Argentina. La versión neo liberal actualizada: metas de inflación

econo103Roberto Briscioli*. LQSomos. Marzo 2016

La propuesta más actualizada pero en similar línea de pensamiento de las recetas esbozadas por M. Friedman y F. Von Hayek, pasa desde la propia ortodoxia neo liberal por determinar medidas económicas -para un mayor y eficiente despojo a la población-, denominadas “METAS DE INFLACIÓN”.

Este mecanismo es utilizado por casi todos los países denominados “desarrollados” o centrales, como los países integrados en la zona del euro, EE.UU, etc. y determinados países denominados eufemísticamente como en “vías de desarrollo” como esencia de la del programa neo liberal.

En otras palabras, las metas de inflación como principio rector de la política económica en los países centrales ha determinado la existencia de una crisis económica sin principio de solución, en donde predomina lo financiero sobre lo productivo, que por otra parte resulta ser un parámetro esencial de la política neo liberal.

En este marco se suceden “burbujas especulativas” de mayor o menor intensidad que nos ha llevado a nivel internacional a la situación de crisis permanente. La misma se profundiza cada vez más y determina como mecanismo restaurador la de solventar guerras limitadas, como una manera de potenciar la tasa de ganancia global Se trata de la situación que el papa Francisco ha denominado “La tercera guerra mundial en cuotas”.

Las metas de inflación han generado países que se vanaglorian de no sufrir la inflación, pero a costa del sufrimiento de la población que en algunos casos llega al suicidio de sus habitantes, paradójicamente en las comunidades o regiones más ricas del planeta.

En síntesis. El mecanismo denominado metas de inflación consiste en determinar que la autoridad monetaria, es decir, los bancos centrales deben ser independientes de la política y del poder político -lo que implica dependencia del poder económico concentrado-, y a partir de allí, determinar rígidos presupuestos de inflación en porcentajes cada vez menores, a costa de ignorar las necesidades de los seres humanos que habitan en un país determinado.

Ignorar a los seres humanos -que es la esencia de las “metas por inflación” y en general de la política neo liberal-, consiste en dejar de lado el consumo, la inversión, el crecimiento económico y en definitiva la creación de empleo, que resulta ser el antídoto principal para evitar las plagas sociales que genera la desocupación como la droga, la inseguridad, la trata de personas, el trabajo esclavo, etc.

A partir de las metas de inflación se reducirá la base monetaria, se incrementaran las tasas de interés que generarán la caída del consumo y de la inversión. En este marco, la inflación comenzará a disminuir a costa de la insatisfacción de necesidades crecientes de las grandes mayorías de la población, por caída creciente del poder adquisitivo de los ingresos fijos

Sintetizando. Como consecuencia de la “metas de inflación”, la desocupación será creciente y los salarios perderán su poder adquisitivo derivado de la propia desocupación, intencionalmente creada. En este marco recesivo es lógico que la inflación descenderá en un marco de tragedia social que podríamos denominar “la paz de los cementerios”.

Este planteamiento es lo que genera la “interna” entre el actual Ministro de Finanzas (Economía) Prat Gay y el actual Presidente del Banco Central, F. Sturzenegger acompañado este último por el actual Presidente del Banco Nacional C. Melconian.

Este tándem, con Melconian como inevitable futuro Ministro de Finanzas, es partidario de profundizar el proceso denominado “metas de inflación”, que implicaría un “ajuste” económico violento sobre las mayorías nacionales.

Imponiendo metas cada vez más reducidas de inflación en el transcurso del tiempo, debe dejarse de lado cualquier otro aspecto económico -crecimiento económico, paritarias, desempleo, etc., persiguiendo con ello, el objetivo principal que sería cancelar las paritarias de igual manera como operaron la dictadura militar surgida en marzo de 1976 y los gobierno neo liberal de Menem y De La Rúa.

Según el planteamiento de Stuzenegger y Melconián, el accionar de Prat-Gay se estira por demás en el tiempo y opera en contra de la gobernabilidad de M. Macri, perdiendo la oportunidad de realizar las políticas de mayor contenido anti social, en los primeros tiempos de gobierno.

La situación económica, social y política actual -marzo 2016-, resulta de suma gravedad.

La devaluación de aproximadamente el 50% ha generado un inflación acelerada que se incrementa diariamente en función de la devaluación, que también es permanente e incontrolable por la autoridad monetaria y a lo que se le suma como impulsores de la misma, el incremento de las tarifas de los servicios públicos, quita de retenciones, etc. Esto ha provocado una descomunal transferencia de ingresos de los sectores mayoritarios hacia el poder económico concentrado, lo que ha provocado caída del consumo, es decir, la imposibilidad de satisfacer necesidades básicas de la población. Además la caída del consumo es la variable macroeconómica que en su deterioro potencia la caída del crecimiento de la economía (caída del PBI) generando con ello mayores niveles de desempleo y mayor caída del salario real.

A lo anterior se suma el despido de empleados públicos como consecuencia de la persecución ideológica y cierre de empresas por disminución de la producción y suspensiones o cesantías en la actividad privada.

Se ha implementado simultáneamente, un “protocolo” -para reprimir sin intervención judicial-, que justifican a priori la política represora como camino inevitable a recorrer, dado el descalabro socio económico generado y a generar, etc. etc.

Sin embargo, no podemos dejar de advertir que la situación política que se avecina será mucho más negativa que la actual. Esto es así, ya que la lógica económica y política neo liberal indica que se tratará progresivamente que en la concreción de las paritarias el incremento del salario se establezca por debajo del incremento de la inflación intencionalmente provocada.

Es decir, las paritarias deberán tener un techo muy por debajo de los altísimos niveles de inflación intencionalmente creados, para incrementar así la tasa de ganancia media empresarial. Sin olvidar que la eliminación de las paritarias estará siempre presente como hipótesis de máxima.

La vida política de Prat-Gay tiene el límite en el período que va desde la finalización del acuerdo de pagos con los “fondos buitres” (enorme y descabellada exacción al Pueblo y a la Nación argentina por más de 20.000 millones de dólares) hasta el desarrollo y finalización de la concreción de las paritarias. Terminado ese período se hará presente el ala más dura del neo liberalismo macrista, cuya cabeza visible es C.Melconian como futuro Ministro y como actor imprescindible desde las sombras, el sector económico concentrado como poder real.

Por lo anterior se imponen los mayores esfuerzos para organizar y movilizar a las fuerzas nacionales y populares para resistir la fenomenal agresión presente y la que se avecina. Lo anterior indica la necesidad de la mayor concentración de esfuerzos dispersos dentro del campo popular, pero sin caer en alianzas espurias con aquellos -fácilmente reconocibles-, que objetiva o subjetivamente han traicionado y por ende, seguirán traicionando al Pueblo y a la Patria.

* Docente, integrante del Club Argentino Arturo Jauretche, publica habitualmente en el diario Página/12. Profesor Roberto Briscioli

Argentina-LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar