Colombia: el gobierno pelele y genocida está acorralado. Pero sigue matando

Javier Sáenz Munilla*. LQS. Mayo 2021

Se está impidiendo, con los bloqueos, la movilización de muchos bienes y mercancías millonarias, especialmente en el Valle del Cauca, propiedades de las mafias del narcotráfico, tan ligadas a los capitales paisas y caleños. Hay un pasillo de drogas, dólares, insumos, armas y otras valiosas mercancías, paralizadas por los bloqueos

El 76 por ciento de los colombianos desaprueba al gobierno del Presidente Iván Duque, frente al 56 por ciento que lo hacía en febrero. El comportamiento criminal de la fuerza pública durante el Paro Nacional que se inició el 28 de abril, es la razón de esta caída. El 89 por ciento de los colombianos apoyan y están de acuerdo con las manifestaciones que se han desarrollado en todo el país desde entonces. Muchos, el 38 por ciento, porque rechazan la ya derrotada Reforma Fiscal. Otros, un 30 por ciento, por la reforma privatizadora de la salud. Y para la inmensa mayoría, la principal preocupación es el desempleo, que afecta al 16,8 por ciento en las ciudades. Son datos de la encuesta Invamer, publicada hace dos días.

Iván Duque, pelele del verdadero presidente en las sombras, el narcoparamilitar Álvaro Uribe Vélez, ha pretendido acabar a sangre y fuego el levantamiento popular más poderoso que ha vivido Colombia desde el Bogotazó, en 1948. Y no lo está logrando. El pueblo ha estallado y no va a parar, por más bala que le sigan dando. Y lo siguen haciendo.

Este miércoles en Usme, en las afueras de Bogotá. Vean el vídeo de @LuisGPerezCasas

«El agente dispara a la cabeza de un joven de la primera línea, caminaba confiado, quizás agotado luego de defender con su humanidad y su escudo artesanal, durante horas, como otros jóvenes que protegieron a los manifestantes de Usme de la represión criminal del Esmad», nos relataba desde Colombia nuestro colaborador Efraín Viveros. «No son manzanas podridas, no son casos aislados, no son simples abusos de la fuerza pública, son crímenes de lesa humanidad de competencia de la Corte Penal Internacional», añadía Viveros.El gobierno Duque y en realidad el régimen con todo su poder mediático, ha pretendido también que sus matanzas permanecieran ocultas, algo que ha sido como pretender tapar el sol con las manos. Cuando la sangre era derramada a plena luz del día y los crímenes perpetrados con toda impunidad. Sí ha logrado retrasar la llegada del eco del estallido popular y las masacres al exterior. Pero por muy poco. El régimen se siente tan aislado, que trata incluso de acallar voces tan humildes como las nuestras. Esta página Web, Lo que Somos, ha estado algo más de 24 horas paralizada por ataques masivos de bots procedentes del país andino. ¡Qué ridiculez!

Y ya no tiene Duque ni el apoyo caluroso del Imperio. ¡Qué distinto era con el gran Presidente Trump!

Donde dije digo…

La Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, nuevo delfín del uribismo y probable candidata fracasada a la Presidencia (Las encuestas le dan apenas un 11,8%, e indican la posible victoria del candidato de la izquierda Gustavo Petro con un apoyo del 38,3%), recibió este miércoles al Consejero especial para Latinoamérica de Joe Biden, Juan González. Y al parecer, le leyó la cartilla por tanto crimen, así sin disimulo.

Si el lunes, Marta Lucía dijo «no, por ahora», a una visita solicitada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el miércoles, después de estar con el enviado gringo, la sonrisa del régimen cambió el tono y el mensaje y dijo:»Se les invitó, se les dijo que bienvenidos (¡mentira!) y la fecha del 29 de junio la pusieron ellos (¡mentira!). Nosotros les hemos dicho que estamos listos, que pueden anticipar la visita». ¡Qué descaro!

El Informe de la CIDH

La CIDH, cuyo silencio, mientras se cometía tal matanza a diario desde el 28 de abril, era clamoroso. Y finalmente se atrevió, este jueves, a emitir un duro comunicado. Durísimo, sí. Pero la mitad de duro que el genocidio que perpetra el gobierno paramilitar de Iván Duque.
Como asegura el profesor Efraín Viveros, «No es suficiente que llegue a Colombia una misión de la CIDH. Se necesita que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional abra una investigación sobre nuestro país lo antes posible. Porque el Estado es parte implicada y no va a abrir una investigación para sancionar sus propios crímenes. Debe haber una solicitud de la Comunidad Internacional, para detener este baño de sangre».

En su informe, la CIDH condena las graves violaciones de los derechos humanos durante la protesta y exige al gobierno que honre su obligación de respetar la libertad de expresión y manifestación y controlar y limitar el uso de la violencia por la fuerza pública. Enumera las 9.623 protestas en 794 municipios y la participación en ellas de cerca de millón y medio de personas. Del total de protestas, la mayoría, 7.801, han sido pacíficas, sin incidentes, pero en 1.308 se han producidos muertes, desapariciones, heridos, y agresiones sexuales como consecuencia de la «desproporcionada actuación» de la fuerza pública. Cita el informe 43 muertes señaladas por la Fiscalía colombiana, que las organizaciones civiles elevan a 51. La CIDH califica de «extremadamente grave» las denuncias de 132 personas desaparecidas». Una cifra muy conservadora pues, como publicó LQSomos, la organización Justicia y Paz detalla con nombres y apellidos más de 120 desaparecidos sólo en el Departamento del Valle del Cauca. Y otras organizaciones civiles consideran que pueden ser más de 500 en toda Colombia.

Como también publicó LQSomos con fotos y vídeos, algunos desaparecidos van apareciendo muertos y flotando sobre las aguas del Cauca y de otros ríos, o desmenbrados e introducidos en bolsas que son arrojadas en las riberas.

La CIDH «expresa su alarma» por la denuncia de al menos 87 actos de violencia sexual cometidos presuntamente por agentes de la fuerza pública en contra de mujeres manifestantes. Y señala los crímenes cometidos por «civiles armados», como los que dispararon contra los integrantes de la Minga Indígena en Cali el 9 de Mayo.
La Comisión censura también el comportamiento violento de grupos de manifestantes en algunas protestas y los bloqueos de vías, que han impedido, en al menos una ocasión, la llegada de una ambulancia con un caso grave al hospital.

Casas de Pique: Centros de tortura y ejecución

No se señala en la versión filtrada a los medios, la existencia de las llamadas «Casas de Pique», centros clandestinos de detención, tortura, ejecución y desmenbramiento, como el que se denuncia por las organizaciones sociales, que ha venido funcionando en el centro comercial Calipso de Cali, de la cadena Almacenes Éxito. Es esta firma poderosa, propiedad del grupo francés Casino y de la Corporación Empresarial Antioqueña, muy activa esta última en el apoyo a los métodos criminales de Duque-Uribe y de la que se sospecha que está detrás de la movilización de pistoleros y paramilitares durante el Paro Nacional.

Se está impidiendo, con los bloqueos, la movilización de muchos bienes y mercancías millonarias, especialmente en el Valle del Cauca, propiedades de las mafias del narcotráfico, tan ligadas a los capitales paisas y caleños. Hay un pasillo de drogas, dólares, insumos, armas y otras valiosas mercancías, paralizadas por los bloqueos. No sólo en Cali, también en Buenaventura, puerto en el que evitan fondear las principales navieras del mundo, desde que comenzaron las protestas. Que están afectando también, de forma grave, en otros puntos de gran importancia en el sistema productivo del país. Es el caso de las flores de la sabana de Bogotá, que crecen y mueren en los inmensos viveros. O en el Departamento de La Guajira, donde las protestas han parado las vitales minas de carbón del Cerrejón. Los mineros luchaban ya y luchan frente a los severos despidos de las últimas semanas.

Igualmente sucede en Barrancabermeja, donde se sitúa la única e importante refinería de Colombia, paralizada por los trabajadores que secundan el Paro Nacional. Bravos petroleros que hace tiempo se movilizan contra la pretensión del gobierno Duque de privatizar la empresa nacional Ecopetrol.

En definitiva, este Paro Nacional, que expresa el hartazgo del pueblo colombiano, ha sido consecuencia última, sólo la mecha, de una reforma fiscal que aun iba a presionar más a los más pobres. Pero el explosivo hace tiempo que se venía acumulando en las espaldas de los trabajadores.

Como escribía hace unos días el exiliado político colombiano Gustavo Guzmán, residente en España «Colombia ha despertado de un letargo de más de 200 años, producido por los cantos de sirena de una oligarquía corrupta, criminal y clasista… Son 27 millones de personas que sobreviven en las condiciones más indignas, un país de 50 millones de habitantes que tiene a la mitad de su población al borde de la indigencia».

Concluye nuestro compañero Efraín Viveros. «El Presidente Iván Duque debe asumir sus responsabilidades políticas, remplazar al Ministro de Defensa y a la cúpula de la Fuerza Pública. Y que pida perdón al país y al mundo. Que el gobierno convoque un pacto social sin exclusiones, que constituyamos una primera línea nacional y mundial en defensa de la vida y de la democracia».

– Imagen de portada de @Cizanaparatodos
* Más artículos del autor
Periodista y analista internacional. Miembro del Colectivo LoQueSomos.
En Twitter: @pepitorias

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar