Som el 80 %

Redacción. LQS. Noviembre 2018

Opinar diferente no constituye ningún riesgo para la convivencia, sino la base imprescindible para garantizarla, siempre que se respeten la libertad de expresión y los valores democráticos

Jordi Cuixart, líder de Omnium y preso político en el estado español, es el impulsor de una plataforma «transversal» que quiere representar el sentimiento mayoritario del 80% de la población que apuesta por una «solución política». Según Cuixart, ante la «injusticia» no es momento de renuncias ni victimismo y asegura que no se trata de una causa independentista sino «un juicio a la democracia». Por ello es necesario, según el presidente de Òmnium, una «respuesta transversal» que busque un mínimo común denominador en los grandes consensos de país.

En el artículo bajo el título ‘En la defensa de la democracia, no pasarán!’, publicado en el diario La Vanguardia, Cuixart considera que se mantiene inalterable la demanda mayoritaria y permanente de la ciudadanía de Cataluña para resolver en las urnas el conflicto político. Y cita una encuesta que apuntaba que el 80% de la población catalana rechaza la situación de prisión preventiva de los líderes independentistas.

Según el manifiesto de la Plataforma Som 80% se quiere poner en valor que una mayoría de los ciudadanos de Cataluña mantiene grandes consensos de país. Y se busca una unidad en la diversidad basada en :
• La defensa de los derechos y las libertades democráticas y fundamentales.
• El rechazo a la represión y a la judicialización de la política como herramienta para resolver los conflictos políticos.
• La defensa de una solución política que siempre tiene que pasar porque los ciudadanos de Cataluña puedan decidir y ejercer democráticamente su futuro político.

Cuixart defiende que no podemos permanecer «impasibles» ante «el abuso de poder» y apela a una respuesta que exprese el sentimiento mayoritario de la sociedad catalana que rechaza este «juicio» a la democracia.

Plataforma Som el 80 %
Urnas son amores. Derecho a decidir

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Nahuel: ‘Primero el enemigo fue la izquierda abertzale, después los anarquistas y ahora los catalanes’

Clara Ardévol Mallol*. LQS. Septiembre 2018
Traducido para LoQueSomos por Mireille Tumba

He sido víctima de vulneración de derechos muy básicos, como el derecho a la intimidad: me podían leer las cartas, escuchar las llamadas, grababan las visitas, podían entrar en la celda sin avisar

Hablamos con el activista del movimiento anarquista Straight Edge, absuelto después de haber estado en prisión preventiva por terrorismo durante un año y cuatro meses.

El caso judicial del activista anarquista Juan Manuel Bustamante, alias Nahuel, ya se ha cerrado definitivamente. Después de un año y cuatro meses en prisión provisional, ha sido absuelto de un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo a raíz de haber publicado unos tuits contra el sistema capitalista. Esta querella partía de una acusación inicial de terrorismo, que le llevó a la prisión a pesar de haber sido descartada posteriormente.

Nahuel pertenece al movimiento Straight Edge Madrid, que se define como anarquista, vegano y abstemio. Los integrantes de este movimiento, muy ligado a la música hardcore, se limitan a realizar activismo en las redes y a organizar conciertos. No obstante, Nahuel y cinco compañeros del movimiento fueron detenidos en 2015. La policía diseñó un relato que le convirtió en el principal dirigente de un grupo terrorista responsable de los incendios a sucursales de La Caixa y Bankia en 2013 y 2015. ¿Las pruebas? Unas pintadas con las siglas del movimiento localizadas en una de las sucursales, la tenencia de objetos tan sencillos como productos de limpieza, tornillos, latas y tuits críticos con el sistema capitalista.

La Audiencia Nacional consideró que todo esto era suficiente para imputarles los delitos de integración en organización terrorista, tenencia de explosivos, daños con finalidad terrorista y enaltecimiento del terrorismo. De este conjunto de acusaciones, que sumaban más de treinta y cinco años de cárcel, sólo se mantuvo la última, pero desde el principio dictaron prisión provisional. Cuatro de los acusados la pudieron eludir con fianza, pero dos de ellos tuvieron que ingresar en prisión- Nahuel es que más tiempo ha estado: un año y cuatro meses bajo el régimen más severo y con traslados constantes. La sentencia absolutoria, que manifiesta que no había rastro de terrorismo en el caso, ni tan solo en los tuits, se firmó el 26 de julio pasado. Finalizado el plazo para interponer recurso por parte de la fiscalía, hablamos con Nahuel que nos explica cómo ha vivido este abuso de la prisión provisional y reflexiona sobre la criminalización del anarquismo por parte de la justicia española.

—La policía consideró que el movimiento Straight Edge, del cual forma parte, tenía relación con dos incendios en sucursales de La Caixa y Bankia y os investigó por terrorismo. ¿En que se basaban para establecer esta relación?

—En primer lugar, me gustaría decir que vivo en un barrio obrero que, como cualquier otro barrio obrero, está lleno de pintadas. Las hay anarquistas, comunistas y hasta fascistas, hechas por los Ultrasur. Lo que llamó la atención a la policía fue que cerca de la sucursal había una pintada que ponía ‘SXEMAD’, que es la abreviatura de Straight Edge Madrid, y lo quiso investigar. Estas siglas las puede conocer cualquiera ajeno al movimiento y que conozca la subcultura. Cuando empezaron a investigar, vieron que yo vivía al lado de esa sucursal. Después vieron que compartíamos letras de canciones de bandas hardcore que hablan de revolución. Dedujeron que el uso simbólico que se da al fuego en estas canciones es una llamada a quemar cajeros, aunque no hubiera ningún mensaje directo que lo confirmara. Llegaron a la conclusión que quemábamos cajeros sólo porque las canciones que compartíamos hablaban de fuego y porque formamos parte de un movimiento anarquista contrario al capitalismo.

—¿Que hacíais, en realidad, como movimiento?

—El Straight Edge nace del hardcore, un género musical muy ligado al hecho de hacer tu mismo las cosas y al underground. Nosotros solo organizábamos conciertos y eventos musicales relacionados con este movimiento. Esto se dijo en el juicio. Un policía que nos había seguido durante meses declaró que no había observado que hiciésemos ninguna actividad ilegal. La única cosa que vio fue que habíamos organizado muchos conciertos, pero esto no es terrorismo.

—¿Cómo fue el momento de su detención?

—Yo estaba en casa de la que era mi pareja, jugando a la consola. Un rato después de habernos acostado, sobre las cinco de la mañana, empezamos a oír golpes en la puerta. La policía entró de manera violenta. Habían ido a mi casa, pero no me encontraron y por esto fueron a casa de mi pareja, a la que también buscaban. Insistí en preguntar de que me acusaban, pero no consiguieron aclarármelo. Finalmente, me enteré que era por terrorismo. Uno de los agentes me dijo: “Tus compañeros ya han hablado, tienes que reconocer lo que has hecho…” Pero yo no sabía lo que había hecho.

—¿Qué material requisaron y como lo utilizaron en contra vuestra?

—Cuando llegaron a mi casa, una de las cosas que se llevaron fueron los tornillos de mi cama de Ikea. La policía consideró que esos tornillos eran material para fabricar bombas, a pesar del hecho que no volvieron a aparecer en la investigación. Lo presentaron como la prueba más importante, pero en el transcurso de la investigación, no tuvo ninguna importancia. Esto evidencia que la misma policía, y sin escrúpulos, crea este tipo de propaganda para que la gente tenga miedo. También se llevaron videojuegos. Uno en concreto, Red Dead Redemption, se lo llevaron sólo porque leyeron las palabras “muerte roja”. Como prueba, ¡un videojuego! Y objetos como libros e incluso las cartas de mi exnovia, que eran del 2011. Tenían un corazón con una A anarquista, y por esto se las llevaron. El agente las hubiese podido leer allí mismo y saber de qué trataban, pero me dijo: “No, esto ya lo investigaremos.”

—¿Y sus compañeros?

—Todavía fue más ridículo: a una compañera le cogieron una botella con zumo de naranja y a un compañero una botella de una bebida no alcohólica que dijeron que era cerveza y que podía servir para hacer cocteles Molotov. Les llamó la atención teniendo en cuenta que somos un grupo abstemio. Incluso investigaron la composición de unos petardos que encontraron, que además eran para niños. Les pareció sorprendente que la gente tuviera petardos en noviembre. Fue un absurdo tras otro…Una cosa muy graciosa que ocurrió en el juicio es que el encargado de la investigación cuestionó el hecho de que tuviera una cuenta en Bankia y a la vez llamar a boicotear a los bancos. Como diciendo: “que anarquista…”

—En un primer momento, la base de la acusación eran unos productos químicos que supuestamente servían para fabricar explosivos. Más tarde, se demostró que eran simplemente productos de limpieza. ¿Con que argumentos mantuvieron la acusación después de esto?

—La policía ya concluyó que no había ni explosivos ni nada en junio de 2016. En ese momento, hubieran podido al menos reducir las acusaciones o dejarme salir de prisión, pero siguieron argumentando que, si se mezclaba ese material con pólvora o mecheros, se podía hacer un petardo. No fue hasta más adelante que cambiaron la acusación.

—Para la acusación de terrorismo, ha estado un año y cuatro meses bajo el régimen penitenciario más severo. ¿Qué ha supuesto?

—Estuve en régimen de aislamiento en cinco prisiones diferentes. Fue un caos total. Pasaba más de veinte horas al día encerrado en la celda. Esta medida se basaba en la peligrosidad que yo representaba para ellos. Me consideraban muy peligroso…

—¿Esto justificaba los traslados?

—No. Es más, la única vez que tuve contacto con un preso abertzale, le sorprendió muchísimo mi situación porque me dijo que el solo había estado en una cárcel y que había gente que llevaba dos años presa y no la habían movido tanto como a mí. Además, tenía prohibidas unas cuantas cosas: si bien el resto de presos podían llamar diez veces a la familia, yo sólo podía hacer ocho llamadas; si el resto podía enviar todas las cartas que quisiera, yo sólo tenía permitidas dos semanales, que llegaban con semanas de retraso. He sido víctima de vulneración de derechos muy básicos, como el derecho a la intimidad: me podían leer las cartas, escuchar las llamadas, grababan las visitas, podían entrar en la celda sin avisar… Los módulos de aislamiento son una cárcel dentro de la cárcel. Esto lo decían hasta los funcionarios. Para comer, cuando estaba en Estremera y me habían aceptado la dieta vegana, me daban platos de plástico desechables con arroz y dos tomates en rama. Esto es lo que comía en todo el día: dos platos de arroz. Reclamé y me dijeron que no se incumplía ningún reglamento porque, según el informe médico, era una dieta muy nutritiva. También tenía falta de vitamina D por qué no me daba el sol y a esto hay que añadir la espalda. Ahora tengo hiperlordosis por haber estado tanto tiempo tumbado y sentado.

—Psicológicamente, ¿qué consecuencias ha tenido?

—Saliendo de la cárcel, noté que solucionaba los conflictos de manera diferente. Allí dentro, la solución a los problemas es la violencia, los gritos o las peleas, y te acostumbras. Muchos presos me lo habían dicho: en la cárcel, tu tolerancia disminuye. Yo siempre había sido muy pasivo en las discusiones, pero cuando salí estallaba a la mínima. A principios de año caí en una depresión. Sigo yendo al psicólogo y al psiquiatra. Si eres culpable, asimilas mejor lo que te ha pasado, pero a mí todo me parecía muy absurdo y surrealista. Por ejemplo, me pareció increíble que al final se acabaran utilizando como base acusatoria unos tuits que había hecho, que supuestamente incitaban al terrorismo.

—La acusación de terrorismo cayó y se mantuvo el enaltecimiento del terrorismo. Los tuits en cuestión decían cosas como ‘Muerte al capital’, ‘Odiando España, odiando el tabaco’ o ‘No des a nadie el poder de quitarte la libertad. Eres propietaria de tu vida, ya no una esclava’. ¿Qué piensa de ello?

—La mayoría eran letras de canciones de grupos de hardcore. Publicamos un texto de una que decía “Declaración de guerra”, con el enlace del videoclip al lado. Quien investigaba, sólo tenía que hacer clic para darse cuenta. Misteriosamente, no había videos para inculparnos de los incendios. Por lo tanto, cuando los solicitamos, se deshizo el relato. A pesar de ello, como había habido más condenas relacionados con usuarios de Twitter, parece que querían dejarnos con una sentencia de seis meses o un año… Yo me pregunto qué inversión se ha tenido que hacer en esta investigación. ¿Que se ha hecho del dinero de todas las investigaciones contra el terrorismo que han acabado en nada? ¿Qué tipo de interés público tenían?

—Finalmente, ha sido absuelto también de enaltecimiento del terrorismo. ¿Se lo esperaba?

—La verdad es que no, sinceramente. Visto cómo había ido este caos, me sorprendió. Después de haber vivido una año y medio de injusticias, no me esperaba nada bueno. Me llamó mucho la atención que la jueza que llevaba mi caso, Carmen Lamela, archivara la causa de Pandora por qué no había nada. Yo no entendía por qué no hacía eso mismo con nuestro caso, porque era calcado a todas aquellas operaciones. La diferencia es que Pandora la llevaba los Mossos, no la policía española. Más adelante se investigó a uno de los altos mandos, al major Trapero…

—Ha sido muy crítico con Lamela. Además de llevar su caso, también ha estado detrás de abusos claros de prisión provisional, como ahora el caso de Altsasu o de los presos políticos independentistas.

—El juez Garzón decía en una entrevista que en la justicia española, haciendo una serie de encargos políticos, se podía ascender profesionalmente y que el ejemplo más claro es la jueza Lamela. Ahora está en el Supremo y esto que empezó a ejercer en la Audiencia en 2014. Ha hecho una carrera muy rápida y creo que nadie sube tan rápido. Ella solicitó el informe a la Guardia Civil para el caso de Altsasu, por ejemplo. Parece que el ala conservadora necesita la construcción de un enemigo interno. Primero fue todo aquello que representaba la izquierda abertzale en el País vasco. Aunque no fueran ETA, todo era ETA. Más adelante, los anarquistas. Y ahora los catalanes. Van en la misma línea que la policía patriótica de Jorge Fernández Díaz: perseguir todo aquello que represente una oposición en la calle.

—Además de la jueza, su caso y el de Altsasu también tienen en común que parten de una acusación muy grave que después se reduce. ¿Cree que es una estrategia?

—A mí me recuerda la doctrina del shock. Con un caso mediático que castigue a uno, puedes educar a muchos. Nos tendríamos que rebelar contra las injusticias, pero si la gente que lo quiere hacer ve que otras personas están en la cárcel sin haber hecho nada, se pregunta que le puede pasar. Es una forma de coerción hacia una clase de oposición que quieren eliminar. Fernández Díaz ha tenido contacto con mandos de la policía chilena. De hecho, muchos casos relacionados con anarquistas en Chile (como el caso Bomba) son un calco de operaciones como Pandora o Piñata. Es la misma estructura, la misma manera de utilizar las fuentes y la misma organización jerarquizada.

* Nota original publicada en el diario digital VilaWeb. Un compromís amb el periodisme i amb el país
Traducido para LoQueSomos por Mireille Tumba

Notas relacionadas:
Absolución total de Straight Edge. Y ¿Ahora qué?
¡Nahuel LIBERTAD!
FIES-Nahuel ¡Qué la lucha no muera!
Concentración por la libertad de Nahuel

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Absolución total de Straight Edge. Y ¿Ahora qué?

Redacción. LQS. Julio 2018

De la «mano» de la jueza Carmen Lamela se inicio en 2015 esta pesadilla judicial (operacione-montaje) con cárcel, régimen FIES, dispersión… una historia surrealista cargada de represión y sufrimiento

Nahuel pasó un año y cuatro meses en prisión preventiva en un régimen de especial seguimiento. Ahora, la Audiencia Nacional dice que no hay ningún delito y absuelve a todos sus miembros

La Sección Primera de la Sala de lo Penal ha absuelto a los seis integrantes del colectivo Straight Edge Madrid, que se enfrentaban a dos años de cárcel cada uno por delito de enaltecimiento del terrorismo, al entender que con la difusión de sus contenidos no se generó ningún riesgo de comisión de ataque terrorista, «siquiera en abstracto».

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Jesús Eduardo Gutiérrez, considera probado que los acusados crearon desde abril de 2013 y conforme un reparto de tareas, una serie de perfiles en las redes sociales utilizando la marca de este movimiento, nacido en la década de los años setenta en Estados Unidos y que aboga por el autocontrol como único modo de ser libres, el rechazo a la droga, tabaco o alcohol y la promiscuidad sexual o defensa del veganismo.

Bajo esta denominación, los seis jóvenes publicaron una serie de mensajes por Internet y realizaron eventos informativos con el fin de difundir sus ideas críticas contra el Estado y las instituciones sociales. Entre los mensajes emitidos destacan tales como: ‘Frente a la traición y la represión, rebelión como única opción’, ‘Contra el fascismo armado, Straight Edge organizado’, ‘La resistencia no es violencia, es autodefensa’ o ‘Fuego y muerte al Estado y que viva la anarquía’.

La Sala analiza la prueba practicada en el juicio y da veracidad a las declaraciones que prestaron los testigos durante la vista oral del pasado mes de junio en el sentido de que los seis integrantes de este movimiento demostraron un «inconformismo» con el sistema económico y financiero sin que se haya podido acreditar suficientemente una participación concreta en un hecho violento con caracteres delictivos.

Una vez examinadas las publicaciones, los jueces consideran que de todo ello se advierte la existencia de una serie de comentarios y afirmaciones en el sentido de mostrar una posición de rebeldía, pero «en modo alguno un ataque directo o indirecto al Estado y sus instituciones».

Los ahora absueltos negaron que buscaran instar a la violencia con sus publicaciones. El principal acusado Juan Manuel B.V alias ‘Nahuel’ -que pasó más de año y medio en prisión provisional bajo un régimen de especial seguimiento por estos hechos– reconoció ser el autor del vídeo ‘Bajo la capucha’, realizado a finales de enero de 2014 como una tarea de clase.

Respecto al vídeo, los magistrados de la Sección Primera concluyen que no se puede presuponer que se elaborara para influir en la sociedad y tampoco pueden acreditarlo puesto que no consta «en modo alguno» el número de visitas que pudo tener esta publicación.

«Han sido tres años duros para decenas de activistas anarquistas, pero se ha conseguido acreditar que el concepto de terrorismo anarquista del que se les acusa no existe. En cambio, sí hemos vivido unos años de persecución de esta ideología en lo que algunas personas han interpretado como la búsqueda de un nuevo enemigo interno. Se ha acreditado, no obstante, que ese enemigo interno no existe. Se ha acabado el fantasma del terrorismo anarquista», declaraba Daniel Amelang, de la Red Jurídica, como abogado defensor de parte de los acusados.

Notas relacionadas:
¡Nahuel LIBERTAD!
FIES-Nahuel ¡Qué la lucha no muera!
Concentración por la libertad de Nahuel

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Intransigencia cultural y política en España

Mikel Itulain*. LQS. Marzo 2018

La intransigencia y la violencia son características de la historia española. De ahí la poca unión que existe, al que no puede considerarse como país, sino como sojuzgamiento de países, de ahí que sus dirigentes se hayan amparado y amparen en poderes mayores externos

Hay un serio problema de convivencia cuando en un Estado en el que coexisten varias culturas, la que ha sido y es la dominante se cree en un grado de superioridad respecto a las otras. Su inexistente mejor valía se confunde con el resultado de una imposición por motivos militares, políticos y/o económicos. Quienes no la tienen como la recibida por vía materna sienten un justificado malestar ante la postura de desprecio que muestran aquellos que se suben al cómodo tren de la mayoría. Aunque dicho tren no sea más rápido ni con mejores prestaciones que los otros trenes de las lenguas presentes.
Para justificar la injustificable postura de considerar de una posición más elevada lo que se ha establecido de una forma artificial y arbitraria, se recurre a un engaño más. Se dice que hay una lengua y cultura común, que incluso está por encima de aspectos étnicos. Ambas presunciones están igualmente adulteradas. Tal aparente comunidad es fruto violento de la obligación de aprender la historia e idioma del que se impuso por vía militar o económica, no por vía cultural. Y, por supuesto, que tengas mucho dinero o un poderoso ejército no hace que lo que tú hablas o tus costumbres dejen de pertenecer a una etnia determinada, como así ocurre con el castellano.

Cuando los dominados defienden justamente y valientemente su identidad ante los que quieren someterlos, son descalificados de diversas formas. Una típica en España es marcarlos como nacionalistas. Eso sí, solo para los otros, pese a que tal calificativo o es para todos o no lo es para nadie.

Las actuaciones de los grupos no dominantes a favor de su lengua, de su cultura y de su Independencia política se tildan de nacionalistas, mientras que las de los grupos dominantes se califican como no nacionalistas. Pero es que las actuaciones de los denominados grupos no nacionalistas también se fundamentan en la defensa y promoción de una lengua, una cultura étnica y un poder político de una nación concreta y, por tanto, son igualmente nacionalistas (1).

La intransigencia y la violencia son características de la historia española. De ahí la poca unión que existe, al que no puede considerarse como país, sino como sojuzgamiento de países, de ahí que sus dirigentes se hayan amparado y amparen en poderes mayores externos, como Estados Unidos, para mantener el poder y control interno.

Hoy vemos a los gobernantes elegidos democráticamente por los catalanes teniendo que huir de España, los que pudieron, para no ser encarcelados y privados de sus bienes por poner en práctica la libertad política. Para no ser presos políticos.

Referencia-Nota:
1. Juan Carlos Moreno Cabrera. El nacionalismo lingüístico. Una ideología destructiva. Península. 2014.
Más artículos del autor
* LoQueSomos en Red
@MikelItulain

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

En España no hay presos políticos (pero haberlos haylos)

Arturo del Villar*. LQSomos. Enero 2017

Los sistemas totalitarios pervierten el uso del lenguaje. Así, los militares monárquicos que se rebelaron en 1936 contra el régimen constitucional español, fusilaban a los que se mantuvieron fieles a la República acusándolos cínicamente de “auxilio a la rebelión”, por no haberse rebelado como ellos. Del mismo modo, la monarquía del 18 de julio instaurada por el más traidor de esos militares, mediante su Ley 62/1969, de 22 de julio, por la que se provee lo concerniente a la sucesión en la Jefatura del Estado, en la persona de Juan Carlos de Borbón, asegura con igual desvergüenza que no tiene presos políticos.

¿Por qué delito están penando en sus mazmorras personas que no han matado ni robado ni puesto bombas, y ni siquiera han criticado o se han burlado de la familia irreal, que últimamente es el presunto delito preferido por los jueces para condenar a penas de multas y cárcel? Por el hecho de intentar ejercer la política de manera democrática en un régimen autoritario.

El Diccionario de la lengua española editado por la Real Academia Española define el delito político de esta manera: “Delito que establecen los regímenes autoritarios en defensa de su propio régimen.” No existe régimen más autoritario que una monarquía, en el que una sola persona rige a toda una nación sin haber sido elegida democráticamente para poder hacerlo. En el caso de la monarquía del 18 de julio reinante en España, hubo elección del rey, pero la hizo el ex general rebelde convertido en el mayor criminal de la historia de España, que logró ganar la guerra mediante la co-laboración de los genocidas Hitler y Mussolini, derrotados en una guerra mundial, pero los vencedores olvidaron a su compinche español.

Unos derechos teóricos

Esta monarquía se rige por una Constitución elaborada a su medida, que en el primer punto del artículo 20 declara reconocer y proteger los derechos “A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, pero el punto 4 los limita al explicar que “Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia”, límites que solamente pueden establecer los jueces, por lo cual nuestras libertades de opinión dependen de la opinión de un juez monárquico.

Es semejante a lo que declaraba el artículo 12 del Fuero de los Españoles proclamado por la dictadura fascista: “Todo español podrá expresar libremente sus ideas mientras no atenten a los principios fundamentales del Estado”, y era un juez fascista el único autorizado a interpretarlo. La monarquía instaurada por la dictadura sigue el modelo fielmente.

El Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, aprobado por el Consejo de Europa el 4 de noviembre de 1950, suscrito por la monarquía fascista de España el 24 de noviembre de 1977, declara en el primer punto del artículo 10: “Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o de comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber injerencia de autoridades públicas y sin consideración de fronteras.”

Pese a haberlo suscrito, la monarquía del 18 de julio instaurada por el dictadorísimo incumple esa disposición, y encierra en sus mazmorras a los políticos que intentan ex-presar libremente sus ideas. Hay varias sentencias del Tribunal Internacional de Dere-chos Humanos contra el reino de España por no respetarlos en su territorio. El sistema autoritario español, que establece los delitos en defensa de su propio régimen, debiera ser expulsado de los organismos internacionales, hasta que se celebre un referéndum que nos permita a los españoles elegir la forma de Estado preferida, y no debamos someternos a la instaurada por el dictadorísimo para perpetuar su régimen genocida.

Ahora mismo en las mazmorras borbónicas hay presos acusados de ser comunistas, o de injuriar a la Corona, o de reclamar el derecho de elegir la forma de Estado de su país, o de promover elecciones democráticas en su país para que el pueblo soberano (es un decir) decida la forma de Estado preferida. A los presos políticos se los encierra lejos de su lugar de origen, para mantenerlos aislados de sus familiares y amigos.

Un preso permmnentemente preventivo

El pasado 10 de enero de 2018, el vicepresidente legítimo de la Generalitat de Catalunya, Oriol Junqueras, ha pedido al Tribunal Supremo del sistema autoritario español, que le traslade a una prisión catalana, con objeto de poder asistir a las reuniones del Parlament, del que fue nuevamente elegido diputado en los comicios convocados ilegalmente por el Gobierno de Madrid el pasado 21 de diciembre. No ha matado ni robado ni puesto bombas, y ni siquiera ha criticado a la familia irreal, que tantos motivos nos proporciona para que la critiquemos, pero está preso preventivamente desde el 2 de noviembre del año pasado, por desear que su país se independice del sistema autoritario español.

Y tiene suerte de que ahora no esté bien considerado por las naciones democráticas que en las autoritarias se fusile a quienes expresan públicamente, de palabra y por es-crito, su deseo de liberar a su patria del colonialismo. La desvergüenza de las autoridades españolas ha levantado un grandioso monumento en Madrid a José Rizal, fusilado por el ejército colonial español a las 7 de la mañana del 30 de diciembre de 1896, acusado del delito de sedición por defender la independencia de su patria, Filipinas, así llamada en homenaje a un siniestro rey Felipe de España. Han tenido la desfachatez de grabar allí el poema que escribió aquella noche mientras esperaba la hora del suplicio, “Mi último adiós”, en el que decía:

Mi patria idolatrada, dolor de mis dolores,
Querida Filipinas, oye el postrer adiós.
Ahí te dejo todo, mis padres, mis amores.
Voy donde no hay esclavos, verdugos ni opresores,
donde la Fe no mata, donde el que reina es Dios.

Lo malo es que en los sistemas autoritarios de la Tierra reinan los reyes, que se creen dueños de las vidas y haciendas de sus vasallos, y por eso los multan, los encarcelan o los fusilan. Qué suerte tiene Oriol Junqueras de vivir en el año 2018, porque en otro momento ya estaría fusilado. Y el que le alzasen un grandioso monumento póstumo no le compensaría, como no le compensa a Rizal. Nunca aprende España la lección de la historia. Ha asesinado a muchos patriotas en Europa, América, África y Asia, en todos lo lugares en los que tuvo colonias. Como escribió Bernardo López García, aunque con otra intención, “¡no hay un puñado de tierra / sin una tumba española!…”, cavada por la intransigencia y la sinrazón de los reyes. Y todo inútilmente. Podrán aplastar 155 veces a un pueblo, pero otras 155 se levantará reclamando su libertad. Y al final la conseguirá.
Honor a Rizal, mártir de la independencia filipina. Honor a Junqueras, preso por la independencia de Catalunya.

* Presidente del Colectivo Republicano Tercer Milenio.
Más artículos del autor

España funde a negro

Lilith Rojo*. LQSomos. Noviembre 2017

Más dura será la caída:

Gran parte del gobierno en prisión, otra parte en Bélgica acusados de cobardía por ser parte de la defensa del Govern en una estrategia para no ser totalmente silenciado en una prisión de Madrid por la injusticia española, líderes sociales encerrados durante más de dos semanas. Presos políticos. ¡Viva la separación de poderes!.

Con anterioridad:

Estos días he estado observando desde la perplejidad y la indignación los acontecimientos que no pensé vivir. Habrá gente en Catalunya y fuera de ella principalmente, que se sienta confortada viendo un mar de banderas monárquicas, la misma que abrazó el golpismo cambiando el logotipo por un pajarraco de mal agüero para todo aquel que sea verdaderamente antifascista. A mí, como republicana, me provoca urticaria, no podría ser de otra manera. Tristemente, se vieron algunas banderas republicanas entre los que gritaban ¡viva el rey!, pero claro spain is different. Aquí la coherencia solo se les pide a unos cuantos.

He estado asistiendo en los últimos meses a la desinformación masiva por medios totalmente irresponsables que se han empeñado en hablar a todas horas de fractura, división, miedo, etnicismo, intentando crear el caldo de cultivo perfecto para sus líneas editoriales y sus intereses como empresas. Un mensaje que ha llegado a calar entre la población que consume medios de masas audiovisuales y que se ha instalado hasta en los partidos políticos que no propiciaban este discurso, ya manido y viejo por aquí, vertido por el PP y Ciudadanos. Y yo me pregunto por qué estos medios no hablaban de supremacismo cuando el pujolismo campaba por lo que fuera su cortijo dando ahora cancha a voceros que sufrieron el sectarismo convergente reinante por entonces, recordemos que con el beneplácito de los diferentes gobiernos del reino de España. Unos personajes que han guardado un rencor de tal calibre que no les deja ver que la situación de Catalunya ha cambiado radicalmente. Gente de la supuesta izquierda escupiendo odio y algunos hablándonos de clase obrera subidos al púlpito del neoliberalismo y el franquismo. Pero claro, de que nos vamos a extrañar si fueron los mismos que pactaron una transición miserable y siguen defendiéndola sin rubor. Aquellos que ya traicionaron a los suyos con documentos de reconciliación nacional al precio de la humillación de los que dieron su vida no al partido, sino por la República y contra el fascismo. Ahora vienen a decirnos que no se puede ser independentista y de izquierdas, y menos comunista. Por favor, que se lo hagan mirar, porque la unidad de España y su renuncia a una república federal que defienden solo sobre el papel, les ciega hasta al punto de creerse por encima de los que ya lucían la tricolor antes de que ellos levantaran la prohibición de su exhibición en sus mítines.

Se ve que el independentismo al que siguen llamando nacionalismo, obviando a muchísima gente que no es nacionalista, pero si que está por la república catalana, es motivo de división y odio entre el pueblo de Catalunya. Yo francamente ese odio solo lo palpo desde el lado que comparte manifestaciones con la más extrema derecha y se hace selfies de vergüenza con quienes le roban la poca dignidad que les queda por no respetar la trayectoria histórica de siglas incluso centenarias. Los que se pasean con los que acaban sus manifestaciones agrediendo e insultando brazo en alto al grito de viva Franco. Pero claro, ahora toca que la patria grande, una y libre, la caspa del “Viva España” de Manolo Escobar, los argumentos de feria y la bendición a la represión con bravos a la Policía Nacional y la Benemérita, sean el colmo de la democracia. Es como vivir en el NODO.

Es fantástico que las familias no se puedan reunir en navidad por ser de partidos políticos y de fútbol diferentes, pero que lo hagan por ser unos unionistas o constitucionalistas y otros independentistas o nacionalistas catalanes es un crimen contra la convivencia y casi contra la humanidad. Que lástima que no lo fuera también cuando familiares, amigos o compañeros de trabajo se peleaban para no hablarse por defender la justicia social y los derechos humanos, por votar Ciudadanos o Podemos, por ser chavista o no serlo, por el 15-M y otros. He visto muchos ejemplos de eso y nadie se ha rasgado las vestiduras, porque todo eso no es equiparable según los defensores de la unidad de una patria, que no me representa, con el desmembramiento de su España. Y a esta gente no le molesta el nacionalismo porque colisiona con la izquierda etc… porque no veo que se ataque al PNV, nacionalista, de derechas y muleta del PP y el PSOE con la virulencia que se ataca a aquellos que sí queremos romper con el régimen del 78, que no nos sentimos representados en la constitución monárquica, que estamos hartas de pelearnos por las víctimas del franquismo y la transición y darnos de bruces con la impunidad, la amnistía de los verdugos y una justicia que viene de la más larga de las noches de la dictadura.

Para mí, me gustaría equivocarme, España es irreformable porque sus estructuras franquistas y su patriotismo de pandereta, que se usa para tapar sus miserias y perpetuar un modus operandi indecente, son intocables. Por eso me da pena que partidos que vinieron a salvarnos de todo eso se hayan acomodado tan bien al sistema y a su discurso, cayendo en la miseria de patria, bandera y Constitución, con dos almas en colisión que no supieron aunar o anular en sus inicios para perder un tiempo precioso en problemas internos, fiscalizados y asediados por la misma prensa que ahora ataca los procesos democráticos, que pretenden abrir paso no solo a un estado más democrático en Catalunya, también en toda España, pero para ver eso hay que tener un valor del que igual carecen. Otro día podemos hablar de las debilidades o fallos del proceso, pero no hay un manual de cómo separase de un estado como España, alérgico a todo aquello que no sea claudicación y rendición. Es para mi una gran tristeza ver la situación en la que nos encontramos y que muy pocos sepan distinguir David de Goliat, equiparando injustamente posturas que no tienen posible comparación, sin querer analizar y dar valor a los orígenes de este caminar. Es como si solo se hablara de las decapitaciones al estudiar la revolución francesa, o del asesinato de los Romanov al estudiar la revolución de octubre de 1917, ambos sucesos imprescindibles para el concepto derechos sociales, y no de las situaciones que dieron pie a esas emancipaciones populares como el hambre y la opresión de monarquías absolutas.

Así asistimos a la normalización y banalización del 155 como algo necesario para restablecer la democracia, terrible contradicción. No preocupa que haya personas en prisión a quienes se les niega el hecho político, incluso por los que fueron presos políticos y se creen los únicos con derecho a esa marca, cuando todos sabemos que desde que murió el dictador ha habido demasiados en el estado español y los que vendrán, a los que también les sirve el apellido antifranquista porque seguimos instalados en el franquismo sociológico, institucional y judicial, donde no se transitó a más democracia. Nos parece supe democrático ver a las masas pidiendo alegremente prisión a diestro y siniestro mientras bailan pasodobles.

Estoy harta de escuchar sermones de los mirlos blancos de la izquierda que hablan de la corrupción de la burguesía que capitanea el barco independentista, hoy republicano, que se pone de perfil, ni DUI, ni 155, pero a los que ya les está bien lo último pues viene de la mano de unas anheladas elecciones. Aquellos que dan la bienvenida a todo tipo de manifestación, que son republicanos pero constitucionalistas a tope, que viven instalados en el oxímoron de la incongruencia. Y no les veo echarse las manos a la cabeza al ver a ultras, ultraderecha, derecha y no se sabe qué, mitineando barbaridades en un discurso del rencor, unos de las manos de los otros, muchas manchadas de corrupción y violación de derechos humanos.

Estoy harta de oír que no se habla más que del monotema, que los medios están todo el día con la matraca de Catalunya y yo en mi ignorancia me pregunto de quién es la culpa? Diría modestamente que de los que han comprobado que además de ser un tema que tapa mucha mierda, vende mucho, porque apela a los instintos más bajos, es como ver los programas amarillistas del corazón pero con actores políticos. Que no nos tomen por idiotas aunque se lo podamos parecer por tragarnos, unos menos que otros, toda su basura. Se creen los intocables del unionismo. Luego se quejan amargamente de que les llaman manipuladores, pues no creo que les venga de nuevas, porque “televisión manipulación” es un clásico de la historia de las manifestaciones por los derechos, esos que nos van robando pero que no causa alarma social. La responsabilidad de lo que va en sus escaletas es de quien las escribe y suscribe, no de quien las consume, y menos de quienes son protagonistas a su pesar. Y decirles que en el Parlament de Catalunya se ha estado trabajando y se han aprobado distintas leyes de carácter social y de derechos humanos, como la de la anulación de los juicios del franquismo, algunas de ellas anuladas por el estupendo y magnífico Constitucional, botiquín de emergencia del PPSOECiudadanos.

Estoy harta de que se hable de este tema, no desde la racionalidad como debería ser, oyendo estupideces del tipo quieren robar el sentimiento de pertenencia. Es absurdo, cada uno se siente como le parece, viva donde viva, hubo gente que emigró y no por eso se sintió alemán o francés si no le dio la gana, algunos volvieron tan montunos como se fueron porque fueron impermeables a las costumbres de su país de residencia. Que se hable de que aquí se impone, se adoctrina, se discrimina, un país con personas venidas de cientos de sitios, con cientos de colores y lenguas en sus calles. Yo que vivo en el cinturón de Barcelona puedo decir que llevo tiempo oyendo con mucha tristeza discursos xenófobos por parte de aquellos que ahora denuncian que la administración catalana es racista con los que se sienten españoles, que se quejan indignados de que esta favorece a gente venida de otros países bajo el lema primero los de casa, los de qué casa? Estoy cansada de que vengan con los discursos de mi padre es de allí y mi madre de allá y por eso soy español y por esos vosotros sois malos porque les hacéis sufrir. Como yo, mucha gente nacida fuera de Catalunya o hijos de nacidos fuera de Catalunya se sienten interpelados por el proyecto de la república catalana como un espacio del que desterrar ciertos estereotipos que deberían estar superados para vivir en paz. Y no somos borregos, ni naif, muchos sabemos que constituirse en estado si no tienes interlocutor con quien negociar las condiciones para ello, es un trabajo sacrificado, largo e incierto, no es automático, ni fácil y no hace falta que nos lo diga nadie, simplemente tienes que conocer al estado español para saberlo. Porque aquí se puede ser independentista y republicano, siempre que no quieras llevar tus ideas a cabo, como hecho folklórico, porque eso es lo democrático, querer alcanzar tus objetivos es tener todos los números para conocer las prisiones del Reino de España.

Prefiero huir de un estado que no respeto donde se encarcela a personas por sus ideas desde la transición, que ilegaliza todo aquello que considera perjudicial para sus intereses, que es corrupto porque así lo han querido quienes han perpetrado el bipartidismo contra el pueblo, que intenta solucionar las cuestiones políticas porra en mano, que tiene una justicia que no responde a la definición del término, que tiene un monarca hijo de un rey moldeado en dictadura e impuesto por un genocida. Prefiero pertenecer a una república por crear, lejos de esos vicios franquistas, capitalista en un inicio, por desgracia, no soy una ilusa, pero social y fundamentada en el respeto a los derechos humanos, sin TOP reconvertido, solidaria, abierta y fraterna. A veces es mejor arriesgarse a lo incierto que quedarse en la certeza de lo abominable.

Perdonad si no compro el discurso de la tragedia que significa no pertenecer al Estado español, que me deje perpleja que las consultas de psiquiatras y psicólogos estén llenas por culpa de la disyuntiva España-Catalunya y no por los problemas reales no basados en banderas y patrias, fundamentados en la crisis económica en la microeconomía, la inaguantable precariedad laboral, el machismo que mata, la falta de techo, la violación de derechos humanos, la decadencia de lo público… Que solo preocupen estas cuestiones mientras se confrontan a la república catalana pero que no se cuestionen cuando ha sido el pan de cada día de los gobiernos de Rajoy, convertido ahora de corrupto mayor del reino en campeón de los demócratas salvador de la patria, inteligente estratega, el mismo de la Gürtel y un plato es un plato.

Quizá esta república publicitada y no declarada oficialmente, hija también de la arrogancia del estado español, de su soberbia, que se pasó el Estatut por el forro y sembró el anticatalanismo como una plaga con fines políticos perversos no acabe de ser una realidad, por desgracia. Pero lo que no aceptaré nunca es que se le atribuya la supuesta tragedia de haberlo intentado, como respuesta a tanta injusticia e imposición, de manera impecablemente democrática y pacífica. La culpa de la germinación de la semilla de la discordia que han sembrado ciertos partidos, sus voceros mediáticos, los palmeros y los cortesanos, será de estos, del rey de unos cuantos, del gobierno Rajoy, del PSOE de Pedro y Susana, de Ciudadanos y su destructiva ambición, de los del 155, que todos sabemos iba aplicarse se hubieran convocado elecciones o no. Llegados a este punto solo queda convertir la represión en plebiscito y esperar que los que se llenan la boca de democracia acepten el resultado.

Ahora los que tendéis a ridiculizar todo aquello que os cuestiona podéis reíros, que por otra parte es muy sano para la salud y contrarresta la acumulación de bilis… que algunos arrastran desde que vencieron.

Más artículos de la autora
* LQSomos en Red
Referéndum = Voto para decidir

Cataluña: Importante resonancia internacional de la huelga

Redacción. LQSomos. Noviembre 2017

El paro de país en apoyo de los presos políticos está teniendo una importante resonancia internacional, y se están haciendo eco de ello medios de diferentes países.

CBS: «Las protestas bloquean las carreteras y paran los Rodalies mientras Catalunya afronta una huelga general por la toma de poder de España»


Reuters: «La huelga de protesta en Catalunya corta las carreteras de la región»


BBC: Crisis de Catalunya: Protestas por la detención de líderes cesados


France Presse: «Huelga, carreteras y trenes bloqueados en Catalunya, siguiendo la convocatoria de independentistas»


Frankfurter Allgemeine: «Empieza en Catalunya la segunda huelga general. Carreteras y trenes están bloqueados»


Le Point: «Catalunya: una huelga de los independentistas bloquea las carreteras y los trenes»


Radio Televisión Suiza: «Huelga y transportes bloqueados en Catalunya siguiendo la convocatoria de independentistas»


France 3 (Mediodía-Pirineos): «Huelga general en Catalunya: El tráfico del SNCF y el viario con problemas en dirección a España»


Radio Televisión Belga: «Catalunya: Huelga, carreteras y trenes bloqueados siguiendo la convocatoria de independentistas»


L’Indépendant: «Catalunya: Todo lo que se debe saber sobre la huelga general»

@LQSomos

Puerto Rico: Gobierno no reconoce victoria del boicot electoral

Jesús Dávila*. LQSomos. Junio 2017

A pesar de una huelga electoral que provocó la peor derrota del movimiento anexionista en cincuenta años – 500.000 frente a 1.700.000 que boicotearon el plebiscito sobre la condición colonial de Puerto Rico – el Gobierno anunció que enviará “congresistas” a Washington a reclamar la integración a Estados Unidos.

La distancia entre realidad y percepción en torno al plebiscito del domingo se combinó con otra distancia de la imaginación cuando una legión de escuadras de la Policía nacional, con motoras, carros, unidades anti motines y hasta un helicóptero, se desplegó con gran ruido de sirenas de emergencia para enfrentar una marcha de apenas unos cuantos cientos que transcurrió sin incidentes.

El alzamiento verdadero fue el de la abstención, con cerca del 77 por ciento de los electores que no acudieron a votar, mientras la anexión competía sola y logró el favor de apenas un 23 por ciento de los ciudadanos con derecho al voto. Como medida para tratar de legitimar el plebiscito, el Gobierno había conseguido de antemano un par de personas que figuraron como representantes nominales de las alternativas del territorio y la libre asociación/independencia, que recibieron algunos miles de votos.

Las escenas ocurrieron en el único ámbito democrático –votar sobre la relación deseada con EEUU- que permite legalmente Washington a los puertorriqueños, sometidos desde el año pasado a la dictadura de una junta de control, ante la deuda impagable y la crisis económica. En ese marco, el Ejecutivo y la Legislatura de Puerto Rico están reducidos a funciones auxiliares y consultivas y, de todas formas, el Congreso tampoco se comprometió a respetar el resultado del plebiscito.

Mientras tanto, fuentes diplomáticas informan que entre las cancillerías latinoamericanas se producen consultas sobre el borrador de un texto de resolución ya redactado sobre el caso colonial de Puerto Rico, que será discutido el 19 de los corrientes por el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas. Las fuentes indicaron que el texto es más duro que en años anteriores en la exigencia a EEUU para que cese su dominio sobre este país isleño del noreste del Caribe, ubicado en un punto estratégico equidistante de Guantánamo y de Caracas.

Se anticipan también gestiones intensas en el Congreso y el Ejecutivo de EEUU por parte de los sectores políticos opositores.

Por un lado, el pequeño aunque influyente Partido Independentista Puertorriqueño, que estará presente en la ONU el día 19, anunció que también irá a Washington a proponer, como salida para la crisis, que se dé paso a una propuesta para que EEUU comience el proceso de retirarse y permitir que Puerto Rico escoja entre una relación de libre asociación o la independencia completa. Por el otro lado, el opositor autonomista Partido Popular Democrático gestionará que EEUU no reconozca los resultados publicados por la Comisión Estatal de Elecciones, que otorgan a la anexión el 97 por ciento, además de que iniciará una evaluación sobre posible fraude ante la acumulación de evidencia fotográfica sobre mesas electorales desiertas durante la consulta

Nada de eso parecía alterar el domingo las caras de celebración del oficialismo, tan distantes de los datos sobre la historia electoral de la lucha de los anexionistas para que Puerto Rico llegue a formar para de la Unión de EEUU.

Hace exactamente cincuenta años, el anexionismo evidenció un dramático crecimiento cuando logró aumentar el respaldo popular de apenas un 12 por ciento en 1952 a 39 por ciento en el plebiscito de 1967, para luego subir a 46 por ciento en el plebiscito de 1993 y a 47 por ciento en el de 1998. En el plebiscito de 2012, el respaldo para la anexión se redujo al 44 por ciento y este domingo se descalabró hasta bajar a 23 por ciento, con las unidades antimotines corriendo a enfrentar una insurrección que más nadie vio.

Tampoco es que no esté creciendo un ambiente de insurgencia.

Con la lentitud sostenida en que suben las mareas con el calentamiento global, en 1998 la alternativa de status político que obtuvo más de la mitad de los votos fue “ninguna de las anteriores” y en 2012, la mayoría absoluta fue para repudiar el status de “territorio” –término usado en EEUU para denominar las colonias- y ahora dejando plantadas las mesas de votación ante la convocatoria anexionista, para la que pedían boicot los independentistas y los autonomistas.

La votación del domingo se produjo apenas una semana después de que concluyera una huelga estudiantil en la Universidad de Puerto Rico, que afectó de una manera o de otra durante setenta días los once recintos del sistema universitario público, el Conservatorio de Música y la Escuela de Artes Plásticas. En medio de esa huelga fue que se escenificó, el pasado Primero de Mayo, un paro nacional que sorprendió al efectivamente paralizar casi todo el país y fue escenario de disturbios en la zona bancaria, que dejaron un saldo de cristales rotos en algunos edificios y otros daños a la propiedad.

El conflicto universitario, todavía no resuelto aunque se reanuden las clases, ha dejado sin jefatura a la UPR, luego de la renuncia ante la perspectiva del encarcelamiento de la presidenta de la universidad y varios miembros de la junta, además de convertir en figuras notables a los líderes estudiantiles, como la presidenta del Consejo General de Estudiantes de Río Piedras, Wilmarí de Jesús. También ha dejado decenas de arrestados.

El ambiente sigue siendo volátil, como en días recientes cuando la jefatura universitaria envió a una escuadra de contratistas privados con palos y pistolas que lanzan choques eléctricos para someter a un grupo de estudiantes que intentaba montar, sin permiso, un comedor para estudiantes pobres en el Recinto de Río Piedras de la UPR. El asalto ocurrió protegido por la penumbra de la madrugada, pero fue grabado por estudiantes.

La tensión, sin embargo, no abarca con fuerza sectores sociales o sindicales, al menos, no de manera visible. Esos sectores se mantienen a distancia.

* Lista Informativa Nicaragua y más
Puerto Rico- LoQueSomos
– Imagen de Giorgio Trucchi

Puerto Rico, un fracaso estadounidense en el Caribe

Redacción/Agencias*. LQSomos. Junio 2017

Puerto Rico padece una deuda de más de 70.000 millones de dólares y se declaró en bancarrota en mayo pasado. La crisis en la isla es cada vez más profunda y los estudiantes y trabajadores protagonizan constantes manifestaciones populares.

«¡Esa deuda es ilegal!», «¡dictadura colonial!», cantan los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico sobre la avenida bordeada de palmeras que acaban de bloquear este miércoles. Entre ellos crece la indignación al ver a su isla sumida en la quiebra y sometida al dictamen de Washington.

«Vienen a cortar el presupuesto público para dárselo a los grandes bonistas», protesta Mariana del Alba, refiriéndose a los supervisores de deuda enviados desde la capital estadounidense.

«Todo para pagar una deuda que ahora mismo no sabemos ni siquiera si es ilegal o si es legítima», añade.

Esta estudiante de derecho de 27 años señala el edificio donde se reúne la comisión encargada por Washington para supervisar la recuperación de las finanzas de Puerto Rico, el Estado libre asociado de Estados Unidos que padece una deuda de más de 70.000 millones de dólares.

La llamada Junta de Control Fiscal es vista como una imposición colonial por muchos puertorriqueños, que defienden con orgullo su identidad cultural.

Como ocurrió en Grecia, donde la llegada de «la troika» fue rechazada por gran parte de la población, los boricuas han ignorado por mucho tiempo los préstamos descontrolados y las acusaciones de corrupción. Hasta que todo explotó.

Pero a diferencia del país mediterráneo, Puerto Rico no es independiente. Ex colonia española convertida en territorio estadounidense a fines del siglo XIX, la isla de 3,5 millones de habitantes tiene su propio gobierno -bajo el estatuto de estado libre asociado- desde el año 1950.

Este 11 de junio, sus habitantes son convocados a un referéndum no vinculante para pronunciarse sobre esta relación.

Incapaz de honrar sus deudas, Puerto Rico se declaró en quiebra a principios de mayo. La bancarrota no afecta por el momento a Estados Unidos, pero en la isla la crisis se hace sentir con fuerza.

En la Universidad de Puerto Rico, cerrada por protestas estudiantiles desde fines de mayo, sillas y mesas encadenadas a los portones bloquean el ingreso. «Que no sigan recortando a ciegas», pide Mariana del Alba.

Los dos partidos que se han alternado en el poder desde el año 1950 (el Partido Nuevo Progresista del gobernador Ricardo Rosselló y el opositor Partido Popular Democrático) se acusan mutuamente de este desastre financiero.

Los analistas señalan que revitalizar la economía de la isla será más difícil bajo la presidencia de Donald Trump, quien aboga por recortes en asistencia alimentaria y programas de salud para los más pobres.

* Con información de AFP, Granma y Actualidad RT
Puerto Rico- LoQueSomos

Presos palestinos finalizan la huelga de hambre

Redacción/Agencias. LQSomos. Mayo 2017

«El final de la huelga fue posible gracias a un acuerdo entre Israel, la Cruz Roja Internacional y la Autoridad Palestina sobre una segunda vista mensual»

Según fuentes palestinas, las conversaciones duraron 20 horas ininterrumpidas en la cárcel israelí situada en la zona de Ashkelón, al sur del país. Las negociaciones han sido llevadas a cabo por las autoridades penitenciarias y organismos de seguridad israelíes, mientras que por la parte palestina la Autoridad Nacional Palestina ha tenido el peso de la negociación al lado de un comité de varios reos, incluido el líder de la protesta, Marwan Barghouti.

De los 6.500 presos palestinos en las prisiones israelíes, 1.100 (en su gran mayoría de Al Fatah) iniciaron una huelga de hambre el pasado 17 de abril. La protesta llegó a tener más de 1.500 participantes, en la actualidad la mantenían alrededor de 1.300.
“Los presos palestinos han conseguido el 80 por ciento de las demandas para poner fin a la huelga de hambre que los reos mantuvieron en cárceles israelíes durante 41 días”, así ha declarado este domingo el ministro palestino de Asuntos de los Prisioneros, Isa Qaraqe.

Mejoras en los contactos telefónicos de los presos con sus familiares, mejoras en el sistema de transporte de presos, permiso para el contacto físico durante las visitas familiares (para abrazarse, tomar fotos), permisos para visitas mensuales entre los presos de Gaza y sus familias, son las demandas aceptadas por el Régimen de Israel.

Asimismo, incluyen el traslado de los presos a cárceles cercanas a sus ciudades de origen; la autorización de visitas de los familiares con sus parientes presos, especialmente entre padres e hijos; permisos para recibir alimentos y vestimentas; y la mejora de la situación de los menores y su educación.

Aceptar cambios en la situación de las mujeres reas en las cárceles israelíes; y el equipamiento de las instalaciones con material deportivo y sistemas de calefacción, son otros puntos también aceptados por la parte israelí.

Por último, a destacar la continuación de las negociaciones entre un comité de cinco presos palestinos y la parte israelí para mejorar aún más las condiciones de vida de todos los 6.500 presos palestinos en las cárceles israelíes.

Las condiciones de los presos es un tema particularmente sensible para los palestinos. Se estima que un millón de palestinos estuvieron en prisiones israelíes desde la ocupación militar de Cisjordania y Gaza en el año 1967.

* Con Información de “Prensa Latina, HispanTV, Palestina Libre.org

#FreePalestina #PalestinaLibre

Palestina – LoQueSomos
@LQSomos