Asturias si yo pudiera…

Por Manuel Salguero. LQSomos.

En Asturias se logró unificar el ritmo de desarrollo de un movimiento insureccional clandestino, extraordinariamente preparado, con una estructura unitaria que concentró esfuerzos e impidió el desgaste en luchas internas, junto con el desarrollo de un movimiento social que fue en aumento a lo largo del año y que llegó al momento insurreccional en plenitud de sus fuerzas… Paco Ignacio Taibo II

Tal día como hoy 5 de octubre, de 1934, comenzaba una huelga general en España.

En Europa, se vivía con gran preocupación los avances de los planes del certamen internacional nazi-fascista que se había celebrado en 1933 en Alemania, y que en un año habían dado un golpe de estado en Austria, asesinando al Canciller y cañoneado las Casas del Pueblo y los locales sindicales, ametrallando a sus miembros. Se celebran manifestaciones antifascistas en casi todos los países europeos.

En España, gobierna una coalición de las derechas con la ultraderechista CEDA, que pretende poner de presidente del Gobierno al ultraderechista Gil Robles, uno de los asistentes al certamen de Alemania.

Los socialistas se han afanado en la convocatoria de la huelga general a falta de poco más de un año de elecciones, en una situación social explosiva, en la que se suceden auténticas sublevaciones de campesinos o de obreros en diversas regiones ante la falta de soluciones.

El día de la huelga general se produce conatos de levantamientos en distintas capitales de provincias, con enfrentamientos armados que a medio día quedan sofocados, menos en Asturias, quedándose incomunicados con el resto de la península.

Los asturianos no se creían que en el resto del país hubiese fracasado la huelga general revolucionaria que ellos estaban llevando a cabo. Ni siquiera cuando el gobierno republicano les lanzó periódicos en avión lo creyeron, consideraron que era propaganda de guerra del enemigo y que el pueblo estaba sublevado como ellos.

Según los anarcosindicalistas de la Felguera, zona donde más fuerza tomó la revolución, a los 10 días se podía dar por concluido el levantamiento, a falta de munición para defender el avance de los tres ejércitos que desde Galicia, León y Cantabria se dirigían hacia Asturias, y los barcos que los cañoneaban desde el mar.

En Catalunya el intento independentista, se terminó en cuanto aparecieron las fuerzas armadas, encarcelando a representantes y seguidores.

En Madrid hubo esporádicos enfrentamientos armados con las fuerzas del orden público que no tuvieron repercusión. Encarcelando también a representantes del PSOE y UGT, acusados de ser los instigadores del levantamiento armado asturiano y ser los responsables del envió de armas para la sublevación, a causa del barco “La Turquesa”.

Curiosamente, en Asturias crean la Unión de Hermanos Proletarios y Alianza Obrera. Que, según los anarcosindicalistas, funcionó en Asturias, pero en el ámbito general lo que sembraba era dudas, ya entre los mismos cenetistas, no digamos para aplicarlo al ámbito general.

Los acontecimientos llevarían obligados después a un Frente Popular, para intentar parar a la bestia y ni por esas.

Parecía un avance de lo que se avecinaba imparable.

Más artículos del autor

Síguenos en las redes sociales. Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar