Ucrania

Existen evidencias, de que lo que en un primer momento se produjo en Ucrania tuvo las características propias  de movimiento de protesta incentivado por razones varias. Ahora bien, este tipo de protestas, generalmente no llegan a ninguna parte a menos que cuenten con  una considerable ayuda externa. Por ejemplo, Qatar suministró ayuda a la llamada Primavera Árabe y a partir de entonces se crearan condiciones favorables para  las revueltas.

En Ucrania, los EE.UU. y la UE  han estado propiciando un cambio de régimen y no han escatimado recursos para lograrlo. Todos el mundo pudo  percatarse de la actividad del senador derechista John McCain en diciembre pasado en  Kiev donde  defendió la unión entre Ucrania y Europa. Ahora McCain y otros pueden sentirse felices al ver como Ucrania cambia de rumbo y como se acentúa la profunda división entre la gente, división que ya ha contado con escenas de violencia de las que se quiere acusar únicamente a Rusia.

Pero los beneficios para los EE.UU. no acaban aquí.Algunos ya se están frotando las manos planificando la instalación de nuevas bases militares.

A los EE.UU. también les va de perlas la división y confusión que el conflicto  han generado entre sus socios europeos. La división refuerza las posibilidades de mantener el control sobre ellos.

Es evidente que el conflicto de Ucrania aviva los movimientos secesionistas, algo que a la Unión Europea no le gusta. Se desea que la centralización de las decisiones recaiga en Bruselas y que los estado miembros tengan solidez  a la hora de imponerlas en sus respectivos territorios. Rajoy, sin ir mas lejos, teme que este embrollo acabe dando más legitimidad al derecho a decidir en Cataluña y dobla sus esfuerzos para que la UE se oponga de lleno al ejercicio de este derecho. 

La situación, por tanto, es  compleja. Hay que evitar analizar las cosas como si se tratara únicamente de la defensa de la libertad frente a unos tiranos. Lo que hay en el fondo es  el poder y la competencia entre las grandes potencias, ante las cuales los pequeños países son piezas que se intentan mover y manipular, en función de la correlación de fuerzas entre ellas.

Más artículos del autor

Ucrania-LQSomos

)

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar