Ucrania, España, ETA y Belloch

Por Domingo Sanz. LQSomos.

He escuchado a políticos españoles contrarios a la independencia de Catalunya argumentando que no tiene sentido crear más fronteras cuando hay que trabajar para que vayan desapareciendo. En cambio, todavía estoy esperando que alguno de esos políticos se muestre partidario de que Ucrania se integre en Rusia para comenzar a trabajar en la desaparición de las fronteras.

Comparto esta inquietud en privado y uno de mis buenos amigos me contesta que la diferencia consiste en que Ucrania quiere que le devuelvan Crimea y que no le roben dos regiones más. Entonces le digo que yo quiero que los aliados llamen al dictador Franco y le digan que, o se pega un tiro él mismo como hizo Hitler, por lo mucho que colaboró con los nazis, o se lo pegan ellos.

“Te damos 24 horas de plazo” es lo que me gustaría que le hubieran dicho en 1945.

Si aquellos vencedores hubieran actuado correctamente ante un pueblo español que había sido masacrado por los militares que apoyaron el golpe de Estado del 18 de julio con la ayuda criminal de los perdedores de la Segunda Guerra Mundial, es muy poco probable que el pasado viernes, 28 de enero de 2021, un tal Belloch hubiera declarado que Catalunya es mucho más peligrosa para las instituciones que el terrorismo de ETA.

Conviene que el señor ex ministro del PSOE cuide bien sus argumentos, pues podemos pensar que la política cambiante le importa más que la vida irrecuperable de las víctimas inocentes. Cuento esto del también ex juez porque es una de esas noticias que solo he visto en la prensa de Catalunya.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

2 comentarios en «Ucrania, España, ETA y Belloch»

  • el 31 enero, 2022 a las 17:13
    Enlace permanente

    Cierto, no creo haber escuchado o leído nada al respecto en los medios de por esta parte de Celtiberia … Otra vez , más de lo mismo: sobrados de parafernalia «digital», buena parte de nuestros compatriotas, qué ayunos de instrucción y, consiguientemente, de capacidad crítica. Capaces y adiestrados para tragar cualquier cosa. Algo, también, perfectamente «martinvillano». Nuevo calificativo enriquecedor del idioma y que agradezco al amigo Javier. De muy versatil y útil aplicación.

    Respuesta
  • el 31 enero, 2022 a las 14:15
    Enlace permanente

    El apellido Belloch me pone los pelos de punta. Un Belloch, militar, sembró el terror en mi pueblo primero, Calahorra y luego en toda la provincia de Logroño, hoy La Rioja, como gobernador y jefe de la represión más sanguinaria en 1936.
    También recuerdo a este Belloch, nombrado Ministro del Interior y de Justicia, totum revolutum y a Margarita Robles de segunda, para entre otras cosas hacer tabla rasa con las estructuras de los GAL en ambas instituciones para, al modo martínvillano no dejar huella. Estos personajillos, sí que son peligrosos para la democracia, quien la tuviera.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar