho la música Gnawa, ritmos de negros sub-saharianos que llegaron a Marruecos como esclavos de diferentes Califas a principios del siglo 20. Hay que tener en mente que los árabes también utilizaron negros africanos en una larga esclavitud en el tiempo y extensa en territorio.
La música Gnawa es como la salsa de Marruecos; la he escuchado en la plaza Fna de Marrakech, también en conciertos en el Festival Mawazine, un festival que en el pasado trajearon a Celia Cruz, Óscar de León y una vez a Eddie Palmieri. Recuerdo que lo saludé [a Palmieri]. Le presenté a mi esposa y a mi hijo, claro, le expliqué todo el rollo de cómo llegué yo a Marruecos.
Tengan en cuenta que Gnawa es también un sistema espiritual de ceremonias y posesión. Está en el Islam como está la santería en el Caribe cristiano.
Yo he ido a varias ceremonias de Gnawa y como me crié con la santería me sentí en casa con los procesos. Ellos llaman a los jinns [espíritus]; en la santería [los espíritus] bajan a los orishas. En la música Gnawa utilizan un bajo-guitarra que le llaman Gimbre; está hecho de cuero de camello y tiene un rico sonido. Es el bajo de la música, creo, con solo tres cuerdas. Una cosa que me molesta de este Marruecos es que no tienen una estación de jazz ni tampoco de música clásica, pero para eso está You Tube y mis propios CD.

Francisco: ¿Cómo te bandeas con el árabe? ¿Cuánto entiendes?

Víctor: Hablo más de lo que entiendo, sé muchas palabras. Practico con mis hijos y la familia de Amina; un idioma es escuchar y hablar, le dicen darija al dialecto local árabe. Tiene palabras españolas y francesas, algunas palabras amazigh (berebere). No sé si han hecho estudios para ver si hay palabras bereberes en el español de la península. Será interesante saber si sí o si no y por qué. La mayoría de la población que subió después de la invasión islámica, que claro fue desde Marruecos, era berebere con un liderato de árabes de Siria y otros puntos del Medio Oriente.

La gente culta sabe el país de origen de quien les habla árabe en su presencia, como los latinos reconocemos dialectos de diferentes países, un mexicano o un argentino; los caribeños también, si es boricua, dominicano… Los árabes pueden hacer esto cuando escuchan el habla árabe; y como en el Caribe, cuando un blanco que llama a su mujer blanca diciéndole negrita, aquí también se dice lo mismo… no como un color sino como algo cariñoso.

Francisco: ¿Qué sombras sobre tu identidad cultural, puntos ciegos que no se ven, han salido a relucir como consecuencia de vivir en Marruecos?

Víctor: Pues mira el Caribe, Santo Domingo y Puerto Rico… Santo Domingo primero, La Hispaniola, fueron los primeros contactos de los europeos en el Nuevo Mundo… Estoy seguro que en esos primeros barcos se colaron bastantes moriscos. Estaba el fenómeno de los piratas de la costa berberisca, que salían de Salé, ciudad en la cual vivimos. Estos piratas acostumbraban robar barcos por todo el Mediterráneo. Su premio favorito eran las mujeres rubias blancas. Las cogían para concubinas, por eso la cantidad de blancos en esta población mora… eran hombres que sabían ya de barcos y de manejar en el alto mar.

En Salé hay unas ruinas como de fortaleza, similares a las que hay en el viejo San Juan. Fueron hechas por los portugueses, que también pasaron por aquí. Los nombres del Caribe, que son los nombres de Andalucía, están por dondequiera aquí también. Mi hijo tenía una maestra de nombre Sonia, hay Nereidas, Sorayas, Soraidas, Inés, Miriams, que también son Marías. Pues mira qué cosa; las caras del Caribe se repiten aquí. Me parece que todo se me derrite y se vuelve a formar; ¿en qué geografía, en qué época estoy?

II

Francisco: Si el poeta que creció en la Ciudad de Nueva York transformaba la vida de la calle en poesía; y el que vivió en California alucinaba con la nueva geografía y la presencia de la cultura mexicana, ¿cuál es el punto poético de Marruecos?

Víctor: Es la historia… Andalucía sigue por Tánger, Tetoun… Por estas zonas se habla bastante español entre el pueblo. Claro, hay dos ciudades españolas en territorio Marroquí norafricano; Ceuta, vecina de Tetoun, y Melilla, cerca de Nador, tierra del hachís. Esos municipios están llenos de católicos españoles de Andalucía y Cataluña, de judíos sefarditas, de bereberes marroquís locales. Los moros en estas zonas tienen su pasaporte de la Unión Europea; son ciudadanos de la España europea que viven en África y están en Europa. Mira qué fenómeno…

Las veces que he visitado Ceuta me siento trasladado a la época morisca de Al-Ándalus con las iglesias cerca de las mezquitas. Paso una sinagoga, las calles, los Cafés, la gente hablando árabe y español; los euroespañoles saben el dialecto darija, y los árabes-bereberes el español. Me imagino que así fue Andalucía en aquella época. La comida mediterránea, árabe, berebere…

Mi escribir es pensar, imaginar historia, pues estoy en constante descubrimientos. ¿Es el Caribe una extensión de la cultura nazarí de Granada mezclada con la costa oeste de África?

La poesía siempre es una pregunta que ha dicho el poeta árabe Adonis; preguntas que yo contesto con la imaginación. Los datos son para los historiadores; la historia es una serie de mentiras acordadas, y tal vez mucha de la historia es especulación, pues quién estuvo presente. Los que escriben del antiguo Egipcio tiene que hacerlo desde la intuición creativa. Los huesos nos siguen echando para atrás.

Mira a ver si en estos días no han encontrado unos huesos homo sapien en Marruecos, más viejos que los de Etiopía. Serán por fin evidencia del origen africano de los amazigh-bereberes. Yo pienso que son nativos de África pero los historiadores los han puesto en todas las geografías del mundo, que si en Asia, en el Medio Oriente… Pregunto: la antigua África denominaba a casi todo como Etiopia y esa Etiopía, ¿no seguía por el Medio Oriente? ¿El mundo no fue poblado desde África? Y los iberos, ¿quiénes eran?

Francisco: ¿Podrías comentar la cita de la intelectual marroquí, Fátima Mernissi, que transcribo en el epígrafe: «escribir es una antigua manera de rezar”?

Víctor: Ella era una socióloga y feminista marroquí. Estudió en Norteamérica, me imagino que manejaba bien el inglés, pero ella como muchos escritores aquí escribió en francés, como es el caso de Tahar Ben Jelloun, el más conocido novelista marroquí que vivió muchos años en París.

Fátima murió durante la época que yo trabajaba en el texto de Beneath the Spanish. Yo había leído esas palabras de ella, “writing is an ancient form of prayer / escribir es una antigua manera de rezar”; creo que la poeta norteamericana Denise Levertov dijo algo similar, no sé si la frase viene de uno de los filósofos griegos o alemanes, pero yo la encontré en un libro de Fátima Mernissi, y la usé en honor a su proyecto y a su vida. Que descanse en paz. Su libro Beyond The Veil Male-Female Dynamics in Modern Muslim Society fue prohibido en Marruecos y varios otros países musulmanes. Ser feminista en una sociedad patriarcal islámica no es tarea fácil. Sus estudios son muy necesarios en esta época.

Francisco: ¿Crees que haber leído a Federico García Lorca, admirador de al-Ándalus, te preparó para sentirte como te sientes en Marruecos?

Víctor: Claro, desde mi juventud leo a Lorca y como él tengo un proyecto de escribir mi cultura desde todo su mestizaje, sus mezclas taínas, españolas y africanas. Nosotros no fuimos descubiertos por España ya que en esa época no había España como nación-estado; fuimos descubiertos por dos reinados, Aragón y Castilla, lideratos por dos primos que culeaban juntos. Esto del incesto es algo que nos persigue. En la sociedad musulmana se casan primos aun, imagínate lo rampante que era esto en la época medieval. En Puerto Rico se ve bastante y en los barrios de mi crianza nuevayorquina; siempre vi casos de primos casados o enamorados: los primos se exprimen, se estrujan.

Esto es uno de los temas de Cien Años de Soledad. Siempre está en el trasfondo el miedo de que salgan hijos con cola, también está el tema de la eterna guerra y la lluvia, la lluvia y la lluvia; el Caribe es la eterna fertilidad acuática. No hay tregua. Constante crecimiento; he visto flores y hojas salir hasta de la brea [alquitrán].

Lorca siempre me acompaña. Escribo sobre él en el libro. No estoy de acuerdo con Jorge Luis Borges, que lo llamó poeta pintoresco, “los gitanos son pintorescos e inspiran a los malos poetas,” algo así dijo en su cuento “El Fénix.”

A mí me fascina Poeta en Nueva York, donde se suelta en un verso libre de tremendo sentimiento, en poemas como “Iglesia Abandonada,” “Tu Infancia En Mentón,” “El Rey de Harlem.”

Poesía escrita al final de los años 20 y principios de los 30. Todavía está tan corriente, es tan contemporánea, y utilizable; funciona porque la poesía se debe usar, para entenderse a uno mismo, lo que uno vive, lo que observas, lo que desde un poema te ilumina. Le doy gracias a la creación infinita que pude conocer a la familia Lorca, a Manolo Montesinos, a Laura Lorca; fui a la antigua casa de su crianza en Fuente Vaqueros, Granada. Vi su piano: Lorca era un músico que se puso a escribir.

Francisco: ¿Nos haces una síntesis de lo mejor del Ramadán para ti, que no lo haces por religión?

Víctor: Mira, esto del ayuno era cosa de los monjes, de los maestros sufíes. El Islam le ha impuesto una cosa esotérica al pueblo. Yo sí aprovecho; escribo, leo. La gente lo hace pero también se nota la imposición; muchos lo hacen por obedecer. Se ve la gente irritada; se ven muchas peleas, especialmente en las calles. Hay problemas en la carretera; pero como te he dicho, con los moros se va todo por la boca. ¡Mira si le imponen un ayuno de Ramadán al pueblo de Puerto Rico! Se mata un porcentaje de la población. No es solo no comer, tampoco los que fuman pueden hacerlo, las relaciones sexuales… ni entre los casados; mirar nalgas, placeres eróticos… nada, piropos a las mujeres… nada, guapas hembras que no se pintan los labios, y poco a poco sus culos y nalgas van desapareciendo… una mala cosa esto del Ramadán.

Pero si lo llevas bien tiene muchos beneficios. Le das un descanso al buche; yo siempre pierdo peso. Cuando uno come el stoll, así le dicen al breakfast/desayuno, la comida sabe tan rica. Claro, una vez cae el sol, a comer se ha dicho, y a la fresquería [concupiscencia]. Es tiempo de reunión familiar, de pensar, de analizar, de espiritualizarte, de controlar los apetitos corporales; a mí me gusta esta práctica de monje. Del sufismo al pueblo: es lo mejor del Islam.

Francisco: ¿Qué dicen los marroquíes frente a la islamofobia que Donald Trump vocifera, sin ser el único, desde Estados Unidos?

Víctor: En la elección de Donald Trump se nota que el pueblo euroamericano es un pueblo sin cultura. Los anglosajones vinieron de los escombros de Europa; en las emigraciones, la clase que se mueve, que se activa a salir, es la de los de abajo. Los pilgrims/peregrinos era gente que no estaba cerca de las culturas clásicas.

Hoy en día esa gente tiene el poder y con tanto dinero, mantiene mentalidades provincianas; no piensan, si no fuera por los afroamericanos, que le dieron su música, cierto pique en su lenguaje… Ernest Hemingway dijo de la novela Huckleberry Finn de Mark Twain, que toda la literatura moderna americana surgía de ella. Si ese es el caso, consideremos esto: esa novela de Mark Twain está básicamente escrita en Black English, el habla de los afroamericanos del sur del país.

Los euroamericanos no acostumbran a mucha cultura, por eso Trump quiere construir un muro para taparse de la cultura de México, que es inmensa. Los mayas, los aztecas, el origen del tomate, del chocolate, los olmecas; el planeta entero disfruta de estos avances culinarios. Qué sería de Italia sin la salsa de tomate.

Yo vengo de una cultura más clásica que la euroamericana; me crié con una botella de aceite de oliva siempre en la mesa de la cocina, bebíamos buen café colado fuerte. Cuando era niño mi madre me daba un vaso con más leche que café. Allá están en el norte de América con aquella mogolla de racistas locos. Y qué quiere ese ricachón batiéndose en la política, pues dinero y poder; qué más quiere: ¡está en peligro el tesoro de los Estados Unidos!

Francisco: ¿Sigues la relación tirante de Marruecos con el pueblo saharaui?

Víctor: No me meto en política local. Todo el mundo quiere comer; me gusta que haya paz y tranquilidad y que Marruecos no sea como otras regiones del Islam, metidas en guerras y violencia anónima. El Islam con influencia francesa y española; una agricultura que cubra a todo el que vive en el país. Un melocotón me lo comí aquí por primera vez, los que llegan a Nueva York o la isla Puerto Rico sufren el shock de estar en las neveras del viaje y se las va todo el sabor. El Reinado ha invertido mucho dinero en la región saharaui; espero que todo este conflicto se piense bien y que salgan todas las partes en buena salud, paz y armonía.

Francisco: ¿Qué otros sitios de Marruecos has conocido?

Víctor: Vamos mucho a Marrakech como familia. El tráfico es difícil de soportar… una de motoras y carretas de caballos, bicicletas y la gente que se derrama por toda la calle. Los moros se tiran por la ruta de los automóviles; no sé cuáles son las cifras de accidentes al año, me imagino que abundan. Oigo de muchos muertos en accidentes de automóviles.

Moroccans don’t drive they scatter / los marroquí no manejan, se desparraman.

También nos gusta Tetoun por ser como una extensión de Andalucía. Se escucha mucho el español. Fueron los moros y judíos que botaron de España los que se establecieron en Tetoun. En Marruecos hay mucha población judía en todas las ciudades; hay algunos judíos en el Parlamento y consejeros del Rey Mohammed VI. Aquí también hay muchas iglesias cristianas; no he sentido yo conflicto entre las religiones.

Las actitudes negativas hacia la mujer se nota que van cambiando con la nueva generación; hay varones de familia que han firmado papeles legales para que la herencia de familia sea de partes iguales entre hembras y varones, y no que le toque la parte mínima a la mujer, que es el caso en muchas sociedades islámicas. Es un inmenso país; nos cogió tres días conducir para llegar al pueblo de Guelmim en el sur, la puerta del Sahara, y todavía queda más terreno por el sur hasta llegar a la frontera de Mauritania. Hemos ido a poblados berebere a tomar té y meter pan en aceite de oliva. Los bereberes son de tez clara, a veces se ven bellas mujeres de ojos achinados, y también hay muchos negros entre ellos. Son una tribu nativa del África.

Francisco: Muevo un poco el foco; cambio las palabras: ¿qué te ha sorprendido más de vivir al norte de África?

Víctor: No tengo acceso a librerías de libros en español o inglés, que con son mis lenguas de lectura y escritura. A veces voy a una librería en Ceuta para recoger libros en lengua española; en Rabat había un anciano con una librería de libros usados en inglés pero me la han cerrado.

Con esto del internet uno puede estar en comunicación con el mundo entero, también hablo con mis hijos de California varias veces al mes vía Skype; es difícil pero uno se ajusta, lo más importante es la voz de la escritura y el acceso a la memoria. Mi educación fueron las calles de los barrios boricuas de Nueva York y las montañas de Puerto Rico; ya yo tengo mis valores, lo que descubro nuevo lo incluyo en mi filosofía. Soy macho cimarrón escapado de una cárcel colonial con el brillo y las posibilidades de su cultura, para bien y para mal.

Francisco: En esta etapa de tu vida, después de 48 años ininterrumpidos de quehacer poético -de ser poeta y vivir como poeta-, ¿qué significa la poesía?

Víctor: Es una labor de toda la vida, es proceso, no veo el fin, nunca alcanzo un espacio y digo aquí es, esto es; llego a ese punto y luego veo más camino. Los poemas yo no los acabo; yo simplemente los dejo. Los poemas todos están relacionados, son continuación un poema del otro, son infinitos, como la clave 3-2 del son montuno.

Dudo de todo; la duda es un factor del acto creativo, alimenta la improvisación. Somos todos de adentro hacia fuera. La semilla primero. Llegamos al mundo con un plan, un drama personal que se desarrolla durante toda la vida. Anaïs Nin dijo que escribir es vivir la vida doble, tener la experiencia y luego documentarla, para vivirla otra vez.

La madurez me ha dado más calma; por fin mi voz en prosa se acomoda. He escrito mucha prosa, dos novelas, un libro de cuentos y escritos como ensayos, todos aun inéditos. En los últimos diez años escribo todos los días hacia dónde voy; yo ni sé. El lenguaje sabe más que uno, es más viejo que uno. Hay que tener fe en la lengua que uno usa. Recuerdo que Allen Ginsberg siempre decía “first thought best thought” / el primer pensamiento el mejor pensamiento.

Yo argumentaba con él cuando estuvimos en Naropa, pues mis primeros pensamientos son solamente la entrada al poema; yo usualmente borro las primeras líneas de mis escritos, me gusta más cuando uno pierde cierta conciencia de estar escribiendo, y el idioma se apodera de uno. Es ahí que se encuentra la improvisación, las sorpresas, la brujería, la magia. La escritura es un Dios que se puede usar. Una divinidad accesible.

Francisco: ¿Le escribirías un haikú a Óscar López Rivera?

Víctor: No, no creo que directamente. Nunca me meto directamente en la política; un poeta popular persigue al pueblo, escribe sentimientos ya presentes en la muchedumbre, temas ya cansados, encontrados en el aire colectivo. Muchos de los poetas nuyorican son poetas populares, persiguen la opinión del pueblo. Se hacen su voz alta; es el caso de Pedro Pietri, que fue el poeta oficial de los Young Lords, el movimiento de la juventud boricua de Nueva York en los años 60.

En esa época ya yo estaba en la distancia de California, escribiendo mi poesía, observando todo de lejos. Nunca he podido activarme en grupos políticos, demando mi libertad, escribir la soledad, practico mi duda; duda y preguntas son los centros de la poesía. Dialogo con ideas; escribo con y en contra de otros poetas y poesías, con los presentes y con los de pasadas generaciones, con la filosofía; no soy nacionalista, si algo soy es internacionalista. Pienso que tenemos heridas de la Edad Media sin curar todavía.

Poco a poco el pueblo tiene que sanarse. Los puertorriqueños tenemos una elite intelectual bastante de avanzada, gente como Hostos, Betances, Albizu Campos, próceres de mucha intelectualidad. De la época reciente, conozco a los presos políticos ya liberados Dylcia Pagán y Elizam Escobar; los conozco desde antes de su encarcelamiento.

Pensé mucho en ellos, cuando salieron volvimos a ser amigos, a dialogar, a compartir. Elizam es un genuino pintor-artista; ni las dos décadas detrás del hierro de la cárcel le pudieron borrar su espíritu creativo: a malos tiempos, buena cara. He compartido y me he abrazado y reído con los dos. Elizam anda mal de salud; espero que tenga mucha vida. Estamos en esta naturaleza de reciclaje: que la creación lo tenga a bien.

No escribiré nada en directo sobre López Rivera; yo me ocupo de la cultura, de su salud, de sus detalles y textura. Tenemos un liderato tremendo pero al pueblo le hace falta aire; hay que llevarlos con la cultura al oxígeno. Al sol, para disfrutar los lindos colores.

Francisco: ¿Qué dimensión de la cultura marroquí aguanta una crítica seria?

Víctor: Aquí hay varias clases económicas; lo popular está bien apretado, no hay trabajo, no hay fondos, ni muchos programas sociales. No hay Sección 8 [subsidios del Gobierno Federal] ni cupones de alimentos. No hay ayuda para muchas familias. La juventud se ajusta al espacio vacío de la falta de actividad. Conozco a hombres de 40 a 50 años de edad que todavía están en las casas de sus familias. No hay mucha gente independiente de sus familias; es como una niñez ilimitada.

Las mujeres son bellísimas pero con poca expresión sensual; son mas frías, claro, no todas, no generalizo. Falta la individualidad. Hay una artesanía fenomenal, hacen alfombras, platos, sortijas, de todo; la artesanía marroquí como la repostería empieza y no acaba.

Yo tengo mis libros y mi música, y mis hijos que me ocupan. Escribir es soledad privada, pero cuando escribo se llena mi espacio de mi gente, de mi cultura; a veces enciendo una vela blanca para escribir y el estudio se llena de ancestros, de mis ritmos, las geografías se unen, se derriten, las vuelvo a formar, todo cambia, todo es igual.

Francisco: Desde Marruecos, ¿qué piensas sobre el Nuevo Puerto Rico? Esa colonia en bancarrota, sometida al mandato de la llamada Junta de Control Fiscal, versión colonial de los regímenes neoliberales de austeridad…

Víctor: Puerto Rico es un “crime scene / escena de crímenes.” Hay que forrar la isla con ese tape [cinta) amarillo que usa la policía cuando hace investigación. Sabrán que cuando los norteamericanos cambiaron la moneda española de la época, en 1899, nos robaron en el intercambio algo como 60% del valor del peso español que en aquella época estaba casi igual al dólar americano. ¿Se podrá reclamar esta cantidad con intereses en alguna corte mundial, en las Naciones Unidas? La cifra del interés estará en los billones, y los efectos sicológicos por la ocupación colonial, más… Ya no hay cosmética para tapar, esconder la cara de la situación.

Francisco: ¿Mantienes contacto con tu entorno poético, que es el de la literatura de los USA Latinos?

Víctor: No. Pero sí mantengo comunicación con escritores de Puerto Rico.

Francisco: Entre la cultura islámica en la que vives y la cristiana-católica-protestante en la que te criaste… Jesucristo y Alá…

Víctor: Jesucristo es uno de los profetas en el Corán, le llaman Isa. Moisés era egipcio. El cristianismo tiene muchos conceptos de los egipcios; la Biblia es una historia de África. Las tres religiones, la judía del Torá, la cristiana del Viejo Testamento (más o menos el Torá) y el Islam -el milagro del lenguaje- son religiones semitas con préstamos de las antiguas culturas y elementos paganos de África y el Medio Oriente. Los que son más firmes a la doctrina original de Dios, al libro, son los musulmanes.

Pero lo que más hay que entender es que esta vida, este mundo es una cosa ridícula. Será verdad que estamos dando vueltas; yo opto por un dios en sueño o un sueño en Dios. La mejor descripción me la da el sufí español Ibn Arabí oriundo de Murcia: “Sepan que nosotros somos imaginación, y todo lo que percibes fuera de nuestro propio ser es imaginación, toda la existencia es imaginación dentro de la imaginación… subjetivo, microcósmico, o colectivo, macrocósmico, imaginación…”

Oh say ah: Dios es imaginación.

Francisco: Fumando poesía con Víctor Hernández Cruz…

Víctor: Safe [seguro], me cansé; voy a la piscina a nadar, luego el sol tendrá que bajar para poder comer… romper ayunas; voy a desayunar a las 7:40 de la tarde-noche. Todo está patas arriba… Francisco, me encantó pasar estos días con tu diálogo.

Francisco: Ha sido un placer…

Epílogo. Comparto con el lector mi traducción de uno de mis poemas favoritos de Snaps (1969):

Snaps  – Chasquido

monday night – lunes de noche
the – los
winters ´inviernos
grow colder – más fríos la noche
colder that this – más frío que este frío

just the projects – solo los edificios
on fridays – los viernes
so good – tan bueno
sometimes the moon – algunas veces la luna
so clear – tan clara
head to the river – me voy para el río
soft noise ´susurro suave
of moving water – de agua en movimiento
a ship passing – un barco que pasa
tugboats – remolcadores
so near – tan cerca
the bright lights – las brillantes luces
talking to us – hablándonos
in red and blue – en rojo y azul

Más artículos del autor
* Francisco Cabanillas (1959, Puerto Rico) enseña lengua española, cultura y literatura hispanoamericana en Bowling Green State University, Ohio. Ha publicado cuatro libros de ensayo: Escrito sobre Severo (1995), Pedreira nunca hizo esto (2007), K-lores del trópico: ensayos transboricuas (2012) y Ensayos silenistas (2014). Miembro de LoQueSomos

Aumenta el número de rifeños, detenidos o condenados

Redacción. LQSomos. Julio 2017

Las revueltas de Rif se han convertido en uno de los momentos más críticos del reinado de Mohamed VI.

En las protestas que recorren el Rif no se ve una sola bandera de Marruecos. Lo que sí abundan son los símbolos amazigs. La juventud rifeña levanta los tres dedos centrales de su mano, como referencia a los símbolos que aúnan la cultura bereber: identidad, tierra y lengua.

La lucha, las protestas continúan, y la respuesta se centra con el castigo hacia los activistas, añadido a la violencia policial. Hay un total de 184 activistas rifeños que están arrestados o condenados por tribunales marroquíes por su participación en las protestas que desde hace ocho meses se registran en la región de Alhucemas, en el norte de Marruecos. El portavoz del Gobierno, Mustafa Jalfi, hacía público en una rueda de prensa en Rabat que un total de 45 activistas rifeños están a disposición policial, la mayoría de ellos en Alhucemas, y 97 están ante el juez de Instrucción, 48 de ellos en Casablanca. Además, cuarenta activistas ya han sido condenados a diferentes penas tras ser acusados de manifestarse de forma ilegal y de agredir (¿?) a las fuerzas del orden en diferentes protestas. Y a ellos se añade unos 18 que están procesados en libertad condicional.

El pasado lunes 26 de junio, los servicios de seguridad marroquíes sitiaron la ciudad de Alhucemas para prohibir una marcha que estaba prevista aquel día, que coincidió con la fiesta del fin de Ramadán, para reivindicar la liberación de los activistas rifeños, pero degeneró en enfrentamientos entre la policía y los manifestantes. Desde hace ocho meses, en la zona del Rif se vive un ambiente de tensión y manifestaciones, que comenzó en octubre pasado cuando un vendedor de pescado, Mohcin Fikri, de 31 años, murió aplastado dentro de un camión de basura después de que la policía le confiscara la mercancía.

El próximo lunes 10 de julio, está prevista la vista preliminar contra Nasser Zafzafi, el joven de 37 años que lideró el Movimiento Popular Rifeño (MPR) hasta su detención el mes pasado. Y el próximo día 20 una gran manifestación está convocada en Alhucemas con motivo del Desastre de Annual, la victoria del líder rifeño Abdelkrim sobre las tropas del Protectorado español en 1921. Una victoria que todos reivindican como propia, aunque… el reino alauí apoyase oficialmente al ejército español.

Notas relacionadas:
Marruecos: Demasiada pólvora cerca del fuego
El Rif se organiza frente al absolutismo del estado marroquí
En apoyo al Hirak Popular del Rif
De Alhucemas a Tetuán camina la voz del norte

@LQSomos
#Rif #Hirak

Marruecos: Demasiada pólvora cerca del fuego

Guadi Calvo*. LQSomos. Junio 2017

La lucha independentista de la región marroquí del Rif, tiene una larga historia de luchas plagada de matanzas y desde octubre pasado esa aspiración parece haberse puesto en movimiento.

El 28 de octubre de 2016, un hombre de 31 años llamado Mouhssin Fikri, vendedor de pescado, muere aplastado dentro de un camión de basura, cuando intentaba recuperar la mercadería que la policía le había incautado. Un hecho que recuerda mucho a lo sucedido el 17 de diciembre de 2010 con Mohamed Buazizi, un joven de 26 años, vendedor ambulante de verdura, que se inmoló frente a la comisaría de Sidi Bouzid, un remoto pueblo del interior tunecino, como protesta tras la incautación de su carro y la mercancía. Ligera e interesadamente aquel hecho quedó registrado como el que dio inicio a la Primavera Árabe, que sacudió y sigue sacudiendo a la Historia.

Sin bien la muerte de Mouhssin, no se extendió por el mundo árabe, como las llamas que terminaron con Mohamed, han alcanzado para encender las protestas en todo el Rif, en varias ciudades marroquíes, y en solidaridad, en varios países de Europa.

Tras la muerte de Mouhssin Fikri, el Rif se ha lanzado a reivindicar sus aspiraciones autonómicas.

Los alauitas “adoradores de Alí” (no hay que confundirlos ni con la monarquía alauita marroquí, que toma su nombre del fundador de la dinastía real, el Sultán Alí, ni con los alevíes de Turquía). La región del Rif, atravesada por las montañas que llevan su nombre, está formada por una comunidad de ciudades y pueblos ubicados en la franja montañosa que corre paralela al Mediterráneo. Va desde la ciudad de Larache hasta Rio Muluya, cerca de la frontera con Argelia.

Durante años se han mantenido discrepantes con las políticas hegemónicas de Rabat y el aislamiento económico por parte del gobierno; en 1958 la revuelta del Rif se alza contra el Gobierno marroquí ante las políticas de marginación socio-económica que se han mantenido latentes durante un largo periodo de tiempo en esta región. La sociedad rifeña además de la esencia de las revueltas, mantenía su discrepancia con la militarización y con las fuertes medidas de control en la zona. Finalmente la revuelta fue ahogada tras miles de ejecutados, desaparecidos y múltiples detenciones de milicianos rifeños. En adelante han surgido varios episodios de protestas, cuyo resultado siempre se ha materializado con el hostigamiento. Cuando los rifeños han hecho reclamaciones económicas básicas, tales como pedir infraestructuras sociales, trabajo y derechos sociales, el gobierno por miedo a que se extiendan las protestas, ha aplicado severamente la intervención militar y policial. Más recientemente, en la primavera árabe y en los años siguientes, incontables arrestos de activistas además de muertes

“En 2011 cinco jóvenes aparecían calcinados en una sucursal bancaria de Alhucemas; ese mismo año es asesinado Kamal Hassani, en 2014 es asesinado Karim Lechkar, en 2015 es hallado sin vida el cuerpo del cantante Rifinox y un sin fin de sucesos que siguen hasta el día de hoy sin una investigación eficaz que esclarezca lo sucedido” sentencia el comunicado del Movimiento Social Rifeño en Madrid.

A lo largo de estos últimos siete meses de movilizaciones pacíficas, el anhelo social se ha extendido a otras capitales y regiones, llegando incluso a concentrar el descontento en las ciudades emblemáticas (Marraquech, Casablanca y Rabat) que llaman a las puertas de palacio.

Durante la Guerra del Rif, allá en los años 20, los anarcosindicalistas denunciaron el primer bombardeo con armas químicas llevado a cabo sobre una población, con la connivencia y participación de varios estados entre los que se encuentra, España, Francia y Alemania.

Los pueblos bereberes que, como los que habitan el Rif, también pueblan otras zonas montañosas de Marruecos (montes Atlas), Argelia (Kabilia), Libia (montes Nafusa) y el Azawad situado entre Argelia, Malí y Níger.

No es la primera vez en el Rif que se lanzan consignas independentistas. Además del “Estado” instaurado por Abdelkrim, tras diezmar las fuerzas del general Silvestre en Annual, hubo planes para declarar la independencia en plena Guerra Civil española, cuando España abandonó “el protectorado” en 1956 y, dos años más tarde, en 1958, durante la revuelta general que fue aplastada de forma sangrienta por el ejército marroquí.

Un nuevo Movimiento Popular del Rif ha tomado las riendas de la revuelta, en la que se exhiben banderas de la República de Abdelkrim y enseñas bereberes y tuaregs. La bandera de Abdelkrim, que simboliza la independencia del Rif, ha vuelto a ondear en esta abrupta región del norte de Marruecos, donde el líder rifeño instauró una república entre los años 1921 y 1926

Desde medios próximos al Gobierno de Rabat se acusa a los dirigentes del “Hirak” de querer dividir el país y de estar trabajando al servicio de Argelia.

Ya han sido detenidos 186 manifestantes y activistas… y las autoridades españolas colaboran con la represión identificando a los activistas rifeños en España.

Que el Rif esté “en pie de guerra” no es ninguna novedad. Y, de hecho, sus habitantes no han hecho otra cosa que rebelarse desde hace más de un siglo contra la ocupación y explotación de esta zona montañosa que se extiende por la costa mediterránea de Marruecos.

En España todavía se recuerda el “desastre de Annual” en el verano de 1921, pero antes ya había ocurrido en el “Barranco del Lobo”; luego vendría “el desembarco de Alhucemas”, que pondría fin en 1926 a la República proclamada en esta región por Abdelkrim.

Con la independencia de Marruecos el año 1956, los rifeños volverían a levantarse. La salvaje represión del ejército, dirigida por el entonces príncipe Mulay Hasán, futuro Hasán II, con miles de muertos y bombardeos indiscriminados, dejaría una huella indeleble entre la población, sobre todo teniendo en cuenta que esos trágicos sucesos se repetirían en 1984, durante las denominadas “revueltas del hambre”.

Ahora, en la oleada de protestas que se viene registrando desde hace ocho meses, todavía se exhibe con menor disimulo junto a la del pueblo amazigh, la misma que representa a los bereberes de todo el Magreb, de Argelia, Túnez, Libia y a los tuareg de Níger o Mali. La gran diferencia de lo que está ocurriendo en el Rif estriba en la aparición del Hirak al Shaabi (Movimiento Popular), de clara orientación autonomista y que, en sucesivas ocasiones, ha demostrado su capacidad de organización y convocatoria dirigiendo concentraciones con decenas de miles de asistentes.

Fikri, atrapado dentro del camión cuando el conductor puso en marcha el mecanismo de la trituradora, colmó el vaso de la paciencia de los rifeños. Junto a la exigencia de responsabilidades, salen a relucir las eternas reclamaciones de poner fin a la militarización de la zona -desde 1959-, democracia y autonomía reales, inversiones en desarrollo, una universidad para que los jóvenes no tengan que emigrar, un hospital especializado en oncología, ya que el Rif es la región marroquí con mayores índices de cáncer.

La continua presencia de la bandera amazigh en las convocatorias del Movimiento Popular ha hecho que, desde medios cercanos al Gobierno de Rabat y también desde instancias policiales y judiciales, se les acuse de separatismo, de atentar contra la seguridad del Estado y, como se ha hecho desde el Consejo Consultivo Real para Asuntos Saharianos o la tribuna digital Le 360, muy próxima a la Corona alauí, se acuse a Argelia de estar tras la revuelta, con el inconfesable objetivo de convertir al Rif en un nuevo Sáhara Occidental.

Inicialmente la actitud del actual monarca, Mohamed VI, fue de comprensión, prometiendo realizar nuevas inversiones para acabar con el abandono que su padre, Hasán II, condenó a esta levantisca región. En el Parlamento marroquí se han desarrollado debates monográficos, pidiendo las distintas fuerzas políticas acabar con “el problema del Rif”. Hasta dos delegaciones ministeriales, presididas por el Interior, Abdeluafi Laftit, se han desplazado recientemente hasta Alhucemas para calmar los ánimos prometiendo un vasto programa de inversiones.

Pero no ha servido de nada. Las manifestaciones, concentraciones y enfrentamientos con la Policía -más de 200 agentes heridos, han continuado en distintas localidades, encontrando muestras de solidaridad también en Rabat y Casablanca. El Gobierno finalmente ha optado por descabezar al Movimiento, deteniendo a sus principales dirigentes, entre ellos Naser Zafzafi. Quien le ha sustituido al frente del Movimiento, Nawal Benaissa, una joven madre de 36 años, ya ha sido interrogada en las dependencias policiales en dos ocasiones,

La detención el pasado 29 de mayo de Nasser Zafzafi, líder carismático de un movimiento popular conocido como «Hirak» que reclama mejoras económicas y sociales para el Rif, ha reactivado las movilizaciones y ha devuelto la agitación a esta región del norte de Marruecos, que en los años 20 del siglo pasado llegó a ser una república independiente.

Al principio las manifestaciones eran pacíficas, pero esta semana se han tornado más violentas y han adoptado un esquema de guerrilla urbana, con grupos de jóvenes recorriendo a gritos las empinadas calles de la localidad, mientras la Policía trata de cercarlos. Los manifestantes se enfrentan a pedradas con los agentes, que responden con el lanzamiento de gases lacrimógenos y la detención de decenas de personas.

En el seno del barrio había ya centenares de personas reclamando la liberación de los detenidos y coreando sus reivindicaciones: trabajo, una universidad, un hospital y medios para el tratamiento del cáncer. Esta es la región con más enfermos oncológicos de Marruecos, algo que, de forma machacona, los vecinos atribuyen a un bombardeo español con armas químicas.

«Tenemos que ir al hospital a Rabat y aquí no hay trabajo», se quejaba en mitad de la protesta Youssef, de 21 años, estudiante de Ciencia y Tecnología en Tánger, ciudad situada 300 kilómetros al oeste.

Esa percepción de humillación viene desde que Hassan II, padre de Mohamed VI, combatió a los rifeños tras el fin del Protectorado español, a fines de los 50. No obstante, el conflicto hunde sus raíces más atrás. Los rifeños suelen recordar que ellos ya estaban en esta tierra al llegar los árabes.

La mayor revuelta del reinado de Mohamed VI -fue entronizado rey hace 18 años- está provocando esta primavera un inesperado acercamiento entre España y Marruecos, que ya mantienen de por sí buena relación.

La crisis marroquí alcanzó, el domingo 11, un nuevo cénit cuando se desarrolló en Rabat una manifestación multitudinaria, sin precedentes desde que en 2011 estalló la llamada ‘primavera árabe’, en solidaridad con las reivindicaciones del Rif. La convocaron el gran movimiento islamista ilegal Justicia y Espiritualidad (JyE) junto con algunos pequeños partidos izquierdistas y asociaciones juveniles.

Tras conocerse lo ocurrido a través de las redes sociales surgieron las convocatorias para protestar contra esta «hogra», un término utilizado en el Magreb para referirse a un abuso o una injusticia cometida por las autoridades.

Este tipo de manifestaciones masivas son una excepción en Marruecos, un país gobernado por un sistema político en el que el rey tiene la última palabra.

El viernes la Policía confiscó el pescado de Fikri poco después de que éste lo hubiera comprado en el puerto de Alhucemas. Las autoridades habían prohibido la venta de pez emperador esta temporada.

Lo ocurrido guarda gran similitud con lo que pasó en Túnez en 2011, donde un vendedor callejero, Mohamed Bouazizi, se inmoló prendiéndose fuego tras la confiscación de sus mercancías por parte de las autoridades municipales de Sidi Buzid, en Túnez. Su muerte desencadenó las protestas que pusieron fin al régimen autocrático de Zine el Abidine ben Alí.

Meses de reivindicación pacífica de mejoras económicas y sociales para el Rif degeneran en guerrilla urbana ante la respuesta represiva del Gobierno marroquí.

La tensión se ha vuelto a disparar en Alhucemas (norte de Marruecos) desde el pasado viernes, tras iniciar decenas de activistas presos del movimiento iniciado en octubre una huelga de hambre y llamar el Movimiento Popular (Hirak al-Shaabi, en árabe marroquí) a la huelga general en toda la región montañosa del norte del país africano.

Las protestas se iniciaron en octubre con el asesinato del humilde pescadero alhucemí Mouhcine Fikri (o Mohsen Fekri), triturado por orden policial cuando intentaba recuperar su mercancía dentro de un camión de basura.

La agudización del conflicto social parece mostrar que los manifestantes no creen las palabras de su monarca, Mohamad VI, que el pasado miércoles hizo transmitir a través del presidente de Francia, Emmanuel Macron (de visita en el país), su “deseo de tranquilizar la situación respondiendo a las demandas de este movimiento y aportando respuestas concretas”.

En la humilde casa de los Zafzafi, en el barrio de las protestas de Sidi Abid (Alhucemas), ya predijeron la marcha en Rabat hace una semana.

El responsable marroquí no precisó si esos supuestos terroristas se incorporaron a los grupos yihadistas a partir del Sahara Occidental administrado por Marruecos o desde los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, situados en el sur de Argelia.

Las autoridades marroquíes sostienen que existe una relación entre el Polisario y los grupos yihadistas y afirman que los campamentos de Tinduf se han convertido en el punto de convergencia entre el terrorismo y el crimen organizado.

Marruecos no ha sufrido ningún atentado terrorista desde mayo de 2011, antes de que estallara la guerra en Siria y se formase el Estado Islámico. Los desmantelamientos de supuestos comandos terroristas son frecuentes en todo el territorio.

La ola delirante de críticas racistas se ha vuelto contra el propio rey, Mohamed VI, quien en 2014 emprendió un proceso inédito en África para regularizar a unos 25.000 inmigrantes y en 2016 ofreció papeles a otros 20.000

Arabia Saudita y Marruecos siempre se han informado recíprocamente de las grandes decisiones estratégicas tomadas por uno u otro país. Cuando Hassan II decidió la “Marcha verde” de ocupación del territorio del Sahara occidental tras el retiro del Ejército colonial español en 1975, dos personas en el mundo ya estaban informadas: el Secretario de Estado Henry Kissinger y el rey Jaled bin Abdulaziz, casi recién llegado al trono tras suceder a su hermano Faisal bin Abdulaziz, asesinado por un sobrino suyo en una oscura trama palaciega.

Arabia Saudita nunca dejó de apoyar a Marruecos en la crucial cuestión del Sahara occidental. No solo Ryadh financió el armamento que las administraciones republicanas estadounidenses suministraron al Reino alauita en su “guerra del desierto” durante los años 80, sino que se volcó y sigue haciéndolo para defender “la causa marroquí” en los foros internacionales restringidos en los que el Reino wahabita participa o lidera, como el G20 o el Consejo de Cooperación del Golfo.

Consecuencia de esta “alianza militar y de seguridad” entre los reinos árabes, es el envío de contingentes militares marroquíes especializados y de efectivos de inteligencia, tanto para garantizar la seguridad interna como las fronteras de los países del CCG y de Arabia Saudita en particular, con Iraq o Yemen.

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional

Notas relacionadas:
El Rif se organiza frente al absolutismo del Estado marroquí
En apoyo al Hirak Popular del Rif
De Alhucemas a Tetuán camina la voz del norte

El Rif se organiza frente al absolutismo del estado marroquí

Carlos Martín. LQSomos. Junio 2017

Los rifeños se organizan en el Rif y en diversas ciudades europeas para poder hacer frente a la represión del estado marroquí. En Madrid el Movimiento Social Rifeño se asamblea en los locales de la CNT.

El 28 de octubre de 2016 el ciudadano rifeño Mouhssin Fikri muere a manos de los organismos de control del estado marroquí cuando luchaba por recuperar su mercancía ilegalmente confiscada. Las autoridades, para requisar la mercancía, actuaron de forma despiadada causando la muerte de Fifri, que fue triturado en el interior del camión de basura donde fue a parar la mercancía. A raíz de estos hechos se han sucedido un aluvión de movilizaciones en la región marroquí del Rif para esclarecer los hechos. Éstas siguen en la actualidad todavía con más fervor.

Ante tan descabellado suceso, la población rifeña se ha visto reflejada una vez más dentro de la humillación que sufren desde hace diez décadas. Un proceso que tras años de reivindicaciones legítimas se topan con la férrea política de un régimen absolutista que no duda en acometer con dureza contra quienes levantan la voz. La región del Rif, atravesada por las montañas que llevan su nombre, está formada por una comunidad de ciudades y pueblos ubicados en la franja montañosa que corre paralela al mediterráneo. Va desde la ciudad de Larache hasta Rio Muluya, cerca de la frontera con Argelia. Durante años se han mantenido discrepantes con las políticas hegemónicas de Rabat y el aislamiento económico por parte del gobierno; en 1958 la Revuelta del Rif se alza contra el Gobierno marroquí ante las políticas de marginación socio-económica que se han mantenido latentes durante un largo periodo de tiempo en esta región. La sociedad rifeña además de la esencia de las revueltas, mantenía su discrepancia con la militarización y con las fuertes medidas de control en la zona. Finalmente la revuelta fue ahogada tras miles de ejecutados, desaparecidos y múltiples detenciones de milicianos rifeños. En adelante han surgido varios episodios de protestas, cuyo resultado siempre se ha materializado con el hostigamiento. Cuando los rifeños han hecho reclamaciones económicas básicas, tales como pedir infraestructuras sociales, trabajo y derechos sociales, el gobierno por miedo a que se extiendan las protestas ha aplicado severamente la intervención militar y policial. Más recientemente, en la primavera árabe y en los años siguientes, incontables arrestos de activistas además de muertes sospechosas continúan sin esclarecerse, “En 2011 cinco jóvenes aparecían calcinados en una sucursal bancaria de Alhucemas; ese mismo año es asesinado Kamal Hassani, en 2014 es asesinado Karim Lechkar, en 2015 es hallado sin vida el cuerpo del cantante Rifinox y un sin fin de sucesos que siguen a día de hoy sin una investigación eficaz que esclarezca lo sucedido” sentencia el comunicado del Movimiento Social Rifeño en Madrid.

A lo Largo de estos últimos siete meses de movilizaciones pacíficas, el anhelo social se ha extendido a otras capitales y regiones, llegando incluso a concentrar el descontento en las ciudades emblemáticas (Marraquech, Casablanca y Rabat) que llaman a las puertas de palacio. Y no menos significativo, se están coordinando a todos los niveles fuera y dentro del país. En Europa el Movimiento Popular Rifeño se está coordinando en Comisiones formadas muchas de ellas en estos últimos meses y las cuales mantienen un estrecho vínculo entre ellas. En ciudades españolas, francesas, belgas, holandesas y noruegas, entre otros territorios, se organizan con el fin de enseñar al mundo el bloqueo social al que están sometidos, al mismo tiempo que denuncian los hechos acaecidos. El Movimiento Social Rifeño de Madrid se reúne en asamblea en los locales de la CNT. “En la primera asamblea del 12 de marzo, se llegaron a reunir más de 70 asistentes rifeños y rifeñas como se aprecia en la foto de cabecera”, dice Mouruth Chhima el Khattabi activista de este movimiento. Tras el encuentro de Comisiones europeas que tuvo lugar el pasado 20 de mayo en Madrid, el local del sindicato acogió unas jornadas culturales temáticas donde la participación se notaba de forma representativa.

Mouruth comenta que se reúnen en la CNT, porque fue una ferviente organización obrera opuesta a la Guerra del Rif allá en los años 20. Los anarcosindicalistas denunciaron el primer bombardeo con armas químicas llevada a cabo sobre una población, con la connivencia y participación de varios estados entre los que se encuentra nuestro país, Francia y Alemania. Desde entonces la CNT y los grupos del Rif mantuvieron buena sintonía. Quién sabe si en un futuro volverá a retomarse esas buenas relaciones.

Las asambleas están constituidas por personas muy heterogéneas, desde antiautoritarios y religiosos no ortodoxos, pasando por personas sin más comprometidas con los problemas de su pueblo. El movimiento está abierto y puede participar cualquier persona, sea rifeña o no, con el objeto de intervenir más directamente en cuanto a las acciones y movilizaciones sociales.
“El Movimiento Popular en el Rif es un movimiento civico contestatario sin ninguna intencion de tomar el poder. El objetivo general del movimiento es la libertad de expresion sin miedo a posible represalias y la inmediata puesta en libertad de los compañeros y compañeras que han sido secuestrados y confinados en las carceles por exigir unos derechos básicos”.

Como siempre surge la necesidad y el interés de encontrar la afinidad para organizarse horizontalmente en busca de unos principios, tácticas y finalidades acordes a la filosofía emancipadora. El Movimiento Social Rifeño en Madrid, ha protagonizado diversas actividades durante estos últimos meses, la última fue cuando el pasado 2 de junio se concentró frente al Ministerio de Asuntos Exteriores de Madrid para denunciar las últimas detenciones en el Rif. Alrededor de 250 asistentes pedían la libertad de los detenidos políticos; más de 130 activistas se encuentran privados de libertad por el estado marroquí por el único hecho de revindicar unos derechos básicos para una vida digna. Estas reivindicaciones no están exentas de las represalias incluso fuera del estado marroquí, dos simpatizantes (H.B y J.B) del Movimiento Popular Rifeño han sido despedidas de su trabajo (Banco Popular marroquí en Madrid) por participar en la concentración.

Este movimiento se caracteriza por reclamar lo más básico en cuanto a los derechos humanos para crear una convivencia pacífica en la zona que revierta en su desarrollo. Así pues, reclaman la libertad de todos los presos políticos y el cese del hostigamiento. Algo que les caracteriza también es la interacción y transversalidad con los movimientos sociales como eje de actuación.

Notas relacionadas:
En apoyo al Hirak Popular del Rif
De Alhucemas a Tetuán camina la voz del norte
#Rif #Alhucemas #Marruecos

Más artículos del autor

En apoyo al Hirak Popular del Rif

Redacción*.LQSomos. Junio 2017

La Coordinadora Europea de Apoyo al Movimiento Popular rifeño lanza un comunicado dirigido a la opinión pública internacional.

Este grupo de apoyo surgido a mediados de abril, en Bruselas, está formado por la población de la diáspora e integrado por cerca de veinte comités de apoyo repartidos por todo el continente europeo (Francia, Bélgica, Países Bajos, Alemania…) entre los que se encuentran las comisiones de apoyo de País Vasco, Barcelona, Canarias y Madrid.

Una coordinadora que comparte las reivindicaciones “justas” de carácter social y económico de la ciudadanía del Rif y que nació con la finalidad de apoyar las protestas en la región y dar a conocer la situación en sus respectivos países.

Denuncian la vulneración de los derechos humanos en el norte de Marruecos que hoy actúa contra los manifestantes empleando “métodos que recuerdan a los años de plomo sufridos durante el reinado de Hassan II”. Un Estado que no duda en llevar a cabo “detenciones arbitrarias, redadas nocturnas, secuestros, palizas y amenazas” a las y a los activistas.

Desde la coordinadora exigen la libertad inmediata y sin condiciones de todas las personas encarceladas, el fin de la militarización de Alhucemas y que se haga caso a las reivindicaciones “legítimas” de la población.

Por último, hacen un llamamiento a la población migrante rifeña y marroquíes en general para que “retiren todos sus depósitos de los bancos marroquíes y que acaben la relación con las empresas” del Estado, hasta que sus demandas sean atendidas y se establezca el diálogo con los representantes del Hirak popular.

Comunicado:

Desde que se inició la primera chispa del Hirak (Movimiento) Popular en el Rif en Marruecos a finales de octubre pasado tras haber sido triturado en un camión de basuras Mouhsen Fikri, el mártir de la dignidad, se alzaron las voces desde el interior como del exterior del país, clamando la necesidad de actuar positivamente con las justas y legítimas demandas que ha sostenido la Comisión no permanente de los directivos del Hirak.

Pero la ignorancia intencionada con que el Estado ha recibido las demandas de la población, su juego con el factor tiempo y la utilización de métodos de engaño y fraude para demoler y dinamitar el Hirak popular (el viaje efectuado por el wali o gobernador general de la zona a Alhucemas, contar con parásitos y buitres, acusar a los miembros del Hirak de separatistas, convertir en servidumbres a los hijos del Rif…). Estos métodos han reavivado y tensado las protestas para hacer que numerosos grupos de nuestros jóvenes las adopten y se extiendan las protestas y manifestaciones a otras zonas dentro y fuera del país.

Las justas demandas sociales y las pacíficas modalidades de lucha utilizadas por los activistas del Hirak popular, han obtenido la complacencia regional e internacional, lo que no ha agradado al sistema marroquí que ha iniciado una venganza colectiva realizando detenciones masivas además de secuestrar a los activistas del movimiento, transgrediendo con ello todos los pactos y acuerdos internacionales a los cuales se había adherido. Estos métodos nos recuerdan a los años de plomo sufridos durante el reinado de Hassan II, para enseñarnos la falsedad de los lemas que ha voceado el sistema: hacer las paces con el Rif, nueva era, cambio democrático…

Justo ahora que los países desarrollados tienden a hacer partícipes a los representantes de la sociedad civil en los proyectos estratégicos y de desarrollo como alternativa democrática, Marruecos sigue practicando el lenguaje del acercamiento de seguridad y control y la política del garrote a quien desobedece como un viejo sistema que se renueva para imponer la política de la realidad vigente y de tapar las bocas de nuestro pueblo.

Por ello, en la Coordinadora Europea de Apoyo al Hirak Popular del Rif, seguimos con mucha atención el desarrollo de los acontecimientos inquietantes en el Rif y comunicamos lo que sigue:

Nuestra fuerte repulsa al ataque salvaje llevado a cabo por las fuerzas represivas contra los combatientes de nuestro pueblo representadas en arbitrarias detenciones y los secuestros y redadas nocturnas con lo que conllevan de palizas, heridas y amenazas.

Rechazamos las últimas declaraciones de responsables políticos marroquíes tendentes a perjudicar la dignidad y legalidad de la Coordinadora Europea de Apoyo al Hirak Popular en el Rif y condenamos algunas declaraciones de altavoces consideradas de medios de comunicación tendentes a desprestigiar las conclusiones del encuentro de Madrid del 20 de abril último.

Responsabilizamos al Estado marroquí en la persona de su jefe de las consecuencias que pueden suceder de mantenerse sobrepasando y aplicando la política de oídos sordos ante las demandas sociales y económicas de la ciudadanía tanto en el interior como en el exterior.

Saludamos a nuestros hermanos en el interior sobre todos los de Alhucemas que con conciencia y responsabilidad han creado métodos eminentes de lucha y por su resistencia en contra de todas las maniobras que se tejen contra su campaña de protesta.

Valoramos todos los métodos de solidaridad y los grandes esfuerzos del equipo de defensa de los detenidos y exigimos del Estado la rápida e incondicional liberación de todos los presos y secuestrados así como detener la persecución de los activistas del Hirak popular como la desmilitarización del Rif.

Rogamos a todos los emigrantes rifeños y marroquíes en general para que retiren todos sus depósitos de los bancos marroquíes y que acaben con toda relación con estas empresas hasta que nuestras demandas sean atendidas y se sienten en la mesa del diálogo con los representantes del Hirak popular.

La Coordinadora Europea de Apoyo al Hirak Popular en el Rif

* Vía Ymouled
De Alhucemas a Tetuán camina la voz del norte
#Rif #Alhucemas #Marruecos