Redacción. LQS. Abril 2018

“A lo mejor en un futuro tenemos que añadir a la frase pensar global, actuar local, siendo consecuentes…. El mundo se va a la mierda y ya no valen eslóganes…”

Alberto Cañedo Carpintero, valiente y pionero en defender una economía real frente las economías ficticias de las estadísticas del mundo rural, creando y defendiendo el producto local, el trabajo de la tierra sin venenos, la agricultura ecológica, gallineros comunitarios, utilizando el Ayuntamiento como herramienta de gestión para el desarrollo de proyectos, para el afianzamiento de la soberanía alimentaria, de la soberanía local.
No dudó en acercarse a la política cuando nace una iniciativa ciudadana, o del pueblo como prefiere decir él, ajena a los partidos políticos que han manejado el cotarro hasta la fecha. y se acerco a la política, para ejercerla, pero desde la base, de forma horizontal codo a codo con los vecinos, un tú a tú en el mundo rural que le llevo a situar a su pueblo extremeño, Carcaboso, en el en el mapamundi de “Otro mundo es posible”.
Por supuesto, no le han faltado zancadillas, trampas y todo lo inimaginable del juego sucio de la política por parte de los viejos caciques de la zona, que guardan en su cartera un carnet de partido que dice que es ¿socialista? y ¿obrero?.

Lo mejor para conocer su historia es entrar en la web Plataforma de Apoyo a Alberto, en la que para que no queden dudas se aportan datos, documentos y toda la información sobre esta persecución contra la honradez y la ética.

“Si estamos en una reunión con personas de una media de 40 años en cualquier ciudad del mundo y le preguntamos a la gente si tiene algún progenitor ingeniero de telecomunicaciones lo más fácil es que nadie levante la mano pero si preguntamos si tienen a alguien en sus antepasados relacionado con la agricultura y ganadería, lo más seguro que toda la sala levante la mano…”

Hablamos con un alcalde ¡honrado!… por eso le quieren meter en la cárcel

LoQueSomos: Parafraseando a Max Aub (“uno es de donde se hace el bachillerato”), tu infancia, tu juventud y mucho más, están Valladolid. De repente das un giro a tu vida, dejas la ciudad y te instalas en el pueblo de tu madre. Utopías, necesidad, proyectos. ¿Qué te lleva a tomar este rumbo?

Alberto Cañedo: Jaja… Entonces yo soy de la Santa Espina. Un monasterio cisterciense donde está ubicada la escuela agrícola más antigua de España…. Es posible que Max Aub tuviera razón.
Ahora en serio, me vine al pueblo persiguiendo sueños porque es muy bonito soñar pero es más bonito trabajar por conseguirlos.

LQS: Hace más de 30 años, cuando se llevó al cine la novela de Delibes “Los Santos Inocentes”, muchísima gente de todos los puntos del estado se dieron cuenta de lo que era el personaje del señorito, del cacique… ¿Quedan caciques hoy, en el siglo XXI?

A.C.: Claro, la historia de los Santos Inocentes es habitual aún (para nuestra desgracia) El cacique ahora no va en Land Rover, como Juan Diego en la peli. El cacique ahora lleva carne de partido y de vez en cuando se molesta en enseñarlo.

LQS: En una sociedad que se vanagloria de los triunfadores y alimenta el individualismo como opción de triunfo, tú te pones a contracorriente reivindicando lo colectivo, lo comunal. Colaboración frente a “competitividad”. ¿Por qué?

A.C.: Porque lo natural, lo que está en la naturaleza del ser humano es ser colaborativo. En la naturaleza no duraríamos unos días sino fuéramos animales de manada. Es la manada la que nos ayuda a sobrevivir como individuos. La perspectiva del apoyo mutuo, de la colaboración frente al mensaje neoliberal, capitalista y consumista. Por pura supervivencia.

LQS: Reivindicas antiguos tratados de agricultura desconocidos y escritos en el suelo íbero. Cierto mundo “progre” en estos temas mira siempre a autores clásicos de Alemania, USA o Inglaterra. ¿Verdaderamente tenemos buenas reseñas? ¿Son interesantes en 2018?

A.C.: Por supuesto que son interesantes. Revindico a Columela, Abú Zacaría, Alonso de Herrera, pero hay más. Como decía Cervantes el que viaja mucho y lee mucho , agudiza los ingenios. La agricultura ibérica ha sido una de las más importantes de Europa y es importante conocer todo el legado que tenemos.

LQS: El poder vive en la urbe, desde la ciudad se decide sobre lo rural, se legisla, aporta, recorta, dicta la cultura y hasta las modas. El mundo rural a la ciudad, ¿tiene algo que decirle?

A.C.: Todo. Si estamos en una reunión con personas de una media de 40 años en cualquier ciudad del mundo y le preguntamos a la gente si tiene algún progenitor ingeniero de telecomunicaciones lo más fácil es que nadie levante la mano pero si preguntamos si tienen a alguien en sus antepasados relacionado con la agricultura y ganadería, lo más seguro que toda la sala levante la mano.
Tenemos un legado agrícola y ganadero muy importante ligado al territorio. Los alimentos se han producido y se producen en el medio rural y es el medio rural el que nos alimenta. Como sociedad no podemos permitirnos castigar continuamente al medio que produce nuestros alimentos.

LQS: Pensar global, actuar local, una frase que suena bien y es políticamente correcta. La oímos mucho en sitios como Madrid y seguramente estemos a un paso de que la utilice una compañía del Ibex 35 para una de sus campañas de “Qué buenos somos y como ayudamos…” Pensar global, actuar local. ¿Cómo suena eso en el campo?

A.C.: A lo mejor en un futuro tenemos que añadir a la frase pensar global, actuar local, siendo consecuentes…. El mundo se va a la mierda y ya no valen eslóganes. Necesitamos acciones concretas para revertir los problemas ambientales y sociales de la actualidad. Por tanto, no es un lema: es una forma de vida.

LQS: Este 2018 se cumplen cuarenta años de la publicación de “Extremadura saqueada” por la editorial Ruedo Ibérico, un profundo y estupendo trabajo de análisis, que ponía al día la situación de la región y buscaba alternativas. Cuando uno mira cualquier indicador o baremo sobre la región, da la impresión de que aquel trabajo sigue vigente y a la espera.

A.C.: Bueno, Extremadura ha cambiado mucho en estos 40 años, pero somos una región subsidiada. Es necesario un cambio de modelo y ya no podemos seguir echando las culpas a la dictadura. Llevamos 40 años de gobiernos socialistas en su mayoría que no han conseguido un verdadero cambio del modelo.

LQS: Ser alcalde, concejal o miembro de la Administración se asocia a corrupción. No podemos generalizar, pero sobran motivos que además están asumidos como beneficios colaterales de participar en el pastel de la “gestión”… Tu caso es todo lo contrario: honradez, voluntad, R-Evolución, transformación, protección, y mucha ética. Después de tanto trabajo, ¿cómo se siente uno al ser falsamente acusado?

A.C.: Al principio fue un palo, pero desde que tomamos la decisión de contarlo y hacerlo público…

“Si tengo que ir a la cárcel iré pero no quiero callarme, porque si voy a la cárcel que sea para cambiar algo, y que sea el último”

LQS: ¿Explícanos de qué te acusan exactamente, y quién lo hace?

A.C.: Es muy sencillo. El Psoe utiliza conmigo la vía penal para denunciar asuntos administrativos. El juzgado de lo penal que debería inadmitirlo, porque para eso está el contencioso, no sólo lo admite, sino que además me condena sin haber ningún delito de robo, ni estafa, ni corrupción. Simplemente por procesos administrativos acumulo 17 años de inhabilitación y más de 120.000 euros entre indemnizaciones, multas y costas. Todas las sentencias están colgadas en la página web apoyoalberto.com , para que podáis corroborar lo que os estoy diciendo.

LQS: Si que te acusen e intenten difamarte duele, ¿qué es lo que pasa cuando la “Justicia” va y te condena? Y, además, con una celeridad que no es propia de los tribunales “made in Spain”

A.C.: Al principio creía que los tribunales estaban para protegerme. Ahora sinceramente tengo miedo hasta de pasar por la puerta del juzgado. Da la sensación de que hay una doble justicia para ricos y otra para pobres.

LQS: Amigos, familia, nuestros entornos personales y cercanos ¿Cómo se vive el día a día sabiendo que puedes entrar en prisión casi de un día para otro?

A.C.: Pues de pena, porque con esta inseguridad de que puede ocurrir mañana llevamos más de un año. El estrés se aguanta cuando el motivo que lo causa desaparece. El estrés durante un año y medio que conozco las sentencias y 11 años que empezaron las denuncias provoca daños difíciles de reparar….

Muchas gracias Alberto por tus respuestas, y adelante con la solidaridad, una herramienta de tod@s para el apoyo y la transformación. En LoQueSomos tienes las puertas abiertas de par en par.

– Web: Plataforma de Apoyo a Alberto
– Facebook : Apoyo Alberto Cañedo Carpintero
– Twitter: @apoyoalberto / @albrtocarcaboso
#YoApoyoAlberto

Notas relacionadas:
· Dignidad frente a los caciques
· Elegía a un joven alcalde

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/04/carcaboso-alberto-cañedo-loquesomos-tw.pnghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/04/carcaboso-alberto-cañedo-loquesomos-tw-150x150.pngLQSomosDiálogos con...Redacción LQSomosagricultura ecológica,Alberto Cañedo,Carcaboso,Comunidad sostenible,Marca España,UnescoRedacción. LQS. Abril 2018 “A lo mejor en un futuro tenemos que añadir a la frase pensar global, actuar local, siendo consecuentes…. El mundo se va a la mierda y ya no valen eslóganes…” Alberto Cañedo Carpintero, valiente y pionero en defender una economía real frente las economías ficticias de las...Cultura Libre, Comunicación Libre