Última frontera para la nueva ultraderecha: Rusia

Por Guadi Calvo*. LQSomos.

Estados Unidos, continúan con el abastecimiento de armamento a los fascistas ucranianos, como parte de las continuas acciones de los Estados Unidos, que al parecer parecen estar dirigidas de Wall Street

El sistema, los mercados en definitiva el poder, desde ya bien entrados los años ochenta, en su sistema de dominación ha dado un gran salto de calidad. Descubriendo que, gracias al gran avance de la tecnología aplicada a los medios de comunicación, renovando los ya clásicos medios impresos (diarios, periódicos y revistas), fortaleciendo las radios y la televisión, a los que sumaron a las nuevas tecnologías, que en portales y redes sociales multiplican al infinito y mucho más allá: al hartazgo, sus “verdades”. Consiguiendo que aquello adjudicado a Joseph Goebbels, ministro para la Ilustración Pública y Propaganda del Tercer Reich: “miente, miente que algo quedara”, convertirlo en algo así, como: “cuanto más repitas la mentira, más verdad será”.

Por lo que, ya no es necesario utilizar la violencia como el último recurso para instalarse en una sociedad y saquearla a su gusto. Lo que antes hacían los militares torturando y asesinando, hoy lo pueden hacer de manera mucho más efectiva e higiénica, empresarios reconvertidos en políticos, sin la necesidad de asesinar de manera casi artesanal de a 20 o 30 mil “subversivos” por golpe; Sino que descastan generaciones enteras, sumiéndolas en la pobreza más abyecta, en el analfabetismo más cerrado, y en un sistema de vida tan crudo, que les deja como una única salida: la televisión imbécil o las drogas duras, que son absolutamente lo mismo.

Estos gobiernos de ocupación, logran perpetuar el mal, aplicando recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI) que endeudan a los pueblos por décadas y abriendo la nación a los fondos de especulación financiera, que terminan llevándose absolutamente todo. Quizás por estos días, Argentina sea el mejor ejemplo de esto, con un préstamo acordado entre el FMI y la gerencia del ndranghetiano Mauricio Macri, fuera de todo marco legal, lo que hoy compromete, como nunca, los destinos del país latinoamericano (mí país).

Como para agregar más dramatismo a la situación, Londres y Washington, informaron que han empezado a evacuar a personal de sus embajadas en Kiev

Los grupos de tareas, armados por el Pentágono y Wall Street, con sus nuevos socios supremacistas, desperdigaron en el mundo y dirigidos por oscuros gerentes como, Silvio Berlusconi, Jair Bolsonaro, Andrzej Duda, Luis Lacayo Pou, Iván Duque, Mauricio Macri, Narendra Modi, Víctor Orbán, Lenin Moreno, Sebastián Piñera, Petro Poroshenko, Álvaro Uribe, o Volodímir Zelenski, entre otros, de los que su epítome es Donald Trump y su guía espiritual Steve Bannon, con el poder de los grandes trust de información, hoy puede convertir una guerra de dominación, una invasión, en una de “liberación”, a un líder popular en un ladrón de gallinas y a un corrupto consumando, con prontuarios que podrían abarcar metros de estanterías en cualquier tribunal, en un Nelson Mandela o un Gandhi, con solo con un par de tiradas y algunas emisiones televisivas, goebbelianamente repetidas.

Ya se ha visto hasta el hartazgo, con que facilidad se pueden crear monstruos y situaciones perentorias, de las que ciento de millones de personas necesitan ser rescatadas de sus respectivos tiranos. Como la que por estos días se está viviendo, con una monumental operación contra la Federación de Rusia, que la consabida campaña mediática, que de no detenerse podría encender un conflicto de proporciones desconocidas.

Nuevamente el ensamble, OTAN, Pentágono, tras sus recientes fracasos en Bielorrusia y Kazajistán, vuelve a la siempre oportuna Ucrania, que azuza de manera constante la paciencia del Kremlin, con declaraciones sobre los preparativos rusos para invadir, gobernado por el actor cómico, Volodímir Zelenski.

La atronadora campaña mediática, ha levantado un espectro de entre cien mil o ciento cincuenta mil efectivos del ejército ruso a lo largo de la frontera ucraniana, dispuestos a invadir el país. Mientras el Sluzhba Vnéshney Razvedki (SVR) es el servicio de inteligencia exterior ruso, prepara una acción de falsa bandera, para dar la excusa al presidente Vladimir Putin, para que ¡por fin! pueda invadir la rebelde Ucrania. Y de allí en más la reacción justificada de Washington y sus socios menores. En este paso de comedia Europa denuncia que Putin, también prepara un gobierno pro-ruso, obviamente, para instalarlo en Kiev y que gobierno por cuenta y orden del ex jefe de la KGB.

Como para agregar más dramatismo a la situación, Londres y Washington, informaron que han empezado a evacuar a personal de sus embajadas en Kiev, lo que hace inminente el comienzo de una guerra entre Ucrania y Rusia, que, de concretarse, sin otros jugadores, seria resuelta en unos pocos días, a favor de Rusia, obviamente.

Arrastrar el análisis hasta el estallido de una guerra real, es jugar en extremo y de manera poca seria con el horror, que, en el campo de lo concreto, es incomprobables, a excepción de que tanto el Pentágono, como la OTAN, hayan decidido destruir el mundo o exista un cisne negro, que desde aquí no avizoramos, aunque a razón de pecar de muy predictivos, solo podría de tratarse de un golpe de estado contra Putin.

¿Dónde queda el punto de no retorno?

Tras el fracaso de la reunión OTAN-Rusia en Bruselas, el debilitado presidente Joe Biden, con apenas un año en el cargo, se debe una conversación con su par ruso, a pesar de que, en el marco de su desesperante situación política, con la entonces derrota de Afganistán, cada vez más inminente, o la degradación natural de la edad, se atrevió a tratar de asesino, al presidente Putin. Sin duda y más allá de eso, ese encuentro es perentorio para resolver la escalada prebélica en las fronteras rusas.

La evidencia es cada vez más clara que superado ese punto de no retorno, la guerra será real y la vida de millones de personas se perderán de manera inmediata, más allá de la fuerte alianza que Rusia tiene con China, Irán y Bielorrusia, y la indiscutida superioridad militar norteamericana, hará que el resultado dependa de la velocidad con que se actué una vez declarado el conflicto, que difícilmente se dispute en territorio ruso, sino para empezar en las naciones atlantistas del este europeo, lo que si apenas le daría tiempo a la Europa blanca a advertir a sus pueblos, que ha empezado otra era. Por ejemplo, Francia, si bien secundaría en el contexto tratado, es un país clave dentro del continente, tiene unas cruciales elecciones presidenciales en abril, donde la ultraderecha amenaza con finalmente alcanzar el gobierno.

Aunque en el marco de la fortuita guerra contra Rusia, se acaba de producir la primera baja, nada menos que la del Jefe de la Armada alemana, El vicealmirante Kay-Achim Schönbach, quien tras declarar que toda la cuestión de Ucrania, es una pavada y decir que lo único que quiere Rusia es respeto, ha debido renunciar al cargo y retirarse a su casa. Aunque antes ya había advertido que, respecto a la recuperación de Rusia de la península de Crimea, en febrero de 2014: “la península de Crimea se ha ido. Nunca volverá. Esto es un hecho.” Lo que ha producido un verdadero terremoto al interior de la OTAN, ya que Crimea es constantemente reivindicado por los fascistas ucranianos.

Mientras los tambores de guerra se incrementan en la frontera rusa-ucraniana, los Estados Unidos, continúan con el abastecimiento de armamento a los fascistas ucranianos, como parte de las continuas acciones de los Estados Unidos, que al parecer parecen estar dirigidas de Wall Street y no de 1600 Pennsylvania Avenue, Washington DC, intentando desmoronar la última frontera de la nueva ultra derecha.

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Última frontera para la nueva ultraderecha: Rusia»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar