Valor y productividad

econo121Antoni Puig Solé*. LQSomos. Septiembre 2016

La comprensión imperfecta del valor impide entender lo que ocurre en el marco de un sistema capitalista. La producción es posible por el tiempo de trabajo que se le destina y eso es lo que se debería medir. El PIB más alto (olvidando ahora todas las deficiencias de este indicador) es el que responde a un mayor tiempo de trabajo (socialmente necesario). No se trata de medir los valores de uso producidos (número de mercancías) sino de medir el trabajo (horas de actividad humana) realizado.

Si se dobla la productividad, cuando un país queda atrasado y sigue produciendo la misma cantidad de valor de uso que producía antes, su producción, con relación al PIB mundial, se reduce a la mitad y sus empresas atrasadas tecnológicamente, tarde o temprano, deben dejar de producir, ya que, bajo el capitalismo, son ineficientes y no obtienen los beneficios deseados.

Entonces, el paro crece y se cronifica. Los progresos tecnológicos permiten, en teoría, «ahorrar trabajo», pero las horas de trabajo deben aumentar si se quiere aumentar el PIB. Ahora bien, estas horas de trabajo, ya se llevarán a cabo, dentro de las redes empresariales más «eficientes», o sea, en aquellas que cuentan con mejor tecnología, y por tanto, con una cantidad superior de capital.

Así el capital crece, se concentra y los capitales más poderosos colonizan los lugares donde sus capitales (ineficientes en términos del sistema) no pueden competir con los grandes.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar