Crónicas kurdas. La guerra química contra Halabja

Crónicas kurdas

Por Albar Arraitz San Martín*. LQSomos.

Las últimas ponencias fueron desarrolladas por supervivientes de la masacre, como es Luqman Abdel-Karim, que junto a otros miembros de la Sociedad de Víctimas, dieron una descripción sobre el bombardeo químico de sobre las aldeas kurdas y las escenografías dantescas producidas durante y posteriormente a los bombardeos…

Crónicas kurdas

El pasado 6 de julio de 2022, en la Sociedad de Personas Afectadas por las armas químicas, en Halabja (Región de Kurdistan del Sur; Bashur), se celebró un seminario en el que varias ponentes hicieron un recorrido desde los antecedentes de la masacre acontecida el 16 de marzo de 1988, hasta los problemas que acontecen a puertas de un inminente ataque a gran escala sobre el oeste de Kurdistan (Rojavâ) y cuanto concierne a las zonas aledañas del Norte y las Montañas Liberadas (Bakur y Qandîl); además del beneplácito iraní tras la complicidad que los miembros de la OTAN han otorgado al genocida neo-otomano Razip T. Erdogan para cumplir sus deseos anexionistas.

El seminario lo comenzó el Profesor Hardi Z., quien hizo hincapié en una perfecta semejanza de la idea ‘Estado-Nación’ en tanto corresponde ideológicamente y en praxis a los Estados miembros de la OTAN, así como en el desarrollo de los diferentes gobiernos ba’azistas en la región de Oriente Medio, enfatizando el de Sadam Hussein, quien pese a la descripción de socialista-antiimperialista, desarrolló desde 1979 una dictadura que afectó a la población kurda de igual modo que el ejecutivo político y militar turco, ciento ocho años tras perpetrar el Genocidio Armenio, prosigue con la población kurda con políticas de asimilación, ocupación, destrucción del territorio… O sangre; utilizando la financiación de mercenarios que, ante la opinión internacional, los medios del sistema presentan como ‘células islamistas dormidas’.

Operación Al-anfal ¿Por qué la guerrilla?

Antes de entrar en la década de 1990, Sadam Hussein jugaba un rol de importancia ante los intereses de Estados Unidos en la región. Ello conllevó que la matanza de 5000 personas, el 16 de marzo de 1988, quedase impune y no se desarrollara una investigación hasta llegar a avanzados los 2000, cuando se dictaminó que el ataque químico había sido realizado gracias a las armas fabricadas y enviadas desde Nasville, en el Estado de Tennesse.

El cambio de postura estadounidense conllevó la invasión a Iraq y la puesta en escena de dos gobiernos títere, entre el que se encuentra el de la Región Autónoma del Sur de Kurdistán. El profesor Hardi finaliza afirmando que un ataque como el que sufrió la población de Halabja es la evidencia de que el Partido Ba’az-sadamista no es sino un tentáculo más del imperialismo, cuyos modos y objetivos son iguales a los de otro Estado con mismos fines y la creación de la entidad regional es un colchón que da un confort a los intereses de la OTAN mediante el beneplácito colaboracionista del clan Barzani, que ante los desarrollos belícosos/ocupacionales de Turquía y la luz verde otorgada en Madrid ante la idea de acceder a más territorios kurdos mediante la impune violencia, da su beneplácito asumiendo y repitiendo los mensajes del nazi-otomano, R. T. Erdogan.

En el desarrollo de esta escalada de violencia ante la población de las cuatro jurisdicciones del Kurdistán y el seguro visto bueno de la administración iraní marcado por los intereses que supondría debilitar la zona, el conjunto de hombres y mujeres que se están uniendo a la Guerrilla supone la energía, motor y acción de resistencia ante las amenazas que sufren la preservación cultural y de libertad del Pueblo Kurdo.

Pero la resistencia no puede quedar como tal, añade; sino su devenir recae en ganar mayores grados de poder y arrebatar espacio al fascismo, en la primera agresión que se cierne a dos semanas de la alfombra roja en Madrid, cuando los señores y señoras de la guerra, igual que en Saints-Picot, volvieron a mover ficha para repartirse las jugosas ganadas a golpe de violencia, muerte y arrasar poblaciones que, en caso de Kurdistán, suponen la eliminación de vestigios idiosincráticos que alcanzarían los 7000, en ésta, la antigua Mesopotamia que luchará por vivir y volverse a empoderar.

Las últimas ponencias fueron desarrolladas por supervivientes de la masacre, como es Luqman Abdel-Karim, que junto a otros miembros de la Sociedad de Víctimas, dieron una descripción sobre el bombardeo químico de sobre las aldeas kurdas y las escenografías dantescas producidas durante y posteriormente a los bombardeos.

Para finalizar el seminario, varias personas se trasladaron a rendir homenaje a las víctimas del Genocidio, en el cementerio de la misma población de Halabja. Allí se encuentran diversas fosas comunes en las que yacen cuerpos que, quizá sin identificar, fueron soterrados en el intento de parar posibles contagios y desarrollo de enfermedades a causa de los efectos provocados por los agentes químicos y gases nerviosos (gas mostaza, tabun, sarín y VX) desarrollados en América, con apoyo alemán, de India y de Singapur.

Zmnako Mohammad Ahmad
Zmnako Mohammad nació tres meses antes del ataque a su pueblo natal. Perdido tras uno de los ataques, la armada iraní lo tomó y llevó a Irán, donde fue adoptado y vivió hasta que, gracias a su hermana y sabiendo que su familia no era biológica, a través de un test de ADN llevado a un laboratorio de Jordania, pudo localizar a sus padres, quienes le habían dado por fallecido, su nombre figuraba escrito en una de las múltiples lápidas del cementerio, junto a los y las mártires de su familia, fue pintado de verde como motivo de su ‘vuelta a la vida’.

Presencia de salafistas
Durante la visita, la segunda en menos de quince días, se advierte la destrucción de varias lápidas. Los grupos islamistas/salafistas continúan siendo una constante amenaza; además, tras pasar el Estado islámico, estas células se han incrementado y suponen un quebradero de cabeza para las autoridades de muchas municipalidades. Comentan que su odio yace en una mezcla de racismo y odio religioso. Todavía hay un porcentaje de familias que profesan la fe Kakai, la cual, los islamistas radicales consideran herejía. Además, se acercan estas posturas fascistas a los estúpidos argumentos supremacistas que alentaba el dictador Sadam Hussein en sus soflamas y fueron fruto de este Genocidio. Los salafistas continúan negando, con la estúpida igual manera que agentes neonazis europeos ante lo que supusieron veinte millones de personas asesinadas, que este genocidio existiera; motivos por los que causan múltiples daños hacia el Memorial, así como pintadas negacionistas en todo el cementerio.

#RiseUp4Rojava #DefendKurdistan #Rojava

* Participante en las primeras Brigadas Internacionales de Solidaridad con el Pueblo de Rojavâ.
Crónicas Kurdas, con un clic aquí
Kurdistán en LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar