Colombia: la licencia para matar de los partidos tradicionales

Agencia Mp3*. LQS. Mayo 2021

El régimen político va atado a la caída de la imagen de Duque y el uribismo que pierden apoyo con las dilaciones para dar solución a las exigencias que motivan la protesta y están en el pliego nacional y los pliegos locales y regionales, dilación que se combina con el comportamiento criminal de la fuerza pública, como acciones del mal gobierno que enardecen los ánimos

Trascribimos la nota emitida por el Movimiento por la Constituyente Popular en relación con las votación realizada en el Congreso de unos partidos ”mayoritarios” que cada vez representan a menos pueblo. El avance de la lucha popular y el Paro Nacional ya es una realidad imparable.

Comunicado:
El Congreso da licencia para matar y razones para luchar y triunfar

De 107 senadores, 69 de los partidos de la U, cambio radical, liberal, conservador, Colombia justa, Mira y el centro democrático de Uribe-Duque, para su desgracia política y vergüenza histórica, dieron licencia para matar al no censurar al criminal ministro de defensa responsable intelectual de la matanza ordenada por el mal gobierno presidido por Duque, incapaz de defender al gran capital de una marejada popular que no cesa y mantiene el bloqueo de Colombia, a pesar del genocidio uribista. Esa votación es “un pataleo de ahogados”, una fanfarronada parlamentaria que no cambia la bancarrota de Duque y los sanguinarios partidos oligárquicos.

Ilustración de @Cizanaparatodos

Los partidos tradicionales, mayoritarios en el Congreso, siguen impotentes ante el avance de un Paro Nacional que sintetiza una confrontación política entre el pueblo y los que por siglos han abusado del poder económico y político, ahora el pueblo gritará ¡Que se vayan todos!

El gobierno Duque, con todo su poder mediático, apoyado en esa votación, NO podrá convencer a Colombia y el mundo de que no existen sus matanzas, ellas son como el sol, nadie las puede tapar con votaciones en el Congreso.

El Paro Nacional sigue adelante, ya es victorioso al lograr “imposibles” como derrumbar la reforma tributaria y la reforma a la salud que eran líneas rojas del gobierno y las oligarquías al servicio del imperialismo con sede en Washington, victorias que van ligadas a la desarticulación del equipo económico dirigido por el bandido Carrasquilla, tumbado por la fuerza popular.

Este mes de Paro Nacional tiene otras importantes victorias políticas, una es el derrumbe del uribismo, las encuestas dan una desaprobación del 76 por ciento al presidente Duque, sentencia su mal gobierno, por tener al país en la encrucijada tanto por su incapacidad, como por llevar la economía al bloqueo y la ruina. ¡El mal gobierno es de Duque y no del Comité Nacional de Paro, ni del Pacto Histórico que lidera el candidato presidencial Gustavo Petro!

La otra gran victoria política es el respaldo internacional que no se detiene, organismos ínter-gubernamentales y NO-gubernamentales se mezclan con del movimiento social y político del campo popular y democrático en sus mensajes de apoyo al Paro Nacional y sus condenas a la masacre oficial. Han llevado a dar pasos erráticos a la torpe y derechista canciller-vice-presidenta, quien cubre el hueco dejado por la exministra Claudia Blum que renunció al gabinete por las presiones del Paro Nacional que frustraron los cálculos diplomáticos de ella y su jefe Duque.

La persistencia del pueblo es otro triunfo ligado a su pérdida del miedo al terror oficial que cobra el sacrificio gigante de centenares de desaparecidos y detenidos, así como decenas de muertos que disparan las estadísticas de los asesinatos de hijos del pueblo que, a cuenta gotas, venía asesinando el régimen desde años atrás, es un pueblo que aunque, como es natural, muestre algo de cansancio por la prolongada batalla, no abandona los objetivos de la lucha y no se rinde.

El ministro Molano y la cúpula militar y policial del comandante en jefe, Iván Duque, con un plan macabro ordena a las hordas del ESMAD, acciones punitivas nocturnas apagando las luces de los barrios, mientras los cuerpos de inteligencia incendian e infiltran marchas para desprestigiarlas, los paramilitares disparan desde las sombras de la impunidad para crear incidentes que pretenden justificar la carnicería en Cali y otras ciudades del Valle del Cauca (Buenaventura, Buga, Yumbo, Tuluá, Jamundí…), Popayán, Pasto, Bogotá, Medellín, llano, costa Atlántica y todo el país.

Es así como los oligarcas chantajean al pueblo amenazando con declarar la “conmoción interior” si no se disuelven los “puntos de resistencia” y bloqueos populares y todos a casa y al trabajo acatando lo que diga Duque-Uribe. Con la “asesoría militar” utilizada en Cali y el Valle del Cauca impusieron un gobierno militar, dieron golpe al pusilánime Alcalde de Cali -Jorge Iván Ospina, del partido verde- y reforzaron a la militarista gobernadora del Valle, integrante del partido de la U.

La decisión de las mayorías del pueblo es mantener la desobediencia civil, millones de personas están en la calle con acciones llenas de imaginación e indignación, dispuestas a tumbar normas e instituciones, el Paro Nacional puso a tambalear el régimen político y A DUQUE.

El régimen político va atado a la caída de la imagen de Duque y el uribismo que pierden apoyo con las dilaciones para dar solución a las exigencias que motivan la protesta y están en el pliego nacional y los pliegos locales y regionales, dilación que se combina con el comportamiento criminal de la fuerza pública, como acciones del mal gobierno que enardecen los ánimos. “Duque, chao” es un coro que retumba, las esquinas, plazas y calles lo retoman. Menos gente quiere que Duque se quede, detestado por el pueblo al ser visto como criminal y los capitalistas rechazan el entrampamiento de sus negocios por la táctica dilatoria de las negociaciones Duque – Comité Nacional de Paro y demás sectores que están luchando sin sentirse representados por nadie.

Duque, títere del expresidente narcoparamilitar, Álvaro Uribe Vélez, ha fracasado al tratar de acabar el Paro Nacional con dilaciones y dando tratamiento de guerra al levantamiento popular más impresionante y cargado de potencialidades para disputar el poder en Colombia, algo que no ocurría así, luego del 9 de abril de 1948 cuando se dio el Bogotazo en repudio al asesinato del líder democrático del pueblo, Jorge Eliecer Gaitán.

Pese a tantas asechanzas, calumnias y crímenes, el poderoso Paro Nacional hoy 28 de mayo completa un mes de acciones diversas e ininterrumpidas: ¡Viva el Paro Nacional y su pliego de exigencias! ¡No más el mal gobierno de Duque!¡Adelanto de elecciones, ya!¡Gobierno democrático, ahora!

* Movimiento por la Constituyente Popular -MCP-
coordinadormcp@gmail.com

Colombia – LoQueSomos
Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar