Wellcome gringos

Silvia Delgado*. LQSomos. Agosto 2017

El pueblo venezolano salió a votar y dijo muy clarito lo que quería. Como los resultados no son del gusto del Imperio, por el bien de ese pueblo que no ha votado lo correcto, andan tramando la forma de imponer lo que les convenga mejor.

Hablan de presos políticos, de derechos humanos, de hambre y desconcierto.

No pueden permitir en el corazón de América ese colosal disparate.

Aquí, en el Estado español, si no gustan los que se presentan se ilegaliza el partido y a otra cosa, mariposa. (Batasuna, Euskal Herritarrok, Herri Batasuna…)

Tenemos presos a jóvenes con el delito temible de estar presentes en una riña de bar (Altsasu), a sindicalistas horripilantes que piden paz (Rafa Diez «en libertad desde el día 17»), a chavales combativos que asustan por su libertad (Alfon) y un largo etcétera de personas que han pasado por los tribunales por cantar, escribir, gritar.

Por esto millones de nosotros no aceptamos los resultados que llevaron a Rajoy de nuevo a ganar las elecciones y aunque nuestros supermercados están bien abastecidos, son demasiadas las familias que recurren a la caridad para poder comer, el trabajo que hay es poco y de esclavos, el dinero público desaparece de manera fulminante y definitiva, nos detienen por decir “ay”, por decir “joder”, por decir “me cago en el rey”.

Pienso que sería bueno escribir un tuit a Trump para pedirle que nos ayude con su soldadesca, como lo hicieron antes en Argentina, en Chile, Paraguay, Uruguay, en Irak, en Afganistán.

En Siria están trabajando, no sé si lo conseguirán. Sus métodos son casi infalibles y ya que están tan preocupados por Venezuela, que se preocupen un poco también por nosotros que para eso les dejamos Rota, Torrejón, Morón…

Venga Donald , no aguantamos más, yo ya tengo la bandera colgada del balcón de mi casa: “Wellcome democratic saviors of de worl”.

Más artículos de la autora
* LQSomos en Red

Deja un comentario