Vaya democracia nos esta quedando: la AN revoca el 3er grado de Jon Crespo

Agencia Mp3. LQSomos.

La Audiencia Nacional dicta regresión de grado para el preso de Galdakao Jon Crespo Ortega, de nuevo otro obstáculo en el camino hacia la convivencia, hace meses se dio el mismo caso con Unai Fano

El preso político de Galdakao Jon Crespo Ortega deberá reingresar en segundo grado en la prisión de Basauri, tal y como ha determinado un auto de la Audiencia Nacional (AN) española, que estima el recurso interpuesto por la Fiscalía y dejaría sin efecto su progresión a tercer grado.

Ortega se encuentra en prisión desde el año 2002 y ha recorrido en este tiempo las cárceles de Valdemoro, Topas, Murcia y El Dueso, hasta su destino final en la cárcel de Basauri, prisión que propuso su clasificación en tercer grado en octubre de 2021, es decir, antes de que el Gobierno Vasco recibiera la transferencia de prisiones. En todo este tiempo, el preso vizcaino ha estado en la calle, ha cumplido todos los requisitos que se le han exigido sin haber hecho, en ningún caso, mal uso de su clasificación.

Se da la circunstancia de que en realidad Jon Crespo Ortega debería encontrarse en libertad condicional, tal como recoge la ley, por haber cumplido la parte correspondiente de la condena, al igual que otras decenas de presos y presas vascas. La propia nota de Instituciones Penitenciarias que comunicó el tercer grado en septiembre explicitaba que había superado los tres cuartos de cumplimiento un mes antes, en agosto. Lleva encarcelado desde 2002; veinte años.

Volvemos ante un caso similar al que sufriera Unai Fano, preso de Larrabetzu que reingresó el 28 de setiembre de 2021 en segundo grado en la prisión de Basauri, ocho meses después de que la junta de tratamiento de la citada prisión propusiera su progresión a tercer grado, que confirmara la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias (SGIP).


La Asociación Etxerat (familiares y allegados de presos/as, exiliados/as y deportados/as políticos vascos) denuncia que la AN española vuelve a constituirse en obstáculo para que los y las presas vascas puedan ejercer sus derechos y recorrer su camino por la legalidad penitenciaria. El auto comporta mayor excepcionalidad, si cabe, ya que conculca el derecho a la resocialización de una persona que se encontraba desde hace cuatro meses en la calle con total normalidad, respetando todas las condiciones impuestas.
Tras este tipo de resoluciones, además, no se encuentra solo el preso, sino que hay una familia y un entorno, más si cabe porque si se les aplicara la ley ordinaria buena parte de los presos y presas vascas deberían estar ya en su casa. Consideramos que nuestros familiares presos tienen derecho a seguir avanzando en la resolución de las consecuencias del conflicto, y como en este caso de Jon Crespo, tienen derecho a la reintegración en la sociedad vasca.


La red ciudadana Sare ha manifestado en una valoración de urgencia que este regreso a prisión ordenado por el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria «supone un acto más en intento de obstaculizar el camino hacia la convivencia». Y avanza la convocatoria una manifestación el sábado a las 13:00 horas en Galdakao.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar