La piedra de la locura, ¿se cura en las cárceles?

Nònimo Lustre. LQS. Marzo 2019

“El Ministerio del Interior ha paralizado cautelarmente una investigación científica que, desde 2016, ha aplicado una estimulación eléctrica cerebral a 41 presos violentos, 15 de ellos homicidas, para estudiar su agresividad… El experimento, realizado en las cárceles de Huelva y Córdoba, consiste en suministrar una leve corriente de 1,5 miliamperios en la frente de los reclusos y evaluar antes y después sentimientos como la hostilidad y la rabia.”

“Estimulación eléctrica cerebral” a lo bestia

Esta es la bomba informativa con la que me he desayunado y voto al chápiro verde que me ha puesto las pilas antes de probar el café. Nunca creí que acabaría aprobando una medida del ministerio del Interior -antes, Gobernación- pero hoy acepto mi fatum interior, reprendo suavemente al ministerio por no haberse percatado mucho antes de lo que se cocía en las cárceles -auténticos sesos al ajillo- y aplaudo con sordina a tan alta institución -que será muy alta pero algunos conocemos sólo sus bajuras.

Raquel Martín, una psicóloga de 25 años que conduce estos experimentos -tienen otro nombre pero es más feo- declara muy ufana que “Antes de la estimulación eléctrica, los presos suelen responder de manera muy violenta… Después de las tres sesiones, se sienten relajados y muchos dicen notar una especie de paz interior“. ¡Qué bonito bonitísimo!, ¡meditación trascendental por el precio de pocos voltios! Lástima que su jefe, el profe Molero, acabe confesando que “La estimulación transcraneal con corriente directa es una técnica no invasiva, portátil, barata y sencilla. Si hay evidencia científica de que funciona, sería cuestión de regular su uso”. Leo, releo y me quedo con la sentencia final: ‘si funciona, la regularemos’, lo cual, traducido al castellano, quiere decir que NO hay pruebas de que funcione pero, si las encuentran, las aplicarán a todos los violentos de este planeta.

Temerario me parece que se envíe a las cárceles a una recién licenciada en Psicología y peor me parecería si, como sospecho, trabaja como becaria pero, en cualquier caso, debo explicar a Martín que los presos suelen ser violentos -motivos no les faltan estando entre rejas-, pero, aun así, no son mucho más feroces que el resto de los mortales. Por ejemplo, esos mosquitas muertas que bombardean con drones desde su casita o esos jueces que mandar agarrotar a un reo mientras meriendan picatostes con el cura del lugar. Resumen: comparados con los genocidas de guante blanco, los homicidas y asesinos presos son tiernos cervatillos. Además, los presos están obligados a ser excelentes actores y mejores conejillos de indias; Sra. Martín, ¿qué esperaba que la dijeran después del electrochoc light?, ¿no sabe usted que las pacificaciones están en razón directa a la fuerza empleada por las fuerzas de Paz? Pues si no lo cree, pregúntele a los sambenitados por la Inquisición o a los indígenas que han padecido las evangelizaciones. Es más, le aseguro que, si en lugar de 1,5 miliamperios, les atiza usted 150 mA, cualquier paciente -no sólo los presos- se hace jainita… si sobrevive.

En cuanto al profe Molero, discrepo que ese tipo de electrochoc sea una técnica no invasiva, etc. ¿quién puede creer que sacar a un preso de su celda,

Maestro Hierominus Bosch: ¡usted es inmortal!

colocarle unos cascos eléctricos y dejarle pa’ los restos no sea invasivo? -lo de que es barato y sencillo se lo dejamos a los contables y que sea portátil sólo indica que da facilidades para su uso y nada más. Ahora bien, con todos los respetos que impone la Academia, no es cierto que todavía no haya pruebas científicas de que funcione la estimulación transcraneal con corriente directa. Hay pruebas, y muchas, de que esta clase de psicocirugía NO funciona. Si me permite un dato histórico, debe saber que el médico persa Rhazes, allá por el año 900, ya denunciaba que curar la epilepsia con incisiones craneales, era un timo; y hablaba de ‘incisiones’, una técnica menor comparada con las trepanaciones, sean éstas mecánicas o eléctricas.

Por lo demás, esto de electrificar el córtex prefrontal es la simplísima actualización de la superstición paramédica de La Piedra de la Locura, cuya curación -es un decir- enriqueció a multitud de charlatanes desde el Medioevo y cuya plasmación en telas y tablas fue caricaturizada y denunciada por grandísimos pintores, empezando por El Bosco y por su famosísima tabla titulada precisamente La extracción de la piedra de la locura (ca. 1475)

Jan Sanders van Hemessen, ca. 1550-1555 (desde ca. 1614, en El Prado, luego museo de El Prado)
Pieter Huys, no está en El Prado

Aunque ha sido comentada hasta la saciedad, esta tabla merece alguna explicación adicional: su protagonista, el paciente trepanado, se hace llamar Lubber Das, arquetipo literario del imbécil y su título viene a decir “Soy tonto”. El cirujano, barbero o médico, lleva un embudo, signo de ignorancia, su faltriquera está apuñalada, signo de fraude, y el fraile y la monja están para demostrar la sempiterna complicidad del clero en todo lo que huela a sinrazón.

Pero todo pasa. La piedra de la locura fue olvidada o, mejor dicho, hace 150 años fue sustituida por la Frenología, una seudociencia que hizo estragos entre los científicos. Comenzó siendo una mera craneometría y terminó encontrando el alma

Materialismo en la post-Ilustración
Menos mal que siempre hubo críticos y humoristas

dentro del cráneo e incluso llegó a ubicarla y analizarla según los lóbulos, hemisferios, etc. De las circunvoluciones cerebrales, si eso ya tal.

No vamos a perdonar a los frenólogos porque representan una tradición de materialismo tan extremo como irracional y arbitrario. Ni olvido ni perdón puesto que vamos a reírnos dellos, ahora que han sido reemplazados por los neo-doctores penitenciarios. A éstos últimos, les preguntaría: Observen el mapa frenológico de abajo; ¿creen ustedes que la localización de las funciones que vemos se mantiene todavía?, o, al contrario, ¿han variado de ubicación? No hay más preguntas, señoría.

Un mapa siempre cambiante
La Tierra Hueca: si usted no creía en ella, se arriesgaba a la terapia eléctrica

Pero hay una razón más -y es bastante pesada- para despotricar contra los frenólogos de ayer y de hoy: que caucionaron (pseudo)científicamente las teorías más extravagantes de los nazis, aquellas que navegaban del racismo puro al Tibet como cuna de la Humanidad (aria, of course) pasando por delirantes leyendas como la de la Tierra Hueca.

Podemos reírnos de las majaderías de los científicos alemanes de ayer pero Europa comenzó con la piedra de la locura, siguió trepanando como posesa y terminó, hace escasos años, inventando el electrochoc.

Orientalismo de ocasión

Pero, como Occidente no aprende o como las ciencias adelantan que es una barbaridad, ahora ya no se necesitan barcos negreros ni presos para experimentar: hay voluntarios para todo, para ir en patera o para electrocutarse -pero con cariño y plenas garantías hospitalarias-. Mártires por la ciencia ha habido a millones y siempre los habrá pero, por favor, “los experimentos con gaseosa”, dijo aquella lumbrera socialista de ministro con patada a las puertas.

Para terminar, electrificar la corteza prefrontal, tal y como han pregonado los mengeles de las cárceles españolas, no sólo es un abuso de fuerza similar al de alimentar a la fuerza al preso en huelga de hambre sino algo peor: es volver a las andadas irracionalistas denunciadas hace más de un milenio por el persa Rhazes. El cortex de marras, funcionará mucho, poco o nada -no podemos saberlo- pero es seguro que su actividad también se rige por la palabra -los antiguos pueden decir ‘alma’-. Ahora bien, mal vamos cuando la palabra es introducida a martillazos -perdón, a amperiazos- en las anfractuosidades cerebrales. Mezclar lo físico con lo metafísico suele ponerse episódicamente de moda pero hoy estamos ante una viejísima macedonia desacreditada por siglos de experiencias. Por favor, la próxima vez experimenten no con presos sino con gaseosa o, al menos, sean más originales. Además, observando la última ilustración, ¿qué significan criterio, solucionar problemas o cualesquiera otra de las supuestas funciones?; o, disparando por elevación, ¿es que el cerebro, con o sin ese cortex, tiene más funciones?

¿Cuál de estas 13 funciones se puede decir de otra manera?

NB. En venezolano, “me saca la piedra” significa ‘me irrita’. No creo que sea sensato vincular esa expresión común con la Piedra de la Locura que acabamos de comentar.

Más articulos del autor
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Presos: para un@s tanto y para otr@s nada

Ana Vargas. LQS. Agosto 2018

«Por censura no entendemos que los hechos se oculten o se nieguen sino que, una vez admitidos, se retoquen siempre para adaptarlos a interpretaciones tranquilizadoras y por último, edulcorarlas para que pierdan todo significado»
(El abismo se repuebla. Jaime Semprún)

¿Piscina, Gimnasio, Actividades Culturales?

Por este orden enumeraba una periodista televisiva las dotaciones que tiene la cárcel de Zuera (Zaragoza), a tenor del traslado de l@s pres@s independentistas a las prisiones catalanas. Solo iban a pasar la noche pero toda oportunidad es buena para que a la opinión pública le quede claro que l@s pres@s en este país gozan de unas instalaciones inmejorables, que ni se merecen.

Mientras «l@s sedicios@s» pernoctaban en Zuera, ciudad de vacaciones, un hombre se pudría en la cárcel. De ello daba cuenta la sección del corazón de El País del pasado 30 de junio, con el titular: «La visita de la Infanta a Urdangarín”.
Cuentan las malas lenguas que el ex fue incapaz de mantener la calma el día de su ingreso en prisión. Que se ha refugiado en la religión para poder soportar las duras condiciones que le impone la cárcel de Brieva, cárcel que él mismo eligió para no rozarse con la chusma y que según El País es un derecho que todos los reos tienen. Reos como el ex-duque, olvidaron añadir. No solo los reos no eligen prisión sino que suelen dar con sus huesos en celdas a cientos de kilómetros de distancia de sus familiares. El término dispersión no existe para l@s pres@s sociales y no habiendo, como se afirma, pres@s polític@s debería quedar relegado a su significado literal: separación y diseminación de LO que estaba o solía estar reunido. Así que ¡qué dispersión ni qué ocho cuartos!

Seguía la crónica » informando» que a fin de no alterar el normal funcionamiento del Centro, se había permitido a Cristina reunirse con el ex el domingo 24 de junio. Con un simple aviso hecho media hora antes de su llegada, entró la que nada sabe hasta la cocina de Brieva, en coche de cristales tintados, sin esperar cola, sin posar su real dedo ni su real jeta en sitio alguno. Los buitres que se apostan en las inmediaciones de esta prisión de mujeres ni olieron la presa, tal fue la discreción de ella. Esta aristocrática virtud y no otra cosa garantizó el secreto de la visita.
¡Quién osa hablar de privilegios! ¡Qué trato de favor ni qué ocho cuartos!

Para el ex-duque es un agravio vivir en un antro tan pequeño y ni el patio que recorre como zorro enjaulado, ni la salita donde ve la tele (desde el primer día) ni el gimnasio » equipado con lo más elemental» ( y que usa desde el primer día), le sirven de consuelo. Tal es su estado que los responsables del Centro andan preocupados por su salud mental por lo que recibe casi a diario la visita de una psicóloga. Convendría recordar a este respecto, que el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura, encargado de denunciar todo trato inhumano y degradante que se produzca en los centros de custodia de sus países miembros, ofrece en sus informes anuales interesantes datos sobre el personal sanitario y la atención psiquiátrica que se da a la población reclusa en las cárceles de este país. Pero antes de nada, subrayar que en 2016, último año en que el Comité visitó comisarías, centros de menores, CIES y centros penitenciarios, había en el estado español 92 médic@s y 514 enfermer@s por cada 100.000 habitantes, porcentaje que está por debajo de casi todos los países del entorno. Si lo comparamos con el número de médic@s y enfermer@s que se recoge en el informe citado, podría pensarse en una atención exquisita pero a estas alturas y tras los tijeretazos a la Sanidad Pública, nadie se cree que a l@s pres@s se les trate mejor que al resto de l@s mortales.

La realidad lo único que confirma es que la población reclusa, con una media de edad de entre 30 y 40 años, es una población enferma. Esto no lo niega ni la propia institución carcelaria que declara haber adquirido en 2016 fármacos por valor de más de 18 millones de euros, buena parte de los cuales son tranquilizantes, somníferos, neurolépticos y demás farmacopea psiquiátrica. En cuanto a los ingresos hospitalarios, la mayoría son por enfermedades del aparato digestivo, muy relacionadas con el alto número de pres@s infectad@s por la hepatitis C, casi un 20%. Sin embargo, solo un@s poc@s reciben tratamiento, generalmente l@s que se encuentran en un estado ya avanzado de la enfermedad. De la comida del rancho nadie habla, salvo quien la sufre, pero es evidente que no ayuda a paliar estas dolencias.

Pero sigamos con el Informe del CPT…

En Mansilla de las Mulas (León) había en 2016, 1.070 presos. Aplicando los porcentajes que hemos visto, le corresponderían 1 médic@ y 5 enfermer@s, aproximadamente. Cuenta, no obstante, con 7 médic@s, 11 enfermer@s y 7 auxiliares. Un médic@ por cada 152 presos, un enfermer@ por cada 97 presos… y un psiquiatra que acude cuatro horas a la semana para empastillar a más de 400 personas con trastornos de la personalidad y psicóticos.
En ninguna prisión existe la figura del psicólogo clínico, salvo quizás en Brieva. Otra cárcel visitada en 2016 por el Comité fue la de Puerto 1, donde cumplían condena en primer grado 205 presos. Tiene 2 médic@s, 4 enfermer@s y 2 auxiliares. El psiquiatra les visita una vez al mes, a ellos, a los 700 de Puerto 2 y a los 1.300 de Puerto 3, dedicando unas horas a cada centro.
En Texeiro no hay psiquiatra desde 2011 aunque el 6% recibe medicación antipsicótica y el 60% benzodiacepinas, es decir, 810 presos de los 1.228 que tenía esa cárcel en 2016 tomó pastillas sin ningún control. En esto consiste la atención psiquiátrica. Durante el fin de semana el problema se agrava al repartirse medicación para dos o tres días, incrementándose los trapicheos, las sobredosis y las muertes. Pero como si nada, ¡qué desatención sanitaria ni qué ocho cuartos!

Sus cifras dicen que en 2016 murieron 171 pres@s. 147 el año pasado.3.885 en los últimos diecisiete años. La mayoría de «muerte natural», el resto por sobredosis y suicidio.
Nosotr@s afirmamos que no mueren, les matan. Nos preguntamos cuál es la causa de este silencio mediático-institucional y por ende, social. Os invitamos a dar respuestas a la cuestión planteada como paso previo al desarrollo de una crítica anticarcelaria que nos permita desmontar las vergonzosas mentiras que justifican su existencia: que la justicia es igual para tod@s, que el fin último de la cárcel es la reinserción de las personas.

Más artículos de la autora

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Madrid: Ibon Etxera!

Redacción* . LQSomos. Noviembre 2017

Pese a que su estado de salud es límite, Ibon permanece en prisión, con el castigo añadido de que el alejamiento de su casa castiga además a sus familiares y amigos. A Ibon se le continúa aplicando la política carcelaria basada en la venganza y el rencor.

En la tarde del pasado martes 14, varias decenas de personas se congregaron frente al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria en Madrid, para pedir la libertad de Ibon Iparraguirre y del resto de presos políticos enfermos.

Esta petición se suma a todas las movilizaciones que se están realizando por todo el Estado español.

¡PRESOS ENFERMOS LIBERTAD!

* Con información del Ateneo de Solidaridad con los Pueblos

La venganza no puede sustituir la ley ni la democracia

La venganza no puede sustituir la ley ni la democracia

Redacción*.LQSomos. Octubre 2017

Ibon debe ser excarcelado

La red en defensa de los derechos de los presos, Sare, junto a Etxerat, Iparra Galdu Baik y el médico y abogado que llevan su causa han dado una rueda de prensa, en La Bolsa (Bilbo), para alertar sobre la situación extrema que vive el preso gravemente enfermo Ibon Iparragirre y han pedido su excarcelación.

Ibon Iparragirre preso larriki gaixoa

No podemos permitir que el odio y la venganza sustituyan a la legalidad y la democracia y el caso de Ibon Iparragirre es un claro exponente de esta realidad. Pese a que su estado de salud es límite Ibon permanece en prisión, con el castigo añadido de que el alejamiento de su casa castiga además a sus familiares y amigos. A Ibon se le continúa aplicando la política carcelaria basada en la venganza.

La petición que hacemos se basa en la aplicación de los DDHH a la que toda persona tiene derecho, también las personas presas, y en este sentido resulta realmente preocupante, desde un punto de vista democrático, que aún queden espacios para la ambigüedad y el rechazo.

Ibon Iparragirre está preso por pertenecer a una organización que hoy ya es una organización desarmada, por lo que no cabe posibilidad de reincidencia. El Código Penal y también el Reglamento Penitenciario español prevén en diferentes preceptos la situación especial en la que se encuentra hoy Ibon y otros muchos presos con enfermedades graves e incurables.

En base a esa legalidad y a los informes médicos referidos a Ibon Iparragirre, se le debería aplicar el tercer grado por razones humanitarias y de respeto a la dignidad hacia su persona. Y también por justicia, así lo recoge el artículo 100.4 del reglamento penitenciario. La ley española lo dice claro; Ibon tiene derecho a recibir tratamiento en condiciones dignas y ese tratamiento lo debe recibir fuera de la cárcel.

Por lo tanto, queremos reiterar que el caso de Ibon Iparragirre reúne las condiciones previstas para ser puesto en libertad, pero en la actualidad siguen en prisión y como consecuencia de ello, se encuentra en peligro de muerte.

En la rueda de prensa se ha informado sobre varias movilizaciones:

– Para denunciar la situación de Ibon y pedir su excarcelación: 22 de octubre, domingo, a la 13:00 en Alamenda (Ondarroa) Manifestación
– Para exigir la libertad de los presos gravemente enfermos: 11 de noviembre, sábado, una cadena humana a las 12:00 desde la cárcel de Basauri hasta el centro de salud.
– Para exigir, como cada año, una solución al tema de los presos: movilización el 13 de enero en Bilbao.

* Sare Herritarra

Euskal Herria: construir un futuro democrático y en convivencia

Redacción. LQSomos. Julio 2017

Nota de prensa de Sare heritarra:

Hace medio año, en un encuentro similar a éste, les trasladamos a los periodistas presentes nuestra esperanza de que 2017 sería el año en el que se darían pasos efectivos en la RESOLUCIÓN de todas las consecuencias de las violencias que ha vivido nuestro país. En opinión de SARE, aquella esperanza se está convirtiendo en realidad. Lentamente, y paso a paso, pero una realidad.

¿Por qué creemos esto?

• El pasado 8 de abril, ETA tomó la decisión más importante tras el alto el fuego de 2011: SU DESARME. Por lo tanto es ya, hoy, una organización desarmada.
• En estos últimos meses se viene percibiendo con claridad una evolución muy positiva en varias fuerzas políticas y sindicales respecto a temas que no parecían estar en su agenda:
– Fin de la política de alejamiento.
– Libertad para los presos gravemente enfermos.
– Revisión crítica de la legislación especial.
• Partidos como el PSE y Unidos Podemos están mostrando ya posicionamientos afirmativos en la búsqueda de la resolución.
• Así, este pasado miércoles, el Parlamento Vasco decidía, con los únicos votos en contra de los representantes del PP, solicitar la libertad de Sara Majarenas.
• Ayer, todos los grupos políticos, con la excepción de ese mismo Partido, se posicionaron a favor de la libertad para los presos gravemente enfermos.

Desde la Red Ciudadana SARE saludamos esta decisión de la Cámara vasca, decisión que ha sido adoptada tras la comparecencia en comisión de delegaciones de SARE y ETXERAT, sin olvidar al colectivo de médicos que atienden a las personas presas enfermas. Y queremos agradecer que se haya tenido en cuenta la solicitud que en su momento trasladamos al Parlamento Vasco, al igual que recientemente hemos hecho en el Parlamento navarro.

Este es el camino que debemos recorrer, el de dar pasos defendiendo los derechos de todas las personas, incluidas las personas presas; desarmando el lenguaje de unos y de otros; tratando de evitar que se continúe utilizando a ETA como si aún siguiera en activo. Este es el nuevo tiempo en el que nos encontramos, donde tenemos que implantar nuevos lenguajes y nuevas soluciones.

Pero hay que seguir dando pasos. En este sentido, es importante que las nuevas mayorías políticas existentes en la CAV y en Nafarroa sean trasladadas también al Parlamento español. Por ello hacemos un doble llamamiento: a las instituciones vascas a que tomen la iniciativa en la defensa de los derechos de las personas presas; y al Parlamento español para que exija el cumplimiento de sus propias normativas.

De la misma manera, queremos pedir de nuevo el máximo respeto al debate que se continúa produciendo dentro del colectivo de presos y presas vascas, sin injerencias ni manipulaciones. A este respecto, queremos aclarar algunos comentarios recientemente trasladados a la opinión pública:
• Los presos y presas vascos no están sufriendo el alejamiento porque ellos quieran. Las progresiones de grado en el ámbito penitenciario las proponen los equipos de tratamiento y las concede el Juez de Vigilancia Penitenciaria. Es decir, continúa siendo una decisión técnico-político-jurídica. No es de recibo que, si sólo el 1,5% de la población reclusa española se encuentra en Primer grado, en el caso de los presos y presas vascos sea del 95,5%.
• Los beneficios penitenciarios tampoco están en manos de las personas presas. Es la Junta de Tratamiento quien los concede.
• Tampoco los presos y presas con más de 70 años de edad son responsables de continuar en prisión, a pesar de que tienen derecho a ser puestos en libertad, sobre todo cuando la mayoría de ellos ha cumplido con creces los dos tercios de su condena
• Manifestar que la política de alejamiento se mantiene por la propia voluntad de los presos y presas es faltar a la verdad. La política de alejamiento, que vulnera la propia Ley General Penitenciaria, fue una abominable decisión política y por tanto, política tiene que ser la decisión de poner fin a ella.
• Exigimos que nadie imponga nuevas condiciones a las personas reclusas para que les sea aplicada la Ley. Los derechos son eso, derechos, no pueden estar sujetos a contrapartidas ni chantajes.

El Estado sigue instalado en el escenario de “vencedores y vencidos”, lo que trae consigo una dinámica de enfrentamiento radicalmente alejada de la lógica de convivencia y reconciliación que tanto desea la sociedad vasca. De ahí que el problema del Estado no lo es con una organización desarmada, sino con la sociedad vasca que ha demostrado una y mil veces su apuesta por la resolución. Y es esta misma sociedad la que debe ser, y va a serlo, protagonista de la resolución.

Con la campaña “0 Km” queremos avanzar hacia escenarios de convivencia. Por eso, y hasta la manifestación del próximo enero, queremos centrar nuestros esfuerzos en la defensa de los derechos humanos, y lo haremos pueblo a pueblo, barrio a barrio, en las fábricas, en los centros educativos…

Porque los queremos a los presos en Euskal Herria y los queremos ya. Porque queremos a los presos gravemente enfermos vivos y en sus casas. Porque las condenas impuestas bajo las legislaciones excepcionales deben ser revisadas y adaptadas a la legislación ordinaria por su arbitrariedad, inhumanidad y, en no pocos casos, ilegalidad.

No olvidaremos la situación que viven los hijos e hijas de las personas presas ni la vulneración de derechos que sufren. Vamos a organizar una serie de actos que culminarán el 20 noviembre, con ocasión del “Día Internacional del Niño”.

Asimismo, continuaremos trabajando en coordinación con el Foro Social y conversando con partidos y organizaciones sociales para lograr que la sociedad vasca y la representación institucional caminen juntos en este objetivo.

Trabajaremos igualmente con colectivos de juristas en todo lo relativo a la vulneración de los derechos de presos y presas y de sus familias.

Estas son sólo algunas de las iniciativas que SARE organizará en los próximos meses. Mucho trabajo, que culminará con la masiva manifestación de enero de 2018 en Bilbao, que volverá a ser un ejemplo de pluralidad de la sociedad vasca y de responsabilidad por construir un futuro democrático y en convivencia.

* Red Ciudadana SARE

Cuando muere un poeta

Silvia Delgado*. LQSomos. Octubre 2016marcos-ana_lqs

Cuando muere un poeta no pasa nada, apenas ni nos damos cuenta,
ni la lluvia queda quieta,
ni las estrellas se descuelgan,
ni los niños dejan de jugar a la rayuela.
Nada. No pasa nada.
Todos los días nos morimos.
Limosneros de pan y de ternura,
dejamos la vida como si tal cosa.
Como dejamos los poemas sobre mesas,
o en paredes o en plazas donde se amontonan
las huellas de los besos y de las quejas.
No pasa nada cuando nos morimos,
porque somos muchos muriéndonos clandestinos,
en lugares sombríos de humanidad,
porque somos tantos,
tantos los poetas que vamos muriéndonos
huérfanos, errantes, solitarios.
Amados desde distancias remotas,
odiados por tener voz y estrofas,
aislados en un mundo hostil que
nos lleva de cabeza.
Nada pasa, nada.
O sí pasa.
Ocurre que si muere un poeta
cerca del fuego y de las lágrimas,
cerca de la sequía y de las guerras,
cerca de la memoria y de las picanas,
la muerte secuestra una garganta insomne.
Cuando muere un poeta y muere gritando a la barbarie
calla la voz vigilante de quien quiso vivir en pie,
en paz,
eternamente.

Más artículos de la autoramarcos-ana-decidme-lqsomos

Marcos Ana
Gracias, Marcos Ana
El ejemplo de Marcos Ana: un arma cargada de futuro
Muere Marcos Ana, poeta comunista y el preso que más tiempo pasó …
Mi canción favorita de Extremoduro es de Marcos Ana
Muere Marcos Ana, el poeta que vivió para los demás

* LQSomos en Red

Motín en el CIE Aluche: Dignidad, libertad

motin-cie-aluche-loquesomosRedacción/Agencias. LQSomos. Octubre 2016

Actualización 13:00 horas

Interior expulsará de España a los inmigrantes que protestaron en el CIE, esto es lo único que esta claro despues de casi 12 horas de negociaciones. Fuentes desde el centro aseguran que «ya están todos en sus habitaciones». La condición pactada con ellos: «No habrá represalias». Y el cónsul de Argelia visitará a los amotinados… pero la realidad es que serán expulsados!!! siguiendo el plan previsto por el Ministerio del Interior de acuerdo a las directivas europeas, según fuentes conocedoras de este proceso que cita agencias informativas.

Una vez finalizada la protesta, varios activistas y asociaciones han continuado frente al CIE para exigir su cierre y lanzar gritos de «libertad» para los internos. La respuesta de éstos ha sido gritar lo mismo desde dentro y mostrar toallas por las ventanas. Además, la dirección del centro ha impedido la entrada para realizar la visita habituyal de los miembros de la asociación SOS Racismo Madrid.

El Ayuntamiento de Madrid denuncia el «ninguneo»de Interior en el episodio del CIE de Aluche

Actualización 01:00 horas

Cerca de cuarenta internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche en Madrid permanecen amotinados desde la medianoche del martes en la azotea del edificio: «Aquí nos tratan como a perros», «¡Libertad!», «ayuda» y «aquí hay mucha injusticia», son los gritos que han proferido los internos desde la terraza. La Policía Nacional tiene acordonada la zona y mantiene un fuerte dispositivo en el lugar, que incluye un helicóptero.

El motín se inició sobre las nueve de la noche en las instalaciones de este centro ubicado en la Avenida de los Poblados, en el barrio de Aluche, al sur de la capital, en la parcela que antes ocupaba la derribada cárcel de Carabanchel, Aquí pueden permanecer privados de libertad durante un máximo de 60 días, a la espera de una expulsión. Pero están retenido por el simple echo de ser inmigrantes, sin ningún delito de por medio.

Concejales y cargos de Ahora Madrid y de Podemos que se encuentran en el lugar han denunciado que no les han dejado entrar en las instalaciones ni les están ofreciendo ninguna información sobre cómo se va a resolver la situación.

Por su parte, el diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid Isidro López ha relatado que las Unidades de Intervención Policial (UIP) les han comunicado que tienen órdenes de no dejarles pasar.

Así lo ha denunciado también el dirigente de Podemos Rafael Mayoral, portavoz de su formación en la Comisión de Interior del Congreso, que ha lamentado que «nadie ofrece información» a pesar de que se ha identificado como parlamentario.

A los alrededores también acudido vecin@s, que han gritado ¡libertad! manifestando su solidaridad con los amotinados.
Un portavoz de la Policía ha precisado que los inmigrantes no tienen armas y que no se han registrado heridos ni altercados.

#ningunserhumanoesilegal #CIEsNO

Siete años de motín: Cárcel de Carabanchel

carabanchel-2015-LoQueSomosIñaki Alrui*. LQSomos. Octubre 2015

Es sábado y como todos los otoños desde hace siete, l@s vecin@s de Carabanchel invitan al pueblo de Madriz a un acto contra el olvido y con unas reivindicaciones que siguen igual de vivas años después.

Hace siete años, tal que un 27 de septiembre se celebraba en el interior de la inmensa cúpula carcelaria, en lo que fue el centro de control de las galerías un acto que fue El ultimo motín (1) un acto que intentaba desesperadamente que alguna Administración de este país fuera mínimamente coherente y no derrumbara este emblemático edificio de castigo y represión política, social, pero también edificio simbólico de aprendizajes, de solidaridades y de resistencias. Nadie escuchó a los vecinos, ni a las entidades memorialistas, ni el gobierno del PSOE, ni la corporación municipal PP. Pocos días después, un uno de octubre, darían la autorización para iniciar la demolición.

Siete años después de aquel “sinsentido” un inmenso solar cubre aquel espacio, la Administración no ha construido nada, ni tan siquiera edificaciones privadas, tan dados a ello.

Hoy sábado 24, nos juntamos en torno a esa llamada vecinal, para reivindicar lo mismo, lo que se pedía con la vieja cárcel en pie y lo que se ha seguido pidiendo en estos siete otoños:

– Creación de un Centro memorial, documental y pedagógico en el que se exhiba y divulgue la historia de la prisión y los testimonios de quienes allí sufrieron represión.
– Cierre inmediato del Centro de Internamiento de Extranjeros, instalación que continúa el estigma penitenciario del único edificio que permanece en pie de la histórica cárcel.
– Destinar la totalidad de los terrenos, dada su titularidad pública, a equipamientos sociales consensuados con la ciudadanía.

Alrededor de un pequeño espacio que se denomina Jardín de la Memoria, donde una placa al lado de una maqueta en ladrillo nos recuerdan lo que aquello fue, se reúnen l@s asistentes, convocados por: La Comuna presxs del franquismo, Asociación Pro-Derechos Humanos, Plataforma por un centro por la paz y la memoria en la cárcel de Carabanchel, Foro por la Memoria, Asociación de Amistad 1º de Mayo, PCE, UJCE, Ateneo Republicano de Carabanchel, AA.VV. de Aluche, AA.VV. de Carabanchel Alto y la AA.VV. del Parque Eugenia de Montijo.

La bandera republicana es el atril desde donde Pedro Casas, miembro de la Plataforma organizadora y del Ateneo Republicano del barrio nos presenta el acto y nos recuerda porque estamos aquí.
Julián Rebollo de Asociación de Vecinos de Aluche, nos habla de la implicación vecinal en la lucha para dar a estos terrenos un uso justo.
Luis Suárez expreso en la cárcel de Carabanchel y miembro de “La Comuna” nos recuerda la necesidad de mantener el patrimonio de la represión y de la lucha para que acompañe al relato de la historia, para evitar el falseamiento de todo lo sucedido, como si de un derribo se tratara: «Se empieza por destruir cárceles, se acaba blanqueando el franquismo»
Iris Urquidi, inmigrante boliviana, MAS, nos habla del Centro de Internamiento de Extranjeros, un vergonzoso lugar que va más allá de lo que entendemos por cárcel, en el que ley en mano se vulneran todos los días los derechos humanos de los que el sistema democrático considera “forasteros” emigrantes sin papeles, y exige(mos) el cierre!
El acto lo cierra Jacinto Lara de la Asociación pro Derechos Humanos de España, nos habla de la necesidad de mantener la memoria viva como símbolo de justicia, la misma que recuerdan constantemente organismos internacionales al estado español en materia de memoria y derechos sociales.
Carabanchel-2015-arte-urbano-loquesomos
La avenida de los Poblados, corredor del inmenso espacio que marca los terrenos de lo que un día fue cárcel, luce con más colores, con formas geométricas, calculadas, que dan vida a las vallas vacías, los artistas del taller de arte urbano Keller de Tabacalera dejan su trabajo sobre lienzos que cuelgan en las vallas, un museo al aire libre de la memoria imborrable, arte efímero en el espacio del recuerdo.

Recuerdo(s) para un especio que siempre tendrá aniversarios, fechas de alegría por encontrar la libertad y fechas de tristeza por encontrar la muerte… hace cuarenta años de lo que fue esta cárcel salían un 27 de septiembre, tres de los últimos cinco fusilados por la dictadura: Xose Humberto Baena, José Luis Sánchez-Bravo, Ramón García camino de un campo de tiro para ser fusilados, y salían en caravana entre risas de policías y torturadores del régimen… son tantas las historias para recordar, que pensar en el olvido es delito.

La cárcel se empezó a construir en 1940, con la idea de albergar la gran cantidad de presos políticos que tenia la dictadura. La construyeran con la mano de obra de 1.000 presos políticos sometidos a trabajos forzados, muchos dejaron entre estos ladrillos su vida.

Cárcel de Carabanchel, siete años después continúa el motín por la Justicia, la Verdad y la Reparación.

#CarabanchelPorLaMemoria # UsoSocialDelTerreno #CIErreYA

Notas:
1.- Cárcel de Carabanchel: el último motín
-. Plataforma por un centro por la paz y la memoria en la cárcel de Carabanchel

Más artículos del autor
* Miembro de la Asamblea de Redacción de LQSomos
En Twitter: @IkaiAlo

Presos: un negocio muy rentable

La libertad, tan cerca… pero tan lejos…

Irene Casado Sánchez*. LQSomos. Marzo 2015

Mano de obra barata. En eso se han convertido miles de presos en las cárceles españolas. Cerca de 12.000 reclusos trabajan a cambio de sueldos ínfimos: entre 0,5 euros la hora y entre 80 y 300 euros al mes, según informa la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía. Esta explotación dejó un beneficio de cinco millones de euros durante el ejercicio de 2012, como indica la memoria de Instituciones Penitenciarias del mismo año.

Bajo el disfraz de “Programas de Inserción”, cientos de empresas se lucran del trabajo de los internos. Mesas, bandejas de comida, lotes higiénicos, mantas, colchas, sábanas, son algunos de los productos elaborados dentro de las cárceles. El Corte Inglés es una de las empresas españolas que ha encontrado entre los muros de reclusión el negocio perfecto: en condiciones precarias y a cambio de sueldos irrisorios los presos elaboran los mismos productos que después pagarán de su bolsillo.

Los centros penitenciarios se han convertido en un negocio muy provechoso. “El Organismo Autónomo de Trabajo y Prestaciones Penitenciarias (OATPP), dependiente de Instituciones Penitenciarias, funciona como una empresa de trabajo temporal”, explica en un reportaje la revista Atlántica XXII (1). Así, más de 12.000 reclusos trabajan en alrededor de 200 talleres donde se violan de manera sistemática los derechos laborales más básicos.

Las empresas no sólo se benefician de los sueldos ínfimos de los presos; los gastos de agua, luz, teléfono y parte de las cuotas de la Seguridad Social corren a cargo de la Administración, explica el periodista Fernando Romero. Un negocio redondo. El Corte Inglés, el Banco Santander, ACS, Correos o Telefónica son algunas de las empresas que sacan partido de las cárceles españolas. Cada una a su manera. Mientras Correos contrata a presidiarios por menos de 12 euros por ocho horas de trabajo, Telefónica hace caja gracias al monopolio de las llamadas: todo preso que quiera ponerse en contacto con su abogado, familia o amigos está obligado a comprar una tarjeta de la compañía telefónica. “Cada tarjeta cuesta un mínimo de 5 euros y pueden hacer dos llamadas a móvil si llaman dentro del territorio español. Si es al extranjero, el coste de la llamada se dispara. Los presos pueden llamar cinco veces a la semana con un coste mínimo de 10 euros semanales por preso. Como en España son más de 60.000, calcúlense los beneficios”, subraya Romero en su información para Atlántica XXII.

El monopolio no acaba con el gigante de las telecomunicaciones, el Banco Santander también disfruta de una situación privilegiada en este contexto. Los presos no pueden elegir su entidad bancaria: están obligados a meter sus ahorros y a realizar sus transferencias a través de la entidad de Emilio Botín.

La lista de empresas que han encontrado el negocio redondo en las cárceles españolas continúa. Corte Inglés, Renault, Seat, Volvo, Citroën, Eroski o el Grupo CodornÍu alimentan sus plantillas con presos exentos de derechos laborales y cuyo coste es ínfimo. Mientras tanto, ACS, empresa de Florentino Pérez, invierte en infraestructuras penitenciarias que después alquila por sumas nada desdeñables. “Cobra al mes más de un millón de euros”, asegura Amadeu Casellas, preso en las cárceles españolas durante más de veinticinco años que acaba de publicar Un reflejo de la sociedad. Crónica de una experiencia en las cárceles de la democracia.

Empresas privadas, pero también organismos públicos se nutren de esta explotación. La OATPP cuenta con convenios con Ayuntamientos y Cámaras de Comercio en todo el territorio español. En tan sólo una década el número de reclusos con un “contrato laboral” se ha multiplicado por tres, denuncia Romero. Ante esta realidad, desconocida e ignorada por la mayor parte de la sociedad, diferentes ONG’s defensoras de los derechos humanos han denunciado la explotación laboral en el seno de un sistema judicial que se autoproclama democrático y que dice apostar por la reinserción. Ésta pasa por la educación, la formación y la experiencia laboral. Pero, como dice el refrán español, de poco valdrá si los responsables de su reinserción no “predican con el ejemplo”.

Notas:
1.- El negocio oculto de las cárceles españolas
2.- Un reflejo de la sociedad. Crónica de una experiencia en las cárceles de la democracia.
* Periodista. (CCS). @irencs