Cumbre de las Américas: la imposición del terrorismo económico

Cumbre de las Américas

Por Tomás F. Ruiz. LQSomos.

Si hay algo que, sin lugar a dudas, se pueda afirmar tras la celebración de la IX Cumbre de las Américas, es la confirmación del terrorismo económico como forma de sometimiento hacia aquellos países que se nieguen a aceptar la condición de esclavos que les han impuesto.
La diferencia de esta novena cumbre de las Américas ha sido que se han generado multitud de contestaciones al complot político urdido por Estados Unidos y que las denuncias han venido de todas las partes del mundo. Yo particularmente, como referente de esa detestable doctrina política estadounidense y como evidencia del despreciable régimen en que se ha convertido Estados Unidos, me quedo con las imágenes de ese policía apaleando con una inusitada violencia a una manifestante pacífica que se limitaba a llevar una pancarta contra la cumbre.


La brutal forma de agarrar a esta mujer por el cuello, propinarle bofetadas, tumbarla en el suelo y aplastarla con la rodilla fue tan despiadada e innecesaria como aquella que acabó con la vida de George Floyd en Mineápolis. No obstante, en este caso la mujer sobrevivió, a pesar de los inusitados esfuerzos por acallarla que todos los agentes que la rodeaban llevaron a cabo… ¡Qué comedida, valerosa y encomiable ha demostrado ser la policía de Los Ángeles!

Esos agentes de policía que salen en el video, esas alimañas con uniforme negro abofeteando y aplastando a una mujer indefensa en el suelo, han sido la imagen más certera y contundente sobre el objetivo que persigue esta Cumbre de las Américas: aplastar a todos los disidentes que se crucen en su camino.

La brutalidad de la policía demuestra también que el pueblo norteamericano está sufriendo una de las mayores dictaduras de su historia. Sin embargo, el hecho de que Estados Unidos esté agonizando no significa que se sienta débil. Todos sus gobernantes, así como buena parte de su pueblo, saben que este país se hunde en una insostenible descomposición política y social. Por mucho poder militar que exhiba, USA está viviendo sus últimos años como imperio económico. Un país, donde sus propios ciudadanos se matan entre ellos a tiros, ha perdido completamente su norte y dará pronto su último aliento.

Pero no nos engañemos: que Norteamérica esté en pleno proceso de desintegración económica no significa que no pueda hacer aún mucho daño a la Humanidad. En su ciega perversidad, la bestia que agoniza morirá matando. Es el último y desesperado recurso que le queda a una nación que en otros tiempos fue poderosa y hoy se hunde en sus propios excrementos.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar