Blanca paloma palanganera de Big Pharma

Por Nònimo Lustre. LQSomos.

Diez estampas femíneas, segunda parte o continuación de continuación de los collages de la serie «Mujer». Historia de la mujer occidental: de la mutilación a la esclavización pasando por los magnicidios…

Nacida en una palangana, la Blanca Paloma no se mueve de su cuna-y-trono. Ordena vacunar a sus negros siervos de la gleba negra… pero, dada la antigüedad de la foto telonera, colegimos que no previene contra el moderno covid sino contra la vetusta fiebre amarilla.

En los siglos XVII y XVIII, se conoció como vómito negro lo que hoy llamamos fiebre amarilla (fièvre jaune, typhus amaril, typhus icterode, haemogastric pestilence, gelbes fieber, yellow fever, fiebre gialla, febris flava; y, en lengua maya, xekik =vómito de sangre) Tras la vacuna de la viruela, descubierta 135 años antes, la de la fiebre amarilla fue la primera vacuna humana usada en gran escala. En 1896 ya se había creado en Saint Louis (Senegal) un servicio de vacunaciones, que se transfirió a Dakar en 1921. Siguiendo en la África francesa, desde 1939 hasta 1952 se administraron 38 millones de dosis conjuntas contra la fiebre amarilla y contra la viruela. Aunque se observaron casos de reacciones del sistema nervioso central, los riesgos asociados a la vacunación se consideraron mucho menores que los riesgos de adquirir la fiebre amarilla. Hacia la mitad del siglo XX, se evaluaron las inmunidades adquiridas y se decidió que ya no eran necesarias las vacunaciones masivas –ergo, surgieron epidemias allí donde no habían llegado las campañas anteriores.

Llegó el covid y con él, resucitó el colonialismo. En abril 2020, un científico francés sugirió que debía explorarse la idea de vacunar contra el Sars-Cov-2 a los africanos con un surtido de la vieja vacuna TB y de la BCG. Su argumento fue muy claro: “porque allí no hay mascarillas, ni tratamiento, ni cuidados intensivos, etc.” Inmediatamente, la OMS protestó porque “en África, la resaca de la mentalidad colonial debe terminar”. África en particular y el Tercer Mundo en general, han sido utilizados torticeramente para experimentar cualquier mejunje entre sus negros. La dorada matrona de la lámina colabora con ese infame designio y, por ello, es cómplice de la planetaria multinacional farmacéutica, la Big Pharma.

. Segunda parte: Diez estampas femíneas en sus collages
· Primera parte: Diez estampas femíneas en sus collages
· Otra serie de collages sobre la reproducción animal y humana

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar