Batiburrillo de poemas III

Mujer embarazada
Jorge Money, poeta, militante revolucionario, asesinado por la Triple A en Mayo de 1975, militaba en el ERP. la métrica del poema tiene forma de mujer embaraza:
Atiende:
si mi hijo
si nuestro hijo
fuera naciera sol o
luna homosexual poeta
o guerrillero ah si creciera
guerrillero o usurero al tanto %
o asesino oficinista vendedor de
peines en el subte o suicida flor
o cardo violador de tumbas o impasible
espectador del mundo comprensible padre de
familia actor de cine Rita Hayworth Tyrone Power
sacerdote verdugo militar terrorista puta carcelero
en la exacta mitad de tu ombligo te explico Manés que
si nuestro hijo recoge la bandera que dejamos o por
el contrario un ejemplo la olvida la traiciona la
veja la vende a razonable precio entendeme
si nuestro hijo mañana es muerto por ir más
allá de donde fuimos o por menos o por
error o por justicia o por lo que sea si
los muertos somos nosotros vos o yo o los
dos y él quien nos fusila de todos
modos Manés habremos ganado
porque la libertad es lo único que
debemos legarles,lo demás
compañera amiga mía
no tiene mayor
relevancia.-
.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
La única irreal es la reja
Poema de  Paco Urondo. Fragmento de “La verdad es la única realidad” de Poemas de batalla, fechado en la cárcel de Villa Devoto en abril de 1973
«Del otro lado de la reja está la realidad,
de este lado de la reja también está la realidad;
la única irreal es la reja;
la libertad es real aunque no se sabe bien
si pertenece al mundo de los vivos,
al mundo de los muertos,
al mundo de las fantasías
o al mundo de la vigilia,
al de la explotación o de la producción.
Los sueños, sueños son los recuerdos,
aquel cuerpo, ese vaso de vino, el amor (…)
Aunque parezca a veces una mentira,
la única mentira no es siquiera la traición,
es simplemente una reja que no pertenece a la realidad”.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
“Borboneando”… en verso
Poemita patriótico festivo, anónimo que circula en la Red www.
En un anciano país
existió una monarquía
que comenzó en democracia
y terminó en anarquía.
En aquel reino reinaba
una curiosa familia:
un Borbón de nuevo cuño
y una griega algo engreída
que engendraron dos princesas
y un príncipe en demasía
por cumplir con la ley Sálica
que consagraba la hombría.
La cosa empezó a torcerse
con las bodas de las hijas,
algo ligeras de cascos
y de moral distraída.
La mayor, que era algo lela,
pasó por la vicaría
con un noble también lelo
en la ciudad de Sevilla.
Al poco tiempo parió
un querubín de revista
que devino en gamberrete
con escasa puntería.
La segunda, buena jaca,
se cameló a un deportista,
que dejó a su antigua novia
y se encoñó con la niña.
De jaca pasó a coneja
y cada año paría
urdangarines de pro,
chupones de dinastía.
Y el principito heredero,
cortejador de coristas,
cayó por fin en el cebo
de una artera periodista,
divorciada y con más mañas
que la puta Celestina;
pero falló en la preñez
por seguir la dinastía
pues en lugar de un varón
paría niña tras niña.
Pero empiezan los problemas
y la cosa se complica
por culpa de estos gañanes
que, de nobleza, ni pizca.
El noble rancio de Soria,
bermudas y en zapatillas,
paseaba por Serrano
cual jocunda modistilla;
circulaba en patinete
con ignorante osadía
saltándose a la torera
direcciones prohibidas
Y el Borbón mandó parar,
se acabó la algarabía,
suspendió la convivencia
y se cargó una familia.
El chico del balonmano,
modelo de deportistas,
se convirtió en un truhán,
en un vulgar chantajista
que,siendo duque de Palma,
tuvo la necia osadía
de estafar unos millones
en tan reputada isla.
Y el Borbón mandó parar,
porque al duque sugería
que se marchase del reino
a ocultar sus fechorías.
La justicia que no es lerda,
apeló a su señoría,
y es fácil que al señorito
le caigan ciento y un días.
El príncipe mientras tanto
afronta esta travesía
sin saber que el gran patrón
prepara una felonía.
Sin encomendarse a nadie
se ha ido de cacería
a la sabana africana,
solito y sin la Sofía,
sabiendo que a la llegada
le esperaba mis Corina,
rubia y jacarandosa,
cortesana la más fina.
A la mañana siguiente
salieron de cacería,
cacería de elefantes,
que es una cosa muy fina.
Parece ser que cobraron
colmillos de gran valía,
y a celebrarlo montaron
una generosa orgía.
El Borbón de las narices
como un cosaco bebía,
y apañó tan regia trompa
que salió con alegría
no a por rudos elefantes
sino a trincarse a Corina
que lo esperaba anhelante
tras las leves celosías
del bungalow colindante.
Como al pendejo le ardía
la» cosa » entre la entrepierna,
pensando que ya subía
al catre de aquella fiera,
aceleró por la prisa
y tropezó en un tablón
y tropezó de tal guisa
que se crujió la cadera
y se le aflojó la picha.
Al monarca, trastornado,
llevan a la enfermería,
y al ver que es cosa muy seria
llaman a Cancillería
para repatriar al bobo
y salvar la Monarquía.
Corina, desconsolada,
triste, sola y compungida,
se consoló con un negro,
muy bien » armado» y sin prisas.
Mientras, la consorte griega
celebra Pascua Florida
blasfemando porque el Rey
la cuernea con Corina.
Esta es la historia,señores,
del reino de Picardía,
donde los «nobles y reyes
ejercen con alegría
un papel desvergonzado,
las más torpes tropelías,
mientras el pueblo se jode
y no le encuentra salida
a los más duros problemas
de su aperreada vida.
y colorin colorado……
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-
Tristor
Poema de nuestro compañero y colaborador Daniel de Cullá, dedicado a “no sé que jugador de fútbol”
“Ronaldo está triste.
¿Qué le pasa a Ronaldo?”
-de los periódicos
Hoy, que estoy trinado
Con el gorjeo de mi gurriato
Nada mejor que ir a echar un casquete
A un piso de la calle Trinas
– El nombre recuerda
La presencia del monasterio
De las monjas de la Trinidad-
En Burgos
Donde cada puerta está compuesta
De tornillo y tuerca.
He visto y besado ese objeto
Redondo y rollizo
En forma de círculo
Con un hueco en medio
Que le llaman Potorro
O recogedor de flores de Lechetrezna:
Sexo y crema
Pan y bollo
Con el que sueñan los colegiales
En una de las hojas
De la Beca.
En su vuelta circular o espiral
He adivinado la sonrisa de Ronaldo
Y mi paja
Con la concéntrica de ella
Ha formado un arco o bóveda
De placer
Y he visto al mismísimo Arquímedes
Elevando sus aguas y calostros
Al tornillo en rosca
Echándole al Potorro
Carga, lastre
Palo y jarcia.
-“ Puta, me has hecho la rosca
Le digo, y sigo:
No, mejor la Pascua
Que ahora estoy contento
Como un beato meapilas
Que ha visto la sonrisa de Ronaldo
Dibujada en tu Potorro
Y, ahora, eyaculado
Me echo a dormir entre tus brazos
Como un ermitaño
Incómodo
Cuando su pecado de lujuria
Toma forma de rosca o rosco
Rosco de san Lesmes
Mostrando color
Como de rosa capullo  “
La costra de ella, su sarro
Es de color cobre puro
De rosca formada en los labios
De ese su horno de afino
Echando leche de calostros
Sobre el Amor fundido.
Esta ha sido
Una batalla del Sexo
Rosebecque en Flandes
Gran fiesta memorable
En pelotas de Flandes rebelado
Contra su propio conde erecto
Y la puta haciendo un francés
Con el rey Carlos VI
Dando gracia al capullo
Del canciller de Castilla
Pero López de Ayala
Que asistió a .la batalla
Donde todo quedó
En polvo de estrellas.
Yo sonrío la gesta
Como un Amadís de Vaina
Viendo mi capullo acercarse
A esa retama en cueros
Redonda y calada
Con adornos labiados
Que suele abrirse
Cerrando su ábside
Con el florón
Que se adorna la Vagina
Rosada, suave, luminosa.
Ah, y para que lo sepáis
La Puta es una vaca marina
Yo soy Rosino de la Requejada
En Zamora
Con mi vara de ordeñar raída
Sin pelo
Que se enrosca con facilidad
Y al menor peligro de tentación
¡ No sabéis qué número
De perlas o granos de aljófar
Entra en cada onza ¡
Me marcho
La Puta me despide:
-“ Adiós, Tristor,  mi Rosino
Ya sabes donde dejas
de Ronaldo la sonrisa”.
-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar