Cuando un bosque se quema algo suyo se quema…señores del PPSOE

Cuando un bosque se quema algo suyo se quema…señores del PPSOE

Por Jorge Izquierdo*. LQSomos.

España arde, igual que cada verano, igual que siempre. Ardió con la UCD, ardió con el PSOE, ardió con el PP y arde nuevamente con el PSOE. España arde mientras queman en la hoguera a Podemos. Mientras tanto el Consejo de Ministros aprobó hace apenas unos días un crédito extraordinario para incrementar el presupuesto de Defensa en 1.000 millones de euros (así, en números redondos, nada de bagatelas, 1.000 millones en crudo). El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, optó así por aumentar el gasto militar fuera de los Presupuestos Generales del Estado. En palabras de Pedro «el Gobierno va a cumplir con su responsabilidad y solidaridad para fortalecer la seguridad y la capacidad de disuasión europeas frente a la amenaza real que representa Putin».  No quiero frivolizar pero los montes y pueblos quemados de una guerra no se diferencian mucho de los de una guerra. Bueno, es cierto, estoy frivolizando: los montes y pueblos quemados ocurren año tras año mientras que las guerras, afortunadamente, tienen un principio y un final. Debería existir una guerra contra el fuego. Es más,  el Ministerio de Defensa es uno de los encargados de apagar los fuegos en nuestro país. La Unidad Militar de Emergencias (UME) es la que pone los aviones apagafuegos. Concretamente se trata  del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas que después de un acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Defensa y el Ministerio de Medio Ambiente, colabora con la Dirección General para la Biodiversidad en la extinción de incendios forestales.  La misión secundaria es participar en el apoyo de las misiones SAR (búsqueda y salvamento). Esa es otra guerra.

Algún bien pensado estará calibrado la posibilidad de que parte de ese crédito de 1.000 millones se destine a aumentar o mejorar la flota área para luchar en la guerra contra el fuego. Puede calibrar todo lo que quiera; pero el 43 grupo está compuesto actualmente por 14 aeronaves del modelo CL-215T, con más de CUATRO DÉCADAS en servicio y así se quedará. Y se quedará así porque no hay ninguna guerra contra el fuego. Siguiendo la misma lógica de un ministerio de Defensa que pide más dinero cuando ocurre algo peligroso, aunque sea fuera de nuestras fronteras, lo normal sería que ardiendo cada año 100.000 hectáreas de superficie forestal se invirtiera en Defensa para actualizar aviones que ya eran viejos cuando yo era un niño.

Casi todas hemos visto alguna vez al avión botijo, Bombardier,  CL-215T/415. Desde la entrada en servicio de los primeros CL-215 a finales de los años 70 del siglo pasado, por el Ejército del Aire han pasado 34 aviones Canadair (30 CL-215 y CL-215T y cuatro CL-415). De esta flota de 34 aviones, ocho se han perdido en accidente, siete CL-215 fueron vendidos ha paisess del tercer mundo  uno está expuesto en el Museo del Aire y el resto  son esos 14 aviones CL-215T y 4 CL-415) se encuentran en servicio en el 43 Grupo. El 8 de febrero de 1971 llegaron los dos primeros Canadair CL-215. Dos aviones anfibios destinados al Ministerio de Agricultura, que desde aquel momento y hasta el comienzo de esta legislatura tenía las competencias en gestión de incendios. Ahora se gestionan desde el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, pero los que hacen posible su operativo son los miembros del 43 Grupo de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire, que además de pilotarlos se ocupan de su mantenimiento.

Se quema el monte, señores del PPSOE.

* Bracero del funcionamiento y mantenimiento de esta web, parte del Colectivo LoQueSomos. Miembro de Wikimedia. Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Cuando un bosque se quema algo suyo se quema…señores del PPSOE»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar