Madrid: la Junta Municipal de Carabanchel opta por PRIVATIZAR

Redacción. LQS. Septiembre 2018

Un nuevo caso de mantenimiento de privatizaciones se vuelve a dar en Madrid, en esta ocasión en el barrio de Carabanchel.
Parece que el sentido y la defensa de los servicios públicos cada vez quedan más lejos del gobierno Municipal de Manuela Carmena, la alcaldesa esta claramente separada de todos los objetivos por los que fue elegida y demuestra ser una continuadora más del “estilo” de las políticas municipales de estos últimos veintinueve años, gobernar de espaldas al pueblo

Reproducimos la nota de prensa elaborada por la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto:

La Junta Municipal de Carabanchel vuelve a dejar en manos privadas la gestión del polideportivo francisco Fernández Ochoa

Incumple el acuerdo del Pleno de la Junta Municipal que decidió recuperar la gestión directa con subrogación de los trabajadores
Despilfarra más de 800.000 euros por la privatización

La Junta Municipal de Carabanchel ha sacado a concurso el contrato de servicios denominado prestación de servicios deportivos y complementarios en el Centro Deportivo Municipal Francisco Fernández Ochoa del Distrito de Carabanchel”, con un gasto plurianual de 3.293.031,86 euros.

En los pliegos de condiciones de dicho contrato se explica claramente el objeto del mismo: “El objeto del presente contrato es la prestación de los ‘Servicios Deportivos y Complementarios’ necesarios para la apertura; la prestación de servicios deportivos, de salvamento y socorrismo, los servicios sanitarios, la administración, el cobro de precios públicos y el control higiénico-sanitario de las instalaciones a través de las actuaciones de limpieza, la conservación y el mantenimiento necesario para el funcionamiento del centro deportivo municipal Francisco Fernández Ochoa”.

¿A quién quiere engañar el Ayuntamiento al sacar una nota de prensa el 14 de septiembre pasado con este titulo?

“Dentro del proceso de recuperación de centros deportivos municipales 3,3 millones de euros para recuperar la gestión del polideportivo Francisco Fernández Ochoa de Carabanchel”

Nos sentimos ofendidos por la falsedad de estas afirmaciones, que se desmienten por sí mismas, porque la única gestión directa por del Ayuntamiento es que nombrará al director del centro, y también cargará con todos los gastos derivados del mantenimiento (o sea que la empresa se lo lleva limpio).

Pero también nos sentimos engañados, pues el pleno de la Junta Municipal de Carabanchel celebrado el pasado 1 de marzo acordó por mayoría de los votos favorables de Ahora Madrid y PSOE y la abstención de Cs y PP, la proposición presentada por el Foro Local de Carabanchel de “instar a la Junta Municipal de Carabanchel o al Área que corresponda del Ayuntamiento de Madrid, que a la finalización en Julio de 2.018 del contrato en vigor con la empresa que gestiona la instalación deportiva municipal Francisco Fernández Ochoa, en Carabanchel, el Ayuntamiento de Madrid se haga cargo de la gestión directa de dicha instalación, subrogando a los trabajadores que actualmente prestan sus servicios en la citada instalación (según determina el artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores), completando las plazas necesarias con el personal a tiempo parcial que actualmente está vinculado al Ayuntamiento de Madrid, o a través de las bolsas de empleo que a tal fin estén establecidas”. La Junta Municipal incumple de manera flagrante un acuerdo del pleno municipal.

¿Qué consecuencias tiene mantener en manos privadas la gestión de este centro municipal? Pues hay dos muy claras:

– Mala gestión: Los 10 años en que la actual empresa privada ha gestionado la instalación han estado llenos de irregularidades, como instalaciones cerradas o en mal estado, clases sin impartir, bonos baratos no disponibles, y un largo etcétera, que han sido denunciados reiteradamente, sin haber sido solucionados. ¿Vuelven a dejar la gestión a empresas privadas que lo único que busca es ganar dinero?

– Despilfarro del dinero público: El servicio que realizará la nueva empresa durante 19 meses está valorado en un coste total (sueldos, suministros e imprevistos) de 2.484.860,55. Pero al encargarlo a una empresa privada hay que añadir otras partidas de gasto:

o 236.653,39 por el 10% de beneficio que se garantiza a la empresa, porque sí.
o 571.517,93 en concepto del IVA del contrato (que con gestión directa no hay que pagar)
o TOTAL SOBRECOSTE: 808.171 euros (un 32% de incremento sobre coste real)

Esto es lo que el Ayuntamiento (del bolsillo de los madrileños) se gasta de más, dinero que podrían emplear en mejorar el servicio y las instalaciones, o los sueldos de los trabajadores, o también bajar las tarifas o simplemente emplearlo en otras mejoras para la ciudad. O un poco de todo eso.
Una vez más, EXIGIMOS LA REMUNICIPALIZACIÓN CON SUBROGACIÓN DE L@S TRABAJADORES

Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto

Plataforma de Trabajador@s y Vecin@s por la Remunicipalización y Gestión Directa de los SS.PP de Madrid
@municipalizarma
#ReMunicipalización

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Madrid: reprivatización de polideportivos ¡NO!

Redacción*. LQS. Julio 2018

Cuando reclamamos la gestión directa municipal del servicio deportivo, queremos que acaben las corruptelas en los contratos, la mala calidad o privaciones de algunos servicios que sufren muchas de las personas usuarias de los mismos y que hemos denunciado en anteriores ocasiones

No a la reprivatización de los polideportivos que finalizan contrato

Hace pocos meses, el Ayuntamiento de Madrid anunciaba un nuevo sistema de gestión mixta para los 5 Centros Deportivos Municipales cuyo contrato de gestión privada vencía en esta legislatura. Dicho sistema contemplaba que una parte menor de las tareas fueran asumidas directamente por el municipio, con personal propio, y la mayor parte se volviera a licitar a las empresas privadas. Este modelo fue rechazado de manera generalizada, entre otros motivos por la inseguridad que generaba a las y los trabajadores, al no contemplar la subrogación, y porque no suponía avance sustancial en la gestión de un servicio que está cada vez más deteriorado por el afán de las empresas privadas.

Estas críticas recibidas a un modelo que no contentaba a nadie, y la movilización de las y los trabajadores, hicieron que el equipo de gobierno municipal se replantease la estrategia a seguir, y ahora anuncian un modelo, que llaman de gestión directa, que no es más que una continuidad pura y dura del modelo privatizador.

¿Qué cambia en este modelo? Que la dirección del Polideportivo estará a cargo de una persona nombrada por el Ayuntamiento de su propia plantilla, pero el resto de las actividades salen de nuevo a licitación para que las gestionen empresas privadas.

El Ayuntamiento de Madrid alega que este modelo es el que tiene mayores garantías jurídicas para la continuidad de las y los trabajadores en sus puestos de trabajo. Pero esto es sólo cierto si se compara con la propuesta anterior, en la que se renunciaba a la subrogación tanto de la parte que se gestionaría de manera directa como de la que quedaría en manos de empresas privadas, amparándose en algunos sindicatos que preferían defender intereses corporativos en lugar de otros más generales. Se trata de una comparación tramposa: amenaza con despidos y luego ofrece “quedarme como estoy”, como dice el refrán.

El modelo que se propone significa mantener la precariedad laboral de las plantillas con las que las empresas privadas gestionan los Polideportivos, con bajos salarios, contratos temporales en muchos casos, muy lejos de esas garantías laborales que se anuncian.

Además, este modelo supone no avanzar ni un sólo paso hacia la regularización de muchos de las y los trabajadores interinos con contratos a tiempo parcial e ínfimas condiciones laborales, que por el contrario y con la gestión directa tendrían expectativas de mejorar y estabilizar sus horarios y salarios, al tener que aumentar unas plantillas deficitarias.

No es cierto que sea imposible legalmente la subrogación por parte de la administración que decida asumir de manera directa la gestión de un servicio; hay muchas sentencias judiciales que obligan a dicha subrogación, y hasta la nueva ley de contratos del sector público lo deja planteado con más claridad: se trata de un mandato legal. ¿No lo ha hecho el propio Ayuntamiento de Madrid en los casos de BiciMad o la Funeraria, que tan buenos resultados están dando? Querer mejorar las condiciones laborales y acabar con la precariedad no es pretender un privilegio (como hay quien pretende dar a entender); simplemente se trata de un DERECHO.

Por supuesto que estamos contra los despidos, y por ello a favor del mantenimiento de los puestos de trabajo. Pero no en condiciones precarias como las actuales y sin un horizonte claro a largo plazo. Exigimos las mejoras laborales que significaría una subrogación de las y los trabajadores en el sector público municipal, así como la mejora de las expectativas del personal interino, y por eso compartimos la posición adoptada por el comité de empresa del Ayuntamiento de Madrid que recientemente ha rechazado la actual propuesta reprivatizadora.

Pero además, cuando reclamamos la gestión directa municipal del servicio deportivo, queremos que acaben las corruptelas en los contratos, la mala calidad o privaciones de algunos servicios que sufren muchas de las personas usuarias de los mismos y que hemos denunciado en anteriores ocasiones; queremos por ejemplo que un bono sacado en una piscina de titularidad municipal pueda ser usado en cualquier otra piscina de la red municipal.

Y queremos también que se ponga fin al deterioro de las instalaciones poco mantenidas por las empresas privadas y que el Ayuntamiento, es decir todos los vecinos y vecinas de la ciudad, nos ahorremos gastos superfluos de los contratos, como el beneficio empresarial, el IVA, y un largo etcétera.

Si rechazamos el modelo reprivatizador que se propone no es para colocar en una situación de incertidumbre a quienes ya trabajan allí, sino todo lo contrario, por exigir que se mejoren sus condiciones laborales y tengamos un servicio de mejor calidad y más barato para las arcas municipales.

Y un detalle importante: no llamen remunicipalización ni gestión directa a un modelo en el que el 95% de la actividad y la plantilla pertenece a una empresa privada a la que el Ayuntamiento paga por realizar esos servicios. Un poco de seriedad, por favor.

* Plataforma de Trabajador@s y Vecin@s por la Remunicipalización y Gestión Directa de los SS.PP de Madrid
@municipalizarma

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Madrid ¡Remunicipalización de los polideportivos que vencen contrato!

Redacción*. LQS. Abril 2018

Como vecin@s de Madrid nos merecemos unos servicios eficientes y de calidad, lo que es posible sólo con la gestión directa. Y a los trabajadores que prestan estos servicios se les debe respetar sus derechos legales y ofrecer unas condiciones laborales dignas que redunden también en la mejora del servicio

Por la remunicipalización de los cinco polideportivos que vencen contrato, con subrogación de los trabajadores

En los próximos meses, y antes de que acabe la actual legislatura, vencen contrato de prestación de servicios en cinco polideportivos del Ayuntamiento de Madrid que actualmente son gestionados por empresas privadas. Se trata de los siguientes: Francisco Fernández Ochoa (Carabanchel), Almudena (Ciudad Lineal), Antonio Díaz Miguel (Tetuán), Fuente del Berro (Salamanca) y Las Cruces (Latina).

La actual corporación municipal está anunciando públicamente que van a pasar a gestión directa, cuando lo que plantean en las reuniones que mantienen con l@s trabajadores afectad@s y algunos sindicatos, es otra cosa bien diferente.

La propuesta que están poniendo encima de la mesa es un sistema mixto donde el Ayuntamiento gestionaría de manera directa algunos servicios, como servicio médico, administración, taquilla o mantenimiento, y volvería a contratar con empresas privadas las actividades deportivas y formativas, que supone aproximadamente las tres cuartas partes de la actividad. Es decir que remunicipalizaría tan sólo una cuarta parte de la actividad total.

Además no ofrece ninguna garantía de que los actuales trabajadores puedan seguir realizando su trabajo, ya que no sólo no cuenta con ellos en la parte que gestionaría directamente, sino que tampoco tiene previsto incluir cláusulas de subrogación en los nuevos contratos que celebraría con las empresas, lo que significa un futuro más que incierto para los 250 trabajadores afectados.

Nos parece lamentable que el equipo de gobierno de Ahora Madrid no haga una apuesta decidida por la remunicipalización, cuando se ha demostrado que es más económica para las arcas municipales, y mejora sustancialmente tanto el servicio que se presta (al eliminar el afán de lucro) como las condiciones laborales de sus trabajadores, como puede comprobarse con el caso de la reversión de la piscina de Soto del Real. Ya no se trata sólo de cumplir con el programa electoral con el que ganó las elecciones, sino de aplicar políticas que benefician a los vecinos, trabajadores y al propio municipio, como también obliga la ley.

Resulta muy grave además que se condene a la indefensión a un conjunto de trabajadores que ven peligrar su futuro laboral y podrían quedar en un limbo legal al no hacerse cargo de ell@s ni las empresas salientes ni quien entra a prestar el servicio, sea al municipio u otra empresa.

La subrogación de los trabajadores es no sólo un compromiso social, sino una obligación legal, contemplada en el estatuto de los trabajadores, en los convenios de aplicación, y en la nueva ley 9/2017 de Contratos del Sector Público, que lo deja bien claro en su artículo 130:

“3. En caso de que una Administración Pública decida prestar directamente un servicio que hasta la fecha venía siendo prestado por un operador económico, vendrá obligada a la subrogación del personal que lo prestaba si así lo establece una norma legal, un convenio colectivo o un acuerdo de negociación colectiva de eficacia general.”

Las actuales plantillas que gestionan los polideportivos municipales de gestión privada son claramente deficitarias, como el propio Ayuntamiento de Madrid reconoce, con lo que es necesaria su ampliación. Esto significa que con la subrogación de los actuales trabajadores, no se estarían bloqueando las expectativas de otros colectivos de trabajadores que actualmente prestan sus servicios en condiciones precarias (jornadas parciales, interinos) o que están en expectativa de incorporación (bolsas de empleo), pues aumentarían los puestos de trabajo, dando cabida a unos y otros, hasta que se desarrollen los procesos selectivos que sean necesarios para estabilizar las plantillas.

Como vecin@s de Madrid nos merecemos unos servicios eficientes y de calidad, lo que es posible sólo con la gestión directa. Y a los trabajadores que prestan estos servicios se les debe respetar sus derechos legales y ofrecer unas condiciones laborales dignas que redunden también en la mejora del servicio.

Animamos a unos y otros a defender estos derechos y conseguir la Remunicipalización con Subrogación

* Plataforma de Trabajador@s y Vecin@s por la Remunicipalización y Gestión Directa de los SS.PP de Madrid
@municipalizarma