Wadi Hummus: un barrio palestino de Jerusalén demolido completo entre risas de los soldados israelíes

Yara Hawari*. LQS. Julio 2019

Lo que esto demuestra es que Israel es un lugar donde la limpieza étnica de los palestinos no es solo una política estatal, es una política celebrada

Un barrio palestino completo fue demolido en Jerusalén por el ejército israelí. Un video en particular muestra a un soldado enmascarado que cuenta hacia atrás desde 10 antes de presionar un botón de demolición y volar un edificio palestino en el fondo. De fondo, se puede escuchar las burlas, risas y vítores de otros soldados.

En las primeras horas de la mañana del lunes, las fuerzas armadas israelíes comenzaron su mayor ataque de demolición desde 1967 en Wadi Hummus, en el barrio palestino de Sur Baher, al sureste de Jerusalén. Palestinos y activistas internacionales intentaron resistir a las demoliciones, pero fueron recibidos por una brutal fuerza, resultando decenas de personas heridas por gases lacrimógenos y palizas de las fuerzas israelíes.

Desde que comenzaron las demoliciones, han surgido videos en las redes sociales que muestran a los soldados israelíes y la policía deleitándose con estas. Un video en particular muestra a un soldado enmascarado que cuenta hacia abajo desde 10 antes de presionar un botón de demolición y volar un edificio palestino en el fondo.

Un policía fronterizo israelí que está de pie junto a él le da una palmada en la espalda, sonriendo y riendo, antes de que los dos se den la vuelta y posen para una foto frente al humo y los escombros. El soldado enmascarado se dirige al policía de la frontera y dice «kol hakavod», que literalmente significa todo el respeto en hebreo, pero en este caso se traduce como «buen trabajo». En el fondo, puedes escuchar las burlas y la adulación de otros soldados.

Varias organizaciones de derechos humanos publicaron declaraciones, incluida Amnistía Internacional, cuyo Director Adjunto para Oriente Medio y África del Norte, Saleh Hijazi, calificó las demoliciones como una «flagrante violación del derecho internacional y parte de un patrón sistemático».

Una declaración de las Naciones Unidas destacó el hecho de que algunos de los residentes que pierden sus hogares son refugiados que se enfrentan al desplazamiento una vez más, una común historia palestina. Mientras tanto, una declaración de la Unión Europea dijo que «espera que las autoridades israelíes detengan de inmediato las demoliciones en curso».

Los residentes de Wadi Hummus habían presentado una apelación antes de la demolición ante la Suprema Corte de Israel, la cual fue rechazada. Israel quiere demoler un total de 13 edificios de apartamentos, desplazando a miles de residentes palestinos.

La afirmación es que los edificios presentan un riesgo de seguridad para la llamada «barrera de seguridad» de Israel, también conocida como el Muro del Apartheid, el cual atraviesa un 85 por ciento por los territorios ocupados por los palestinos, cortando y dividiendo la tierra y las comunidades palestinas. El pretexto de esta demolición pone en peligro otros pueblos y ciudades palestinas, como Al-Ram, Tulkarem y Qalqilliya, que se encuentran en las proximidades del Muro del Apartheid.

Sin embargo, esta demolición también sienta un precedente para la destrucción de propiedades bajo el control de la Autoridad Palestina (AP). Sur Baher es inusual ya que sus tierras se dividieron en las Áreas A, B y C después de los Acuerdos de Oslo a principios de los años 90, pero el muro, construido una década más tarde a principios de los 2000, se erigió alrededor de la aldea para que cayera sobre Jerusalén. lado. Si bien se supone que las Áreas A y B están bajo el control de AP, debido a que el muro fue construido alrededor de la aldea, no tiene presencia en el área y no ofrece servicios a las residencias allí.

Sin embargo, muchos residentes todavía están obligados a solicitar permisos de construcción de la Autoridad Palestina si su propiedad está dentro del Área A o B, lo que significa que están bajo la jurisdicción de la Autoridad Palestina. De hecho, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, confirmó que estarían compensando a todas las familias que perdieron sus hogares en esta ola de demolición. La cruel ironía es que las autoridades israelíes facturarán a los residentes los costos de demolición, haciendo de esto un esfuerzo totalmente rentable para Israel.

Además, la destrucción de propiedades en las Áreas A y B envía un mensaje muy claro y simple de Israel a la comunidad internacional y la Autoridad Palestina: Oslo está muerto. De hecho, lejos de ser una preocupación de seguridad, las demoliciones en Sur Baher son en realidad parte de un gran y continuo plan para librar a Jerusalén de sus habitantes palestinos indígenas en favor de judíos israelíes. Apodado por muchos como ingeniería geodemográfica, esto es obviamente una limpieza étnica.

Esta no es la primera vez que aparecen atroces imágenes y videos de autoridades o soldados israelíes. En 2014, durante la ofensiva militar «Margen Protector» en Gaza, en el que murieron más de 2.000 palestinos, grupos de israelíes se reunieron en una colina cercana y observaron los bombardeos. Llevaban bocadillos y bebidas, animaban y tomaban selfies contra un fondo de humo. También se han tomado videos de soldados israelíes, a menudo por sus compañeros soldados, vitoreando mientras disparan a jóvenes palestinos.

Lo que esto demuestra es que Israel es un lugar donde la limpieza étnica de los palestinos no es solo una política estatal, es una política celebrada. Mientras tanto, la reafirmación de los compromisos con la solución de dos estados y el marco de Oslo por parte de la comunidad internacional, que es continuamente anulada por Israel, solo sirve para apuntalar una ilusión. Esta es una ilusión de que Israel todavía está dispuesto a otorgar a los palestinos derechos y soberanía parcial.

Sin embargo, la realidad es que la única intención de Israel es continuar su proyecto de limpieza étnica y hacer que la lucha palestina por la libertad sea nula. Este reconocimiento de la realidad es lo que los palestinos necesitan desesperadamente de la comunidad internacional en este momento de vulnerabilidad histórica.

* Yara Hawari es la Miembro de Política Palestina de Al-Shabaka, la Red de Política Palestina. Fuente: Al Jazeera / Traducción: Palestinalibre.org
– Imagen: Ammar Awad / Reuters
Palestina – LoQueSomos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario