‘Zachariah’, un western crepuscular

Por Mariano Muniesa*. LQSomos.

Yo que usted no lo haría, forastero…

“Uno de los guionistas y productores de la película fue Joe Massot, que había dirigido en 1968 el fim ‘Wonderwall’”

Como aficionado tanto al cine como al rock, y aún no siendo el western uno de mis géneros favoritos en la gran pantalla, sí me gusta el western clásico – John Ford, maestro de maestros- y el llamado western crepuscular tanto de Sam Peckinpah, el director en esa corriente de obras maestras como ‘La Balada de Cable Hogue’, ‘Grupo Salvaje’ o ‘Pat Garrett & Billy The Kid’ así como el con frecuencia denostado ‘Spaghetti Western’ de Sergio Leone.

Tal vez el mundo del rock y el del “Far West”, por las obvias diferencias temporales y culturales no compartan referentes comunes, aunque sí me cuesta más trabajo entender por que el country, el folk o el blues no han ahondado más en ese tipo de cinematografía, en tanto que esos tipos de música sí pueden participar tanto del escenario como del contexto histórico en el que se encuadra el Western. A excepción de cómo Sam Peckinpah implicó a Bob Dylan en la BSO de ‘Pat Garrett & Billy The Kid’, las referencias que Loquillo hizo a John Wayne en su “Feo, Fuerte y Formal” o la apropiación que Metallica llevaron a cabo tomando la famosa pieza de Ennio Morricone “The Ecstasy Of Gold”, de la BSO de ‘El bueno, el feo y el malo’, como intro para el inicio de sus conciertos, la transversalidad entre ambos mundos ha sido poco frecuente.

Por ello me parece oportuno traer a estas páginas una película como ‘Zachariah’, un prototipo de western crepuscular de bajo presupuesto que justamente ahora cumple 50 años de su estreno en España, en noviembre de 1971, un año que si ustedes empiezan a ser seguidores habituales de esta sección, verán que nos sigue asombrando con la gran variedad de películas interesantes estrenadas, con independencia de que su repercusión en España fuera más o menos reducida.

‘Zachariah’ fue promocionada y presentada como “el primer western eléctrico de la historia” y cabe decir que no exageraban al hacer tal aseveración. Su banda sonora – esta vez sí- incluía numerosas canciones de rock y en ella los vaqueros caminan y cabalgan con guitarras al hombro como si fueran pistolas. Del mismo modo, es el primer y único western que he visto en el que después de un tiroteo mortal, el vencedor procede a sentarse frente a una batería y tocar un increíble solo de batería de dos minutos.

La película, a pesar del ritmo lento de la narración, es realmente muy divertida y presenta a un Don Johnson –sí, el mismo, el protagonista de la afamada serie de televisión de la década de los 80 ‘Corrupción en Miami’- increíblemente joven en el papel de Matthew, el co-protagonista de la historia junto a Zach, al que da vida en la ficción John Rubinstein, posteriormente habitual actor de reparto de muchísimas series de televisión americanas. Además de la banda sonora y la participación de un grupo de rock como Country Joe & The Fish interpretando a una banda de forajidos, cabe mencionar que uno de los guionistas y productores de la película fue Joe Massot, que había dirigido en 1968 el fim ‘Wonderwall’ con banda sonora compuesta por George Harrison y que hasta que fue apartado del proyecto por Peter Grant, iba a ser el director de la famosa película-documental ‘The Song Remains The Same’, basada en los conciertos en Nueva York de Led Zeppelin de su gira norteamericana de 1973.

El argumento se basa en una adaptación muy libre de las novelas ‘Siddhartha’ y ‘Narciso y Goldmundo’ de Hermann Hesse, en la que dos jóvenes amigos adoptan caminos divergentes en su trayectoria vital para reunirse pasado el tiempo y compartir sus experiencias. Massot dijo acerca del guión de ‘Zachariah’ que su inspiración fundamental a la hora de escribir la historia además de las obras de Hesse vino de cuando se unió a los Beatles en la India a principios de 1968, mientras estaban estudiando meditación trascendental con el célebre Gurú Maharishi Mahesh Yogi. “George Harrison y John Lennon, después de que sus compañeros de banda se hubieran ido bastante pronto de allí, se encerraron en una especie de duelo de meditación … para ver quién era el personaje más fuerte”.

Se dice que Joe Massot intentó implicar a George Harrison en el proyecto, pero que éste no vio clara su viabilidad y rehusó participar. Y aunque la revista Rolling Stone anunció que Bob Dylan, Ginger Baker, ex batería de Cream y The Band iban a formar parte de la película tanto en la BSO como en el rodaje, finalmente tampoco intervinieron, aunque sí lo hicieron los ya mencionados Country Joe & The Fish, los James Gang de Tommy Bolin, posteriormente guitarrista de Deep Purple, Joe Walsh, The New York Rock & Roll Ensemble y los White Lightning. Asimismo el violinista Doug Kershaw aparece haciendo un cameo musical al igual que Elvin Jones, quien encarna a un pistolero llamado Job Cain, de idéntica destreza con el revólver que con la batería.

‘Zachariah (Original Motion Picture Soundtrack)’, el álbum de la banda sonora, fue lanzado en 1971 como un LP de vinilo por Probe Records, un sello subsidiario propiedad de ABC Records. Fue estrenada en España, en versión original subtitulada, en noviembre de 1971. Actualmente, disponible en DVD.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar