Bob Marley: la pesadumbre que obsesionaba su vida

El director de cine Kevin Macdonald explica cómo construyó su nueva película sobre Bob Marley, la leyenda del reggae, desde sus problemáticos años iniciales en Jamaica hasta la adulación de estrella planetaria, que continúa incluso después de la muerte.

En 2005, el director Kevin Macdonald se encontraba en Uganda durante la filmación de su película The Last King of Scotland [El último rey de Escocia]. En los barrios pobres de Kampala le llamó la atención un hecho curioso: dondequiera que iba veía imágenes de Bob Marley, la consigna “Get up, Stand up” y rastas en el pelo.

Pero Marley había estado en la mente de Macdonald tiempo atrás, ya que Chris Blackwell, el fundador de Island Records, le había preguntado si le interesaría participar en un proyecto de película sobre el perdurable legado del músico jamaicano.

El plan original consistía en seguir a un grupo de rastafaris en su viaje desde Kingston a su patria espiritual, Etiopía, para asistir a una celebración del 60 aniversario del nacimiento de Marley. Aquella película nunca llegó a realizarse, pero cuando a Macdonald se le presentó la oportunidad de hacer un documental más ambicioso sobre Marley, no lo dudó un segundo.

Lo mejor es que la película obtuvo la aprobación y el apoyo de la familia de Marley y de figuras fundamentles en su evolución musical, incluido Neville ‘Bunny’ Livingstone, uno de los Wailers originales, que había permanecido alejado del entorno durante mucho tiempo. “Me pareció muy importante hacer esta película ahora, mientras algunas de las personas que mejor habían conocido a Bob, en particular durante los primeros años, todavía estaban vivas para contar la historia”, dice MacDonald.

Se dedicó a recopilar entrevistas y a investigar algunos de los aspectos más misteriosos de una vida excesivamente mitificada que terminó prematuramente en tragedia en 1981, cuando Marley sólo tenía 36 años.

Macdonald hubo de enfrentarse a algunas frustraciones, entre ellas a la ausencia casi total de material de archivo o de fotografías de los primeros años de Bob Marley y los Wailers. Pero con tesón y con la abundancia de recuerdos de aquel período que le aportaron Livingstone, la viuda de Marley, Rita, y otros, reconstruyó la biografía.

Bob Marley fue en vida muy reacio a las entrevistas. “Debido a su escasa formación”, sugiere Macdonald, “se sentía incómodo ante las preguntas de los periodistas”. Se negaba a abordar algunos aspectos de su pasado, en especial el de sus sentimientos hacia su ausente padre blanco, Norval Marley, un hombre que afirmaba falsamente haber sido capitán en el ejército colonial del Caribe.

Lo cierto es que, en la película, el “capitán” Norval se convierte en la clave para comprender a Marley. Como dice Macdonald, “mucha de gente asume que Bob era negro y se sorprenden al descubrir que su padre era blanco”. Los prejuicios que se asociaban con este hecho en Nine Miles, el remoto pueblo natal de Marley en las montañas de Jamaica, dieron lugar a la búsqueda de identidad que descubrió en el rastafarismo.

Las contradicciones de su biografía se transformaron en una metáfora global de enorme atractivo para la lucha y la unidad: “Vamos a juntarnos y a sentirnos bien”.

“El otro día estaba revisando la prensa con Ziggy Marley”, dice MacDonald, “y me dijo esto de su padre: ‘Creo que Bob siempre lamentó no ser negro’”.

“Yo no lo diría de manera tan rotunda, pero creo que ésa fue la clave para su psicología y su música. Siempre fue un extranjero y su vida y su música le abrieron un camino para redimirse.”

Aquella redención también proporcionó a Macdonald parte de la respuesta al porqué Marley ha llegado a ser tan importante no sólo en los barrios pobres de Uganda, sino entre los desposeídos de todo el mundo. Su película termina con una secuencia de referencias contemporáneas al cantante entre los movimientos políticos populares. “En Túnez, al principio de la primavera árabe, la gente cantaba Get Up, Stand Up”, dice MacDonald. “Inmediatamente después de que el vendedor de frutas se prendiera fuego a sí mismo para iniciar la revolución, ese eslogan apareció escrito en la pared junto al lugar donde murió”.

Tres décadas después de su muerte, dicha influencia puede medirse de muchas maneras: Marley tiene 30 millones de seguidores en Facebook.

* Traducción para Tlaxcala de Manuel Talens

Marley
Año de producción: 2012.
País: USA
Duración: 145 minutos
Director: Kevin MacDonald
Intérpretes: Bob Marley, Rita Marley, Ziggy Marley

Legado musical de Bob Marley está a salvo, asegura su viuda

La viuda del ícono jamaicano del reggae Bob Marley (1945-1981) aseguró la integridad del legado musical de su esposo, tras la pérdida de algunas cintas maestras en un incendio ocurrido en 2010 en su estudio de grabación en Ghana. Rita Marley aclaró -según reseña el rotativo The Jamaica Observer- que, de acuerdo con el plan de contingencias, se hicieron copias de esos originales antes del siniestro, causado por un cortocircuito eléctrico.

"Siempre hemos mantenido las copias de esas grabaciones en otros lugares. Así que la música está a salvo ", afirmó la también cantante de reggae. Sin embargo, Marley -albacea del legendario líder de The Wailers- no accedió a revelar qué cintas fueron destruidas por el fuego.

La artista -nacida en Santiago de Cuba en 1946- dijo que se trabaja para revitalizar el estudio antes de finales de año y que regresará en breve a Ghana -donde reside desde hace más de una década- para grabar algunos temas. Actualmente, la intérprete se encuentra en Jamaica con motivo del estreno el próximo 17 de abril del documental Marley the definitive story, en el Emancipation Park de la parroquia de Saint Andrew.

El ex director de la Fundación Bob Marley Neville Garrick manifestó a su vez que este documental responderá a muchas preguntas acerca del Rey, pues se trata de un filme muy personal, para el que fueron entrevistadas más de 60 personas, incluida Constante, maestra y hermana por parte de padre de Bob Marley.

La cinta -dirigida por Kevin MacDonald (El último rey de Escocia) y producida por Ziggy, el hijo mayor de los Marley,- también llegará próximamente a Estados Unidos, luego de su buena acogida en la pasada Berlinale. "Una vez que haya terminado todo lo concerniente a esta película, me concentraré en mi música", ratificó finalmente Rita Marley.

Deja un comentario