Un tiempo en que el PsoE defendía a Trosky

Por Pepe Gutiérrez-Álvarez. LQSomos.

La llegada de Trotsky a Madrid en su viaje de 1916 fue acogida por el diario conservador La Acción, como la de un “terrorista furibundo”, y acusaba a “los terroristas españoles” de movilizarse para gestionar la permanencia de Trotsky en España. La acusación fue denunciada desde la prensa del PsoE que lo trató de “compañero” y de “amigo”, respondiendo que “El terrorismo queda para los mauristas con Maura a la cabeza, que pretenden dominar a sangre y fuego al país, y cometer actos tan honrados y tan criminales como los fusilamientos de Barcelona de 1909 (…)

El origen de la noticia dada por el órgano del maurismo, tres días después de que Trotsky llegara a nuestro país, es de la policía francesa, quien dio informes parecidos a éstos: El terrorista-anarquista-peligroso León Trotsky hoy ha pasado la frontera con dirección a San Sebastián y se dirige a Madrid.
El autor de esta noticia infamante y de las consecuencias registradas es M. Bidet, persona de una grosería ofensiva, con quien tuvo algunos serios disgustos nuestro compañero Trotsky. Y concluye: “¡Trotsky terrorista!»

¿Terrorista de hecho? Pues digan dónde están los actos terroristas en que haya tomado parte o estado complicado.
No obstante, el sentimiento de soledad de este es completo: “No conozco a nadie y nadie me conoce, literalmente nadie. Por otro lado, no comprendo la lengua, y en cuanto me siento en un café y escucho el ritmo rápido de las conversaciones en castellano, no comprende una sola palabra…”

Portada de la primera edición de “Mis peripecias por España” con prólogo de Julio Álvarez del Vayo

Paseando, descubre la vida cotidiana en el Madrid neutral, sin miedo a los peligrosos “zeppelines”. La describe como “una gran ciudad, sobre todo por la noche con su “trajineo ensordecedor” y “los gritos por las calles”. Le hace mucha gracia que los madrileños llamen al Correo  y toma nota del gran número de Iglesias y de bancos de la capital, para concluir que estos disponen del poder en España de manera amigable.

Se cuenta que quiso conocer a Ortega y Gasset, pero éste eludió el encuentro, una “leyenda urbana” no imposible, entre otras cosas porque por entonces el autor de La rebelión de las masas simpatizaba con el PsoE, y decía cosas como todo lo que no cambie el pueblo habrá que cambiarlo nuevamente, una cita que fue bastante utilizada durante la Transición y que Trotsky no habría dudado en hacer suya.

Trotsky y familia todavía permanecieron hasta seis semanas en Cádiz, vigilado por un agente que se deshacía en amabilidades. Durante este tiempo, encontró su principal atracción en la vieja biblioteca de la ciudad en la que se podía oír perfectamente las carcomas que devoraban los libros. De estas lecturas dejará la siguiente constancia en su cuaderno de notas: «…La historia de España nos habla de políticos que, cinco minutos antes de que triunfase un movimiento popular, lo estaban tachando todavía de criminal e insensato, para luego, una vez asegurado el triunfo, ponerse a la cabeza de él. Estos astutos caballeros -continúa el viejo historiador- asoman la cabeza en todas las revoluciones sucesivas, y son los que más alto gritan. Los españoles llamaban a estos aprovechados ‘pancistas’, nombre derivado de la palabra panza, tripa (y por cierto, muy común en el lenguaje de la CNT). De ella procede también el nombre de Sancho Panza, nuestro viejo amigo. Es una palabra difícil de traducir, algo así como «barriga grande». Pero la dificultad es meramente gramatical, no política. El tipo en sí es perfectamente internacional.»

Después de visitar el viejo puerto de Cádiz, donde había observado una reyerta brutal entre los propios portuarios, anota dolorosamente: “Harán falta palancas gigantescas para elevar la cultura de las masas”. Una reflexión que se podía insertar en una placa en la casa en que vivió que es lo menos que se puede pedir a un alcalde de la ciudad que dicen que es trotskista…

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar