Valencia: Denuncian colapso y precariedad en el hospital La Fe

País Valenciá País Valenciá: por la Sanidad pública, contra la manipulación
País Valenciá
País Valenciá: por la Sanidad pública, contra la manipulación

Redacción*. LQSomos. Enero 2015

Compañeras trabajadoras del hospital La Fe nos piden que denunciemos la situación de hacinamiento de los enfermos/as y la falta de personal en el servicio de urgencias, donde no dan abasto.

Camas en los pasillos de prehospitalización, algún que otro enfermo de casi nula movilidad que han de ser movilizados en bloque -para lo que son necesarias varias personas-, esperas en la sala de urgencias o camas de prehospitalización para ser ingresados/as que duran hasta 2 días, enfermos/as que requieren aislamiento por infecciones víricas y/o bacterianas entre el resto de pacientes. Este colapso no es debido, como se pretende, a la epidemia de gripe ya que ésta solo afecta a dos de cada cinco usuarios. El personal de urgencias no está realmente reforzado y algunas de estas trabajadoras se ven obligadas a doblar turnos, en algunos casos. La reciente remodelación del mapa sanitario llevada cabo en las peores fechas de alta demanda en urgencias y otros servicios supone un aumento de 83.000 usuarios más provenientes de otros cinco municipios, que contribuyen a incrementar este colapso. Una vez más la falta de previsión sin la habilitación de los recursos suficientes es causa de una atención sanitaria precaria y tercermundista.

Mientras, desde la gerencia del hospital La Fe se insiste en que se acuda a los centros de salud de primaria donde también se atienden urgencias. Es evidente que la obstaculización para que los médicos de cabecera puedan remitir a sus pacientes a especializada cuando las patologías son complicadas o específicas incrementa este gran despropósito.

Desde CAS-PV denunciamos que esta situación es inadmisible en un hospital cuyas dimensiones son gigantescas en contraste con su número de camas: 998 frente a las 1600 con las que contaba la Fe de Campanar, hoy en día candidata a la demolición, de la cual también se «regaló» el mobiliario que ahora mismo supondrían 800 camas, armarios y sillas que podrían albergar a los usuarios que las necesitan con urgencia.

Llamamos a todos y cada uno de los usuarios/as a presentar las reclamaciones oportunas contra la pésima gestión de la dirección que este hospital está llevando a cabo bajo criterios económicos frente a los derechos de los y las pacientes.

Exigimos la cobertura total del personal necesario, ya que la deficiencia del mismo que se está viendo abocado en su gran mayoría a situaciones de estrés y precariedad laboral y por extensión en perjuicio de los usuarios.

Reclamamos la provisión inmediata de los recursos humanos y materiales necesarios para pruebas diagnósticas, terapéuticas, cirugía, hospitalización, etc.

Denunciamos que este modelo de gestión aumenta los costes por reingresos, infecciones y altas prematuras.

Exigimos la eliminación de las listas de espera mediante la contratación del personal sanitario necesario y la apertura de los turnos de tarde en quirófanos y consultas externas.

Por todo ello consideramos imprescindible la derogación de las leyes que abrieron la puerta a la privatización del sistema sanitario y a la exclusión selectiva del mismo para las personas con menos recursos y que en este hospital se ha ido instalando por servicios, ya que la gran mayoría de ellos (lavandería, limpieza, archivos, esterilización, cocina, mantenimiento, seguridad, farmacia, almacén, etc.) pertenece a empresas privadas las cuales van en aumento, mientras la plantilla de trabajadoras y trabajadores: médicos, enfermeras, auxiliares, celadores, cada vez son menos en base a unos criterios de máximo «ahorro» desde la gerencia. Criterios que a posteriori se ven «recompensados», como es el caso de Vicente Gil Suay como gerente del Hospital de Manises (grupo BUPA -SANITAS )… Y es que no hay nada como hacer méritos en la pública para desmantelarla y así obtener como recompensa un puesto en un consejo de administración o una gerencia de gestión privada.

* Coordinadora Anti privatización de la Sanidad País Valencià. CAS-PV

País Valencià-LQSomos

Deja un comentario