Maryssa Ruiz. LQS. Abril 2018 Cuando aislemos de nosotros la absurda preocupación por los juicios de valor que los demás ejecutan en función a nuestros actos será cuando consigamos la tan anhelada felicidad y paz interior que nos llevará a nuestra propia comprensión y aceptación. En el momento en el que seamos conscientes de que hagamos lo que hagamos siempre habrá alguien que critique nuestras acciones será entonces cuando empecemos a construir nuestro presente y futuro en base a nuestros gustos, intereses y necesidades para emprender el camino que nos hará libres; no podemos agradar a cada persona del mismo…
Continuar leyendo