Buenas Tardes

El gran día de Europa.

Ya falta menos para el gran día que será el principio de muchos grandes días; algo así como el cohetazo que nos llevará por fin a Marte o, por lo menos, la madre de todos los fuegos de artificio: las elecciones al Parlamento europeo. Y en fin, ustedes mismos (dicho sea con la mayor de las deferencias). Suerte a los partidos nuevos que todavía no han demostrado ser tan espantosos como los viejos y, como siempre, humor y aplomo para soportar las tonterías que se dirán después.

Pero ahora estamos en el antes, con tiempo para rebuscar y mirar en el cajón donde pone Europa. Veamos. Según las encuestas, sólo hay dos organizaciones razonablemente avanzadas que le puedan hacer cosquillas al Nuevo Imperio Bonapartista: Syriza en Grecia y el Movimento 5 Stelle en Italia. Se lo han ganado; se han ido con la gente –increíble, ¿en qué cabeza cabe?– y la gente les dice: contigo, pan y cebolla. Bruselas les tiene pánico. Bueno, le tiene miedo a Syriza y pánico al M5S, porque Bruselas vive de la especulación y el M5S puede hacer verdadera pupa a su cosita de bolsas, euro y Capital.

Como dijo Porky, That's all, folks. Cuando llegue el gran día, llévense un casco por lo que pueda caer del cielo y, a ser posible, un diccionario de francés. Ah, Marine, Marine. Qué bien lo ha visto la ultraderecha. Mientras la izquierda se atiborra de comida para gatos, el fascismo, que no tiene nada de tímido, le quita la palabra revolución. Buenas tardes.

* Escritor y traductor literario. Editor del diario La Insignia

Otras notas del autor

 

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar