Bolivia duerme el sueño del océano

Le hago a Bolivia un trozo de mar

En ese sueño de Océano que duerme

En paz y en haz

Con vista y consentimiento

De ese cierto bejuco Maracure Ipecacuana

Cierta planta medicinal

De tallo o rama sarmentosa

Flexible, trepadora o rastrera

En quintireme de cinco remos:

Brasil, Perú, Chile, Argentina, Paraguay

Diciendo:

Ay, la mar del “Bolivia”

Barco abandonado

En el lugar en que está fondeado

Soñando salir a la mar

Por la Pampa Salada

A través de los ríos de ensueño

Mamore, Manu, Pilcomayo.

Araca, Hyueco, Corumana.

 

Sí. Hay un mar de fondo

Un mucho de agua salda a bordo

Ya sabes:

“La mar que se parte, arroyos se hace”

En alteración sorda de los ánimos

Que no ha llegado a estallar

En alboroto

O hechos de violencia

Pero que entre las olas

Grita lo del otro:

“Quien no se arriesga no pasa la mar”

Sabedores de que:

“ Más vale vaca en paz que pollos en agraz!”

Sin perder el tiempo hablando

De cosas que podrían realizarse

Sobre un barco abandonado

En el lugar que está fondeado

Sí, soñando ir en brazo de mar

De mar a mar.

 

Sí, hay un mar para Bolivia

Y lo dice la Bolina

Pasa atada a una cuerda

Que se usa para sondear

Pasada por el manto de la imagen

De Nuestra Señora de Copacavana

En sueño agitado

Y en lo profundo de ella

Que se manifiesta poco a la vida

En su superficie

Pero que ahí está

Viniendo del campo

Y comenzando a aporrear la mar.

Otras notas del autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar