Conocí a uno

Jesús Gómez Gutiérrez*. LQSomos. Mayo 2016diana281

Sobre el bien y el mal

Mucho después de la victoria del bien sobre el mal
todo lo que estaba mal seguía estando mal,
aunque con más carteles contra los que ensuciaban el suelo.
Siempre es así con las victorias del bien, porque ¿en qué
consiste el bien? En la moral de los niños bien
cuando les da por hacer el bien:
un concepto donde lo estructural no cabe ni en pintura.
Por eso la pobreza, estructural como ella sola, crecía ajena a tanta bondad.
Y la estructuralísima falta de techo en una ciudad de casas vacías.
Y el hambre bien, muy bien, en los barrios del hambre.
Y la injusticia, tan bien como si hubiera triunfado el mal
porque el bien había llegado para aplicar bien las leyes de la clase dominante
(¿es que hay otras?)
que respondían, quién lo habría dicho, a los intereses de la clase dominante.
Pero qué bien sabían las limosnas cuando el bien tenía para limosnas.
Una vez, conocí a uno que recibió.

Más artículos del autor
* LQSomos en Red

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar