Impuestos

No seas ingenuo, tus impuestos se los apropia el Estado. No garantizan la solidaridad. Todo, servicios sociales incluido, lo sostiene el tiempo que trabajas gratis para el capital. Tus impuestos son la desposesión de parte del salario que te han dan por el trabajo que realizas. Antoni Puig Solé

Carta Altsasu Gurasoak a l@s republicanos madrileñ@s

Redacción. LQS. Abril 2019

Nada es imprescindible, excepto la verdad. Seguiremos caminando

Este sábado en el tradicional cocido republicano de Carabanchel, pretexto perfecto para encontramos l@s republicanos madrilñ@s, dos cartas cargadas de solidaridad y fraternidad han sido leídas, una del colectivo de padres y madres Altsasu Gurasoak, la otra del preso político y presidente de Esquerra Republicana de Catalunya.

Los familiares de l@s jóvenes de Altsasu denuncian la situación de sus hij@s después de más de dos años y medio de su injustificable encarcelación.
Una vez más agradecen la solidaridad y el recuerdo, como se ha hecho hoy en este encuentro en torno al Cocido Republicano de Carabanchel.
Su denuncia y lucha persiste, en esta carta nos dejan un montón de preguntas que invitan a la reflexión en torno a la falta de libertades en que nos encontramos y la desproporcionada prepotencia que se ejerce desde el reino de España.

La solidaridad es la ternura de los pueblos, nos recordó para siempre la poetisa nicaragüense Gioconda Belli.

La lucha por la libertad de l@s jóvenes de Altsasu nos concierte a tod@s y con ell@s iremos codo a codo, así sonaba este sábado 13 entre aplausos y voces de apoyo en el madrileño barrio de Carabanchel…

¿Qué es la injusticia? Y, ¿la crueldad? ¿La desinformación? ¿Qué es la siembra del terror? ¿Debemos callar? ¿Inocente, es igual a estúpido? ¿Cómo podemos trasformar tanto veneno? ¿Quíen se hará responsable de tanto dolor?

Después de 2 años y medio volvemos a sufrir un varapalo más. Otra vez aquí estamos desamparadas, indefensos y con una profunda sensación de injusticia al conocer la sentencia filtrada a través de los medios una vez más. ¿Cómo una madre, un padre, puede aceptar que su hijo inocente esté encarcelado? ¿Y durante tantos años? ¿Para qué? ¿Quién sale ganando?

Es brutal la indefension que sentimos cuando vemos que en este proceso judicial ha dado igual el haber llegado al lugar de los hechos después de lo ocurrido, el no haber estado presente, o el haber probrado que aún estando en el bar, no se participó en los hechos. ¿Dónde está la verdad? En la sentencia desde luego no. Las pruebas presentadas contradicen la versión oficial.

Quitan terrorismo y odio pero añaden “discriminación ideológica” para agravar intensamente las penas.. ¿Discriminación quién a quién? ¿Os acordais cuando en el juicio el fiscal dijo: “si esto hubiera ocurrido en Córdoba no estaríamos aquí”? ¿Se puede imputar terrorismo a unas personas simplemente por su código postal? ¿En este caso no ha habido una clara banalización del significado de terrorismo? Terrorismo es el que sufren tantas mujeres en esta sociedad patriarcal.

Y ahora, cuando no han sido acusados por terrorismo: ¿Cómo se va a poder restituir la dignidad de estos jóvenes tratados como terroristas por los medios? ¿Incluso cuando han sido comparados con la Manada? ¿Quién se hará responsable de tanto dolor y de las consecuencias?

¿Todos estamos viendo las señales de aviso, verdad? Porque a todos nos preocupa. Hoy es Alsasua, y también, entre otras injusticias, Nahuel, o el caso de la CDR catalana Tamara de Villadecans, un pueblo convertido en su propia cárcel. Mañana puede ser Berlanga en Badajoz o cualquier otro pueblo. Por eso os agradecemos que hoy también os acordeís de Alsasua.

Nada es imprescindible, excepto la verdad. Seguiremos caminando.

13 de abril, 2019
Altsasu Gurasoak

#Altsasu #AltsasukoakASKE
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Manifiesto de autoinculpación y solidaridad con “los Jordis”

Alejandro Pacheco / Iñaki Alrui. LQS. Marzo 2019

Reaparece, que no es poco… la insumisión solidaria

Este pasado martes un grupo de intelectuales, profesores y artistas leía ante los juzgados de Plaza de Castilla en Madrid un manifiesto de autoinculpación (1, 2) en solidaridad con “los Jordis” y en contra del proceso que se sigue contra ellos en el Tribunal Supremo

Esta acción pública es una vuelta a escena de unas generaciones de insumisos que se duelen de demasiados años de ausencia, que no quieren que su clave de lucha y ellos mismos se conviertan en fósiles mudos, en un momento en que el pueblo de Cataluña ha superado con creces la dimensión de anteriores experiencias de desobediencia civil e insumisión en este país, y en que el Estado ha superado todos los límites de judicialización/militarización de la vida política.

Ahora era el momento de volver a ser, en público, opositores, resistentes. Ahora hacemos falta todos. La reivindicación de la disidencia, de las libertades civiles frente a la radicalización represiva del Estado, es imprescindible.

No han querido los firmantes de este muy respetable manifiesto, extender su solidaridad a los objetivos democráticos esenciales del proceso soberanista y de autodeterminación sostenido por el pueblo catalán. Ni a todos sus protagonistas: no hay mención a los líderes políticos encarcelados y exiliados. Se han limitado a la mención expresa de los líderes sociales de Omnium y ANC, Jordi Cuixart y Jordi Sánchez, y a la defensa y reivindicación de sus métodos de acción, basados en el pacifismo y la insumisión, con los que sienten plenamente identificados y en los que se reconocen.

Bueno, han querido quedarse en ese punto. Es legítimo y no deja de ser una muestra de solidaridad muy valorable y positiva, dado, además, este desierto de solidaridades con el procés que es Madrid, donde lo que se vive ante esta execrable represión es silencio, un estruendoso silencio, y una estruendosa exaltación de la mentira.

Desde el momento en que la palabra autodeterminación dejó de ser un concepto político teórico para ser un objetivo político práctico, socialmente respaldado por millones de ciudadanos de Cataluña, el mundo de la universidad, la cultura y el arte en la mayoría del Estado se calló, cobarde o cómplice, cuando no jaleó remunerada y entusiásticamente las tesis que sostenían la negación de derechos civiles elementales y la consiguiente represión.

Por eso saludamos este Manifiesto de autoinculpación, pese a no compartir, con todo respeto, sus límites y lo que consideramos sus innecesarias cautelas. Los firmantes se han querido distanciar explícitamente de los objetivos políticos que dieron contenido y músculo al proceso –nada les obligaba a manifestar su posición respecto a ellos, que es totalmente libre y personal– y del conjunto de sus protagonistas: “No porque compartamos su ideario, o sus posicionamientos. No porque creamos que defienden algo cercano a nosotros”. Si se habla desde el 20 de septiembre hasta el vergonzoso discurso monárquico del 3 de octubre, sería de justicia solidarizarse con todo lo sucedido, con todo lo pasado, con todo lo apaleado, con todo lo procesado. Causa general: proceso al procés. Para nosotros: Cataluña. 1 de octubre. Ejemplo de libertad y sociedad civil organizada. Desobediencia civil pacífica. Libertad presos políticos (todos, de todo el Estado). Vuelta de los exiliados. El pueblo abriendo camino a la democracia no sólo en Cataluña. Porque la autodeterminación es democracia. Construyendo República.

Pero repetimos, gracias, bienvenid@s. Os esperábamos. Bienvenida la insumisión de los años 80, bienvenida la insumisión que se enfrenta al poder y defiende su disidencia. Bienvenida. No había casi nada en Madrid, y ahora os habéis atrevido a romper el silencio de la Corte. Sabemos que esto puede suponeros un alto precio en este reino de vasallos intelectuales y de cortesanos asalariados.

Gracias de nuevo a este grupo de escritores, profesores y activistas. Bienvenidos a la disidencia necesaria de hoy.

Notas:
1.- 29 personas del mundo universitario, literario y activista se autoinculpan junto a los Jordis
2.- Manifiesto de ciudadanos e insumisos que se autoinculpan n Madrid por “Los Jordis”
Imagen de la serie terapéutica y sociología de CataloniaWars

Más artículos de Alejandro*
Más artículos de Iñaki*
* Miembros de la Asamblea de Redacción de LQSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

C.S. 13 Rosas: la solidaridad nos hace invencibles

Redacción. LQS. Febrero 2019

Cinco años de represión, cinco años de lucha…

Varios centenares de personas se manifestaron esta pasado sábado 16 en la localidad madrileña de Alcalá de Henares entorno a la convocatoria promovida por la Plataforma Absolución CS 13 Rosas, con el objetivo de reiterar de nuevo la absolución de Jesús y Elena, además de la depuración de responsabilidades policiales. Todo ello coincidiendo con los cinco años de su detención tras el violento asalto de la policía nacional en el Centro Social 13 Rosas el 15 de febrero de 2014, cuando un grupo de personas se encontraban reunidas en el local, lugar de encuentro de movimientos sociales y sede de PCE e IU Alcalá, se saldó con la detención de Jesús y Elena y con cinco personas heridas, tras la carga violenta de la policía.

La manifestación de esté sábado contaba con el apoyo de varios colectivos sociales, organizaciones políticas, y sindicatos como CC.OO. y CGT. ,  partió pasadas las seis de la tarde desde la estación de tren de Alcalá de Henares hasta la céntrica Plaza de Cervantes donde se leyó un manifiesto, para continuar hasta Centro Social 13 Rosas donde concluyo con total normalidad pese a la provocación de un grupo de fascistas que se encontraban allí y buscaban la provocación. La marcha estaba encabezada por una pancarta en la que se podía leer: La solidaridad nos hace invencibles, Yo soy Elena y Jesús. Durante el recorrido se corearon lemas reivindicativos como “El pueblo unido, jamás será vencido”, “Fuera las esposas del 13 rosas”, “Alcalá será la tumba del fascismo” o “La solidaridad nos hace invencibles”.

Montaje policial… “Esto os pasa por vuestra ideología»

“El asalto esa noche al Centro Social 13 Rosas, después de la celebración de un acto informativo sobre la Ley Mordaza, vino a poner el ejemplo práctico del recorte en libertades y el aumento de la represión que sufrimos de unos años a esta parte”

Tras una larguísima instrucción de cuatro años y medio, durante los que cada 15 días tuvieron que acudir al juzgado pese a no existir riesgo de fuga, Elena y Jesús esperan en estos momentos el señalamiento del juicio, en el que se enfrentan a la desproporcionada petición de dos años de cárcel.
Cuatro policías están siendo procesados por lesiones, a consecuencia de la querella interpuesta por los servicios jurídicos del PCE a raíz de la entrada a la fuerza y el registro sin orden judicial en la sede de un partido político, uno de estos policias, que llegaron acompañados por las cámaras del programa de televisión Policías en Acción, se le escucha claramente decir en la grabación: “Esto os pasa por vuestra ideología».
Por todo ello, en el quinto aniversario del asalto al Centro Social 13 Rosas, se ha vuelto a exigir la absolución de Elena y Jesús, además de la depuración de responsabilidades en este claro caso de montaje policial.

#YoSoyElenayJesús #5AñosLuchando

Fotografías de Luis Prieto
* Plataforma Absolución CS 13 Rosas

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Todos somos Julen

Jesús Escartín. LQS. Enero 2019

Toda España, todos sus ciudadanos, hemos estado pendientes y con el corazón encogido esperando y deseando un rápido y favorable desenlace de esta tragedia humana

¿Podía ser de otra manera?

Claro que no: cualquier desgracia que se cierne sobre un ser humano tiene, por lo general, la atención y la solidaridad de sus semejantes. En este caso, además, imposible abstraerse de un suceso que ha tenido a todos los medios de comunicación pendientes en cada minuto de las labores de rescate y, por ende, a toda la ciudadanía. Medios que han difundido, pormenorizados, todos los instrumentos y maniobras desplegados para el necesario rescate: alrededor de trecientos efectivos entre bomberos, ingenieros, guardia civil, especialistas en rescates y explosivos, mineros especializados, sicólogos, autoridades de varios estamentos… además de la maquinaria también desplegada, desde helicópteros a taladradoras gigantes, excavadoras, ambulancias, dinamita y un largo etcétera.

¿Cualquier desgracia?

Mientras esto ocurría, el barco de salvamento Open Arms continuaba -y continúa- retenido en el puerto de Barcelona impidiendo su labor humanitaria, cuando cientos y quizá miles de seres humanos (mujeres embarazadas y niños incluidos) están en peligro en el mediterráneo y mueren, relativamente cerca de nuestras costas. Con la pasividad y la negación de auxilio de las autoridades correspondientes. Un barco que costea la ONG Proactiva Open Arms, cuyos tripulantes se juegan la vida contra viento y marea en rescates que, a día de hoy, superan los 50.000 desde su inicio a finales de 2015.

¿Te imaginas un despliegue semejante a Totalán en el Mediterráneo?

Información al segundo de todos los naufragios que obligarían a un despliegue de medios de rescate similar, por mor de no ser tachados de deshumanizados o incumplir las mínimas leyes internacionales de Derechos Humanos.

Es sólo un ejemplo del doble rasero que usamos y de la utilización de la información dirigiendo el foco a donde interesa a sus inversores, por razones que cuesta comprender. Este artículo bien pudiera haberse titulado como la famosa novela de Arthur Miller “Todos eran mis hijos”. Me temo que el número de lectores habría variado bastante..

* Periodista y miembro del Ateneo Republicano de Zaragoza
#FreeOpenArms
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

El Brigadista Internacional Virgilio Fernández cumple 100 años

Carlos de Urabá*. LQS. Diciembre 2018

“Hasta mi último aliento en defensa de la República Española”

El presidente mexicano Lázaro Cárdenas desde el mismo momento que estalló la sublevación fascista de los generales Mola, Sanjurjo y Franco se puso al lado del gobierno constitucional de la República. México fue de los pocos países latinoamericanos en brindarle ayuda militar y económica al gobierno republicano pues la mayoría simpatizaba con el nazismo o el fascismo italiano. Hasta tal punto llego su solidaridad que México puso a disposición de los refugiados españoles sus legaciones diplomáticas en Francia. Lázaro Cárdenas le ofreció asilo al presidente Manuel Azaña en la legación de Montauban pues estaba amenazado por el régimen de Vichy. Cuando Azaña murió en esa ciudad francesa el 3 de noviembre de 1940 fue enterrado con la bandera mexicana.

México acogió generosamente a los exiliados republicanos españoles facilitándoles además barcos para su viaje trasatlántico. La señora Amalia Solórzano Bravo, esposa del presidente Lázaro Cárdenas, participó activamente en el Comité de Ayuda a los Niños del Pueblo Español que “adoptó” a 500 hijos de republicanos mejor conocidos como los “Niños de Morelia”. A finales de 1939 y a comienzos de 1940 llegaron a México miles de refugiados entre los que se destacaban intelectuales y figuras de las artes, las letras y las ciencias que vinieron a fortalecer el acervo cultural del país. “¡Bienvenidos a México! El gobierno y el pueblo mexicano les recibe como exponentes de las causas imperecederas de las libertades del hombre”

Virgilio Fernández nació exactamente hace 100 años en Larache (Marruecos) -aunque de familia andaluza (Cabra y Sevilla). Cursó sus estudios de enfermería en el hospital de la Macarena de Sevilla para más adelante especializarse en Cádiz como Auxiliar Médico. Cuando su familia se traslada a Madrid continúa sus estudios de enfermero en el Hospital la Princesa. Era un joven inquieto que formó su conciencia rebelde gracias a sus lecturas en temas relacionados con la revolución de Octubre y las conversaciones con el dirigente comunista Checa. Hasta tal punto llegó su compromiso con la causa que él y su hermano Carlos repartían el periódico de las Juventudes Comunistas por las calles de la capital.

Virgilio conocía de primera mano el sufrimiento de ese lumpen marginal que en muchas ocasiones se presentaba en el hospital a rogar atención médica de caridad. La visión de esa España irredenta y empobrecida lo marcó para el resto de sus días. Especialmente esa miseria extrema y eterna a la que estaba condenado el mundo rural y que se traduce en el grito desgarrador de “¡Tierra y Libertad!” La dignidad humana pisoteada mientras los burgueses y aristócratas gozaban de incontables privilegios.

En todo caso en España durante los meses previos el golpe de estado fascista del 18 de julio de 1936 experimentó un inusitado periodo de agitación política y social. Algo que tenía un antecedente directo en el “Bienio Negro” donde fueron abolidas todas las leyes que habían sido tomadas contra la iglesia y los propietarios de bienes raíces. La ley de Reforma Agraria fue abandonada en la mayor parte de las regiones. Los terratenientes se jactaban: “¿tenéis hambre? ¡Comeos la República!” . El partido socialista por medio de Largo Caballero llamó a la insurrección en pos de la victoria de la dictadura del proletariado. “Ya no habrá lucha de clases porque exterminaremos a la otra clase” Unos hechos que hacían presagiar el peor de los desenlaces. La revolución de Asturias –que fue reprimida con saña por el gobierno del radical cedista Alejandro Lerroux- conduciría más adelante la formación del Frente Popular.

Desde el mismo instante que se produce la sublevación fascista y, aunque era menor de edad, Virgilio se presentó como voluntario para atender a los numerosos heridos que llegaban del cuartel de la Montaña -donde se habían amotinado los militares rebeldes al mando del general Fanjul. Las tropas fieles al gobierno republicano utilizando la artillería y aviación tras varios días de encarnizados combates lograron tomarlo con el sangriento saldo de 600 muertos, un número indeterminado de heridos y la destrucción total del edificio.

Los generales fascistas proclamaron la cruzada nacional por la salvación de España decididos a exterminar a los “rojos ateos hijos del demonio”. “Orden. Toda oposición será violentamente reprimida. Aplicando el terror ganaremos la guerra”

El joven Virgilio fue destinado a los servicios de sanidad de las milicias populares que partieron al frente de Somosierra (sierra norte de Madrid). Era imperativo detener las primeras oleadas de las fuerzas franquistas que pretendían romper el frente de Madrid. No sabemos si en esta era ultra tecnológica del excesivo confort los jóvenes serían capaces de alistarse como voluntarios y arriesgar sus vidas por una causa justa. ¿Quién es capaz de asumir tan alto sacrificio sin mayor recompensa que el martirio?

Virgilio se suma a la Columna Mangada y posteriormente se integra al batallón Dombrowski de la XIII Brigada Internacional – constituida por voluntarios polacos-la mayoría obreros- que juraron lealtad a la República -Siguiendo al pie de la letra el ideario comunista que dice que los proletarios no tienen patria. A costa de un gran número de bajas resistieron con valentía la violenta ofensiva tanto en la sierra madrileña, la Ciudad Universitaria y el Jarama. La famosa consigna antifascista del ¡No Pasarán! pronunciada por Dolores Ibárruri, “la pasionaria”, el día 19 de julio de 1936 en el Ministerio de Gobernación en Madrid, se cumplió al pie de la letra.

El ejército republicano partía con desventaja al carecer de una estructura militar convencional, armamento moderno, carros de combate o aviación mientras que los nacionales contaban con armas de última generación proporcionados por sus padrinos Hitler y Mussolini. Las milicias populares la constituían reclutas inexpertos y unos mandos medios y superiores sin estudios, ni conocimiento en tácticas militares. Capeaba a sus anchas la indisciplina y la anarquía. Mientras que el ejército Nacional se había fogueado en la guerra del Protectorado Español de Marruecos y sus generales africanistas demostraron ser los más sanguinarios y genocidas. Por ejemplo, sin ningún escrúpulo el ejército español bombardeó con gas mostaza a la población civil en la guerra del Rif dejando miles de muertos. La fama precedía a unidades míticas como la Legión, los Regulares (el cuerpo más condecorado del ejército español compuesto en su mayoría por soldados marroquíes), los tiradores de Sidi Ifni o los mercenarios del Sahara. Los militares españoles humillados por la derrota del 98 -en la guerra hispano-norteamericana- soñaban con el renacer del imperio pero no enfrentando sus enemigos naturales-Francia o Inglaterra- sino contra su propio pueblo.

Tras su bautizo de fuego Virgilio participa en la batalla de Brunete -donde estuvo a punto de morir ametrallado- Morata de Tajuña, Guadalajara o Belchite. Una tarde en un improvisado hospital de campaña en Morata de Tajuña conoce a Ernest Hemingway que se presentó como corresponsal de guerra de la North American Newspaper Alliance. El impacto de esos cuerpos desmembrados y malheridos la recogería en un artículo titulado “la humanidad no les perdonará” Antifascismo es la defensa de la dignidad humana, el primer valor en la vida y en la literatura de Hemingway. En la batalla de Guadalajara el Ejército Popular de la República y las Brigadas Internacionales le infringieron una severa derrota al Corpo Truppe Volontarie Italiano enviado por Mussolini para intentar penetrar por el flanco norte a Madrid. De la victoria no sacaron mayores réditos pues no pudieron seguir adelante a falta de equipos bélicos. Los fascistas reaccionaron con una masiva movilización de tropas que les obligó a replegarse cuando su intención era continuar hacia el País Vasco.

La guerra -que duró tres penosos años- convirtió a España en un gigantesco campo de batalla donde dirimían sus disputas el fascismo y el comunismo. Lo cierto es que las democracias burguesas occidentales no iban a consentir que se instalara un régimen pro soviético o estalinista en España y por eso toleraron la intervención armada de Hitler y Mussolini en auxilio al ejército nacional.

Se ha acuñado el término de “guerra civil” cuando en realidad se trató de una sublevación militar contra el orden constitucional que desató una de las catástrofes más espantosas del siglo XX. Los historiadores revisionistas intentan criminalizar a los defensores de la democracia y de la libertad, a los que acusan de fraude electoral en la elección de 1936 donde salió ganador el Frente Popular e igualmente del asesinato del líder del CEDA Calvo Sotelo. El mejor argumento para justificar el alzamiento de los generales fascistas.

La derrota en la batalla de Teruel y el avance de las tropas nacionales hasta Vinaroz en la ofensiva de Levante (que dividía a la República en dos zonas) obligó a la República a jugarse la última carta con una ofensiva de gran envergadura. El ejército popular no hacía más que retroceder y perder posiciones por lo que necesitaba un golpe de efecto para recuperar la iniciativa y levantar la moral de sus soldados. Entonces, en el mes de julio de 1938 los miembros del Estado Mayor, con el visto bueno del presidente Negrín, decidieron lanzar la famosa Ofensiva del Ebro. Para tal efecto se constituyó la Agrupación Autónoma del Ebro al mando del teniente coronel Juan Guilloto “Modesto” en la que se movilizaron 100.000 soldados, carros de combate, artillería y aviación, aparte de los arsenales que recibieron de México, Checoslovaquia y la URSS. En la batalla intervinieron las mejores unidades de los tres cuerpos del ejército al mando de Etelvino Vega, Tagueña y Enrique Lister. En una situación tan comprometida se fijaron el objetivo de al menos alargar la guerra con la esperanza que las potencias intervinieran a favor de la República ante el empuje expansionista de la Alemania nazi. Virgilio, que había alcanzado el grado de teniente, se encontraba adscrito a los servicios sanitarios de la 35 División Internacional (batallón Dombrowski) los cuerpos especiales de la República. Su unidad cruzó el río Ebro -sector de Mequinenza- en la madrugada del día 25 de julio de 1938 por los pontones construidos por los ingenieros antes de que la avenida provocada por los nacionales -al abrir las represas de Tremp y Camarasa- los destruyera por completo.

El ejército republicano en las primeras de cambio avanzó sin obstáculos ansioso por abrirse paso con dirección a Valencia. Pero a pesar del esfuerzo sobrehumano el frente se estancó en Gandesa donde tuvieron que cavar trincheras en la denominada guerra de desgaste. Según confiesa el mismo Virgilio había jornadas en que les llegaban hasta 1000 heridos que debían atender en las propias trincheras ante la imposibilidad de evacuarlos a la retaguardia. Apenas contaban con una ambulancia donada por Suiza que tenía un quirófano completo y una mesa de operaciones. En circunstancias tan extremas se vieron obligados a realizar amputaciones y cirugías de urgencia. El Comité de No Intervención auspiciado por Francia, Inglaterra y EEUU obligó a que se cumpliera la desmovilización de los países extranjeros involucrados en la contienda -que no fueron acatados en su totalidad por Italia, Alemania y Portugal- mientras Las Brigadas Internacionales inician su retirada en septiembre de 1938. Antes de que terminara la ofensiva del Ebro a los Internacionales los trasladaron a Villafranca del Penedés (Cataluña).

Agotados, sin tropas de refresco y ante la falta de armamento y munición el día 16 de noviembre de 1938 el estado mayor central del ejército republicano dio la orden del repliegue definitivo. Ahora solo les quedaba escapar a Cataluña con el propósito de salvar los restos del naufragio. La República agonizaba y solo un milagro podría salvarla.

Hasta que el día 26 de enero de 1939 el ejército franquista sobrepasa las últimas defensas situadas en el río Llobregat y entra en Barcelona. Las tropas del general Yagüe, jefe del cuerpo del ejército marroquí, marcharon altivas por el paseo de Gràcia y en una vibrante ceremonia izaron la bandera rojigualda en la plaza de Cataluña.

“España es una unidad de destino en lo universal” “todos los cesares fueron generales invictos” y por “el imperio hacia Dios” señalan el rumbo de los nuevos tiempos. ¡Arriba España! ¡Arriba Franco!

En esos instantes Virgilio se encontraba de servicio en el hospital de Sant Pau atendiendo a los heridos provocados por los bombardeos de la aviación italiana. Cuando se dio cuenta que los fascistas le estaban pisando los talones no le quedó más remedio -junto a otros dos camaradas- que robar a mano armada una ambulancia de la Cruz Roja para escapar con dirección a la frontera francesa. El ejército republicano desmoralizado comenzó la retirada a la que se unió un éxodo masivo de población civil temerosa de las represalias. Nada más cruzar la aduana francesa los gendarmes condujeron a Virgilio y sus compañeros al campo de concentración de Sant Cyprien en el que rodeados de alambres de púas se hacinaban miles de combatientes republicanos. Al drama del exilio se unía la humillación de ser tratados como peligrosos criminales constantemente vigilados por guardianes coloniales marroquíes o senegaleses. Bajo condiciones extremas; sin comida, sin agua, sufriendo el frío, la lluvia y la mala alimentación hizo que muchos murieran de hambre o enfermedades.

El 23 de Agosto de 1939 se firma el Pacto de No Agresión entre Alemania y la URSS que debemos considerar a todas luces el acta de defunción de la República.

La madre de Virgilio, que se había refugiado en Francia con sus hermanos Carlos e Inés, pone un anuncio en un periódico en un intento por localizar a su hijo. Alguien lo lee y le comunica a Virgilio que lo reclaman y entonces las autoridades del campo de Sant Cyprien le otorgan un permiso especial para reunirse con su familia. Y es así como desde el puerto de Burdeos abordan un navío americano con rumbo a New York, para posteriormente hacer una escala la Habana y por último dirigirse a Veracruz (México) que se convertiría por los azares del destino en su nueva patria. En un principio deciden trasladarse a Monterrey donde ante la falta de recursos económicos tiene que ponerse a vender artículos farmacéuticos. En esa ciudad terminó sus estudios de Medicina en la UNLM y conoce a su mujer la artista canadiense Gene Byron. Junto a otros camaradas fundan el Centro Republicano Español de Monterrey donde se reunían los poetas del exilio Pedro Garfias y León Felipe. Posteriormente a finales de los años cincuentas fija su residencia en Guanajuato. Virgilio aparte de su profesión de médico se dedicó a la difusión cultural: fundador del festival Cervantino de Guanajuato, y organizador en San Miguel Allende de las reuniones anuales de los excombatientes de la Brigada Lincoln. Al morir su esposa en 1987 crea en la hacienda Santa Ana el museo Gene Byron. Tal era su compromiso político que se presentó como candidato a la presidencia municipal de Guanajuato por el PRD. En la actualidad es un destacado militante del partido MORENA.

El propio presidente francés Edouard Daladier el 25 de febrero de 1939 reconoció al régimen fascista del general Franco. No es de extrañar una actitud tan perversa pues él fue uno de los firmantes el 30 de septiembre de 1938 de los Acuerdos de Munich en el que los jefes de gobierno de Reino Unido, Francia, Italia y Alemania dieron carta blanca a la anexión de los Sudetes– abriendo el camino a la invasión de Polonia que desencadenó el inicio a la Segunda Guerra Mundial. Daladier socialista radical en esa ocasión tuvo un amable encuentro con el führer como puede observarse en las fotos de la época.

La República Española de antemano estaba condenada a muerte porque las potencias aliadas prefirieron el nazismo al comunismo. El 1 de abril finaliza la guerra de España con el último parte de guerra emitido desde el Cuartel General de Burgos: “en el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas Nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. Firmado: Generalísimo Franco”.

El triunfo de Franco no hacía más que constatar la hegemonía fascismo en Europa.

Al terminar la II Guerra Mundial los republicanos españoles que habían engrosado las filas de la resistencia francesa en la lucha contra el nazismo esperaban a cambio que los aliados apoyaran sus planes de derrocar al régimen franquista. El Partido Comunista organizó en octubre de 1944 con unos 7.000 voluntarios de la AGE (Agrupación de Guerrilleros Españoles) la Operación Reconquista de España que comenzaría con la invasión del valle de Arán. Al mando estaba el coronel López Tovar cuyo cometido era el de instalar un gobierno provisional en Viella y alentar la insurrección popular que derribara al caudillo. Pero ante la superioridad del ejército Nacional movilizado para hacerles frente se vieron obligados -por orden de Santiago Carrillo- a regresar al otro lado de la frontera. Franco aprovechó la derrota de la invasión roja para erigirse en el “adalid de la libertad”

En febrero del 1945 se reúne la Conferencia de Yalta con la presencia de Stalin, Roosevelt y Churchill, líderes de los países ganadores de la Segunda Guerra mundial. La geopolítica del mundo cambia por completo pues a partir de entonces comienza la guerra fría entre el comunismo y el capitalismo. Un hecho que convierte a Franco en una ficha imprescindible para los aliados por su feroz anticomunismo.

Cada día que pasa van quedando menos de la vieja guardia de los republicanos españoles. Por lo tanto tendremos que resignarnos a admirar su legado póstumo en los archivos, bibliotecas, hemerotecas o filmotecas Nos embarga la nostalgia de lo que pudo ser y no fue. La herencia del bando Nacional es esta España monárquica y burguesa contraria a los principios republicanos de igualdad y fraternidad. El jefe de estado se elige en el lecho nupcial, es decir, producto de las relaciones sexuales entre sus majestades los reyes. “Las urnas son los óvulos y los votos los espermatozoides” “Nuestro único rey es el pueblo español”

La revolución española proletaria y campesina que pretendía demoler las estructuras feudales y forjar una sociedad más justa y libre, cayó derrotada por el nazi-franquismo. La mal llamada transición política no es más que la restauración borbónica- como lo dispusiera en su testamento el caudillo- tutelada por los militares que incluso intentaron dar un golpe de estado el 23 de febrero de 1981. -“Que hace el rey Juan Carlos I con su guerrera de capitán general plagada de medallas cuando jamás ha ganado una batalla” “Los borbones siempre han sido unos perdedores” “Nuestro único rey es el pueblo español”- tercia rabioso el centenario brigadista.

Virgilio reside desde hace décadas en Marfil, un pueblecito pintoresco situado en las colinas de Guanajuato, donde construyó su casa al estilo andaluz como reminiscencia de su tierra natal. A pesar del derrumbe del bloque socialista siempre ha mantenido intactos sus principios ideológicos ligados con el comunismo libertario. Desde México contempla el panorama político español -vía Internet- anonadado y perplejo al constatar el auge de la extrema derecha. “siempre ha estado allí pero ahora parece que se han caído todas las máscaras”

Mientras tanto México padece uno los momentos más críticos de la historia por la espiral de violencia causada por los carteles de la droga, la delincuencia común. Aparte la corrupción sistémica que hace imposible una salida a corto plazo. Ante tamaño desafío Virgilio ha decidido apoyar incondicionalmente al nuevo presidente López Obrador del partido Morena. Parece mentira que en el ocaso de su vida tenga que experimentar una “guerra civil” que ha dejado ya más de 200.000 muertos en los últimos 12 años. Aunque permanece postrado en una silla de ruedas y conectado a un respirador artificial saca fuerzas de flaqueza levanta el puño en alto y grita: ¡Viva la República! -“En España debe resucitar el espíritu del No Pasarán” Y es que nada menos y nada más está a punto de cumplir un siglo de vida. Él junto a su compañero Josep Almudéver, son los dos únicos brigadistas vivos. No puede creer que haya llegado a esta edad tan longeva “es un milagro rojo” Con su voz entrecortada, y que apenas se escucha por culpa del respirador artificial, dotado de una memoria prodigiosa capaz de recordar hasta el más nimio detalle va relatado uno a uno los capítulos más relevantes de la guerra de España. Su salud está muy delicada pero a pesar de las adversidades permanece lucido y optimista: “todavía tengo que asistir la proclamación de la Tercera República” -y una vez más se nos revela como un símbolo perpetuo de resistencia.

Los representantes políticos de los diferentes partidos, sean de izquierda o de derecha, se negaron a hacer una ruptura con el régimen franquista Presionados por ese poder en la sombra que siempre ha ejercido la iglesia, los militares, banqueros y empresarios, aceptaron la restauración monárquica.

Por último en 1955 España ingresa en la ONU legalizando así el criminal el régimen franquista. Los exiliados republicanos en México ingenuamente pensaban que Franco tenía los días contados y que pronto regresarían a su patria. Luego, en 1959 la visita de Eisenhower a Madrid pone fin a su aislamiento internacional refrendado con la instalación de las bases yanquis de Zaragoza, Torrejón, Morón y Rota. Desde el advenimiento de la democracia borbónica el nacionalismo español ha cedido soberanía al integrarse en la OTAN y al CEE que son las instituciones más representativas del mundo libre capitalista. El reino de España ineluctablemente asume el despreciable papel de peón del imperialismo norteamericano.

Mi primer encuentro con el exilio español lo tuve en el año de 1992 cuando atendiendo una invitación del PT (Partido del Trabajo) visité Monterrey (México). Allí me reuní con los activistas que venían desarrollando un programa de integración social en los barrios más pobres de la ciudad invadida por migrantes campesinos. Un dirigente del PT me llevó hasta el domicilio del republicano español don Alfredo Gracia Vicente.

Don Alfredo fue el menor de trece hijos nacido en el seno de una familia de humildes campesinos de Castell de Cabra en Teruel. Desde muy temprana edad se dedicó a las labores de pastoreo. Era un niño muy inquieto al que le gustaban los libros y por este motivo a los catorce años se marchó a Barcelona a estudiar la escuela primaria junto con su hermana. La única salida para redimirse de la ignorancia y la pobreza. Gracias a su espíritu de superación logró sacar el título de profesor de magisterio. Dominaba perfectamente el catalán que adopto como su segunda lengua. Nadie podía creer que el hijo de un gañan hubiera conseguido alcanzar tan altas metas. Al producirse el golpe de estado del 18 de julio de 1936 inmediatamente se enrola en el servicio de alfabetización las milicias populares del bando republicano. En esa época casi el 70% de la población española era analfabeta.

Participó en la batalla de Teruel y en la del Ebro aunque sin empuñar las armas porque se dedicaba a las labores educativas con los soldados. En todo caso siempre estaba listo para hacer guardia, cavar trincheras o transportar municiones. Colaboró estrechamente con el poeta Miguel Hernández y editó numerosos folletos educativos como el “Burro ilustrado”. De los tres mil milicianos que contaba su brigada al final tan solo sobrevivieron 30. Siempre se avergonzó de este hecho que lo hacía sentir un cobarde. Tras la derrota del ejército republicano como tantos otros miles de españoles se dirigen hacia la frontera francesa donde al cruzarla es detenido y trasladado al campo de concentración de Saint Cyprien. En ese infierno apenas estuvo un par de semanas pues sus familiares vinieron a reclamarlo para conducirlo hasta el puerto de Le Havre desde donde embarca con destino a New York, luego a la Habana y por último el puerto Veracruz. El gobierno mexicano le concede asilo político y comienza su largo exilio en “el plus ultra legendario de la libertad”- según sus propias palabras. Este humanista y maestro de escuela se integró perfectamente en una sociedad que le abrió los brazos como si se tratara de un hijo prodigo. En principio residió en el puerto de Tampico para posteriormente trasladarse a Monterrey donde se dedicó a la labor educativa, promoción de la lectura y de las artes plásticas en una ciudad industrial donde la cultura estaba relegada a un segundo plano. Fue profesor emérito en la Facultad de Ciencias de la Comunicación FCC impartiendo la materia de Apreciación de Estética. También abrió una sucursal de la librería de Cosmos y una sala de exposiciones que era el punto de encuentro de la intelectualidad regiomontana. Por allí pasaron Luis Buñuel o Max Aub y los poetas Pedro Garfias y León Felipe. Gracias a ese vínculo de unión entre la España republicana y los intelectuales mexicanos se inicia un renacimiento cultural sin precedentes que perdura hasta nuestros días. En esos años también conoce al brigadista Virgilio Fernández del Real con quien organiza la dirección del Partido Comunista Español en México. Definitivamente son vidas paralelas que por arte de magia confluyen en un idéntico camino.

Estuve disfrutando durante varias semanas de su amable compañía y hospitalidad, y, sobre todo, de sus charlas que me revelaron por vez primera las historias del inmenso sacrificio que supuso para los milicianos de la República Española empuñar las armas en defensa de la democracia y la libertad.

En sus conversaciones siempre tenía en mente a su pueblo natal y la importancia de proteger la cultura popular como parte intrínseca de la identidad. Este era uno de los principales propósitos del gobierno republicano que se vio truncado con el alzamiento nacional. Alfredo Gracia Vicente muere en el año de 1996 dejando una honda huella en Monterrey tanto es así que la biblioteca de la Universidad Autónoma de Nuevo León lleva su nombre.

Pasaron los años hasta que en el año de 2018 asistí a la conmemoración de los 80 años de la batalla de Caspe. El ayuntamiento de dicha localidad aragonesa organizó una serie de actos de homenaje a aquellos combatientes antifascistas que sacrificaron sus vidas en nombre de la libertad. Allí en medio de ese paisaje árido y estepario se encontraba el único superviviente de ese sinigual combate el brigadista don Virgilio Fernández del Real que venía en una silla de ruedas empujada por su esposa Estela Cordero. En esta ceremonia institucional el presidente de la comunidad de Aragón el señor Javier Lambán inauguró un monumento dedicado a las Brigadas Internacionales. “Llegaron voluntariamente desde tierras extrañas a ofrendar sus vidas y eso los enaltece” Ese día inesperadamente comenzaron a bajar las temperaturas y hacer un frío tremendo, no obstante Virgilio no se amedrentó ante las inclemencias del tiempo y a pesar de sus 99 años se mantuvo impertérrito y en guardia como si estuviera rememorando lo sucedido hace 80 años en ese paraje- Lamentablemente por la noche fue trasladado a un hospital de Alcañiz aquejado de una grave dolencia respiratoria- Todos esperaban un fatal desenlace pero una vez más le ganó otra batalla a la muerte.

La batalla de Caspe se desarrolló en el marco de la ofensiva del ejército nacional sobre Aragón en el que movilizaron las fuerzas de choque del cuerpo del ejército marroquí o regulares, la división de Aragón, de Navarra, la de los Pirineos, la Littorio, la 23 de marzo y las Flechas Negras italianas que pretendían abrirse camino hacia Lérida.

Caspe era la sede del autoproclamado Consejo de Aragón -mayoritariamente anarquista- que ejercía su poder sobre la mitad oriental del bajo Ebro aragonés. El general Vicente Rojo concentró la 45 división y las XI XII XIV XV de las Brigadas Internacionales pero a pesar de la heroica resistencia fueron incapaces de contener la violenta ofensiva fascista. Caspe se rindió el día 17 de marzo de 1938 mientras las tropas republicanas retiraban con dirección a Mequinenza, Fayón y Gandesa. En la finca la Rosaleda se instaló el cuartel general de Yagüe y el estado mayor del ejército marroquí que meses después intervendrían en la batalla del Ebro.
No estamos hablado del pasado con nostalgia o romanticismo porque es necesario reivindicar la memoria histórica hoy más cuestionada que nunca por la derecha monárquica (PP, Cs, Vox) que pregonan el olvido en aras de la reconciliación – Al cumplirse los 80 años del estallido de la conflagración bélica –según los herederos del antiguo régimen- es mejor pasar la página para no exacerbar los ánimos. Los crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo, los fusilamientos, las torturas, las fosas comunes, los desaparecidos, encarcelados o exiliados hacen parte de los “daños colaterales típicos de todas las guerras”.

Son las siete de la mañana y como es tradicional en México llegan a la casa de Virgilio un grupo de mariachis a cantarle las mañanitas. Su patria de adopción le rinde su merecido homenaje a un hijo ilustre que supo valientemente enfrentar a pecho descubierto al monstruo del fascismo.

Le deseamos larga vida al decano de los Brigadistas Internacionales

* Periodista colombiano residente en Guadalajara, Jalisco

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

La realidad habla por sí sola

Juankar Santana Martín. LQS. Diciembre 2018

La tristísima y amarga noticia que recién me acaban de dar vuelve a reabrir de par en par la herida que, desde hace algunas décadas, tengo en mi podrido corazón. Se reabre, sangrante y brotan estas lágrimas repletas de impotencia, rabia intensa, desconsuelo y, por qué no reconocerlo abierta-públicamente, de este sufrimiento que me roba la paz…
De nuevo me veo obligada a digerir, por expresarlo de una manera medio tranquila, sin cagarme literalmente en todo cuanto se menea y tiene su grado de responsabilidad, esta re-jodida rabia que me produce saber que un compañero afín fallece al otro lado de esos exterminadores muros que tan bien conozco. La devoradora bestia carcelaria vuelve a cobrarse la vida de una persona a la que tuve el inmenso placer de conocer personalmente y a la que, admito abiertamente, tenía un gran aprecio y admiración. Nuevamente la impune bestia nos arrebata a un compañero que prácticamente llevaba la mitad de su existencia enclaustrado en sus destructivas mazmorras, de nuevo la asquerosa y odiosa bestia nos priva de un/a camarada, de su fraternal calor ¡Maldita puta bestia!

LUIS MIGUEL MINGORANCE CORRAL fallece en el Centro de exterminio nazional de Zuera, Zaragoza, a poquito menos de que le restaran dos años para su excarcelación física total y lo hace a consecuencia,(hasta donde sé), de metástasis pulmonar, una traicionera y silenciosa enfermedad que, al parecer, pasó desapercibida incluso para l@s médic@s carcelarios que, en cumplimiento teórico de sus funciones y prácticos de su profesión, le atendían. Porque nuestro camarada Luís en modo alguno era un@ de es@s privilegiad@s re@s por corrupción, malversación, etc, que están tan de moda en la palestra informativa y a l@s que sí se les aplican los diferentes artículos reglamentarios para que sean excarcelad@s y tengan así una muerte lo más digna posible. NO, para nada.

Nuestro camarada Luís era una persona pobre y humilde, al que mantenían secuestrado físicamente desde hacía décadas y al cual se tenía (o se debería haber tenido) expuesto a un control médico periódico que, desde el desconocimiento actual, desde el desconocimiento de algunos porqués, tendrían que habernos puesto sobre aviso de que nuestro compañero padecía un cáncer pulmonar con metástasis. Una enfermedad que no surge de la noche a la mañana y que tampoco tiene este amargo desenlace de un día para otro.

En el verano de 2017, a escasos meses de recobrar mi libertad física, coincidí con «El Huesito Pavo» en el salón cultural y hablamos de muchas cosas pero jamás de los jamases me dio a conocer, ni tan siquiera me dio a entender que sufría la susodicha enfermedad mortal. Si el compañero conocía tal extremo, ciertamente optó por reservárselo hasta sus últimos días, cosa que me permito poner en duda, porque, a fin de cuentas, ¿qué motivos tenía Luís para ocultar a un camarada tal extremo? Es más, ya no voy a pensar que me lo ocultara a mí, que en resumidas cuentas tan solo éramos dos compañeros afines que habíamos participado en algunas protestas reivindicativas en común. Sí que me replanteo cómo puede ser posible que Luís le ocultara a la abogada que nos visitaba periódicamente su enfermedad. Estamos hablando de un compañero anarquista participante en protestas, una persona que peleó desaforadamente porque se respetasen los derechos humanos de las personas pre.s.x.s. Francamente, no creo que Hueso Pavo supiese de su enfermedad pues de haberlo sabido seguramente habría peleado para que la inquisición carcelaria le hubiera excarcelado.

Es evidente que en el Centro de exterminio de Zuera está ocurriendo algo preocupantemente grave con relación directa al Servicio médico, pues desde el pasado octubre de 2016, que apareció muerto en extrañas circunstancias en el módulo de aislamiento nuestro compañero José Serrano, han fallecido unas cinco o seis personas más. No sé a vosotr@s, pero a mí me da mucho que reflexionar.

Desde el desconocimiento, no sé cómo se forma ni se desarrolla una metástasis pulmonar pero presupongo que para l@s entendid@s en la materia una enfermedad de este calibre no pasa de puntillas bajo ningún concepto ni circunstancia. Hasta donde sé, esta enfermedad tiene ciertas alarmas que hacen detectarla, máxime cuando afecta a una persona que se encuentra privada de libertad en una institución que tiene el deber ineludible de «velar por su integridad y su salud física», conforme le dictan las leyes.

¿Qué ocurre con los servicios médicos carcelarios que no han detectado (presuntamente) esta enfermedad en el camarada? Y en caso de que se la hubiesen diagnosticado, ¿por qué nuestro compañero murió en prisión y no se pusieron en marcha todos los mecanismos legales para que Luís fuese excarcelado y tuviese una muerte digna?

L@s pres@s en lucha llevamos décadas enlazando generacionalmente nuestras protestas, reivindicando la desatención sanitaria que se sufre en los Centros Penitenciarios Nazionales como un punto urgente a resolver, así como que las personas presas con enfermedades muy graves y con padecimientos incurables sean inmediatamente excarceladas, sin que l@s máxim@s responsables de la institución nos hagan el más mínimo caso. Esta misma reivindicación la defendió incansablemente nuestro compañero hoy tristemente fallecido. Me produce una rabia inmensa que much@s camaradas estén pagando con sus vidas las incuestionables ineptitudes, dejadeces, desintereses humanos y un larguísimo etcétera de razones de aquell@s que se hacen llamar «profesionales» pero a l@s que la realidad desnuda nos demuestra, por enésima vez, que no tienen ni el más mínimo interés en profesar los cuidados sanitarios de las personas que tienen bajo su tutela.

Para terminar deseo dar las gracias al camarada LUIS MIGUEL MINGORANCE CORRAL, gracias por tu ejemplo de humanidad, bondad, combatividad, valentía, entrega y solidaridad manifiesta. Porque nos enseñó a tod@s l@s que le conocimos lo que realmente implica ser un A-N-A-R-Q-U-I-S-T-A, con todos tus defectos y tus virtudes. Muchísimas gracias.
Individualmente jamás podré olvidar la «penúltima» vez que te asomaste a la ventana del módulo 1 para despedirme y desearme suerte pues al día siguiente salía… ¡Tú sabes y yo también!

Joder Luís, un orgullo haberte conocido, joder y de haber compartido aquellos momentos de nuestra trayectoria.
Públicamente reconozco que estos son los momentos amargos que sufrimos aquellas personas que perdemos a un/a compañer@ pres@. L@s inquisidores nos condenan a muerte porque dicen que somos asesin@s, violent@s, peligros@s…y yo, como siempre camarada, quiero poner de relieve lo mejor que poseemos: NUESTRO INDOMABLE CORAZÓN Y NUESTROS SENTIMIENTOS!!!

Salud y anarquía Luís, sé libre siempre… como el viento, Huesito, como el viento.

¡ABAJO LOS MUROS DE LAS PRISIONES!

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Madrid: la Junta Municipal de Carabanchel opta por PRIVATIZAR

Redacción. LQS. Septiembre 2018

Un nuevo caso de mantenimiento de privatizaciones se vuelve a dar en Madrid, en esta ocasión en el barrio de Carabanchel.
Parece que el sentido y la defensa de los servicios públicos cada vez quedan más lejos del gobierno Municipal de Manuela Carmena, la alcaldesa esta claramente separada de todos los objetivos por los que fue elegida y demuestra ser una continuadora más del “estilo” de las políticas municipales de estos últimos veintinueve años, gobernar de espaldas al pueblo

Reproducimos la nota de prensa elaborada por la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto:

La Junta Municipal de Carabanchel vuelve a dejar en manos privadas la gestión del polideportivo francisco Fernández Ochoa

Incumple el acuerdo del Pleno de la Junta Municipal que decidió recuperar la gestión directa con subrogación de los trabajadores
Despilfarra más de 800.000 euros por la privatización

La Junta Municipal de Carabanchel ha sacado a concurso el contrato de servicios denominado prestación de servicios deportivos y complementarios en el Centro Deportivo Municipal Francisco Fernández Ochoa del Distrito de Carabanchel”, con un gasto plurianual de 3.293.031,86 euros.

En los pliegos de condiciones de dicho contrato se explica claramente el objeto del mismo: “El objeto del presente contrato es la prestación de los ‘Servicios Deportivos y Complementarios’ necesarios para la apertura; la prestación de servicios deportivos, de salvamento y socorrismo, los servicios sanitarios, la administración, el cobro de precios públicos y el control higiénico-sanitario de las instalaciones a través de las actuaciones de limpieza, la conservación y el mantenimiento necesario para el funcionamiento del centro deportivo municipal Francisco Fernández Ochoa”.

¿A quién quiere engañar el Ayuntamiento al sacar una nota de prensa el 14 de septiembre pasado con este titulo?

“Dentro del proceso de recuperación de centros deportivos municipales 3,3 millones de euros para recuperar la gestión del polideportivo Francisco Fernández Ochoa de Carabanchel”

Nos sentimos ofendidos por la falsedad de estas afirmaciones, que se desmienten por sí mismas, porque la única gestión directa por del Ayuntamiento es que nombrará al director del centro, y también cargará con todos los gastos derivados del mantenimiento (o sea que la empresa se lo lleva limpio).

Pero también nos sentimos engañados, pues el pleno de la Junta Municipal de Carabanchel celebrado el pasado 1 de marzo acordó por mayoría de los votos favorables de Ahora Madrid y PSOE y la abstención de Cs y PP, la proposición presentada por el Foro Local de Carabanchel de “instar a la Junta Municipal de Carabanchel o al Área que corresponda del Ayuntamiento de Madrid, que a la finalización en Julio de 2.018 del contrato en vigor con la empresa que gestiona la instalación deportiva municipal Francisco Fernández Ochoa, en Carabanchel, el Ayuntamiento de Madrid se haga cargo de la gestión directa de dicha instalación, subrogando a los trabajadores que actualmente prestan sus servicios en la citada instalación (según determina el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores), completando las plazas necesarias con el personal a tiempo parcial que actualmente está vinculado al Ayuntamiento de Madrid, o a través de las bolsas de empleo que a tal fin estén establecidas”. La Junta Municipal incumple de manera flagrante un acuerdo del pleno municipal.

¿Qué consecuencias tiene mantener en manos privadas la gestión de este centro municipal? Pues hay dos muy claras:

– Mala gestión: Los 10 años en que la actual empresa privada ha gestionado la instalación han estado llenos de irregularidades, como instalaciones cerradas o en mal estado, clases sin impartir, bonos baratos no disponibles, y un largo etcétera, que han sido denunciados reiteradamente, sin haber sido solucionados. ¿Vuelven a dejar la gestión a empresas privadas que lo único que busca es ganar dinero?

– Despilfarro del dinero público: El servicio que realizará la nueva empresa durante 19 meses está valorado en un coste total (sueldos, suministros e imprevistos) de 2.484.860,55. Pero al encargarlo a una empresa privada hay que añadir otras partidas de gasto:

o 236.653,39 por el 10% de beneficio que se garantiza a la empresa, porque sí.
o 571.517,93 en concepto del IVA del contrato (que con gestión directa no hay que pagar)
o TOTAL SOBRECOSTE: 808.171 euros (un 32% de incremento sobre coste real)

Esto es lo que el Ayuntamiento (del bolsillo de los madrileños) se gasta de más, dinero que podrían emplear en mejorar el servicio y las instalaciones, o los sueldos de los trabajadores, o también bajar las tarifas o simplemente emplearlo en otras mejoras para la ciudad. O un poco de todo eso.
Una vez más, EXIGIMOS LA REMUNICIPALIZACIÓN CON SUBROGACIÓN DE L@S TRABAJADORES

Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto

Plataforma de Trabajador@s y Vecin@s por la Remunicipalización y Gestión Directa de los SS.PP de Madrid
@municipalizarma
#ReMunicipalización

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Solidaridad: Madrid y Cataluña enlazan en amarillo

Redacción. LQS. Septiembre 2018

En medio de las interesadas polémicas creadas tras las provocaciones constantes de retirada de lazos amarillos, un expresión popular nacida como muestra de solidaridad con l@s pres@s políticos catalanes, la Iniciativa de Madrileñ@s por el Derecho a Decidir anima a colocarlos por todo el estado español, sumándose a campañas anteriores realizadas por redes sociales.

Así lo afirman en un comunicado:

“…Animamos a que se difundan imágenes de dichos lazos, indicando su ubicación usando el hastag #Enlazo, y se mantenga la campaña al menos hasta el próximo 16 de octubre, día en que se cumple el año de estancia injusta en prisión de los Jordis, por haberse dirigido a la población para concluir de manera pacífica una concentración en septiembre del año pasado…”

En la nota de prensa de la Iniciativa MDD se defiende la colocación de los lazos como símbolo de Libertad de Expresión:

“… La colocación de lazos amarillos, como expresión del rechazo popular contra estos encarcelamientos y exilios, está desatando una reacción histérica por parte de algunas fuerzas políticas que alientan entre sus bases el rechazo a estos símbolos, amparando episodios de violencia callejera en los que incluso se ven involucrados miembros de las fuerzas de seguridad del estado… “

Reproducimos íntegramente la nota de Madrileñ@s por el Derecho a Decidir , Madrid y Cataluña enlazan en amarillo:

#Enlazo
Urnas son amores. Derecho a decidir

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb