Carlos Olalla*. LQS. Abril 2018 Una serie como Félix es un verdadero regalo que nos permite ver cosas hasta ahora impensables en el mundo del cine ya que, con la calidad del cine, vemos en pantalla a actores viviendo sus personajes y dándoles todos los matices de los que son capaces no durante la hora y media o las dos horas que duraba una película tradicional, sino durante seis horas. Ver Félix es respirar Hitchcok mientras los hermanos Cohen te acarician el alma Inocencia, ternura, audacia, tenacidad, lealtad, timidez, curiosidad… esa explosiva mezcla es Félix, el protagonista de la primera…
Continuar leyendo