Redacción. LQS. Febrero 2019 En septiembre de 2016, se salvó in extremis la tumba de Julio Álvarez del Vayo en el cementerio de Saint Georges (Ginebra-Suiza) gracias a la gestión, siempre encomiable de l'Amicale des Anciens Guérilleros Espagnols en France - Forces Françaises de l'Intérieur (AAGEF-FFI). Sin su mediación, los restos de del Vayo y su esposa habrían ido a la fosa común. A nosotros nos produjo alegría, e incluso tranquilad. Es un tributo a la memoria, a la nuestra y a la colectiva, a la historia de un país –el nuestro– que parece olvidar a cientos de personajes que…
Continuar leyendo