Trovadores en Alcalá: Bernardo Fuster y Pedro Faura

Por Iñaki Alrui*. LQSomos.

Cae la tarde y la primavera presiona al despojo de indumentarias, animándonos al libertino disfrute de lo contemplativo.

Es en la ciudad complutense, Alcalá de Henares, y por fin la oportunidad de poder ver en directo al curtido trovador Bernardo Fuster, y disfrutar de ese extraordinario trabajo que uno solo conoce por CD, pero pandemia mediante no hubo posibilidad de ver el directo, ese momento donde uno descubre la verdad de los sonidos, las musicalidades y el verso lírico de nuestro hombre de la Resistencia, nuestro trovador, músico y poeta también del siglo XXI, y que por supuesto no compone ni interpreta para ninguna corte, es una voz que no ejerce el vasallaje.

He mencionado la Resistencia con mayúscula para destacar el concepto, pues será una palabra presente a lo largo de todo este recital musical de canciones y versos. Resistencia de pasado para el presente y futuro, resistencias de la lucha contra la dictadura en canciones que recorrieron a principio de la década de los setenta todo el continente europeo en la voz de nuestro clandestino trovador bajo el nombre de Pedro Faura, trovas que vuelven a sonar ahora en la voz de nuestro Bernardo Fuster. Pero no es pretérito lo que suena, es música con raíz que da cadencia a nuestro presente.

Bernardo no va solo, son cuarteto y en su mixtura consiguen llenar la sala de graves y agudos, de piezas corales o solistas, de verso y prosa que transcurre en relatos en primera persona, es lo bueno de los trovadores, lo han vivido y lo cuentan tal como fue, nos lo cantan, nos lo recitan. A Bernardo le corteja la voz de Susana Martins, de naturaleza sencillamente artista; su don para recitar y su voz íntima quedan patentes durante toda la función. La formación se completa con la guitarra de Gaspar Payá, “tocaor” con lo más profuso de los músicos patrios, y de Juan Pedro Cornejo, al acordeón y el teclado.

Y con estos buenos mimbres nos metemos en el gozo de los versos que navegan de Miguel Hernández a José Bergamín, de Marcos Ana a Alfonso Sastre y de esté a Laura Casielles, entre maquis, partisanos, insurrectos y disidentes. Pura música en el segundo directo desde el lanzamiento de “Que el tiempo no borre”, una delicia que acompaña una sala casi llena entregada al aplauso tema tras tema, maestría tangible del directo.

Pero llega el final y, pese a los bises, el disfrute se nos ha hecho corto, podríamos seguir percibiendo durante mucho más tiempo este viaje musical y poético… Más allá de la utopía donde nacen primaveras y agoniza la agonía, donde la esperanza espera y resistir es su emblema. Más allá de la utopía hay un mundo sin fronteras a la sombra de un poema…

Ayer y hoy siempre estuvo ahí la voz y el compromiso de Pedro Faura o de Bernardo Fuster, un trovador que sigue en ruta. Gracias.

P.S. El CD, y mucho más, se puede adquirir en la web La Brizna. Un proyecto autogestionado de difusión cultural: https://www.labriznaproducciones.com/

Más artículos del autor. Integrante del Colectivo LoQueSomos.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar