Colombia. “La policía nunca ha sido garante de la vida”

Sasha Yumbila Paz*. LQS. Mayo 2021

Entrevista a Cizañero, otro artista digital

Cizañero un artista que desde el poder del seudónimo y empleando su profesión de Diseño Gráfico se ha propuesto desde la pasada campaña presidencial 2018 denunciar “el regreso de Uribe al poder” y con él los crímenes de Estado y la corrupción rampante que azota al país; una de la causas que originó el estallido social del 28 de abril de 2021.

Las obras digitales de este ibaguereño de 29 años de edad (Ibagué ‘Capital Musical de Colombia’) han acompañado la inconformidad de los jóvenes ante un sistema deshumano, publicadas en revistas de expresión cultural, redes sociales y murales. Porque como él mismo dice “la situación de los jóvenes es crítica no tenemos oportunidades, ni de estudio, ni de trabajo y la única forma es expresar el inconformismo de todas las maneras posibles para tocar un sentimiento nacional y así allanar un camino en el que podamos tener un futuro más claro”.

Cizañero, cumple una función representativa o interpretativa de la problemática político social de Colombia, sus ilustraciones críticas están cargadas de un valor connotativo especial.

Sasha Yumbila Paz: Los inquisidores de la lengua como la RAE y Oxford Languages definen la Cizaña como “cosa que hace daño a otra” y que “lo hace con frecuencia” ¿Por qué firma sus ilustraciones como Cizañero?

Cizañero: El seudónimo nace precisamente de esta definición que da la RAE y Oxford Languages, lo que busco realmente es dañar y destruir a los políticos que creo son un obstáculo para el cambio real de la nación y para resguárdame de posibles ataques y amenazas que ya me sucedieron, además de darle un poco de misticismo e intriga por saber quién está detrás de las ilustraciones.

S.Y: ¿Qué lo motiva a hacer ilustración digital?

CÑ: Son muchas las motivaciones, pero en especial la injusticia social en el país y los medios masivos de desinformación que por su forma de operar tienen en un estado de catalepsia a la población que consume estos canales y en especial sus noticieros, esto me induce a crear, realizar y mostrar imágenes de la cruda realidad actual, además de poner mi granito de arena por un mejor país desde una visión crítica.

S.Y: ¿Cómo define su trabajo; humor, crítica u otra cosa?

CÑ: Mi trabajo se puede definir como activismo, sátira política, sarcasmo e ironía, pero también lo realizo con una carga poética por generar conciencia del país.

S.Y: ¿Por qué enfocado hacia la política?

CÑ: Creo que la política tradicional de derecha “moderada” y fascista nos han entregado un país en ruinas y todos debemos hacer algo para quitarnos de encima esta caspa que tanto daño ha causado.

S.Y: ¿Hace investigaciones previas y contrasta información para hacer las ilustraciones?

CÑ: Claro, me remito siempre a los portales independientes, columnistas y periódicos del país para contrastar información y hacerme una idea general de lo que está pasando, de ese trabajo previo sale mucha inspiración para crear piezas nuevas.

S.Y: ¿Qué quiere lograr con sus ilustraciones?

CÑ: Tratar de sensibilizar y abrirle un poco los ojos y la mente a la gente del común que ve mí arte; que a la hora de elegir tengan bases para votar bien. Esto significa que de alguna manera piensen, evalúen y saquen un análisis crítico que transgreda la normalidad.

El final detrás de cada ilustración es hacer una pedagogía tal vez un poco agresiva, pero contundente. Me motiva un sentimiento de transformación para el país.

S.Y: ¿Qué tipo de técnica utiliza?

CÑ: Son dos, una es ilustración digital realizada en un programa que se llama Illustrator y la otra es fotomontaje que se realiza acoplando varias imágenes para lograr un poco más de realismo y se hace en el programa de Photoshop.

Intercambiemos sobre las ilustraciones

S.Y: ¿Por qué define a Colombia como la fosa común más grande del mundo?

CÑ: En esa ilustración quería mostrar la catástrofe que ha sido el legado uribista dejando a su paso una estela de los mal llamados Falsos Positivos, masacres y desaparecidos son muchas las cifras que se han revelado a lo largo del tiempo y siempre serán insuficientes para tener con certeza un dato claro de todas las muertes causadas en el Conflicto Armado colombiano. Desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016 hasta el 10 de diciembre del 2020 han sido asesinados 1.088 líderes sociales y personas de Defensoras de DD. HH., cifra catastrófica que nos da Indepaz esto son los datos en tan solo cuatro años largos, ahora pensemos cuantos muertos más han sucedido a lo largo del conflicto de casi 60 años, el país que tiene fosas comunes a lo largo del territorio lo hace acreedor al título de la ‘fosa común más grande del mundo’.

S.Y: Una de sus ilustraciones dice “si nos van a matar que sea luchando” ¿Cómo sería esa lucha?

CÑ: En las calles protestando de manera pacífica y sostenida, la referencia a la muerte la hago porque la policía en las marchas nunca ha sido garante de la vida. En cada movilización su escuadrón de la muerte cobra la vida de algún manifestante y siempre quedan impunes sus crímenes; recordemos la muerte de Nicolás Neira, Dylan Cruz, Javier Ordóñez y ahora Santiago Murillo. Pasaron casi 16 años para que juzgaran a rangos inferiores de la policía en la muerte de Nicolás Neira, como siempre no se juzga ni se condena a alguien de alto rango de la policía o responsable político.

Incluso con la muerte rampante en las protestas, estamos parados firmes defendiendo nuestros derechos y libertades a riesgo que la muerte nos alcance.

S.Y: José Félix Lafaurie un buen disecado ¿cuál es el contexto, de qué se trata esta ilustración?

CÑ: El contexto de esa publicación se generó por una disputa entre el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan) patrocinador de grupos paramilitares en el pasado, no sabemos si en la actualidad también, con Ariel Ávila reconocido escritor columnista e investigador; en esa disputa obviamente estamos con Ariel y sugerimos como en su momento lo hizo el expresidiario con el comentario de “un buen muerto” por “un buen disecado” para que se fuera al retiro en un anaquel de su casa y no jodiera más.

S.Y: Fabián Sanabria maestro de antropología de la Universidad Nacional afirma que los de la extrema derecha “no merecen nuestro odio, nuestro desprecio, nuestro humor, nuestra ironía, porque son unos arrabaleros que ni siquiera tienen la dignidad de déspotas ilustrados” [1].

En varias de sus ilustraciones los protagonistas son estos personajes ¿Qué opinión le genera la afirmación del maestro?

CÑ: La opinión del profe Sanabria es excelente como todo su pensamiento, pero ante años de gobiernos que carcomen el país con la corrupción y los crímenes de Estado se hace vital exponerlos, mostrar todos sus delitos y dejar un reporte gráfico de todo su prontuario delictivo; además, mi contenido va dirigido hacia la gente, no hacia ellos, me importa más que me vea el colombiano de a pie que es el que elige y en ellos es donde hay que enfocar los esfuerzos para que aprendan el valor de cada voto.

S.Y: Es recurrente observar en caricaturas, mamarrachos, memes, etc. especialmente los artistas que tienen tendencias progresistas o de izquierda de nuestro país, hacer comparaciones sobre los gobiernos de Colombia y Venezuela sin tener en cuenta que son posiciones e intereses políticos diferentes; a Maduro se le opone toda la derecha mundial mientras que a Duque lo apoya toda la derecha mundial.

¿Hacer este tipo de ilustraciones no es seguirles el juego a los intereses de la derecha mundial?

CÑ: No es seguirle el juego a la derecha, es ridiculizarle el argumento que usan todos los días sobre el castrochavismo que obviamente no existe, hacer esa analogía destruye su concepto vacío.

S.Y: Tras la perfidia a los Acuerdo de Paz y la construcción del montaje judicial por parte de la DEA en connivencia con la mafia que gobierna Colombia, a Jesús Santrich quien fuera uno de los jefes de la Segunda Marquetalia no le quedó otra opción que seguir la lucha política armada ¿Por qué insistir en las acciones conjuntas (matriz mediática, narrativa de medios oficiales, gobierno, FF.MM.) que defender la vida incluso con la política de las armas a una guerra impuesta es darle vida al uribismo?

CÑ: Se firmó un Acuerdo de Paz y muchos de la extinta Farc asumieron el compromiso de esta firma, Jesús Santrich fue víctima de un complot que todo el mundo se dio cuenta, estuvo detenido un tiempo largo, pero gracias al mismo Acuerdo de Paz y la Justicia Transicional no pudo ser extraditado; además la Corte Suprema tomó posición en defensa de Santrich basada en argumentos legales fuertes y después de ver la tramoya que había causado el exfiscal Néstor Humberto Martínez en conjunto con la DEA, pero luego de esto salió huyendo y dándole la espalda junto con Iván Márquez y varios miembros firmantes; a los que creímos en esa firma del Acuerdo esta situación fue golpe certero en la credibilidad de la Jurisdicción Especial y esto le dio voz y vida al uribismo criminal.

S.Y: Policarpa Salavarrieta, Camilo Torres, Jaime Bateman Cayón y Carlos Pizarro personajes históricos que hicieron uso de las armas para responder a una violencia primera. ¿Por qué hacer memoria de esos personajes, si la narrativa de la corriente reformista invalida la violencia revolucionaria, los sataniza e invisibiliza?

CÑ: Son tiempos diferentes antes no podían ser escuchados ni podían mostrar su pensamiento sobre el país y se alzaron en armas para ser escuchados, ahora tenemos diferentes plataformas digitales para masificar la información y el pensamiento, no creo que tengamos que satanizarlos, sino aprender de esa lucha que ellos dieron y reinventar en otras formas de luchas más acordes al tiempo en el que vivimos. Nos cansamos de vivir en una guerra perpetua.

S.Y: Este contexto de Paro Nacional nos ha demostrado que algunos de los instrumentos que nos permite expresarnos pacíficamente como es el Muralismo, las tendencias en redes sociales etc. los han censurado; si salimos y nos manifestamos en la calle pacíficamente nos asesina y reprime el terrorismo de Estado, como es el caso de Lucas Villa en la ciudad de Pereira y los más de 50 en el resto del país ¿No cree que en estos tiempos aún seguimos sin ser escuchados?

CÑ: En un Estado dictador y autoritario en el que estamos censurar los murales, las redes, asesinar y violar va a seguir sucediendo, pero aun así logramos masificar la información: El 12 de mayo día en el que la policía asesinó a Santiago Murillo fue muy doloroso escuchar a la madre llorar y gritar por la muerte de su hijo.

Inspirado en este suceso hice la imagen de Colombia llorando lágrimas de sangre, imagen que le dio la vuelta al mundo. No alcancé a divisar la magnitud, solo cuando vi que Alejandro Sanz publicó la imagen en Twitter me di cuenta del alcance de las redes y logramos unir a todos los colombianos en el mundo en una sola voz que grita: #SOSColombia; además muchos órganos internacionales se pronunciaron en contra del Gobierno ante la escalada criminal, a la fecha el dictador de Duque no ha recibido apoyo de ningún país y por esto creo que sí nos hicimos escuchar.

S.Y: ¿Cómo definiría usted lo que representa el progresismo?

CÑ: El progresismo sería el cambio que necesita Colombia, esté se define por fomentar un Estado del bienestar, la defensa de los civiles, la participación ciudadana y una redistribución del capital en la sociedad; considero que es la esperanza de un cambio democrático liderado por los jóvenes y una nueva clase política.

S.Y: En la Colombia Humana se habla mucho de un progresismo que no reniega del capitalismo, sino que lo acepta dentro de su modelo, incluso algunos senadores como Gustavo Bolívar y simpatizantes como Margarita Rosa de Francisco han hablado de un “capitalismo humano” ideas por las que una gran parte de la izquierda se mofa de ellos.

¿Consideras que se puede efectuar ese “cambio que necesita Colombia”, como dices, bajo un modelo que no reniega del capitalismo?

CÑ: Gustavo Petro ha dicho en varias ocasiones que en Colombia no existe el capitalismo sino el feudalismo, concepto que es cierto, él ha propuesto desarrollar políticas conjuntas capitalismo- progresismo para darle una solución al país, puesto que tenemos que entender que el país en su mayoría todavía es muy conservador por eso pienso que no se puede renegar del todo de ese sistema económico, por el momento…

S.Y: ¿Cuál es la visión de Cizañero sobre la Paz?

CÑ: Mi visión de Paz debe tener tres componentes básicos, sería que todos y todas pudiéramos acceder de manera gratuita a la salud y capacitarnos educativamente en lo que se desee, además de poder tener una vivienda digna. En fin, vivir dignamente. ¡Porque hay que reivindicar la palabra dignidad!

S.Y: ¿Qué opiniones y reacciones le genera a la gente que se acerca a su trabajo?

CÑ: Muchos se impresionan por lo explícito del mensaje, otros tal vez miran la calidad, conexión con la imagen, digamos que he crecido rápido, en el sentido de tratar de conectar con los sentimientos que cada persona tiene, para generar ese feeling con la gente (cada vez está más indignada). Nuestra actualidad política me da mucha inspiración para generar ilustraciones que han gustado bastante. Digamos que he sabido leer e interpretar el contexto.

S.Y: ¿Cuánto tiempo le dedica para crear una ilustración?

CÑ: Es muy relativo. Surge una noticia de connotación nacional, se hace la búsqueda de información y seguido pienso en una idea o imagen mental que represente de la mejor manera la noticia para que cale en todos los colombianos, esto es lo más demorado, seguido me pongo a trazar el dibujo y en cuestión de una hora o dos ya tengo el arte final.

S.Y: En cuanto las ilustraciones, ¿tiene algún proyecto en especial a futuro?

CÑ: La verdad yo comencé a ilustrar por la impotencia de ver tantas cosas en mi país y sentí que mi deber era mostrarlo, nunca pensé que tuviera tanto despliegue una imagen y que pudiera conectar con tanta gente, este es el pago más brutal. Después de darme cuenta del alcance que tiene quiero dedicarme solo a ilustrar y si fuera posible vivir del arte.

S.Y: ¿Los lectores dónde pueden encontrar sus ilustraciones?

CÑ: En Twitter me pueden encontrar como @Cizanaparatodos, en Instagram: @cizanaparatodos y en la red social Facebook: @CizaÑero – @Cizanero.ilustrador.

En estos momentos de estallido social quiero hacer un reconocimiento a todas y todos los artistas de las diferentes disciplinas que han participado en las actividades del Paro Nacional visibilizando y denunciado los crímenes de lesa humanidad cometidos contra quienes usando el legítimo derecho de la Protesta Social manifiestan su inconformismo.

En memoria a las víctimas del terrorismo de Estado, a las y los que siguen de pie en las calles por una vida digna.

1: Jeisson García. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
2: Cristian Alexis Moncayo Machado. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
3: Pol Stiven Sevillano Perea. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
4: Charlie Parra Banguera. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
5: Michel David Reyes Pérez. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Bogotá.
6: Brian Gabriel Rojas López. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo La Virginia.
7: Marcelo Agredo Inchima. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
8: Miguel Ángel Pinto Molina. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
9: Dadimir Daza Correa. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Yumbo.
10: Daniel Felipe Azcárate Falla. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
11: Einer Alexander Lasso Chará. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
12: Maria Jovita Osorio. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
13: Edwin Villa Escobar. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
14: José Augusto Ortiz Cortés. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
15: Kevin Yair González Ramos. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
16: Jesús Flórez. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Pereira.
17: Rosemberg Duglas. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
18: Yinson Andrés Angulo Rodríguez. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
19: Santiago Andrés Murillo. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Ibagué.
20: Brayan Niño. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Madrid.
21: Jefferson Alexis Marín Morales. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Medellín.
22: Santiago Moreno Moreno. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
23: Jhonatan Arlex Quiñones. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
24: Andrés Angulo. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
25: N.N. Hombre en el Parque de Jovita sin identificación. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
26: Kevin Antoni Agudelo Jiménez. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
27: Nicolás Guerrero. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
28: José Emilson Ambuila. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
29: Harold Antonio Rodríguez. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
30: Mauricio González Escobar. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
31: N.N. barrio La Luna. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
32: N.N Aparece en vídeo en Siloé. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
33: Wenceslao Solis. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Yumbo.
34: Javier Uribe. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
35: Héctor Morales. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Pereira.
36: Elvis Vivas. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Madrid.
37: Dylan Fabriany Barbosa León. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Bogotá.
38: Daniel Alejandro Zapata. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Bogotá.
39: Lucas Villa Velásquez. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Pereira.
40: Luis Hernán Ladino Bañot. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
41: Sebastián Quintero Múnera. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Popayán
42: Jhon Alexander Yotengo Chaguendo. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Yumbo.
43: Michael Joan Vargas López. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Yumbo.
44: Maicol López Cano. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Yumbo.
45: Angie Johanna Valencia Ordóñez. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
46: Julián Vallejo. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Tuluá.
47: Cristian David Orozco. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Tuluá.
48: Vladimir Steven. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
49: Johan Ricardo Idrobo. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
50: John Erick Larrahondo. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Cali.
51: Breiner Chud Arango. —No está, lo mató el terrorismo de Estado —dijo Candelaria. [2]

Asesinados por la Doctrina de Seguridad Nacional de Colombia en el marco del Paro Nacional que empezó el 28 de abril de 2021.

Notas:
1.- Fabián Sanabria. Las2Orillas – #PelandoElCobre : ¡Uribe : Pilatos!.
2.- http://www.indepaz.org.co/victimas-de-violencia-homicida-en-el-marco-del-paro-nacional/
.-. Línk de descarga de evidencia de criminalidad policial durante el Paro Nacional:
https://drive.google.com/drive/folders/1IXsiwSCrRCMjQrSvDZBb00Ro-ODvJVbK

*.- Sasha Yumbila Paz: Registrando Historias, ambientalista, trabajadora humanitaria y periodista independiente, amante de la creación audiovisual. @YumbilaPaz

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar