Coctelería minimalista

País enfermo

Vivimos en un país enfermo. No hay más que ver cómo están las urgencias de los hospitales.

De aplicación en política

Dice un viejo refrán: cuando el tonto sigue la linde y la linde acaba, el tonto sigue.

Y otro: cuanto menos bulto, más claridad. Cuantos menos discursos, menos mentiras.

Voluntarismo

Cuando tengo prisa y miro al reloj, no acelero la marcha del autobús.

Carreteras peligrosas

Circular siempre por la carretera del mal menor conduce al mal mayor. Curioso.

Tener o no tener razón

Vivir en pareja o, aun más grave, en familia, y no tener nunca razón es absolutamente terrible. No es fácil sobrevivir así.

No-consumismo

A quien no va a comprar el vendedor le aburre.

Utopía-sueño

La utopía no es vida, es sueño. La vida se mueve; la utopía está siempre ahí, en el sueño inmóvil. La vida no es sueño, pese a Calderón, aunque los sueños, sueños son.

Admisión

El occidente cristiano, ya sea creyente o ateo de cultura cristiana, sólo admite de los no-occidentales, a los pro-occidentales.

A cada montón…

A cada montón de mierda y sangre en que se divide el mundo, los canallas le llaman patria indivisible y los tontos mueren por ella.

Elogio de la brevedad

Lo que hace bella la belleza es su brevedad. Lo que hace deseable la felicidad es su brevedad. Lo que hacen buenos los buenos momentos es eso, que son momentos.

Otras notas de la autora

Deja un comentario