R. Bistué*. LQS. Agosto 2018

A lo largo de 90 minutos el director iraní Jafar Panahi deja a una cámara fija el rodaje de su película en el interior del taxi que conduce y desde la que filma.
El resultado es un interesante documental protagonizado por los múltiples pasajeros que va transportando por distintos lugares de la ciudad de Teherán; en ese estudio móvil, las gentes hablan y actúan, cuentan sus historias en cotidiano tono menor y por eso, construyendo con sus relatos una foto-real de la lejana sociedad iraní.

Junto a la modernidad arquitectónica y de máquinas circulantes en Teherán, se impone como una provocación eficaz, la indumentaria de los transeúntes; ellos vestidos a la occidental, generalmente con manga corta y vaqueros, con desenfado moderno; ellas –elegantes o populares- embutidas en los amplios trajes que enmascaran su feminidad… (¡No sea qué inciten al pecado a los machos…!).
Ese contraste es ya en sí una denuncia del doble rasero de un poder que impone el apartheid indumentario a la mitad de la población.

Y dentro de ese taxi amarillo, pequeñas supersticiones, testamentos de víctimas de accidentes en tránsito hacia el hospital y amorosamente previsores…por si acaso, trapicheos con reproducciones ilegales cinematográficas de los ilegales bodrios estadounidenses, denuncias de lesiones a derechos humanos y hasta un micro-debate sobre la pena de muerte entre una profesora y un… (¡excelente gag!).

En medio de todo ello, la sobrinita del taxista-director-actor, conversa y filma a su tío director al que consulta sobre una tarea escolar: la de rodar un corto “políticamente correcto” por prescripción de la maestra: lo real frente al realismo ideológico de la autoridad islámica.

Suavemente, minuto a minuto, la realidad descose el estúpido corsé impuesto por las decretadas buenas costumbres; y pese a todo, se salva la cordialidad y otras cualidades que enfatizan la dignidad, calidad humana y el humor de las gentes.

No es Taxi Drive…es Taxi Teherán y vale la pena dedicarle la hora y media que Panahi nos ofreció como montaje definitivo hace tres años, en 2015.

Taxi Teherán
Sinopsis
Un taxi recorre las vibrantes y coloridas calles de Teherán. Pasajeros muy diversos entran en el taxi y expresan abiertamente su opinión mientras charlan con el conductor, que no es otro que el director del film, Jafar Panahi. Su cámara, colocada en el salpicadero del vehículo, captura el espíritu de la sociedad iraní a través de este viaje.
* Afinidades Anticapitalistas

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/08/Taxi-Teherán-lqsomos.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/08/Taxi-Teherán-lqsomos-150x150.jpgLQSomosMÁS AUTORESSala de cinedocumental,Hana Saeidi,Irán,Jafar Panahi,Nasrin Sotudé,Taxi TeheránR. Bistué*. LQS. Agosto 2018 A lo largo de 90 minutos el director iraní Jafar Panahi deja a una cámara fija el rodaje de su película en el interior del taxi que conduce y desde la que filma. El resultado es un interesante documental protagonizado por los múltiples pasajeros que va...Cultura Libre, Comunicación Libre