Argentina: Una semana histórica y obscenidades inocultables

Argentina

Por Juan Guahán*. LQSomos.

No quedan dudas que la semana pasada ha dejado sus huellas en la historia. De un modo previo se habían producido algunas llamativas situaciones, entre ellas las visitas de la Jefa del Comando Sur de los EEUU y algunas declaraciones, a la que no se asignó la importancia que tenían, del embajador de ese país

El lunes 22 de agosto se recordó que medio siglo atrás, 16 patriotas fueron fusilados por una dictadura que en la desesperación de su retirada, producía un hecho que descalabró a esa gobierno de facto y dejó muchas enseñanzas para la historia. El mismo lunes 22 el fiscal del juicio por algunas obras públicas en la sureña provincia de Santa Cruz hizo conocer su acusación por tales hechos y al día siguiente Cristina Fernández (viuda) de Kirchner y actual vicepresidenta hizo un extenso descargo televisivo.

Sergio Massa, a 19 días de haber asumido como Ministro de Economía, anunció que lo secundará Gabriel Rubinstein como Secretario de Programación Económica. Se trata de un conspicuo militante del neoliberalismo quien será una especie de viceministro. Ya comienzan a tomar cuerpo las decisiones consecuentes con esta designación.

Este conjunto de hechos, casi simultáneos, dejaron a la vista obscenidades del poder estatal, la oligarquía y funcionarios extranjeros, que nuestro pueblo no se merece pero que también abren puertas imprevisibles.

Funcionarios de EEUU ratifican que somos parte de su área de influencia

En los últimos tiempos hubo declaraciones de la Jefa del Comando Sur y del embajador de los EEUU que es bueno recordar para aproximarnos a esta realidad. La Jefa del Comando Sur, la Generala Laura Richardson anduvo -durante el mes de abril- por estas tierras. Allí tuvo, entre otras conversaciones, una larga charla con Cristina. En el mes de julio hizo declaraciones que es mejor no olvidar. Acusó a Moscú y Pekín de intentar “socavar las democracias”, al mismo tiempo señaló que se trata de una región “muy rica en recursos minerales, como tierras raras y litio”.

Evidentemente esta señora no da cuenta de los cambios que se están produciendo y cree que estamos igual que a fines de la Segunda Guerra Mundial y que nosotros no tenemos derecho a movernos fuera de lo que ellos entienden que es su “área de influencia”. Hablando de nuestros bienes comunes (mal denominados recursos naturales) nos recordó que tenemos “mucho por ofrecer”.

Sabemos cómo actúa el imperio cuando un bien le interesa. Además ya avisó que la “defensa de la democracia” (en la versión que a ellos les interesa) es su nave insignia. Ante los riesgos del avance de rusos y chinos, podría ser el argumento para justificar sus latrocinios, como ya lo han hecho con otros pueblos.

La Jefa del Comando Sur nos dejó ver la punta del “látigo” que tienen entre manos. En la misma línea el Embajador Marc Stanley mostró la cara buena y
señaló que también está el camino de la “zanahoria”.

El Embajador dijo: «He oído a Horacio (Rodríguez Larreta, que había disertado en el panel anterior en la reunión del Consejo de la Américas) hablar de que quería ser parte de una coalición en el próximo gobierno que salvara al país; yo les digo que el momento es hoy, que no esperen a las elecciones de 2023, sin importar la ideología o posición partidaria, unan sus fuerzas ahora mismo” Lo remató diciendo “este es el momento para constituir la coalición que ofrezca lo que el mundo necesita: energía, alimentos, minerales”

Allí está “de cuerpo presente” el nuevo modelo de injerencia que proponen los EEUU, quieren la pública asociación del oficialismo y la oposición más moderados. Lo plantean sin eufemismos haciendo evidente su intervención en la situación interna. Tiene semejanzas con la posición del embajador Spruille Braden, cuando enfrentó a Perón, poniéndose al frente de movilizaciones de la Unión Democrática en 1946.

Ahora viene con un combo más completo: A la presión diplomática del embajador le agregan el poder militar del Comando Sur. Todo ello en medio de una situación interna muy grave y compleja, agravada
por la guerra en el corazón de Europa. Nuevamente será puesta a prueba nuestra situación. Iremos a parar al “basurero de la historia” o aún tenemos una perspectiva de recuperar soberanía, independencia y Justicia Social.

Juicio a Cristina por obras públicas

No es objetivo de estas reflexiones sumarnos a la confusión reinante sobre las pruebas aportadas por la fiscalía y la defensa televisiva de la acusada. Ambas presentaciones van más allá de los aspectos formales del juicio y resulta imposible separarlos de lo dicho en las reflexiones precedentes. Tampoco es
casual que -en estos tiempos- estas cuestiones de los alineamientos internacionales se estén dirimiendo también en el poder judicial, que es el más retrasado y conservador dentro de nuestro agotado sistema institucional.

Hay una palabra que vincula ambos extremos de este circunstancial debate y más allá de las formalidades legales, ella es: disciplinamiento. Desde el sistema de poder se trata de disciplinar a los diferentes gobiernos para que no salgan de la órbita global a la que se supone que pertenecen. Se trata de este mundo occidental, cristiano y capitalista que configuró nuestra cultura y sus valores. Quien pretenda hacerlo puede padecer el escarnio de los procesos y condenas, como es el juicio que nos ocupa.

Del otro lado la acusada, que integra la pléyade de gobernantes de la región que creyeron (y creen) que el progresismo, sin destruir al viejo sistema, era (o es) el futuro. Intentaron hacer algunas reformas sin cambiar el sistema y le respondieron con el concentrado odio gorila de los poderosos.

Ahora la acusada aspira disciplinar a todo el campo popular, particularmente al peronismo, para mantener vivos sus principios, su dignidad y libertad. Es posible que logre algunos de sus objetivos inmediatos. Pero es un camino inconducente mientras no se hagan cargo de la oportunidad perdida (en los varios años de gobierno precedente) o desperdiciada, en estos últimos dos años y pico, para culminar entregando la manija económica a los mismos poderes que dice combatir.

Desde el punto de vista legal, resulta absolutamente verosímil la abierta arbitrariedad en la evaluación de las pruebas por parte de la Fiscalía. Pero la extensa mención de criticables actitudes de funcionarios de su propio espacio (proporcionando beneficios a figuras representativas del campo enemigo –Nicolás “Nicky” Caputo, Héctor Magnetto) en los que incluye a su propio marido, Néstor Kirchner, y que le permiten decir “¡Todo es así en la Argentina!”, demandan respuestas nuevas, alejadas de las fracasadas fórmulas conocidas, las mismas que nos gobernaron en los últimos 40 años con los resultados conocidos.

El neoliberalismo vuelve, con camiseta peronista

Por todo lo dicho –incluida la defensa de Cristina- cuando era de esperar algo nuevo que dé respuestas a esta grave crisis, el oficialismo todo nos trae una lamentable “novedad”, el neoliberalismo que para algunos nunca se fue, ahora vuelve a retozar por pasillos de oficinas de porteñas y de Washington. El Ministro de Economía, Sergio Massa, restableció la designación de Gabriel Rubinstein, un reconocido economista ortodoxo, como segundo de ese Ministerio.

Esta semana, Massa y el Jefe de Gabinete -Juan Manzur- firmaron la Decisión Administrativa 826/2022 señalando el ajuste realizado en distintas reparticiones, por un total de 210.000 millones de pesos. Entre esas reducciones presupuestarias se destacan los 62.200 millones de pesos para las actividades productivas; 30 mil millones del Programa de “Conectar Igualdad”; 10 mil millones del Fondo de Garantía Recíprocas para Pymes; 20 mil millones menos para Obras Públicas, 9 de los cuales corresponden a quitas a obras de provincias y municipios; 10 mil millones de quitas en Salud; así se podría seguir…

Massa ya usa la tijera, son recortes respecto al presupuesto aprobado para el 2021, porque el correspondiente al año 2022 no tuvo aprobación parlamentaria. Todo ello forma parte de la política de reducción del déficit fiscal, “política de ajuste”, que le dicen, aunque esa palabra está proscripta en el lenguaje oficial.

Lo que pide el FMI, aunque no fue totalmente satisfecha por lo que todavía queda mucho por verse, fue firmado y llevado a la práctica por un gobierno de origen popular y voto mayoritariamente peronista. Ahora Massa, con la ayuda del inefable Daniel Marx va por nuevos empréstitos. No es cuestión que la soga al cuello se afloje.

En medio de estas medidas suceden los hechos ya narrados del juicio a Cristina. Es difícil saber si tal coincidencia es causal o casual. De lo que no quedan dudas es que la “poda presupuestaria” tuvo el beneplácito de la prensa del sistema. Ésta, en todo caso, las criticó por insuficientes y pidió su profundización.

A 50 años de la masacre de Trelew

Todos estos acontecimientos ocurrieron en esta semana, justo cuando se recuerda el medio siglo de la “masacre de Trelew”, ocurrida el 22 de agosto de 1972. Fue cuando una dictadura, al frente de la cual estaba el General Alejandro Agustín Lanusse, fusiló a un grupo de patriotas, que estando presosy presas en Rawson se fugaron.

Seis rebeldes que lograron abordar un avión fueron recibidos, en el Chile gobernado por Salvador Allende, culminando ese periplo en La Habana y luego retornaron al país para continuar la lucha. Los 19 que no lograron abordar el avión para salir del país, tomaron el aeropuerto deTrelew y se rindieron ante un juez que les dio garantías por su vida y pocosdías después 16 eran masacrados en una base de la Marina, donde había sido trasladados –por orden militar- violentando la voluntad del propio Juez. Otros, que también se habían fugado, por fallas de comunicación, tuvieron que retornar a sus celdas.

¡Qué diferencia! Aquellos jóvenes fueron derrotados. A medio siglo de distancia de aquellos hechos y a 40 años de esta “democracia” nos encontramos con el festival deobscenidades como las ventiladas entre el lunes y martes pasado en losTribunales de Comodoro Py y la defensa televisiva. La propia ex Presidenta lo sintetizó diciendo “Todo es así en la Argentina”. Pero no lo fue para aquellas y aquellos argentinos que fueron asesinados enTrelew, no lo es para quienes hoy padecen estas políticas y es probable que tampoco lo sea para los millones, en un futuro no lejano.

¡No todo es así en la Argentina!

* Analista político y dirigente social argentino, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Argentina – LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar