Un paseo en la historia: “La conspiración del Triángulo”

«La Historia es un profeta con la mirada vuelta hacia atrás:
por lo que fue, y contra lo que fue, anuncia lo que será»
Eduardo Galeano
 
Al iniciar la lectura de un libro que pasea entre la historia y la novela, por lo menos en mi caso, te gusta la precisión metodológica de la historia, y que esta no sea trocada por engrandecer el relato novelado, algo bastante habitual en las novelas de época en este país llamado España.
En esta novela historiada, la primera respuesta me la doy de inmediato y es la de conocer al autor Bartolomé Salas Martos (1), el saber de su pasión por la historia, de su trabajo de investigación, de sus horas en la “Leguidu” (2) y de sus hondos conocimientos sobre la ciudad de Madrid, de la que el mismo y de forma altruista organiza visitas culturales.
 
La segunda respuesta es el respeto que te da un libro que en sus 811 páginas, navega desde finales del siglo XVIII hasta principios del XIX, un volumen que por su cuerpo representa una buena inversión de trabajo, en un autor que con “La conspiración del Triangulo” (3) nos pone su tercer trabajo escrito en la calle.
Su primera obra fue un sorprendente “vademécum” sobre los actores denominados secundarios en el cine español “El cine español: algo más que secundarios (Más allá de la ficción)”. Un autentico glosario de nombres, datos y recordatorios de la historia del cine del siglo XX y los inicios del XXI. Un minucioso trabajo de ratón de filmoteca, en el que rescata cientos de figuras olvidadas de la gran pantalla (4).
Su segundo trabajo en el mundo del libro es su primera incursión en la novela “Entre Atenas y Estambul” un relato que transcurre en un crucero en el Mediterráneo con toda una trama de novela negra.
 
Y ahora su tercer trabajo “La conspiración del Triangulo” un recorrido por la historia de España, centrado en la corte de Madrid, desde 1789 hasta 1834. Reyes, reinas, generales, obispos, curas, frailes, monjas, putas, mancebías, iglesias, conventos, paseos, arrabales… Una España de sacristías y toros, un Madrid de miserias, de cóleras y tisis, en el que también tienen sitio las romerías, las verbenas y los sueños de algo siempre mejor.
En el libro se nos narra una historia sin tópicos, ni héroes, ni sufridos patriotas, en un Madrid habitado por un pueblo hambriento, maleable, ignorante, supersticioso y católico a la vez.
 
Pero en el que tampoco faltan luchadores de causas perdidas, amantes del progreso, defensores de la ciencia.
Bartolomé nos expone con su pasión de contar y de transmitir en su novela, una narración llena de emoción en la que sabe situar al lector en medio de la historia gracias a la visualidad del relato, la descripción de lugares y la cronología del momento, así estamos en medio constantemente de un Madrid del XIX, lleno de olores y humos, de torrenteras y arroyos, de estridencias y afonías, de hazañas y fracasos, en donde la realidad del absolutismo tumbaba los sueños liberales y constitucionalistas, y donde la nueva realidad volvía a poner los sueños de la Ilustración frente a los del clero, y donde… ciclos de historia, vaivenes de años que se suceden entre la prudencia de las conspiraciones y la fiesta de las ejecuciones publicas, todo esto con unos personajes que van creciendo con los años y se hacen tan entrañables, como odiados. Personajes que viven el amor, la pasión, la fe, el agnosticismo, las utopías, personajes que nos trasmiten las costumbres, lo que se come y lo que se bebe, las modas, la ropa… entre una historia bien tramada.
 
La novela es tremendamente fiel a la historia, pero el autor no nos la cuenta, nos la construye en sus relatos llenos de referencias arquitectónicas, de lugares, calles, plazas, puertas de un Madrid amurallado que el lector consigue visualizar más allá del relato.
 
La novela consta de un abecedario de terminología del momento, rico en palabras de la época, en compuestos olvidados y en nombres perdidos.
También se acompaña de un plano del Madrid de principios del siglo XIX, en el que poder situar palacios, conventos, iglesias y calles por las que transcurre la novela.
Con estos “mimbres” lo único que queda por decir es recomendar encarecidamente la lectura de la novela, en la que también se pueden sacar algunas odiosas comparaciones a la situación actual de este país, tal vez por aquel tópico de que la historia es cíclica.
 
«Leer es de antiespañoles y afeminados»
Fernando VII, el Narizotas
 
Cuando llegas a la ultima hoja de la novela, te das cuenta de que la lectura ha sido un agradable paseo y empiezas a querer una segunda parte que te marque un  itinerario hasta el final del siglo… ¡Toli!
La conspiración del Triángulo. Autoedición. ISBN: 978-84616-1183-6
El libro se puede conseguir en:
 
Notas:
2.- Depósitos de la antigua fábrica de cerveza, El Aguila. Hoy se ha reconvertido en Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, también llamado “Leguidu”.
 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar