Ni sangre, ni sudor, ni lágrimas: Ozzy Osbourne

Sus últimas giras, en gran medida por los problemas de alcoholismo que Ozzy sufría desde los años 70 y que tuvieron mucho que ver con su salida de Black Sabbath, habían sido desastrosas

Leer más

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar