Corren tiempos perros

Por Puño en Alto*. LQSomos.

Corren tiempos perros en los que la dignidad no da dividendos, canta Miguel Ríos en un tema del disco «Miguel Ríos y las estrellas del rock latino». Aunque, es cierto, que Saramago lo cuenta mejor, lo de que son malos tiempos para la razón, nadie mejor que el granadino ha podido cantarlo.

La dignidad ni la honestidad ni dan dividendos ni cotizan en Bolsa, sobre todo para quienes se acercan a la política para medrar o agenciarse un sustento económico impensable o beneficiarse de las urgencias de quien ve su sillón temblar. Dignidad y honestidad deberían ser valores insoslayables para quienes se dedican a la política como servicio público. Pero quienes entienden la política como herramienta para engordar socialmente y para quienes llegan a concebir su estatus circunstancial como si fuera parte de su patrimonio personal no podrán entender lo del servicio público inherente a su dedicación política.

Esto nos vienen demostrando los 5 tránsfugas que aún se siguen sentandos en el Pleno Municipal de la Sanlúcar del Santo Régimen amparados o fomentados por el alcalde esmirriado, más esmirriado ya en lo ético y lo moral que en otra consideración, y por cuantos por acción u omisión fuera del consistorio están permitiendo o justificando este atropello a la democracia y al respeto a los resultados electorales.

Alhambra-Ayala-Porrúa-Lobato-Ponce por más señas son conocidos, si bien sus trayectorias y procedencias, unas conocidas otras por conocer, son variopintas, todos tienen el dudoso honor de ser tránsfugas en el consistorio de la Sanlúcar del Santo Régimen, todos vigilados, controlados y hasta mimados por aquel ojo que todo lo ve. La regeneración democrática que decían preconizar ha quedado bien atrás en el tiempo, en un rincón muy recóndito de sus conciencias o en un cajón bien inaccesible de sus escrúpulos, no vaya ser que en un improbable arranque de honestidad tuvieran la tentación de echar mano de ella.

Como licencia permitan parafrasear al libro de JRR. Tolkien «El Señor de los Anillos». Un decreto para el señor oscuro y esmirriado, sobre el sillón de alcaldía en la tierra de la Sanlúcar del Santo Régimen donde se extiende la Corrupción. Un decreto para gobernarlos a todos. Un decreto para encontrarlos, un decreto para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas del Santo Régimen.

Utilizar una referencia musical y otra literaria en un mismo artículo para expresar una misma idea no es muy aconsejable, pero como, no se pretende una forma impecable en la expresión y sí encontrar la mejor forma de hacer llegar el fondo de lo que se denuncia, pues no se tiene reparo en contradecir a los que de verdad entienden. Pero como no hay dos sin tres, ahí va esa otra canción del grupo de rock gallego Golpes Bajos a modo de otra referencia titulada «Malos tiempos para la lírica».

– Ilustración de «El Roto»
* Puño en Alto es una ventana colectiva abierta, desde donde se reflexiona y analiza con actitud crítica la actualidad política y social, sin adscripción partidista, pero sí ideológica con un marcado e irrenunciable republicanismo.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar