Coronavirus: La crisis y la oportunidad

Mónica Oporto. LQS. Marzo 2020

La palabra china para escribir «crisis» consta de dos caracteres: uno representa «riesgo» y el otro «oportunidad», de allí que se diga, por extensión, que “crisis es oportunidad”…

El coronavirus no es un cisne negro (1). Se podía colegir que de la concentración de la riqueza cada vez en menos manos y la pauperización global –algo así como la desertificación a nivel social en el mundo-, sumado a la desinversión en salud pública (y en educación pública) como parte del Manual Neoliberal, se podía prever que, enfrentados a una situación crítica –una guerra o esta “guerra” contra un enemigo invisible- nos pondría en situación gravísima.

Las respuestas locas, -irresponsables- de algunos “líderes mundiales” devotos del Mercado. A estas alturas considero que si es peligroso el comportamiento del virus es mucho más peligrosa la respuesta dada por algunos gobiernos ante la enfermedad.

Así, por ejemplo, una dictadora latinoamericana ha aconsejado “arrepentimiento y oración”. En el otro lado del mundo –pero en sintonía política- un primer ministro (que no sólo tiene parecido físico sino intelectual con el presidente del país del “sueño americano”) desistía de tomar medidas drásticas para enfrentar la enfermedad y hacía alarde de compartir las ideas de su connacional Charles Darwin acerca de la supervivencia del mas apto. Boris recién se avino al cierre de lugares públicos tras recibir la catastrófica sumatoria de muertos que comenzaba a dejar el coronavirus. Recién el 23 de marzo decretaba la cuarentena. Lo mismo hizo su “mellizo” de EEUU. Si, hasta en eso son similares. En esta nota (2) se está anticipando que EEUU es el país que podría ser el epicentro de la pandemia, desbancando a China.

El presidente de Brasil, siguiendo los pasos de estos gobiernos sin cabeza, ha ocasionado que la situación de ese país empeore minuto a minuto. El negacionista de Bolsonaro afirma que todo es parte de una histeria. Autorizó a las empresas a dejar de pagar sueldos por cuatro meses. Pobre pueblo de Brasil, tan lejos de un gobierno que los contenga y tan cerca de Bolsonaro.
Hay otros mandatarios que no les van en zaga.
Esperemos que, pasada la crisis, los pueblos hagan tronar el escarmiento.
Paradojas dentro de un sistema que cultiva el individualismo. Los que predicaban el achicamiento del Estado para que las actividades que –supuestamente el Estado no sabe y no debe realizar- pasen al ámbito privado (y de paso, aplicando la ley de la oferta y la demanda, se beneficien sus empresas privadas), ahora exigen respuestas urgentes del Estado. Se dieron cuenta de que en los países donde el Estado mantiene salud pública y educación pública –y lo han hecho con grandes esfuerzos- han sido los que han desarrollado respuestas que priorizan a las personas.

Pobre Argentina si el presidente hubiera sido otro!. Justamente hace unos días Macri pidió al actual presidente Alberto Fernández: «Al igual que lo que sucede en Inglaterra, no tomemos medidas drásticas”, unos días antes de que Fernández declarara la cuarentena obligatoria” (3). No olvidamos que Mauricio Macri, durante su período de gobierno, rebajó el 50% del presupuesto para el Instituto Malbrán, que, a la fecha, es el centro donde se realizan los estudios para determinar contagio de coronavirus. También frenó la construcción de hospitales. Aun resuenan las palabras de la, por entonces, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunciando que en su “gestión” no se iban a inaugurar nuevos hospitales (4). Y cumplió su palabra: no sólo no los hizo sino que detuvo la construcción de aquellos que estaban en ejecución. El macrismo en el gobierno (Cambiemos – PRO) bajó los salarios de los científicos y científicas de Argentina, produjo, entre 2015 y 2019 recortes del 50% del presupuesto en salud, de personal y salarial (5). Y también devaluó el Ministerio de Salud a Secretaría, con todo lo que esto conlleva. Porque, para el neoliberalismo, el Mercado está por encima del Estado.

En estos momentos el único que ha podido hacer frente a la crisis provocada por la pandemia ha sido el Estado, tan devaluado por la aplicación de políticas neoliberales, tan denostado, con tan mala prensa para los liberales, sin embargo es el único que asiste cuando el capital/mercado recula.
Argentina, cuya tradición de salud y educación públicas, y de la mano de un presidente que se puso la crisis al hombro, tomó medidas anticipatorias de lo que se veía venir.

Hay otros ejemplos de solidaridad: Cuba, castigada con bloqueo por décadas, salió a dar su ayuda. 52 médicos cubanos llegaron a Italia, a la Lombardía. Se prevé la llegada de 500 médicos cubanos a la provincia de Buenos Aires. Se trata de médicos emergentólogos y terapistas que vendrán a reforzar la ayuda sanitaria previendo una posible expansión del virus. (6)
Bloqueo, estigmatización, críticas. Cuba solidaria. Estado frente a mercado.
Paradojas: Mientras, se cierran fronteras que la globalización había ido desdibujando para el beneficio del comercio, y las personas, para circular, deben ir munidas de un permiso que los habilite a transitar, cada vez son mayores los controles y las restricciones.

Paradojas que el coronavirus deja al descubierto.

En una nota del diario el País se dice “Europa está fracasando. Las cifras de infectados aumentan exponencialmente.” (7) Miente. No fracasó Europa, ha fracasado un sistema, el de los que proclaman las bondades del sistema que ha pauperizado el planeta, mientras ellos están sentados sobre una montaña de dinero.
Paradojas del mercado egoísta, angurriento. Han querido emular al rey Midas y han concentrado la riqueza que no les servirá para frenar el coronavirus a menos que sea volcada a mejorar los servicios que brinda el Estado, que debe brindar el Estado para cuidar a su población.

Otras pequeñas paradojas a modo de moralejas

Paradojas del neoliberalismo que es mentor del individualismo. Hoy la cuarentena nos aisla pero refuerza lazos de ayuda, solidaridad, abrazos virtuales.
Pero, además, se dan paradojas de la tecnología, otrora criticada porque nos aisló y hoy permite conectarnos con quienes están a pocas calles o con quienes están en otro continente, en un vuelo virtual, en un abrazo virtual.

Paradojas: el tiempo. Ese que siempre era escaso por la cantidad de cosas que había que hacer. El tiempo que muchos no dedicaban a sus seres queridos. Ese producto de una convención hoy se acumula. Porque se impone la cuarentena y muchos no están yendo a sus ocupaciones.

La palabra china para escribir «crisis» consta de dos caracteres: uno representa «riesgo» y el otro «oportunidad», de allí que se diga, por extensión, que “crisis es oportunidad”. La humanidad, los gobiernos y sus pueblos, todes estamos ante una puerta –la crisis- que se abre a dos caminos. Abrirla y hacer la elección de qué camino se tomará para no desaprovechar una oportunidad de cambiar, de ser mejores, de tomar decisiones que nos hagan mejores.

Notas:
1,. Un “cisne negro” es un acontecimiento inesperado e impredecible que produce consecuencias importantes a gran escala y sobre el que se pueda dar una explicación a posteriori: aunque imprevisible, un cisne negro puede analizarse racionalmente una vez ha pasado para encontrar las señales que apuntaban a que ocurriría.
2.- https://www.apostagem.com.br/2020/03/24/oms-eua-pode-ser-o-novo-epicentro-da-pandemia-de-coronavirus/
3.- https://www.perfil.com/noticias/internacional/estilo-boris-johnson-medidas-tomo-gran-breta%C3%B1a-contra-coronavirus.phtml
4.- https://www.infobae.com/politica/2017/10/14/maria-eugenia-vidal-no-voy-a-abrir-hospitales-nuevos-porque-es-una-estafa-a-la-gente/
5.- https://www.politicargentina.com/notas/202003/32390-nadie-se-salva-solo-los-brutales-recortes-presupuestarios-del-macrismo-al-malbran.html
6.- https://www.ambito.com/politica/cuarentena/cuba-envia-brigada-500-medicos-la-provincia-buenos-aires-n5090797
7.- https://elpais.com/ideas/2020-03-21/la-emergencia-viral-y-el-mundo-de-manana-byung-chul-han-el-filosofo-surcoreano-que-piensa-desde-berlin.html?ssm=whatsapp

* Miembro de la Asamblea de Redacción de LoQueSomos, desde Buenos Aires, Argentina. Autora de “Historia popular de Buzarco III”
Más artículos de la autora
LQSomos en Red

Argentina – LoQueSomos
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar